El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Peñarol, decano, máximo campeón y más popular de Uruguay

Club Atlético Peñarol


Peñarol, decano, máximo campeón y más popular de Uruguay


Como dice la FIFA Peñarol es el decano de los clubes uruguayos.


Peñarol


Carta de felicitación del C.N de F


clasicos

“En los anales de Football sud-americano se registran pocos casos como el del club que usted dignamente preside, que haya actuado durante cinco lustros en la vida activa de los fields, conquistando en esa prolongada actuación reconocidos prestigios”

Las Bodas de Plata que celebrará próximamente el Club Atlético Peñarol son la demostración más evidente de una existencia feliz, coronada de triunfos indiscutibles, así como de su esfuerzo por salvar las vicisitudes con que ha tenido que luchar para llegar al florecimiento en que actualmente se encuentra.

El Club Nacional de Football que presido, no ha querido dejar pasar esa fecha por muchos conceptos memorables para expresarle sus más sinceras felicitaciones, que deben ser las de todos los que simpatizan con el noble Sport, a cuyo desenvolvimiento ha contribuido en forma directa el Club Atlético Peñarol.

Reiterando mis votos y los de los compañeros de Comisión por la prosperidad en el futuro de Peñarol, me es grato repetirme de Ud. con consideración y estima.”

José María Delgado, presidente del Club Nacional de Football, a Francisco Simón, presidente de Peñarol, en carta del 10 de octubre de 1916.

Así continuaron las cosas durante más de 20 años y en cada aniversario la directiva de nacional felicitaba a sus pares de Peñarol.


Nota enviada por Nacional en 1936


“La Comisión Directiva del Club Nacional de Football ha resuelto expresar al Señor Presidente por mi intermedio sus congratulaciones con motivo de celebrar el C.A.Peñarol el 45 aniversario de su fundación”.

Firma: José María Reyes Lerena, Presidente
Rodolfo Gorriti, Secretario


1924, primer libro de historia del Club Nacional de Football


Uruguay

En este libro, homologado y con un extenso prólogo del ex presidente de Nacional, José María Delgado, se refiere de principio a fin cada vez que se quiso mencionar al tradicional rival, con el nombre de Peñarol, incluso al referirse a la campaña de 1900, se cita al CURCC seguido del Peñarol. En las páginas 55, 59 y 63 que pertenecen a los comienzos de 1913,1914 y 1915 respectivamente, no se hace mención ninguna a un hecho que, como todos los documentos de la época rezan, fue un mero trámite interno, al que nadie se opuso ni siquiera en lo más mínimo, nada, ni un ápice en cuanto a la oficialización del nombre Peñarol. Menos hablar de que fuese una nueva Institución, nada se comenta en esas páginas como tampoco en ninguna posterior. Sólo se ajusta a la verdad de los hechos, nadie tenía dudas de quién era quién, pero era otra época y sin duda otros hombres.

Decano

Cabe recordar que en esa época el ser hincha, simpatizante o partidario de un Club, no significaba odiar a otra Institución. Luego llegaría el Cisma en 1922, donde creemos que dada la actitud tomada por Nacional, las relaciones no serían jamás las mismas.
Recorriendo las páginas de este libro se puede apreciar que no sólo se nombra a Peñarol como viejo rival tradicional etc. sino que por si fuese poco, también y para que nadie tenga dudas, se nos denomina… ¡DECANOS! refiriéndose con ese nombre también a nuestro Club. Ahí está la VERDAD escrita por ellos mismos, de su puño y letra, por los actores de la época, no los nuestros, sino los de ellos. Se nos denomina DECANOS antes y después de 1914, no una ni dos o tres veces, sino SIETE veces. Por primera vez nos lo dice la foto que aparece entre las páginas 10 y 11, después en la 16 y 55 todas antes de 1914. Las otras cuatro son POSTERIORES y se encuentran en la página 65 ya en la temporada de 1915, la 88 que corresponde a 1919, la 89 correspondiente al mismo año y la 96 que va en la temporada de 1920.


1938, de una mentira de pocos a una mentira nacional


Corría el año 1938 cuando en la audición partidaria “Espacio nacionalófilo” se lanzó la tesis de que Nacional sería el auténtico decano.

Inmediatamente se instala una doble polémica, por un lado la discusión del decanato y por el otro una lucha política interna en Nacional, en la que el grupo impulsor de esta tesis, distinguiría como verdaderos nacionalófilos sólo a aquellos que la aceptaran (actitud fundamentalista y discriminatoria).

La cuestión del Decanato pasó a ser, un elemento de presión en las luchas políticas del club, al apoyarse o cuestionarse candidatos por ese solo tema.

Una muestra de inconsistencia en la postura de aquel grupo minúsculo de asociados, es la situación desencadenada ante la postura del club parquense en participar del cincuentenario de Peñarol, en donde encabezó el desfile.

