No te pierdas un buen rato de un clásico deporte yanki, con mucha violencia y agresividad !

Se juega el superbowl, no te lo pierdas!

Baltimore Ravens y San Francisco 49ers buscan ganar el trofeo Vince Lombardi.




Llegó la hora cero para los Baltimore Ravens y San Francisco 49ers. El Superdome de Nueva Orleans será testigo de un juego donde dos equipos luchan por un solo objetivo: ser campeones del Super Bowl y obtener el trofeo Vince Lombardi.

Es el campeonato de las reapariciones, primicias y acontecimientos postreros. Y si San Francisco gana, será también el partido que coronará al mejor equipo en la historia reciente.

Si derrotan a los Ravens de Baltimore, los 49ers sumarán seis campeonatos e igualarán los títulos de Pittsburgh en la era del Super Bowl. A diferencia de los Steelers, los 49ers nunca han perdido uno.

Nueva Orleans ha cerrado el círculo también. Luego de ser asolada por el huracán Katrina en agosto de 2005, de perder por éxodo a una cuarta parte de su población, de ser abandonada por los Saints durante toda una temporada, la ciudad no podía imaginar que sería la sede de otro Super Bowl.

Se destaca la historia de los hermanos entrenadores -John de Baltimore y Jim de San Francisco-, los primeros hermanos que se encaran al frente de equipos en un Super Bowl.

Ray Lewis, el mejor linebacker de su generación, vivirá lo que ha calificado como su última aventura. Esta semana, su fiesta de despedida fue opacada durante dos días, cuando Lewis debió soslayar una información de que trató de conseguir productos inusitados como el aerosol de cornamenta de venado para agilizar su recuperación del brazo lesionado que lo alejó de 10 partidos.

Y desde luego se destaca el duelo de dos quarterbacks debutantes en el gran partido, Flacco y Colin Kaepernick. Flacco tiene, sin embargo, credenciales que lo avalan. Posee el récord de seis victorias de visita en postemporada.

Pero antes de esta campaña, cuando superó a Peyton Manning y Tom Brady, no había podido llevar a los Ravens al Super Bowl. Tiene ocho pases de anotación y ninguno interceptado en la postemporada y ostenta un currículum que podría redituarle grandes ingresos muy pronto.

“Creo que, cuando hablas de quarterbacks triunfadores en los play-offs, todos ellos tienen victorias en el Super Bowl”, dijo Flacco. “Así que esto es lo único que importa y lo que tratamos de conseguir”.

Eso mismo buscan los 49ers (13-4-1), que adoptaron a media temporada la llamada ofensiva de pistola para aprovechar mejor la versatilidad y el dinamismo que Kaepernick, que volvió imparable el ataque.