Amigo Passucci, si usted es de los que piensan que la Bombonera es sagrada, lo esperamos con las canilleras puestas para trabar de cabeza a los que proponen un estadio financiado por jeques árabes, en donde estemos todos muy cómodamente sentados y algo distantes del campo de juego. Una especie de Estadio Único de La Plata pero gracias a Dios y según parece (?), en La Boca.
Con su actual capacidad se podrían vender un par de miles de entradas, pero parece que no hay muchas ganas. Entonces se usa esa excusa para construir un nuevo estadio y que tengamos 2 canchas pegadas una al lado de la otra. Sin (?).
Tiene que haber una forma de poder refaccionarla, ampliarla y ponerla en condiciones de albergar más hinchas de Boca. Sería una movida histórica si todos los boquenses unamos fuerzas, logística, voluntad y podemos hacer realidad el sueño de construir sobre la calle Del Valle Iberlucea. ¿No se puede? Cuando hay ganas y decisión, no hay imposibles. Por lo pronto, desde La Passucci, no pensamos bajar los brazos tan fácilmente y resignarnos. Jamás un hincha de Boca se da por vencido. Ni aún vencido:


La Bombonera Es Sagrada


porque allí goza, sufre y canta la hinchada más grande del mundo