La intención de la dirigencia de Independiente es asegurarse la continuidad del "Tolo" hasta la finalización del mandato presidencial y el máximo directivo de la entidad de Avellaneda recibió el "visto bueno" del entrenador para neogicar con su representante. Si bien nadie contempla la posibilidad de perder la categoría a mitad de año, no habría marcha atrás en la medida. Además, con esto también se intentan despejar los rumores sobre un acercamiento con Julio César Falcioni

Cantero le ofreció a Gallego firmar hasta finales de 2014


Independiente se prepara para recibir a Boca desde las 14.15 del próximo domingo en el clásico de la Fecha 7 del Torneo Final y también entiende que su lucha más importante se vive día a día por la permanencia en la Primera División. Pero los dirigentes se permiten planificar ciertas cosas a futuro y entre ellas se encuentra involucrada la continuidad de Américo Rubén Gallego como entrenador.

En una reunión que mantuvieron ayer los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes más importantes, Javier Cantero aprovechó para acercarse al "Tolo" y plantearle la posibilidad concreta de extender el vínculo vigente que finaliza el 30 de junio de este año. La idea sería alargarlo hasta diciembre de 2014, cuando culminará la gestión presidencial del actual máximo directivo de la entidad de Avellaneda.

Hace un tiempo ya habían hablado porque al DT le molestaron las versiones de un acercamiento "por las dudas" hacia Julio César Falcioni, quien hoy está sin trabajo, en caso de que hubiera que cambiar el rumbo en el banco de los suplentes. Pero Cantero desestimó esa chance y le había hecho saber que su plan era continuar con la relación entre las partes como se desarrolla por estos días.

Aunque quedó en "pensarlo", Gallego habilitó a Cantero para que pudiera activar las charlas y negociaciones con Claudio Curti, su representante y encargado de finiquitar números y cláusulas. Y hay más: si bien nadie piensa en una probable pérdida de la categoría cuando cierre la actual temporada, es verdad que dicho suceso es un desenlace que podría darse pero que no cambiaría lo que pretende la Comisión Directiva.

De esta manera, la cúpula dirigencial le trasladó tranquilidad a la figura del "Tolo" y también le hizo saber el conformismo y confianza por el trabajo que lleva a cabo en Independiente, aunque indudablemente las charlas se prolongarán por un tiempo importante y no será un dato menor cómo arribar a buen puerto si el "Rojo" permanece en la elite este año o deberá afrontar una divisional desconocida por su historia.