Tal era la presión que estos socios ejercían a la Comisión Directiva, que el mismo club informó que participaría de los homenajes, pero que éste hecho no implicaba reconocer el decanato. Acto éste, de contradicción llamativa y graciosa, por un lado se adhiere al homenaje y por otro no se reconoce la antigüedad que era el motivo del mismo.

En el año 1950 al festejarse el cincuentenario de la AUF, Nacional tomó posición oficial a través de su delegado ante la junta dirigente, Eugenio Volpe, quien impugnaría oficialmente el decanato peñarolense.

Desde éste momento, la mentira comenzó a ganar adeptos y con el correr de algunos años se hizo desaparecer el término Decano del léxico de todo periodista que se proclamara independiente.

El término Decano, era utilizado desde siempre por la prensa oral y escrita para promocionar los partidos de Peñarol e informar de todo lo referente al equipo, incluso antes del cambio de nombre.

En el año 1990 al aproximarse los festejos del Centenario de Peñarol en 1991, se designó una Comisión por el Decanato del Club Nacional de Football.

En mayo de 1991, se publicó el informe de 64 páginas que constituye el documento que expone hoy la posición oficial de Nacional.

La tesis nacionalófila está cimentada en premisas no probadas (por no decir FALSAS), en interpretaciones rebuscadas y totalmente descontextualizadas, armadas en un ejercicio de recorte y pegue de textos y párrafos, que tienden a tergiversar los hechos, induciendo a tomar como verdad algo que no es tal.


El Club Nacional de Football sostiene su postura en base a tres pilares


Una interpretación de los acuerdos surgidos del proceso de negociación interna entre las autoridades del CURCC y el grupo de socios, colaboradores e hinchas que propugnaban el cambio de estatutos en 1913. Según esta primer tesis, las antiguas autoridades y socios activos del CURCC, obligaron a los disidentes a crear una nueva institución, mientras ellos mantenían la propiedad del “auténtico CURCC”.
Ante este hecho los socios disidentes, en complicidad con la vieja directiva, habrían fraguado una asamblea de socios del CURCC, que el 13 de diciembre de 1914 consagró el cambio estatutario necesario para decretar la continuidad institucional CURCC- PEÑAROL. Basados en ese acto “jurídicamente nulo”, habrían inducido a engaño a las autoridades de la Liga y a los demás clubes, que aceptaron los hechos como de mero trámite, otorgándole a Peñarol la posibilidad de mantener la afiliación a la Liga y todos sus derechos consecuentes.
El CURCC y el Club Atlético Peñarol coexistieron, tanto en carácter institucional como deportivo, desde diciembre de 1913 hasta enero de 1915.
Para demostrar la inconsistencia de la tesis del club Nacional, hay que explicar cómo y por qué se produjo la separación del club de fútbol afiliado a la Liga, de la Empresa que los administraba.

En 1906 Charles W. Bayne sucedió a Frank Hudson como administrador general del Ferrocarril.

La empresa atravesaba por un período difícil y Bayne trazó un severo plan de ajuste que implicaba un reordenamiento interno y la denuncia de los acuerdos con la Unión Ferroviaria. También consideraba que Peñarol era un problema que había superado las intenciones originales de la empresa y por lo tanto debían cambiarse las reglas.

El Directorio de Londres, había dado órdenes expresas, de evitar gastos innecesarios, estimular el tráfico de cargas, y el transporte de pasajeros, de poner orden en los servicios y estimular el celo de los empleados.

Cabe mencionar que el año anterior, se habían gastado mil ochocientas cincuenta libras esterlinas en arreglos de vagones destrozados a causa del fútbol al regresar de Villa Peñarol, agravado por el refuerzo de trenes que la empresa hacía los días de competencia, los jefes de los talleres se quejaban de la ausencia de obreros especializados que eran jugadores del club y el rendimiento del taller era bajo

Cuando una delegación del CURCC invitó al Sr. Bayne a aceptar la presidencia del club, tal como había acontecido con los 2 anteriores administradores, éste no tomó el mismo camino de aquellos y además de no aceptar, sugirió que no se jugaran más partidos en la Villa Peñarol y sacar el club de allí.

Este fue el comienzo de un deterioro gradual en la relación entre el Club y la Empresa que llegó a su fin en el año 1913, año en el cual se produjo la Independencia del Club.

En 1913 Peñarol vivía una profunda crisis institucional, deportiva y disciplinaria, situación que venía arrastrando de años anteriores, con lo que desde 1912 se comenzó a discutir la situación en busca de soluciones.

Hay tres hechos fundamentales que explican el proceso de independencia, la asamblea del 2 de junio de 1913, las negociaciones posteriores y el aval que la asamblea de socios del 13 de diciembre de 1913 otorgó el acuerdo.

