Sergio Agüero estaba en un rato libre y, distendido, intentó utilizar un Ipad ajeno, pero lo terminó bloqueando por ingresar tres veces mal la contraseña. ¿Qué hizo? Miró para otro lado y lo dejó por ahí...

En uno de los momentos libres que tuvo el plantel del Manchester City, Sergio Agüero protagonizó una perlita. Un Ipad estaba en cerca suyo y, para pasar el tiempo, decidió tomarlo para comenzar a utilizarla. Pero se quedó con las ganas...

Cuando la prendió se dio cuenta que tenía que poner una contraseña, la cual no sabía. Al azar ingresó números y falló, claro, en los tres intentos posibles. Luego de eso, bloqueó el aparato, lo dejó sobre la mesa de la cual lo había tomado, sonrió y miró para otro lado haciéndose el distraído tratando de participar de una conversación. ¿En qué estábamos? A lo Bart Simpson, el Kun se disfrazó del niño Yo no fui...