Bueno amigos! el fin de este post es recordar esos jugadores que parecen de otro mundo, jugadores que lograron hacer historia en algun club y su seleccion! Espero poder complacerlos y nombrar a la mayoria. espero que los disfruten!(perdon si no respeto la cronologia)


1 El gran Pele.

(Edson Arantes do Nascimento; Três Corações, Brasil, 1940) Futbolista brasileño. El mejor futbolista de todos los tiempos, en opinión de muchos, fue rechazado por los principales clubes de fútbol brasileños en los comienzos de su carrera deportiva, hasta que, tras jugar en varias formaciones secundarias, en 1956, fichó por el Santos. A lo largo de su dilatada carrera deportiva, Pelé obtuvo con este mismo club diversas Copas de América y, en 1962, el primer Campeonato Mundial de clubes. La Perla Negra, uno de los apelativos que recibió, era un jugador de corpulencia media que conjugaba una gran habilidad técnica, un poderoso disparo con ambas piernas y una inusitada capacidad de anticipación.
Los que hicieron historia en el futbol!!

Pelé debutó en la selección brasileña con sólo diecisiete años y, ya entonces, su contribución a la magia del juego carioca fue clave para la obtención del título mundial en 1958. La selección de Pelé logró tres Copas del Mundo (1958, 1962 y 1970), lo que valió al combinado brasileño la adjudicación en propiedad del primer trofeo instituido, la llamada copa Jules Rimet.

Tras obtener todos los títulos posibles y haber contabilizado más de mil goles marcados en partidos oficiales, anunció su retirada del deporte activo en 1974. Sin embargo, Pelé (cuyo seudónimo carece aparentemente de significación alguna) fichó por el Cosmos de Nueva York, equipo constituido por un conjunto de grandes figuras del fútbol a fin de promocionar este deporte en Estados Unidos.

Dioses

Tras retirarse definitivamente en 1977, el Rey recibió numerosos galardones y reconocimientos, tales como el Premio Internacional de la Paz (1978) o el de Atleta del Siglo (1980). Aureolado por una fama sin fronteras, y habiéndose convertido en el deportista mejor pagado hasta el momento, Pelé inició una carrera relativamente exitosa en el cine, como actor, y en la música, como compositor de varias piezas, entre las que se incluye la banda sonora completa de la película de carácter biográfico Pelé (1977).

Camisetas con las que hizo historia:

Seleccion de Brasil
idolos

Santos F.C
futbol

2 Johan Cruyff

(Amsterdam, 1947) Jugador y entrenador de fútbol holandés. Hijo de una familia de modesta situación económica, a los diez años ingresó en el Ajax de Amsterdam, club en el cual permanecería hasta 1973 y con el que obtendría seis títulos de Liga y tres copas de Europa. Entre 1973 y 1978 jugó en el F. C. Barcelona, con el cual consiguió el Campeonato de Liga de 1974. Durante dichos años fue nombrado mejor futbolista europeo en tres ocasiones (1971, 1973 y 1974) y en 1974 fue designado mejor jugador del Mundial disputado aquel año. Tras su paso por el F. C. Barcelona recaló brevemente en la liga estadounidense y luego en el Levante español, para incorporarse de nuevo al Ajax como jugador, poco antes de retirarse de la práctica deportiva. Su posterior faceta de entrenador, que inició en el Ajax, estaría tan plagada de éxitos como la de jugador. Destacó sobre todo por su talante ofensivo y logró sus mayores victorias con el F. C. Barcelona, club al que entrenó entre 1988 y 1996. Durante dichos años logró cuatro ligas consecutivas (1991, 1992, 1993 y 1994) y una copa de Europa (1992). En 1998 creó la Universidad Johan Cruyff, que imparte estudios para la administración y gestión de entidades deportivas. En 1999 fue homenajeado en Barcelona y Amsterdam y fue nombrado asesor de la UEFA.

deporte

Johan Cruyff debutó en el fútbol de primera división con el Ajax el 15 de noviembre de 1964, a los 17 años. Por entonces era un joven delgado y larguirucho, de mucha elegancia y técnica individual, tan listo en el terreno de juego como fuera de él. Sus cambios de ritmo con el balón pegado a la bota lo hacían inalcanzable para sus marcadores. Dos años después, el Ajax ganó la Liga holandesa, circunstancia que se repetiría en siete ocasiones más. Recibió el Balón de Oro al mejor jugador europeo en los años 1971, 1973 y 1974.

La brillantez de su juego y el extraordinario palmarés que ostentaba pese a su juventud despertó el interés de muchos clubes; fue finalmente el F. C. Barcelona el que lo fichó en 1973 por cien millones de pesetas, una cantidad desorbitada en la época. Cruyff llegaba avalado por su trayectoria en el Ajax, con el que había ganado tres Copas de Europa consecutivas con un juego que sorprendía al mundo futbolístico. El 28 de octubre de 1973 debutó con el F. C. Barcelona en la Liga española de fútbol, en un partido contra el Granada. El Barcelona, que había empezado la competición con un juego mediocre, inició ese día una remontada que le llevaría al título; en su camino hacia la Liga destaca una histórica victoria sobre el Real Madrid por 0-5 en el Bernabéu. En las cinco temporadas que jugó con el Barça obtuvo también una Copa de España, y se convirtió en el ídolo de la afición culé.