La discusión se basaba en que las autoridades del Ferrocarril y seguramente algunos socios empleados, pretendían que Peñarol volviese a ser una institución meramente recreativa abandonando la participación en la Liga y su inmensa popularidad y potencia deportiva.

En la asamblea del 2 de junio se trató la inclusión en los dos primeros artículos del estatuto, en el primero se agregaba el nombre de Peñarol a la sigla CURCC y en el segundo se aumentaba de ocho a trece el número de miembros de la directiva, otorgando tres plazas a los socios no empleados.

Con lo primero se buscaba oficializar el nombre que desde siempre había identificado al club, y con lo segundo se buscaba legitimar las importantes funciones de gestión y aún directrices que los socios no empleados cumplían desde hacía tiempo.

La moción por el cambio de estatutos fue derrotada. Según testimonios de quienes rechazaron las mociones y luego fueron figuras representativas de Peñarol luego de 1914, se opusieron porque los cambios pretendidos implicaban la permanencia del club con todos sus inconvenientes cerca de los talleres, en la propia Villa, no contribuyendo con la relación tirante y ya desgastada con la empresa.

Luego de esta Asamblea, los peñarolenses continuaron trabajando para salvar el club y en los meses siguientes plantearon las bases de un acuerdo que se concretaría en diciembre.

El acuerdo consistió en:

La autonomía política, económica y administrativa de la Sección Fútbol del CURCC, la afiliada a la liga.
La salida de esta Sección de la Villa de Peñarol, donde no se jugarían más partidos por la Liga, ni de Peñarol ni de ningún otro club.
Un proceso de transición que implicaba que los candidatos a integrar la comisión a elegirse, así como el proyecto de reglamentos y estatutos que habrían de proponerse a la asamblea, fueran acordados previamente entre la comisión directiva del CURCC y la Subcomisión encargada del club de fútbol.
Una “separación de bienes”. Quedaría en manos del club de fútbol todo aquello que representaba al CURCC futbolísticamente, mientras que los bienes muebles e inmuebles y los dineros existentes permanecerían en la sección que se mantendría dentro de la empresa.
Con lo anteriormente dicho, se da por tierra al primer punto que sustenta la tesis del club Nacional, en donde sugiere que las antiguas autoridades y socios activos del CURCC, obligaron a los disidentes a crear una nueva institución, mientras ellos mantenían la propiedad del auténtico CURCC.

Observando el acuerdo se puede apreciar que se trata de concesiones recíprocas, en donde ambas partes aportan para lograr la continuidad en forma ventajosa, tanto para la Empresa como para la Sección Fútbol asociada a la Liga.

En un segundo punto, Nacional supone la nulidad de la Asamblea, considerando dicho acto como jurídicamente nulo.

La asamblea, llevada a cabo en el local de la Liga Uruguaya el 13 de diciembre de 1913, constituye el acto que cierra el proceso de negociaciones, y produce la culminación del proceso de Independencia de Peñarol de la empresa ferroviaria. En ella participa un grupo de socios empleados y los líderes del grupo de socios y partidarios no empleados.

Buena parte del argumento de Nacional se sostiene en el cuestionamiento de la validez de la asamblea del 13 de diciembre de 1913, aludiendo que quienes resolvieron en ella, no poseían facultades para hacerlo, ya que con excepción de tres o cuatro, el resto carecía de voz y voto por se socios no empleados.

Mas allá de carecer de pruebas referentes al tipo de socios que participaron, también la tesis presenta otra inconsistencia ya que según las normas legales y estatutarias vigentes en la época, expresan su validez en su artículo 1 del estatuto en donde dice que “los socios no empleados no tendrán ni voz ni voto en la administración del club”, esto significa que no podían integrar la directiva, que no tenían ingerencia en funciones gerenciales del club, o sea la contratación, la constitución, la cancelación o negociación de obligaciones patrimoniales. En resumen todo aquello en que estén comprometidos los bienes del club y también los de la empresa ferroviaria.

Cabe mencionar que desde 1906 se distinguen los socios cooperadores de los socios con voz en las Asambleas, (los primeros socios no empleados).

Como mencionamos anteriormente, muchos socios no empleados, realizaban tareas de trascendencia en el club, como por ejemplo, la delegación de Peñarol ante la liga, ejercida por Luis A. Borretti.

Una vez culminada la Asamblea del 13 de diciembre de 1913, lo que se había acordado era la constitución de dos secciones, dentro de la misma institución, autónomas en lo político y sobre todo en lo económico, hijas de un mismo tronco, nacido el 28 de setiembre de 1891.

