Los Boixos Nois colgaron una bandera en repudio al Presidente Sandro Rosell y aseguraron que, salvo la revancha ante el Milan, no irán al estadio hasta el fin de la temporada


La pacífica protesta de la barra del Barcelona


ESPAÑA.-Mientra en Argentina la violencia en el fútbol crece semanas tras semana, la barra del Barcelona se manifestó de forma pacifica contra el Presidente de la Institución, Sandro Rosell. El mismo, anunció en su campaña que los "grupos de animación" tendrían un sector especial en el Camp Nou, pero nunca cumplió.
Por eso, los Boixos Nois, como son conocidos, se declararon en huelga. "Cementiri blaugrana. Gràcies a tots (cementerio blaugrana, gracias a todos)", fue la bandera que colocaron en la zona en la que suelen ubicarse.
Los Boixos Nois se declararon en huelga y, aunque el estadio del Barcelona no es especialmente caliente, el sábado fue aún más frío de lo normal, sin ningún tipo de cantos.
La barra anunció que, salvo para el partido del Milan del próximo martes, no irá al estadio hasta el final de la temporada


partido