Su aportación a la selección de su país fue decisiva y marcó una época. En 1974, con Cruyff como líder, la selección holandesa (apodada la naranja mecánica por su contundencia y el color de la camiseta) se convirtió en subcampeona del mundo con un juego asombroso. La base de la selección holandesa eran los jugadores y el sistema del Ajax, el famoso fútbol total que el técnico rumano Stefan Kovacs había impuesto al principio de los setenta en el club de Amsterdam. Con una mejor preparación física, presión en todo el campo, intercambio constante de posiciones y un fútbol rápido y ofensivo, la selección naranja arrolló a sus competidores en el Mundial de Alemania.


Camisetas con las que hizo historia:

La naranja mecanica

Los que hicieron historia en el futbol!!

Ajax

Dioses

Barcelona

idolos

3 Diego Armando Maradona

(Buenos Aires, 1961) Futbolista argentino. Considerado como el mejor jugador de los últimos tiempos, destacó por su habilidad con el balón y su depurada técnica.

El entrenador Francisco Cornejo le vio jugar en este equipo y le propuso ir al Argentinos Juniors. A los 12 años ya era campeón con la novena división del Argentinos Juniors. En dos años ascendió ocho divisiones, de novena a primera.

futbol

El 27 de febrero de 1977 debutó con la selección absoluta argentina, en un partido contra Hungría en el que jugó sólo unos minutos. Dos años después ganó el Mundial Juvenil con la selección argentina y fue proclamado el mejor jugador argentino. Del Argentinos Juniors pasó a jugar al Boca Juniors.

deporte

En 1982 Diego Armando Maradona firmó un contrato con el Barcelona por 1.200 millones de pesetas. Debutó oficialmente en el club blaugrana el 5 de septiembre de 1982 en un partido contra el Valencia. Jugó 39 partidos y fue el máximo goleador del equipo con 27 tantos.

En 1984 firmó un contrato con el Nápoles por 1.300 millones de pesetas y en el que se comprometía a permanecer hasta 1989. Si bien en las dos primeras temporadas no logró el título de Liga, Maradona sí lo consiguió en la temporada 1986-87, en la cual el Nápoles también conquistó la Copa de Italia. Poco antes, en 1986, Maradona había obtenido el título mundial con la selección Argentina en el Campeonato del Mundo celebrado en México, donde demostró ser el mejor jugador desde Pelé o Cruyff.

El Nápoles y Maradona se tomaron la revancha deportiva en la campaña siguiente, 1988-89; en ella los napolitanos obtuvieron la primera competición europea de su historia, la Copa de la UEFA. En la temporada 1989-90 el club napolitano obtuvo su segundo título de Liga.

Tras varios meses de contactos y negociaciones, el presidente del Nápoles firmó el traspaso de Maradona al Sevilla por 7,5 millones de dólares.

En febrero de 1993 Diego Armando Maradona volvió a vestir la camiseta de su selección nacional, tras dos años y medio, en el partido Argentina-Brasil disputado en Buenos Aires.

Camisetas con la que hizo historia

Albiceleste

Los que hicieron historia en el futbol!!

Boca Juniors


Dioses

Napoli

idolos

4 Michel Platini

(Joeuf, 1955) Futbolista francés. Sin duda el jugador más carismático de la historia del fútbol galo, fue capitán y alma de la selección de su país durante la década de los ochenta. Inició su carrera profesional en el Nancy, equipo con el que fue campeón de Copa en la temporada 1977-78. En aquel momento Platini era ya descrito como un futbolista de enorme calidad y los especialistas le predecían un espléndido futuro profesional; de hecho, en 1977 contaba ya con el Balón de Bronce europeo.

futbol

No tardó en ser fichado por uno de los grandes conjuntos del fútbol galo: en 1980 fue traspasado al Saint Etienne. Con este equipo fue campeón de la Liga en su primera temporada (1980-81), subcampeón de la Copa de Europa (1982-83), campeón de la Recopa (1983-84), campeón de Liga (1983-84 y 1985-86), subcampeón de Liga (1982-83), campeón de Copa (1982-83), campeón de la Supercopa (1984) y campeón de la Copa Intercontinental (1985). A este palmarés con su equipo hay que añadir los reconocimientos logrados a título personal; entre ellos destaca el Balón de Oro europeo en 1983, 1984 y 1985.

Durante su estancia en la Juventus, ganó dos Ligas y una Copa italianas, la Recopa (1984) y la Copa de Europa (1985).
Con el combinado francés participó en los mundiales de Argentina, en 1978; España, en 1982; y México, en 1986. Igualmente, disputó la Eurocopa de Naciones de 1984, en la que Francia fue campeona y Platini el máximo goleador del torneo.

