¿Existe la fórmula para detener a Messi? Silvio Berlusconi, el presidente del Milan, cree tenerla. Y se la pasó a Massimo Allegri, el entrenador del equipo italiano.

"A Messi hay que hacerle marca personal", dijo el dirigente de cara al partido del miércoles en Italia, por la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. ¿Será el experimentado Ambrossini el encargado de seguir a sol y sombra al crack del Barcelona? ¿Acaso Antonio Nocerino? ¿O Ricardo Montolivo? La realidad es que Allegri todavía no dispuso qué planteo táctico pondrá en cancha para recibir al poderoso equipo español.

Messi, que viene de marcar por duplicado ante Granada y alcanzar sus 301 goles en Barcelona, deberá aguantar la férrea marca del mediocampo italiano. Pero, se sabe, la Pulga ya está acostumbrado a ese tipo de seguimientos. Aunque, también es importante recordar que en septiembre del año pasado, por las Eliminatorias, Perú puso al volante Edwin Retamoso para perseguir al capitán de la Selección y mal no le fue. Argentina apenas empató 1-1 en Lima y la Pulga tuvo un partido discreto.

Berlusconi y su forma para frenar a Messi