Posteriormente a la Asamblea se procedió a la consolidación política e institucional de Peñarol. El 16 de enero se comunicó a la Liga la integración de la nueva directiva y el 17de marzo de 1914 la Liga Uruguaya de Football dio entrada a una nueva comunicación oficial del Central Uruguay Railway Cricket Club, esta vez datada en Montevideo el 14 de ese mismo mes, dirigida a su presidente Abelardo Véscobi, informando de la modificación en los estatutos en donde de ahora en más se designará con el nombre de CLUB ATLÉTICO PEÑAROL.

Ese mismo día la Liga respondió:

Estadisticas

Montevideo, marzo 17 de 1914
Señor Presidente del C.A.Peñarol:


Muy señor mío:

Me complazco en llevar a su conocimiento que la comisión de la Liga ha tomado nota del cambio de nombre de ese Club, determinado por la Asamblea de Socios del mismo.

Aprovecho esta oportunidad para saludar a Ud.cordialmente.

Abelardo Véscobi- Presidente.


Personería Jurídica


mas campeon

La personería jurídica constituía una condición fundamental para hacer viable la autonomía económica del club, incluso los dirigentes ya habían intentado sin resultados, antes del proceso de independencia, que la empresa gestionara la personería jurídica.

El 13 de abril de 1914 se produce el hecho que consolida definitivamente el proceso de transición. Con la firma del Presidente de la Republica, José Batlle y Ordóñez, y de su ministro del Interior, Feliciano Viera, se otorga la personería jurídica el Club Atlético Peñarol, ante denominado Central Uruguay Railway Cricket Club.

“ATENTO: a que los estatutos de la referencia no contienen ninguna disposición que sea contraria a nuestra legislación positiva”

Como se ve, la continuidad CURCC-Peñarol queda consagrada en el texto de la resolución y en el artículo 1 de los estatutos del Club Atlético Peñarol, que decían:

“Con domicilio en la Ciudad de Montevideo, con el nombre de Club Atlético Peñarol se designará en adelante el denominado Central Uruguay Railway Cricket fundado el 28 de setiembre de 1891”.

El Club Nacional ha sostenido que “el otorgamiento de la personería jurídica no significa otra cosa que la autorización para funcionar como persona jurídica y no puede de modo alguno […] transformar en verdad histórica algo que no lo es”.

Ahora bien, la eventual usurpación de la identidad de un club con 22 años, como sostiene Nacional, no constituye una simple falsedad histórica, puesto que tal asimilación del CURCC con el Club Atlético Peñarol implicaba consecuencias patrimoniales y jurídicas, es decir que si tal cosa fuera falsa se estaría en presencia de una estafa mediante la cuál una organización se apropiaba de los bienes físicos y simbólicos de otra.

El otorgamiento de la personería jurídica en estos términos, elimina definitivamente, si ello fuera necesario, toda posibilidad de cuestionamiento sobre la continuidad CURCC- Peñarol.

campeon del siglo

Primer libro de historia del Club Nacional de Football, en dicho libro RECONOCEN el decanato de Peñarol


La coexistencia de dos equipos: CURCC y Peñarol


El argumento más divulgado y popular para negar que los hechos de 1913 hayan sido una transición, es la coexistencia a lo largo de más de un año de dos equipos que incluso jugaron simultáneamente, CURCC y Peñarol.

Para entender el tema, hay que tener presente lo anteriormente mencionado, dos secciones autónomas en lo político y en lo económico, por un lado Peñarol se limitaba a la práctica del fútbol federado (sección fútbol) y por otro lado el remanente del viejo club que sigue practicando el cricket y el fútbol sólo en su versión recreativa, con tan poca dinámica que ni siquiera se inscribe en las ligas barriales.

El club Nacional, ha intentado hacer creer que luego de 1913, subsistieron dos instituciones que practicaban el fútbol aparentemente en un mismo nivel.

De 1914 se encuentran registros de tres partidos jugados por los empleados del ferrocarril, (el viejo CURCC). Uno de ellos contra un combinado de tres equipos de Rivera en Rivera, otro en la ciudad brasileña de Santana do Livramento contra el 14 de Julho y otro contra el Patria, un cuadro que participaba en ligas de barrio. De más está decir que los mismos eran partidos amistosos sin otra finalidad que la recreación, con un equipo del ferrocarril integrado por empleados, aficionados, ex jugadores retirados y 4 miembros del plantel principal de Peñarol, que por diversas circunstancias no estaban a la orden y reforzaron al equipo de recreación en forma trivial.

Es absurda la teoría de que Peñarol y el CURCC compitieron simultáneamente, ya que comparar la actividad de uno con la del otro sería lo mismo que comparar en los días que corren a un equipo de primera división con un equipo que compite en la Liga Universitaria.