Camisetas con las que hizo historia

Italia

deporte

la vequia señora

Los que hicieron historia en el futbol!!
Saint Etienne

Dioses

5 Franz Beckenbauer

(Munich, 1945) Futbolista alemán. Particularmente dotado como defensa libre y organizador del juego, obtuvo con su equipo, el Bayern de Munich, tres títulos europeos consecutivos, y la selección nacional de la RFA que él capitaneaba se proclamó ganadora de los Mundiales de 1974 (título que posteriormente revalidó como entrenador). Fue premiado con el Balón de Oro en 1972 y 1976. Apodado el Kaiser, se retiró de la competición en 1980 tras recibir una gravísima patada en los riñones.
idolos

Franz Beckenbauer comenzó a jugar al fútbol en 1955 y ya en 1958, con sólo trece años de edad, pasó al equipo juvenil del Bayern, en cuya primera plantilla debutó en junio de 1964. Con el Bayern consiguió la victoria en cuatro campeonatos de la Liga (1969, 1972, 1973 y 1974) y en otras tantas Copas alemanas (1966, 1967, 1969 y 1971), y cosechó títulos europeos y mundiales: tres Copas de Europa consecutivas (1974, 1975 y 1976), la Recopa de 1967 y la Intercontinental de 1976. Durante su carrera fue proclamado en cuatro ocasiones mejor jugador alemán (1966, 1968, 1974 y 1976), y la revista France Football le concedió su premio al mejor jugador del continente (Balón de Oro) en los años 1972 y 1976.

Su consagración internacional llegó con el Mundial de Inglaterra '66, en el que los alemanes se proclamaron subcampeones.
En febrero de 1977 jugó su último partido con la selección alemana frente a Francia, cerrando una trayectoria durante la que había vestido 103 veces la camiseta nacional y marcado 14 tantos.

Camisetas en la que hizo historia

Alemania

futbolBayern Munich[/b]

deporte

6 Marco Van Basten

Nació en Utrecht, donde creció y comenzó su carrera futbolística a los siete años. Su primer club fue un equipo local de Utrecht llamado UVV en el que permaneció hasta la temporada 1979/80. Durante la misma, se cambió a otro club de la ciudad, el USV Elinkwijk en el cual únicamente jugó la temporada 1980/81 antes de ser llamado por el Ajax

Marcel van Basten,es un ex futbolista neerlandés, considerado uno de los mejores delanteros de la historia del fútbol. Una grave lesión le apartó de los terrenos de juego, obligándole a retirarse en 1995, aunque jugó su último partido en 1993.Anteriormente, había obtenido con su primer club profesional, el Ajax Ámsterdam, 3 ligas neerlandesas, 3 copas neerlandesas y la Recopa de Europa como títulos más significativos, antes de fichar por el AC Milan y proclamarse con este equipo 2 veces campeón de la Copa de Europa, 2 veces campeón de la Supercopa de Europa, 2 de la Copa Intercontinental, varias veces campeón de liga y también ganador de múltiples títulos individuales como el Balón de Oro, con el cual fue galardonado en tres ocasiones, siendo el futbolista que más veces lo ha obtenido en la historia junto a Johan Cruyff y Michel Platini.

Los que hicieron historia en el futbol!!

Camisetas con la que hizo historia

La naranja mecanica

Dioses

Ajax

idolos

Milan

futbol

7 Alfredo Di Stéfano

(Alfredo Di Stéfano Laulhé; Buenos Aires, 1926) Jugador y entrenador de fútbol argentino nacionalizado español, sin duda el mejor de la década de los cincuenta; se le considera entre los cuatro mejores de la historia, junto a Pelé, Cruyff y Maradona.

Hijo de padres italianos, debutó en primera división en 1944, y cinco años más tarde ingresó en la plantilla del Millonarios de Bogotá.

deporte

Alfredo Di Stéfano contribuyó sobremanera a que el Real Madrid viviera una de sus etapas de esplendor, en la que compartió cancha con Ferenc Puskas o Francisco Gento; a su habilidad como delantero y sus ya legendarios regates unió una fuerte capacidad de liderazgo. Durante los once años que se alineó en el Real Madrid logró la Copa Intercontinental de 1960, cinco Copas de Europa, ocho campeonatos de Liga y uno de Copa; jugó 510 encuentros y marcó 418 tantos, y su extraordinaria capacidad goleadora lo llevó a ser máximo anotador en cinco ligas españolas (53/54, 55/56, 56/57, 57/58 y 58/59).

Su último encuentro con el Real Madrid fue la final de la Copa de Europa frente al Inter de Milán el 27 de mayo de 1964; Di Stéfano fue el gran sacrificado tras esta derrota, ya que al mes siguiente tuvo lugar su salida del club.

Tras abandonar el Real Madrid, en 1964 fichó por el Real Club Deportivo Español de Barcelona, donde jugó hasta su retirada en 1966, a los cuarenta años de edad.

Camiseta en la que hizo historia

Real Madrid

Los que hicieron historia en el futbol!!

