Empató 0-0 con Tigre en Victoria. El equipo del Virrey resolvió las graves fisuras en defensa que le costaron la derrota ante el Toluca, pero no mostró peso ofensivo.

Los cambios de Bianchi no le alcanzaron a Boca para ganar

Golpeado por un mal debut en la Copa Libertadores, Boca llegó a Victoria en busca de su segunda victoria en el Torneo Final. Pero lo hizo con un equipo renovado, muy diferente al que enfrentó al Toluca y no le dio resultado. Carlos Bianchi metió mano en el equipo y decidió no incluir a titulares como Walter Erviti, Leandro Somoza o Santiago Silva. Pero ante Tigre fue un aburrido 0-0.

El entrenador eligió un 4-4-2, pero con otros nombres. En total fueron 6 los cambios si se consideran las salidas de Cristian Cellay, Matías Caruzzo (suspendido por expulsión) y Lautaro Acosta. Y con los ingresos de Lucas Viatri, Ribair Rodríguez, Emiliano Albin, Claudio Pérez, Nicolás Colazo y sobre todo Guillermo Fernández, el equipo intentó cambiar la imagen desde el comienzo.

Con otra actitud, Boca salió a jugar en Victoria. Y desde el arranque demostró ser un poquito más que Tigre. Por la movilidad de Pol Fernández y la velocidad en cada uno de los ataques, con los volantes llegando al área. Una muestra fue la chance que tuvo el juvenil mediocampista a los 18 minutos, cuando solo frente a Javier García remató por encima del travesaño.

Tigre mejoró y contó con un par de ocasiones. Leandro Leguizamón, primero, sacó un remate que se fue desviado. Después, Matías Pérez García también tuvo la chance de disparar contra el arco, pero Agustín Orion la desvió al corner.

La gran mejoría con el correr de los minutos se evidenció en el fondo. Claudio Pérez se erigió como pilar en el fondo y junto con Nicolás Burdisso lograron mantener bien custodiado el arco de Orion. Pero arriba, la historia se pareció mucho a la del miércoles.

Sólo Pol logró llevar peligro al arco de Tigre. Luego ingresó Lautaro Acosta, pero nunca pudo tener el peso necesario para lastimar. Y ante la arremetida del final del Matador, Bianchi priorizó pelear en el medio para recuperar la pelota y mandó a la cancha a Somoza.

El resultado marcó lo que consiguió Bianchi con sus cambios. Mejoró atrás, pero perdió arriba. Así, Boca se fue de Victoria con una igualdad. Nada grave teniendo en cuenta que sólo van dos fechas.