Jugadores de Boca: Densela a Somoza!!!!


Somoza! Correte que estan jugando!


A Bianchi se le queman los papeles. All Boys se floreó en Floresta y le ganó por 2-0 a un Boca tibio, sin reacción. Ahumada abrió el partido con un lindo gol y lleva tres en el torneo; Vildozo aumentó de penal. Pudo ser goleada…

Segunda visita de Boca a Floresta, mismo final. Está vez, el Xeneize fue con Carlos Bianchi, el DT más ganador de la historia, el que generó ilusiones, el que hizo recordar grandes gloriosas épocas. Sin embargo, Boca sigue tibio, sin encontrar el juego, sin generar peligro importante, sin meter las que tiene, y All Boys lo aprovechó. Se floreó en Floresta, ganó por 2-0 y el partido lo abrió nada menos que Oscar Ahumada, sí, el del “silencio atroz”. Angel Vildozo aumentó de penal y no fue goleada gracias a Ustari. Al Virrey, ahumado, se le queman los papeles.

La idea de los técnicos fue a contramano con la historia. Pepe Romero se decidió por Montoya Muñoz de enganche y el colombiano respondió, con algunas lagunas, pero con apariciones clave, como el gran pase a Ahumada en el primer gol. Del otro lado, Bianchi, con un 4-4-2 sin enlace, esperando por Riquelme, ese que venía para que sufran juntos. Y sufren. Además, All Boys conoce bien su casa y sabe que los partidos son palo y palo, ida y vuelta, un juego en donde hay que meterla y después ser inteligente. Así fue. Luego de un primer tiempo con chances pero sin goles (siete oportunidades por lado), llegó un golazo atroz: pelotazo-asistencia de Montoya y displicencia de Ahumada, que la paró de derecha y definió de zurda. Fue el ¡tercer! gol de Oscar en el torneo y es el ¡goleador! del equipo. Merece un Oscar, uno de esos que se entregan este domingo en Los Angeles. El pase llegó entre las cabezas de Burdisso y Chiqui Pérez, dos lungos que Bianchi paró para prevenir eso. Y Pol Fernández fue el que perdió la marca. Culpas varias, como las de Somoza en el medio y Silva arriba.

Pero no sólo Ahumada lo merece, sino también el temple del resto del equipo y la inteligencia del entrenador. El Albo no aflojó y tuvo premio con el penal que aseguró Vildozo, fuerte y al medio. Y pudieron aumentar por medio del mismo delantero, Martínez o Borghello, pero se encontraron con Ustari, de los pocos aprobados en el team visitante. All Boys festeja un triunfo que se le venía negando, es el primero en este torneo, y puede servir de envión. Boca lleva cuatro partidos oficiales, uno ganado, dos perdidos y uno empatado. El saldo no es bueno. Y ahora se le viene Barcelona, en Ecuador, por la Copa. Es y hay tiempo para recuperarse.