7 Zinedine Zidane

(Marsella, 1972) Futbolista francés, campeón mundial y europeo con la selección de Francia, considerado como uno de los mejores jugadores del mundo. Zizou, apodo por el que también se le conoce, poseyó unas cualidades futbolísticas sobresalientes y un palmarés en que no falta ningún título, ya que además de ganarlo todo con la selección francesa, Zidane consiguió, en la categoría de clubes, ser campeón de Liga, de la Supercopa de Europa y de la Copa Intercontinental.

Dioses

Dentro del terreno de juego, Zinedine Zidane era un mediocampista ofensivo al que le gustaba desenvolverse con libertad para organizar la ofensiva de su equipo; su exquisita calidad técnica, un físico potente y una privilegiada visión de juego hacían de él un futbolista creativo, imprevisible y con enormes recursos: podía regatear, driblar, hacer paredes, lanzar pases geniales o romper una defensa por velocidad; además, su precisión en el disparo, que ejecutaba con ambas piernas, le convertían en un peligro constante para los porteros rivales, quienes temían especialmente sus lanzamientos de falta directa.

Tras jugar en varios equipos locales, en 1986 el joven Zinedine fue contratado por el Cannes, uno de cuyos dirigentes, Jean Claude Elineau, le acogió en su propia casa.

En mayo de 1989, un mes antes de cumplir los diecisiete años, Zinedine Zidane debutó en Primera División con el Cannes. En la temporada 1990/1991 marcó su primer gol en la máxima categoría francesa.

En 1992 abandonó el Cannes para fichar por el Girondins de Burdeos, uno de los clubes más importantes de Francia, y en el que ya en su primer año se erigió en uno de sus pilares: jugó 35 partidos y marcó diez tantos, pese a que nunca se ha caracterizado por ser un gran goleador.

Sus destacadas actuaciones le llevaron a debutar con la selección nacional en agosto de 1994, en un partido frente a Chequia; por entonces, el combinado galo atravesaba momentos de penuria deportiva (había estado ausente en los últimos dos Campeonatos Mundiales) pero una nueva generación de futbolistas, entre los que también figuraban sus compañeros de equipo en Burdeos, Christoph Dugarry y Bixente Lizarazu, contribuyeron a un resurgir que se plasmó en una buena actuación en la Eurocopa de 1996.

La magnífica impresión que causó en dicha cita, junto con una temporada estelar en el Girondins, llevaron a Zinedine Zidane a fichar en el verano de 1996 por la Juventus de Turín, uno de los equipos más prestigiosos de Europa.

En el exigente y competitivo fútbol italiano, el conocido calcio, afrontó el reto más difícil de su carrera deportiva, más si cabe debido al imborrable recuerdo que en el club turinés había dejado en los años ochenta su compatriota Michel Platini. No obstante, y pese a los inevitables altibajos y algunas lesiones, Zidane se consagró como uno de los mejores jugadores europeos.

Junto al italiano Alessandro Del Piero, Zinedine Zidane formó un tándem de ataque temible que condujo a la Juventus a la conquista de dos campeonatos de liga, en 1997 y 1998, la Supercopa Europea y la Copa Intercontinental de 1996, y a disputar dos finales consecutivas de la Liga de Campeones (antigua Copa de Europa), aunque en ambas ocasiones saldadas con derrota: en 1997, frente al Borussia Dortmund, y en 1998, ante el Real Madrid.
En junio de 1998, Zidane fue pieza fundamental para que Francia se adjudicase el Mundial en el que hacía de anfitriona, conduciendo con brillantez el juego de ataque, y sobre todo, marcando los dos primeros goles en la final frente a Brasil, un éxito que unido a su excelente trayectoria con la Juventus, le hicieron merecedor ese año al prestigioso Balón de Oro.

Sus últimas dos temporadas en Italia no fueron tan brillantes como las anteriores, en parte por los férreos marcajes a los que suele ser sometido y también por la irregularidad mostrada por su equipo. En la Eurocopa de 2000, uno de los mejores momentos de su carrera deportiva, dejó muestras de su inmensa clase en cada partido y marcó un gol decisivo de penalti en la semifinal frente a Portugal.

A partir de entonces, cumplida con éxito su etapa en Italia, comenzaron a surgir especulaciones sobre su posible traspaso a otro gran club europeo, casi siempre desmentidas, pero que finalmente se hicieron realidad en el verano de 2001 con su multimillonario fichaje -más de 12.000 millones de pesetas- por parte del Real Madrid, decisión en la que tuvo influencia su matrimonio con una española, Verónica.

En el histórico club blanco Zinedine Zidane pasó a reforzar una plantilla que ya contaba con jugadores de la talla de Luis Figo, Raúl González o el brasileño Roberto Carlos, y con la que amplió su ya extenso palmarés después de conquistar el único gran título que aún no poseía: la Copa de Europa (2002). En 2003 ganó con el equipo madrileño la liga española.

Sin embargo, las sequía de títulos de las siguientes temporadas sumieron al Real Madrid en una etapa de crisis en la que el mismo Zidane y otros jugadores galácticos fueron cuestionados. Zidane se retiró del fútbol profesional al término del Mundial de Alemania (2006), en el que fue nombrado mejor jugador a pesar de ser expulsado en la final.

