"En Independiente fueron muy injustos conmigo; si tiene que irse al descenso, que se vaya"

Grondona sacó a la luz los sentimientos que lo vinculan hoy con el “Rojo”, al que supo presidir antes de tomar las riendas de la AFA. “Hice un click cuando noté que nadie de Independiente consideraba injusto aquel vacío que me hizo el club”, disparó. Además, responsabilizó a los socios por sus ‘malas elecciones’ y cargó contra Comparada: “Quiso ocultar sus cag… haciendo creer que yo lo perjudicaba”

Grondona:''Si se van a la B, es por que son Amargos''

Al igual que en su momento dejó entrever que River podía irse al descenso cuando peleaba por ello en 2011, Julio Grondona repitió sus actos pero con otro equipo: Independiente. A ese club que supo presidir desde 1976 a 1979, antes de tomar las riendas de la AFA, parece haberle soltado la mano: “Se fue San Lorenzo, se fue Racing y le pusieron bombas a la casa de mi hija. Se fue River… Y si Independiente se tiene que ir a la ‘B’, que se vaya”. Muy duro.


En una nota concedida al Diario Popular, el ‘pope’ de la Asociación del Fútbol Argentino dio luego un par de ‘tips’ que explican por qué tiene resquemores para con el “Rojo”: “Cuando noté que nadie en Independiente consideraba injusto aquel vacío que me hizo el club en un momento, para mí fue un click. Ahora no me interesa lo que pasa. Yo no pateo por los partidos ni nada, porque fueron injustos conmigo”. Las palabras caen en un momento muy delicado para la entidad de Avellaneda.


También cargó contra los socios, ya que para él “son los culpables porque si analizaran la realidad no podrían haber votado a los que votaron”. Y más tarde, fue puntualmente contra una dirigencia anterior: “Comparada quiso ocultar sus cagadas haciéndole creer a la gente que yo perjudicaba a Independiente”. Por último, comentó sobre Javier Cantero: “Tiene el beneficio de no haber creado el problema, pero el gran perjuicio de tener la obligación de solucionarlo”.


Ya en el plano personal, Don Julio mostró su presente con la angustia después de haber perdido a Nelly, su mujer, quien falleció el año pasado: “Dicen que cuando se va uno, se va el otro. A mí hoy no me molestaría en lo más mínimo irme”. Y antes de concluir, repitió que se alejará de la AFA después de este mandato, que dura hasta 2015: “Voy a tener 84 años a esa altura y debería ser anormal pretender seguir con esa edad una tarea como ésta. Tengo ganas de irme sin haberme muerto”.