48 campeonatos uruguayos, el máximo campeón

Peñarol, decano, máximo campeón y más popular de Uruguay

Peñarol es el máximo campeón del fútbol uruguayo avalado por las máximas entidades futbolisticas cómo FIFA, CONMEBOL, UEFA y AUF

Peñarol

clasicos


El equipo más popular


Uruguay

Peñarol es el primer equipo popular del Uruguay por su carácter obrero y humilde. Desde su fundación incorporó a los sectores más populares en sus equipos y en su masa social. Nació con el nombre Central Uruguay Railway Cricket Club pero todos desde sus comienzos lo llamaron Peñarol. Acunado en una villa obrera, acogió primero a los trabajadores del ferrocarril y luego a los hijos de éstos, que habían emigrado de la vieja Europa.

Alejandro Sastre, aficionado a la historia del club tiene un por qué de la popularidad de Peñarol: “Es el cuadro del Pueblo porque fue su mayor propulsor en nuestro país. Encaramado a los rieles que por primera vez unían la Republica, lo difundió por los cuatro puntos cardinales, ahí logro la unión del interior con la capital, del rico con el pobre, del obrero y el patrón, todos en una misma cancha unidos por el oro y el carbón”.

De esta manera la bandera de Peñarol y sus colores fueron extendidos a través de todos los rincones de la patria. Por eso se apodó “El Cuadro del Pueblo”. Esta expresión fue muy usada por los periódicos de comienzos del siglo XX, justamente por la característica popular del club y de su hinchada.

El hincha de Peñarol llenaba las canchas todos los fines de semana. Los trenes se desbordaban de carboneros cada vez que jugaba “El Cuadro del Pueblo”. Así nace también el primer grupo organizado de hinchas, los cuales se hacen cargo de cuidar y llevar la bandera de Peñarol donde se presente el primer equipo.

Pero para poder reafirmar que Peñarol es el cuadro del pueblo no basta con contar la historia de por qué somos el club más popular del país, sino que se necesitan números y variables que midan la popularidad. Algunas de estas variables son encuestas, venta de entradas, cantidad de socios y cantidad de grupos organizados que representan al club en el Interior (Peñas). Cuando hablamos de encuestas, nos referimos a las hechas por las principales encuestadoras del Uruguay, no de simples encuestas sin bases ni fundamentos. Citaremos empresas confiables, precisas y con un sólido reconocimiento.


Encuestas


Decano

Factum es la principal encuestadora del país; la empresa lider en este rubro. En el año 2006 publicó una encuesta que se realizó puerta a puerta para saber: ¿De qué club del fútbol profesional uruguayo es usted simpatizante? La encuesta arrojó los siguientes resultados: “[..Encuesta Nacional Factum reveló que el 45% de los uruguayos tiene simpatía por Peñarol, el 35% por Nacional, el 6% por un equipo chico, y el 14% de los encuestados en el período enero-octubre reveló que no tiene preferencias por ninguno.]“. Los resultados fueron publicados por el diario El Observador el 26 de noviembre del 2006. Según la ficha técnica de Factum, dicha encuesta se realizó en el 100 % del país (urbano y rural) y el método utilizado fue la entrevista personal en sus respectivos hogares. El resultado es claro, no emite discusión. Estamos hablando de una diferencia del 10 % entre un club y el otro. Ni agregando el margen de error podemos llegar a discutir lo que claramente dicen los números de la principal encuestadora del país.

Estadisticas

En el año 2008 otra empresa encuestadora presentó otra encuesta. Ésta es mucho más detallada que la anterior pero el resultado casi no varía. Los resultados de la empresa MPC Consultores dicen que el 45,1 % de los hinchas en nuestro país son de Peñarol, mientras que el porcentaje de hinchas de Nacional es 38,6 %. El resto se reparte entre hinchas de cuadros denominados “chicos” y personas que no les interesa el fútbol ni ningún club en particular.

A su vez, esta encuesta de MPC mostró que fue la más completa que se realizó en Uruguay, ya que además de mostrar los totales de hinchas, también realizó un desglose de porcentajes por departamento. Los mismos muestran que en 15 departamentos el porcentaje de hinchas de Peñarol es superior al tradicional rival por lo que en solamente 4 departamentos hay minoría de carboneros.

Según la encuesta de MPC Consultores Peñarol es mayoría en: Artigas, Canelones, Cerro Largo, Colonia, Flores, Florida, Lavalleja, Maldonado, Montevideo, Rivera, Rocha, Soriano, Tacuarembó, San José y Treinta y Tres. La mayor diferencia se da en los departamentos de Rocha y Rivera. En Rocha la diferencia es de 23% (53% contra 30%) mientras que en Rivera es de 20 % (52 % contra 32 %).