Camiseta con la que hizo historia

Francia

idolos

Juventus

futbol


Real Madrid

deporte

9 Ronaldo

(Ronaldo Luiz Nazario de Lima; Rio de Janeiro, 1976) Futbolista brasileño. Dotado de unas cualidades excepcionales, con el balón en sus botas es imprevisible, insospechado, mágico, demoledor y certero. A pesar de su corta edad, sus 1,83 m de estatura y sus 75 kg de peso lo han convertido en una gran estrella; es el "crack" del fútbol mundial y el sucesor de las grandes estrellas de los años ochenta.

De familia humilde, la madre de Ronaldo, divorciada, trabajaba catorce horas al día en pizzerías o supermercados para sacar adelante a sus tres hijos. Vivían en el suburbio de Benito Ribeiro, olvidado y lejano como otros tantos arrabales de la zona norte de Río de Janeiro, cuyos habitantes desconocen la paradisíaca zona sur de la ciudad, con sus playas, sus lujosos coches y sus ricas gentes. Ronaldo tampoco conocía esa parte de su propia ciudad, pero no sabía que pronto le llegaría la oportunidad de, incluso, vivir en ella.

Los que hicieron historia en el futbol!!

Con 14 años Ronaldo estuvo a punto de jugar en el Flamengo, pero no tenía el dinero suficiente para costearse los cuatro pasajes de autobús necesarios para llegar desde su casa hasta el club. Empezó a jugar en el Sao Cristovao, que dos años después le trasladó al Cruzeiro de Minas Gerais, y con 16 años su vida dio un vuelco. En aquel club se revalorizó rápidamente y todos los equipos pujaban por él. Se lo llevó el PSV de Holanda, donde jugó las temporadas del 94 al 96. Este último año fue elegido por la FIFA mejor jugador del mundo.

En 1996, Ronaldo firmaba un contrato con el F.C. Barcelona por 8 años, y el club catalán pagaba al PSV 20 millones de dólares. El jugador recibía un total de 2.000 millones de pesetas, 250 millones brutos por temporada, con cláusula de rescisión de 4.000 millones. El traspaso de Ronaldo fue el más caro del fútbol español: la operación final ascendió a 4.500 millones de pesetas. En este club se ganó fama mundial con sus actuaciones, por lo que el Barcelona le amplió a diez años la duración del contrato y estableció en 77 millones de dólares el precio de su cláusula de libertad. El 20 de enero de 1997 fue consagrado nuevamente como el mejor futbolista del mundo, de acuerdo con el nombramiento patrocinado por la FIFA y ese mismo año recogió el "Balón de Oro" que concede la revista France Football.

En los meses de verano de 1997, incluso antes de terminarse la temporada de fútbol, Ronaldo dejó el Barcelona con intención de fichar por un equipo italiano que resultó ser el Inter de Milán. El club italiano abonó, además de los 4.000 millones de la cláusula de rescisión, una cantidad complementaria de compensación al Barcelona por su pase. Ha sido internacional por su país, Brasil, en más de una decena de ocasiones, y con su selección fue Campeón del Mundo en 1994 y 2002.

Pero en los años siguientes le acompañarían las lesiones. Apenas jugó en el Inter de Milán y todos recuerdan aquella especie de convulsión inexplicable que sufrió horas antes de la final contra Francia en el Mundial de 1998.

Desde noviembre de 1999 Ronaldo se mantuvo prácticamente ausente de los campos de juego. Tuvo una fatídica y breve aparición el 12 de abril de 2000, en la final de la Copa de Italia disputada entre el Lazio y el Inter de Milán. En una frenética carrera con la que pretendía superar a su rival, el portugués Couto, se desplomó. Nadie lo tocó ni le hizo una mala entrada, pero Ronaldo se lesionó de gravedad; se rompieron los tendones de su rodilla derecha.

Desde entonces, el que fuera el rey del fútbol durante su época dorada, alabado incluso por el mítico Pelé, con unos ingresos de 16 millones de dólares anuales (unos 3.000 millones de pesetas), tuvo que abandonar los campos de fútbol e inició una actividad en otros ambientes: el mundo de las artes y la cultura, donde todos le invitan y reciben con cariño, pero donde Ronaldo parece encontrarse incómodo y fuera de lugar.

Dedicado más de seis horas a hacer fisioterapia con su rodilla, numerosos ejercicios en casa y natación, su sueño era volver al terreno de juego. Su esperadísima reaparición se produjo el 19 de agosto de 2001 y completó una brillante actuación en un partido amistoso en el que su equipo, el Inter de Milán, goleó con facilidad al campeón de Nigeria. Ronaldo jugó 35 minutos, marcó un gol y abandonó el campo con una cerrada ovación.

Antes de finalizar el año volvió a padecer problemas musculares y necesitó varios meses de adaptación para volver a jugar. Las dudas sobre su forma física y las posibilidades de su juego quedaron definitivamente despejadas en el Mundial de Corea y Japón 2002 donde Ronaldo reivindicó su condición de estrella y regresó por méritos propios a la cima del olimpo futbolístico. Fue el máximo anotador del torneo, suyo fue el único gol que clasificó a Brasil frente a Turquía para la final y también salieron de sus botas los dos goles con los que la selección canarinha eliminó a la poderosa Alemania en el partido definitivo para lograr su quinta Copa del Mundo.

