Pelea de Mujeres en la UFC
pelea


Se llama Rousey y, además de su sensualidad, es número 1 de UFC. Ex campeona olímpica, es un boom y este sábado pelea en Los Angeles


mujeres


"Después de los Juegos Olímpicos estaba sin trabajo y me mostraba perdida. Sin becas, sin puestos de trabajo. Conseguí trabajos como mesera y sirviendo copas, me contrataron porque sabía pelear..." Ronda Rousey (26 años) es más que una figura atractiva. Es más que una muñeca brava que transpira en el octágono al ritmo de las Artes Marciales Mixtas (MMA), de las peleas de UFC (Ultimate Fighting Championship) que la tienen como gran protagonista.

Hay que verla darse una Ronda en los entrenamientos, moviéndose con hambre voraz, tirando patadas y pegando con sus guantes. Y también afuera, ya de mujer común, hablando hasta de sexo, firmando autógrafos, sonriendo para las fotos. Y se la banca la rubia que en 2008 fue medalla olímpica de judo, representantando a Estados Unidos. "Yo trato de tener sexo antes de las peleas, no con cualquiera pero estoy dispuesta, si tengo la oportunidad voy a estar. Es distinto de los hombres, a las mujeres el sexo te da testosterona y por eso trato de tener al máximo antes de las peleas. Nunca tuve poco sexo, es muy divertido, a veces los hombres son muy tímidos conmigo", dice entre risas.

Este sábado, la fuerte blonda, que entiende el juego del UFC y del marketing a la perfección, defenderá el título peso gallo de la UFC contra Liz Carmouche, en el Honda Center de Anaheim. Y, obvio, es amplia favorita pese a la confianza que expresa su rival. "Ella es muy impredecible. Habría que ser una idiota para subestimarla", cuenta Ronda, firme, entre práctica y práctica. La chica que es boom en el octágono y también afuera.


de

en
Pelea de Mujeres en la UFC

pelea

mujeres

de

en


Pelea de Mujeres en la UFC