La encuestadora MPC no se quedó solamente con esta encuesta, sino que para el año 2011, hizo un estudio comparativo con el resto de los países futboleros. Dicho estudio determinó que Peñarol es la institución con mayor números de hinchas en relación a la población de su país. En segundo lugar quedó el Dinamo de Kiev y en tercer lugar nuestro tradicional rival. En el estudio se saca el porcentaje de los habitantes que no les interesa el fútbol, y dentro de los que sí les interesa, se hace el cálculo para saber cuánto porcentaje de hinchas tiene cada institución. En el caso del estudio de Uruguay se tuvo que sacar el 12 % de habitantes que no les interesa ningún equipo. Por tal motivo los totales de Peñarol pasaron a ser 51 % y del tradicional a ser 44 %. De esta manera Peñarol supera en porcentaje a equipos como Boca Juniors (Argentina), Flamengo (Brasil), Real Madrid (España) y Juventus (Italia) entre otros. Esto no tiene relación con la cantidad de hinchas sino con relación a la población de cada país.

mas campeon

Los números no mienten y las principales encuestadoras del país muestran quién es el equipo más popular del Uruguay. Pero esta es simplemente una de las variables que se pueden utilizar para demostrar cuál es el equipo más popular del Uruguay


Cantidad de Socios


En los últimos años ambos clubes comenzaron distintas campañas masivas para aumentar su caudal de socios. El caballo de batalla de Nacional era la cantidad de socios. Por todos los medios vendían que eran el club con más socios y que superaban a Peñarol. No se dieron cuenta que Peñarol venía trabajando en el tema y creciendo a pasos agigantados. Nuestro club comenzó a trabajar mucho como no se venía haciendo en años y se contrató gente especializada en el tema. Se implementó el proyecto de Peñas para comenzar a unir a todos los peñarolenses del interior del país y ¡vaya si nos unimos! De esta manera, a principios de 2011, Peñarol superó ampliamente a Nacional en cantidad de socios. Gracias a la gran campaña en la Libertadores 2011, Peñarol logró una gran diferencia en la cantidad de socios con el tradicional rival. Ellos argumentan que tenemos más socios porque todos se hicieron solo para ver la final, pero esto no fue así, y hay dos pruebas que desmienten a estas excusas. Antes de llegar a la final, Peñarol ya tenía alrededor de 40 mil socios. Además, los socios se mantuvieron y siguen aumentando día a día.

En un informe que realizó el diario La República, se manifiesta que Peñarol supera en cantidad de socios al tradicional rival; más o menos 5 mil socios más tiene el Campeón del Siglo.


Peñas o Filiales


campeon del siglo

Las Peñas en nuestra institución (o filiales en el caso del tradicional rival) es otra variable para comparar la popularidad entre un equipo y otro. Peñarol reconoce a los grupos de socios que trabajan en nombre del club mientras que el tradicional rival tiene un régimen de cónsules. Esto quiere decir que mientras que Peñarol es representado por grupos con un mínimo de 20 socios en el interior del país y 10 socios en el exterior, el tradicional rival puede ser representado solamente por un socio. Si seguimos con su razonamiento que ellos asocian un hincha con una hinchada, entonces capaz que un cónsul lo toman como una filial de socios.

Si utilizamos la razón compararemos grupos de socios. Las filiales no llegan a la cantidad de Peñas. Según una web del tradicional rival (no adjuntamos el link porque utilizan un nombre que no les corresponde y no queremos repetir su mentira), Nacional cuenta con 16 filiales repartidas entre el interior y exterior del país. Peñarol triplica esa cantidad ya que cuenta con 52 Peñas (46 en el interior y 6 en el exterior del país). Es una clara muestra que en el interior y exterior del país hay muchos más carboneros que tricolores. Capaz que no sirve como variable pero si comparamos en cada rincón del país el trabajo que ha hecho cada Peña con respecto a una Filial del tradicional rival, la diferencia aún sería mayor, ya que el trabajo de las Peñas oficiales del Club Atlético Peñarol desde sus comienzos ha sido y será inigualable.


Venta de Entradas


Una variable más que importante es la venta de entradas. Fuimos a la Asociación Uruguaya de Fútbol para solicitar toda la información que tenían para brindarnos. En la AUF solo tenían para pasarnos la venta de entradas desde el año 2006 hasta el Apertura 2011.

Desde el 2006 hasta el día de hoy se jugaron 6 campeonatos completos, de los cuales Peñarol solamente ganó uno: el Uruguayo 2009/2010. A pesar de ganar un solo campeonato, Peñarol es el que vende más entradas.

Los números son claros, y arrojan que desde el comienzo del Apertura 2006/2007, y hasta el Apertura 2012, Peñarol ha vendido 2.499.932 entradas y el tradicional rival ha vendido 1.979.579 entradas. Por lo tanto, Peñarol en este período vendió 520.353 entradas más que Nacional.