La excelente actuación de Ronaldo en el Mundial colocó al delantero en el punto de mira de los mejores clubs del mundo y, el último día de agosto de 2002, tras semanas de arduas negociaciones entre el Inter de Milán y el Real Madrid, el equipo merengue fichó al jugador brasileño por 45 millones de euros. En los últimos días del año, el astro brasileño recogió los dos galardones más presitigiosos en el mundo del fútbol; el "Balón de Oro", de la revista francesa France Football, y el premio FIFA al mejor jugador del planeta. Varios meses después, también recogió dos premios Laureus como integrante de la selección brasileña y como mejor deportista de 2002

Camiseta con la que hizo historia:

Brasil

Dioses

Real Madrid

idolos

Inter de Milan

futbol

10 Ronaldinho

(Nombre futbolístico de Ronaldo de Assis Moreira, Brasil, 1980). Futbolista brasileño. Ronaldinho Gaucho no es solo un jugador de fútbol, es el ídolo de millones de aficionados que ven en él la encarnación del “jogo bonito” brasileño, del fútbol hecho con arte que ilusiona a grandes y pequeños.

La historia de esta estrella del balompié empieza el día 21 de marzo del año 1980, cuando nace en la localidad brasileña de Porto Alegre el pequeño Ronaldo de Assis Moreira en el seno de una familia de origen humilde en la que se vive con entusiasmo la afición por este deporte. Y es que fue su padre Joao quien le inculcó el amor por el fútbol, igual que a su hermano mayor Roberto.

deporte

Precisamente era éste quien parecía predestinado a ser un número uno con el balón, pero cuando Ronaldo era aún solo un niño demostró sus habilidades y Roberto se retiró de la práctica profesional para convertirse en el manager de una futura figura internacional: Ronaldinho.

Ronaldinho no olvida ni sus sencillos orígenes ni la temprana muerte de su padre cuando él tenía ocho años. Fue un desgraciado accidente el que llevó a Joao a morir en la piscina de la casa que el club Gremio Porto Alegre había regalado a la familia por el contrato de su hermano Roberto. Pese a todas estas situaciones poco agradables que vive desde pequeño, Ronaldinho pisa fuerte en los campos de fútbol de todo el mundo desde el principio. Los aficionados le consideran un verdadero artista del balón cuya rapidez y habilidad le permiten triunfar en su posición natural de media punta.

La carrera profesional de Ronaldinho se inicia en el 1997 cuando empieza a jugar en el club de su ciudad, el Gremio Porto Alegre. Además, ese mismo año consigue ser Campeón del Mundo y máximo goleador con la selección Sub-17 de Brasil. Es el disparo de salida de una trayectoria llena de éxitos.

Los que hicieron historia en el futbol!!


Durante cuatro años Ronaldinho juega en el Gremio de Porto Alegre y evoluciona como futbolista. A parte de que obtiene excelentes resultados con su equipo triunfa con la selección canarinha en la Copa América de 1999. En este torneo es también elegido mejor jugador después de marcar seis goles, uno de ellos contra Venezuela y aún recordado por sus seguidores gracias a su extraordinaria belleza y espectacularidad.

En el año 2001, y después de participar incluso en los Juegos Olímpicos de Sydney, Ronaldinho lleva acumuladas a sus espaldas temporadas de triunfos en el fútbol de su país y decide dejar Brasil para dar un salto internacional e integrarse en un equipo europeo. Diversos clubs optan a ficharlo hasta que se decide por el prestigioso Paris Saint Germain, un clásico de la liga francesa.

La estancia de Ronaldinho en Francia no es desde buen principio tan perfecta como cabía esperar dada su fama en Brasil. Algunos problemas administrativos impiden que debute enseguida en el equipo y, cuando consigue hacerlo, tiene diversos enfrentamientos con su entrenador de por aquel entonces, Luís Fernández.

Pese a que los conceptos de ambos acerca de lo que debe ser el fútbol no coinciden en muchos aspectos, se mantiene en el equipo francés hasta el año 2003 y logra obtener diferentes títulos internacionales. Así, en el 2002 es campeón del Mundo con la selección absoluta de Brasil y gana la Copa Intertoto con el París Saint Germain.

En el verano del 2003 la directiva del Fútbol Club Barcelona encabezada por su presidente Joan Laporta y Sandro Rossell (vicepresidente azulgrana y uno de sus mejores amigos) consigue fichar a Ronaldinho por 25 millones de euros. Se convierte en el número 10 del equipo y logra desplegar su mejor fútbol para devolver la ilusión perdida a la afición del Barça, que espera ganar grandes títulos nacionales e internacionales gracias a sus espectaculares filigranas futbolísticas.

