Leo Messi, la leyenda del trébol

Los antiguos druidas celtas que moraban en Inglaterra alrededor del año 300 aC, creían que cualquier persona que poseía un trébol de cuatro hojas, variación infrecuente del trébol de tres foliolos, podía absorber los poderes de la selva y la suerte de los dioses – por lo tanto, también el don de la prosperidad. Son muy variadas las leyendas existentes en torno a esta rareza genética, entre ellas hay una que dice que un trébol de tres hojas nos protege de las hadas y uno de cuatro no convierte en el dueño de ellas.

La citada planta de cuatro lóbulos está rodeada de misticismo e historia, no en vano se han encontrado figuras humanas talladas con emblemas de trébol, en piezas pertenecientes a una civilización que se desarrolló hace 5.000 años en la India, además la civilización egipcia la utilizó con fines mágicos consagrando este raro ejemplar a Isis.

Por tanto hablar de la hoja de los cuatro lóbulos es trasladarse a un mundo mágico, a una rareza genética individual vinculada a la leyenda de las hadas. Y por ello en un día como el pasado siete de enero, en el que Leo Messi confirmó lo vaticinado haciendo historia al conquistar su trébol de balones de oro, solo me queda aplaudir y vincular su figura a la de esta enigmática planta.


Messi

]Leo es el trébol de cuatro hojas del fútbol, una rareza genética que absorbió los poderes del balón y la suerte de los dioses, un tipo que hace tiempo se convirtió en dueño de las hadas. Una persona elegida para la prosperidad y destinada para la posteridad, para pasar a genios como Cruyff, Van Basten y Platini. Con frecuencia, oigo hablar a poetas de la posteridad defender que Messi está lejos del póker de dioses del fútbol, pero a cada quimera que sortea el genio de Rosario, me percato que su zurda vive y vuela al día, libre como las aves. Y como tal atraviesa su propio tiempo, que es el del neutrino, con la bandera de su propia personalidad.

leo

La comparación es a todas luces precipitada por la sencilla razón de que Messi aún está escribiendo su propia historia, en Barcelona su estela mágica ya brilla más que el fuego naranja que dejó un junco holandés que cambió las velocidades del fútbol, mientras en España, Madrid y Barcelona, no recuerdan un duelo similar al de Messi y Ronaldo, desde los tiempos de Di Stéfano y Kubala. Pues Messi en Argentina, como Diego y Don Alfredo, comienza a ser una obra maestra a la altura de Martín Fierro. Y es que como dice Diego Maradona, el “Morocho” Pelé, se muestra inquieto porque hace tiempo que es consciente de que en un futuro deberá de dejar un lugar en el podio para el de Rosario.

10

Hoy por hoy el único rival de Leo es Messi y su reto más inmediato es superarse a sí mismo, su objetivo más complicado es encontrar nuevas metas. Mientras mantenga esa admirable mentalidad de superarse cada día, disfrutando del fútbol como cuando era niño, seguirá siendo el nº1. Y por ello ha conseguido su cuarto Balón de oro, no por superar a grandiosos futbolistas como Ronaldo e Iniesta, sino por mostrar constantemente una mejor versión de sí mismo que le sitúa lejos del resto de los mortales.

argentino

Leo es por tanto un trébol de cuatro hojas que tiene algo de cada una de las cuatro estaciones del fútbol, es música en el cuerpo y fiesta en los ojos, es el poder de las hadas en una pierna izquierda que encuentra su prolongación en una pelota. Es el fútbol en su expresión más pura, la verdad, la ilusión y la magia.

Es simplemente el mejor, un tipo sencillo que con la leyenda del trébol en el bolsillo subió paradójicamente al escenario con pintas de Chaplin, una americana imposible que reventó las redes sociales, y el camino bien aprendido. Aquel que le lleva irremediablemente a ser ídolo y referente de niños que se sienten cautivados por el fútbol de un genio de corazón azulgrana, alma argentina y patrimonio universal.


Barcelona


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=8v29yoV_h6o
[/color]

Les dejo este video "Messi es un Perro, un enfermo"


link: http://www.youtube.com/watch?v=nGmn0jMEcJw