Peñarol, decano, máximo campeón y más popular de Uruguay

En el año 2011 hay que ver que el Apertura fue ganado por el tradicional rival sin embargo Peñarol fue quién vendió más entradas, a pesar de perder las chances de pelear por el título 2 fechas antes de terminar el Apertura. Para el Clausura 2012 el tradicional rival vendió más entradas, la diferencia la hicieron en las 2 últimas fecha, donde ellos peleaban la Tabla Anual y Peñarol ya no peleaba por el título. A esto hay que sumarle que los últimos 2 partidos de Peñarol fueron un lunes y un viernes, en horario laboral y se jugaron en Jardínes del Hipódromo (Estadio Centenario inhabilitado).

Además habría que agregar, aunque no se pueda tener un registro, que los socios de Nacional no ingresan gratis a los partidos que su equipo juega como local en el Parque Central, ya que solamente tienen ese libre acceso a una tribuna mientras que en el resto pagan. De esta forma, dentro de esos datos correspondientes a la venta de entradas de Nacional se toman en cuenta la mayoría de los socios. Sin embargo, Peñarol siempre le brindó al socio el beneficio de ingresar gratuitamente cuando juega de local y lo hace simplemente mostrando el carnet de socio en la puerta de la tribuna. Por tal motivo los socios no computan dentro del total de entradas vendidas en los partidos de local (salvo los clásicos que se canjean las entradas con anterioridad al partido). Si se computaran los socios que entran gratuitamente, la diferencia a favor de Peñarol sería aún mayor.

Peñarol

También la diferencia sería mayor si no se computara por igual la venta de entradas en los clásicos. ¿Por qué? Porque en más de la mitad de los encuentros clásicos el 70% de los hinchas que concurren a este partido son de Peñarol. ¿Y cómo se comprueba eso? Es difícil, pero viendo que en varios clásicos el tradicional rival no ha llegado a agotar su tribuna popular alcanza y sobra. Por otro lado, Peñarol agota sus entradas populares casi siempre en un día de venta. No solo con eso se demuestra, sino también con la cantidad de gente en las demás tribunas donde claramente prevalecen los colores del más grande, ya sea en la Tribuna y Platea Olímpica, y Tribuna y Platea América. En un clásico se llegó a destinar parte de la América correspondiente al tradicional rival para hinchas carboneros ya que estaban todas las tribunas agotadas y obviamente en ese sector sobraban entradas (26/11/2006 – Peñarol 4 – 1 Nacional).

Esta superioridad hizo que el tradicional rival para poder ser mayoría en los clásicos que son locales prohibiera el ingreso de los hinchas de Peñarol a la Tribuna Olímpica. Solo de esta manera pudieron ser mayoría en un clásico.

Si hablamos de venta de entradas, no podemos dejar de hablar del récord que estableció la hinchada de Peñarol en la Copa Libertadores 2011. Según la Conmebol Peñarol fue la mejor hinchada de toda América. En esa copa Peñarol vendió más que ninguno, en el total y en promedio. Hay 6 partidos de Peñarol que se encuentran entre los 10 partidos que más vendieron. Este informe fue hecho antes de la final Peñarol – Santos en el Estadio Centenario que fue el partido que más entradas vendió en toda la Copa Libertadores 2011.

Padre y Decano realizó un informe sobre la venta de entradas en toda América (incluyendo la final) mostrando la grandeza de nuestra hinchada con respecto a los grandes de América mientras que el tradicional rival no está ni cerca de compararse en venta de entradas en el torneo continental. Dicho informe muestra que el promedio de entradas vendidas por Peñarol no fue superado por nadie en la Copa Libertadores 2012 y la diferencia es enorme. El informe también arrojó los siguientes datos, en ambos promedios se toman los 7 partidos jugados de local de cada equipo:

Peñarol 2011 – Promedio 48.293 entradas
Boca Juniors 2012 – Promedio 35.777 entradas

Peñarol también cuenta con el récord absoluto de mayor cantidad de entradas vendidas en un partido en Uruguay. Fue el 3 de julio de 1960. Por la Copa Intercontinental de clubes Peñarol se enfrentó al Real Madrid y se vendieron 71.872 entradas. Se dice que ese día había unas 80 mil personas en el Estadio Centenario.

clasicos

En el libro Memorias de la Pelota de Alfredo Etchandy se armó un ranking con los 20 partidos con mejor venta de entradas de la historia del fútbol uruguayo. En la lista se puede ver que Peñarol participa en el partido con más venta como mencionamos antes y a su vez participa en 17 de los 20 partidos, mientras que el tradicional rival participa en 14. Para ser más específicos, de los 20 partidos, 13 son clásicos. Los 7 restantes se dividen de la siguiente manera: 4 protagonizados por Peñarol (3 en el top 6), 2 protagonizados por la selección uruguaya y 1 protagonizado por el tradicional rival (puesto 9).