Camiseta con las que hizo historia

Brasil

Dioses

PSG

idolos

Barcelona

futbol

Gremio

deporte


11 Luis Figo

(Lisboa, 1972) Futbolista portugués, considerado como uno de mejores interiores del fútbol mundial. Luis Filipe Madeira Caeiro, conocido en los medios deportivos con el sobrenombre de Figo, nació el 4 de noviembre de 1972 en el hospital São Jorge do Arroios, en Lisboa, como hijo único del humilde matrimonio formado por António Caeiro, que regentaba una modesta tienda de ultramarinos en Almada, y Maria Joana Madeira.

Fue un buen estudiante al que se le daban muy bien las matemáticas, pero pronto tuvo que abandonar los estudios para dedicarse plenamente a la realización de su sueño: ser un futbolista mundialmente reconocido. Comenzó a darle al balón a los ocho años en el Barrocas B, un modesto club del barrio de trabajadores donde nació. A los diez años pasó al Os Pastilhas, donde ya llamó la atención de los ojeadores del Sporting de Lisboa, el buque insignia de su entorno.
Los que hicieron historia en el futbol!!

A los doce años el pequeño Luis superó las pruebas y se integró en las categorías inferiores del club lisboeta. Destacó sobre el resto de sus compañeros y debutó con la selección Sub-16, con la que en 1989 se proclamó campeón de Europa. Había surgido una generación de futbolistas portugueses que pronto hicieron recordar la época del gran Eusébio, y Figo era la estrella más rutilante. Esa progresión permitió que el 1 de abril de 1990 debutara con el primer equipo del Sporting en partido oficial ante el Marítimo. Tan sólo tenía diecisiete años.

Al año siguiente se proclamó campeón del mundo juvenil con Portugal. Su actuación en este torneo y su protagonismo en el Sporting le valieron para debutar con la selección absoluta en 1992, de la mano de Carlos Queirós, que fue su entrenador en el Sporting.

El ídolo azulgrana

Su gran partido con el equipo lisboeta ante el Real Madrid en la Copa de la UEFA de 1994 hizo que los dos equipos punteros del fútbol español se fijaran en él. Jorge Valdano, del Real Madrid, insistió en su contratación, pero sólo ofrecía 40 millones de pesetas. No hubo acuerdo y entonces el F. C. Barcelona pujó por él.

Sin embargo, su contratación no fue fácil, porque antes de que el Barça llamara a sus puertas, Figo había iniciado gestiones con dos equipos italianos, la Juventus y el Parma, cosa que le podría haber acarreado una sanción de dos años sin poder salir del Sporting. Luisito, pues, pasó al equipo barcelonista casi sin quererlo. Fue una apuesta de Johan Cruyff, el entrenador del Barça, quien, por 230 millones de pesetas -un precio nada módico entonces-, contrató los servicios del emergente portugués para borrar la huella del hasta entonces ídolo de la afición culé, Michael Laudrup, quien se había marchado al Real Madrid a causa de las diferencias que mantenía con el técnico holandés.

Figo se hizo pronto un hueco en el vestuario y un lugar privilegiado en el corazón de la afición azulgrana, para quienes se convirtió en el portaestandarte del barcelonismo y en la pieza clave de los triunfos del equipo. En el F. C. Barcelona siempre dio muestras de su calidad a pesar de estar a las órdenes de tres entrenadores con estilos muy diferenciados: Cruyff, Bobby Robson y Louis van Gaal. Con ellos, el portugués demostró su capacidad para adaptarse a cualquier sistema de juego. En su etapa barcelonista Figo ganó una Supercopa de España, dos Copas del Rey, dos Ligas, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa.

En 2000 Figo destacó sobremanera gracias a su excelente actuación en la Eurocopa de Naciones, donde en la final Portugal cayó injustamente ante Francia, con un gol de penalti marcado por Zinedine Zidane, quien rivalizaría con el portugués en las votaciones para la elección del mejor futbolista del mundo en el año.

¿Héroe o villano?

El nombre de Figo copó, el verano de dicho año, las portadas de los diarios en el ardor de las campañas electorales a las presidencias del Real Madrid y del F. C. Barcelona. El candidato madridista, Florentino Pérez, jugó la decisiva baza del fichaje del portugués, símbolo del barcelonismo, para derrotar a Lorenzo Sanz, quien, pese a la bancarrota económica, presentaba un balance deslumbrante en lo deportivo: una Liga y dos Copas de Europa en tres años. Pérez firmó un precontrato con el representante del jugador, José Veiga, por el que Figo, previo pago de su fabulosa cláusula de rescisión -10.000 millones de pesetas-, ficharía por el Real Madrid si el candidato madridista salía elegido presidente.

El acuerdo tenía una cláusula adicional que era, cuando menos, curiosa: si alguna de las partes no cumplía lo pactado, debía indemnizar a la otra con 5.000 millones de pesetas. Esa condición permitió que Florentino echara un órdago en plena campaña: si yo soy el presidente y Figo no viene este año al Real Madrid, pagaré [con el dinero que me dará Figo, debía pensar] los abonos de la siguiente temporada a todos los socios. En Barcelona, los socios del equipo azulgrana se frotaron las manos, porque todos los candidatos a la presidencia del equipo aseguraron, sin aportar pruebas, que la estrella portuguesa no se movería del Camp Nou.

