A Messi le tocaron la carita


Un supuesto insulto de Lionel Messi contra Álvaro Arbeloa en el estacionamiento del Berbabéu y las protestas de Dani Alves por gritos racistas y protección arbitral a Cristiano Ronaldo alimentaron la polémica posterior al empate 1-1 de ayer entre Real Madrid y Barcelona.

El plantel de Real Madrid, según afirma este jueves el diario Marca, está "bastantes molesto" con Messi, "tanto por su comportamiento en el campo como fuera" y "el partido de anoche fue la gota que colmó el vaso, hasta el punto de que Xabi Alonso recriminó sobre el propio césped del Santiago Bernabéu algunas acciones del crack argentino".

Pero "la cosa no acabó en el terreno de juego", pues Messi "fue a buscar a Arbeloa al párking del Bernabéu tras el partido" y "llegó a insultarlo" llamándole "bobo" ante la esposa del defensor del Madrid, Carlota, tras lo cual el argentino fue sacado del lugar por "un empleado del Barca", sigue Marca.

El diario, siempre cercano al Madrid, recibió críticas por un título irónico hacia el argentino "A Messi le tocaron la carita", para informar que justamente Arbeloa y Alonso pusieron sus manos sobre la cara del argentino, en un momento del partido.

El crack argentino, en rigor, sufrió 3 de las 19 faltas (contra 5 de Barcelona) cometidas por el duro juego del Madrid y apenas reaccionó con un intercambio de palabras tras una dura falta de Arbeloa, justamente en el momento en que éste y Alonso pusieron sus manos sobre el rostro de Messi.

Messi asistió a Cesc Fábregas en el gol de Barcelona, pero no lució como otras veces, anulado también por la gran labor del juvenil zaguero francés Rapahel Varane, figura del partido y centro hoy de todos los elogios, pues además anotó el empate.

"Lo que se vio con ellos (por Arbeloa y Xabi Alonso) no es de ahora. Hace mucho que pasa, aunque lo que pasa en el campo, allí se queda, sea cual sea su actitud. Si hay problemas lo intentaremos arreglar, más allá de cualquier intención de molestar", dijo a su vez el brasileño Alves.