Las 10 mayores ventas de entradas en Uruguay:


Uruguay


Redes Sociales


Un sitio portugués llamado Futebol Finance realizó un estudio y elaboró el ranking de los 100 equipos de fútbol con mayor cantidad de seguidores en Facebook.
El ranking publicado en Abril de 2012 ubica a Peñarol más alto en el ranking que el tradicional rival. Peñarol ocupa el puesto 75 con más de 239 mil fans, mientras que el tradicional rival entró en el puesto 99 con 148 mil fans. El sitio aclara que para el ranking se considera el número de fans de las páginas oficiales de los clubes en Facebook. El estudio no toma los porcentajes de habitantes ya que de esa manera los equipos uruguayos estarían mejor ubicados.

La popularidad es uno de los factores que hacen a la grandeza de un club, junto a la tradición, la gloria, los títulos y la historia. La gente es el patrimonio más importante que tiene un equipo de fútbol, y en Peñarol ese patrimonio es indiscutible. Por eso decimos que Peñarol es “El Cuadro del Pueblo”.

Decano


Estadísticas clásicas


Una de las tantas mentiras que se han cansado de repetir los simpatizantes del tradicional rival en los últimos tiempos, está relacionada con la cantidad de tiempo en que cada club estuvo al frente del historial clásico. Cansados de llevar el apodo de “hijos” buscaron elementos para contrarrestar el mismo, pero ni siquiera sacándonos algunos de nuestros recién cumplidos 121 años de gloria pudieron revertir lo que marcaba el historial: Peñarol es el padre de Nacional.

No obstante, el ya conocido complejo de inferioridad que poseen, los llevó a la búsqueda de alguna estadística o dato que los favoreciera en ese ámbito y finalmente encontraron – o creyeron encontrar como verán a continuación – que durante 80 años el tradicional rival nos superó en el historal, habiendo cambiando la pisada recién en el año 1982. Este discurso lo pueden escuchar de cualquier simpatizante plumífero con el que mantengan una discusión sobre el tema, y ninguno parece notar que si hasta 1982 habían pasado 80 años con Nacional al frente del historial clásico, nos estarían superando desde 1902, fecha en la que, según el mundo de mentiras y fantasías en el que viven contínuamente, Peñarol todavía no había sido fundado.

Más allá de esta pisada de palito en la que caen una y otra vez los hinchas de Nacional, revisando el historial clásico (miralo haciendo click acá) se puede comprobar que una vez más basan sus argumentos en una mentira. Tomando el 15/07/1900 como la fecha del primer clásico (el cual ganamos, obviamente), han pasado 40.972 días hasta el día de la fecha (03/10/2012). Durante 29.398 días (80 años y 6 meses), el historial fue comandado por Peñarol; durante 10.924 días (29 años y 11 meses) el historial fue comandado por Nacional y durante 650 días (1 año y 9 meses) el historial estuvo empatado.

Estadísticas detalladas por fechas:

Estadisticas


Estadísticas detalladas por equipo:


mas campeon


Datos estadísticos


La mayor diferencia en el historial a favor de Peñarol en el amateurismo fue de 10 clásicos (alcanzada el 19/04/1912, al vencer 2 a 1 por la Copa Artigas).
La mayor diferencia en el historial a favor de Nacional en el amateurismo fue de 1 clásico (alcanzada el 24/07/1921, al vencer 1 a 0 por el Competencia).
La mayor diferencia en el historial a favor de Peñarol en el profesionalismo fue de 31 clásicos (alcanzada el 27/01/2004, al vencer 1 a 0 por la Copa Conrad).
La mayor diferencia en el historial a favor de Nacional en el profesionalismo fue de 11 clásicos (alcanzada el 05/09/1948, al vencer 2 a 0 por el Campeonato Uruguayo).
La mayor cantidad de días consecutivos al frente del historial lograda por Nacional fue de 9341 días, marca alcanzada en el período comprendido entre el 01/09/1940 y el 09/04/1966. Esta marca fue superada por Peñarol el día 12/12/2001 al cumplirse los 9342 días desde que pasara al frente el 05/05/1976. Hasta la fecha de hoy (03/10/2012), ya pasaron 13.300 días desde aquel partido en el que vencimos 3 a 1 por el Campeonato Uruguayo de 1976.


Algunas imágenes lindas


campeon del siglo

Peñarol, decano, máximo campeón y más popular de Uruguay

Peñarol

clasicos

Uruguay

Decano

Estadisticas

mas campeon

campeon del siglo

Peñarol, decano, máximo campeón y más popular de Uruguay

Peñarol

clasicos

Uruguay

Decano

Estadisticas

mas campeon

campeon del siglo

Peñarol, decano, máximo campeón y más popular de Uruguay

Peñarol

clasicos


Saludos a todos los manyas, si te gusto el post recomenda!


Uruguay

1 comentario - Peñarol, decano, máximo campeón y más popular de Uruguay

Los comentarios se encuentran cerrados