Sin embargo, Florentino salió elegido, cumplió su contrato y Figo, a quien Joan Gaspart se negó a dar los 5.000 millones para indemnizar al Real Madrid, también. El portugués, flanqueado por Alfredo di Stéfano y por el flamante presidente, posó en plena canícula con su nueva camiseta, con la que pasaba de héroe a traidor y de despreciado a idolatrado, según los colores del equipo desde el que se contemplara aquella compleja operación que marcó un hito en el mundo de los traspasos, pues fue el más caro de la historia.

La monumental pitada con que Figo fue recibido a su regreso al Camp Nou con la zamarra del máximo rival sirvió para que en Madrid aumentara el afecto hacia la estrella humillada y para acelerar la integración del ex barcelonista en su nuevo equipo, de la mano de Raúl González. Tras aquel lamentable espectáculo protagonizado por una afición que se sentía traicionada en sus más sagrados sentimientos, el asunto Figo se fue desvaneciendo, pero la herida no cicatrizaría nunca del todo.

El deportista laureado

En enero de 2001, a pesar de que el año anterior Figo no había ganado trofeo alguno, ni con su club ni con la selección portuguesa, consiguió el Balón de Oro en reconocimiento a su fenomenal trayectoria. Tenía ya veintiocho años, y los franceses, a pesar de que el otro candidato favorito era Zidane (campeón del mundo y de Europa con la selección), dejaron al margen su proverbial chauvinismo y se decantaron por el jugador portugués, que cogía así el testigo de Eusébio, premiado con idéntico trofeo en 1965.

Poco después, Figo fue distinguido, en Londres, con el premio que otorga la prestigiosa revista World Sports al mejor jugador del año, en votación efectuada por Internet. El futbolista portugués se hizo merecedor de otros galardones: mejor jugador de la Liga 1999-2000, según los entrenadores de Primera División en España; mejor jugador de Portugal (1995 y 1996); segundo mejor jugador del mundo, por detrás de Zidane (2000); mejor futbolista portugués del mundo concedido por el diario luso A Bola (2001), y personalidad del año 2001, según la Asociación de Prensa Extranjera en Portugal, por considerar que era quien más había contribuido a mejorar la imagen del país en el exterior. En Portugal no dejaba indiferente a nadie, y hasta el premio Nobel José Saramago, para halagarlo, declaró: «Yo me siento el Figo de la literatura».

Con unos ingresos sólo por ficha que en 2001 superaban los 1.000 millones de pesetas netas por año y con un contrato hasta 2006, podía permitirse todos los gustos. Conducía un Porsche negro con matrícula de Madrid y en 2001 se compró una casa en la urbanización Parque Conde Orgaz. Figo colecciona relojes y otros objetos de valor, pero la mayor parte de sus inversiones las dedica a inmobiliarias en Vilamoura (Algarve). Vive con Helene Swedin, una modelo sueca con la que se casó en 2001 y con la que tiene una hija de dos años, Daniela. Es un cinéfilo empedernido, sobre todo de películas de acción, comedias de enredo o de cualquier filme que protagonicen sus actores predilectos: Michael Douglas, Dustin Hoffman, Michelle Pfeiffer y Carri Ottis.

Figo no olvida sus raíces. Es un hombre solidario que se siente comprometido con los problemas sociales, detesta las drogas y las guerras. En 2001 salvó a su primer equipo de la desaparición mediante la compra de un edificio con el que la entidad pudiera avalar un crédito millonario. Y no renuncia a sus principios: uno de sus mejores amigos sigue siendo el ex jugador del F. C. Barcelona Josep Guardiola. Al César lo que es del César y a Figo lo que es de Figo. También cuando se marchó del Sporting de Lisboa, los aficionados le tildaron de traidor, pero él sigue siendo un simpatizante del club.

Idolatrado por los seguidores del Real Madrid y odiado por los del F. C. Barcelona, es sin embargo admirado por todos los amantes del fútbol en su más puro estado, debido a su fuerza, regate, visión de la jugada y entrega absoluta. Tímido, de respuestas monosilábicas, pero célebre por someterse en el campo a un desgaste físico inusual en las grandes estrellas, ha encandilado a los aficionados de todo el mundo con su capacidad para desbordar al adversario y por su precisión en los pases desde la banda derecha, que le permiten crear numerosas oportunidades de gol en cada partido.

Camisetas con las que hizo historia

Portugal

Dioses

Real Madrid

idolos

Inter de Milan

futbol


12 Kaka

(Ricardo Izecson dos Santos Leite; Brasília, 1982) Futbolista brasileño. Empezó a jugar a fútbol profesional en el São Paulo Fútbol Club en 2001. En las dos temporadas en las que militó en este equipo mostró un gran talento y facilidad para marcar. En 2002 formó parte de la selección brasileña que ganó la Copa del Mundo celebrada en Japón y la República de Corea.

deporte

En 2003 fue fichado por el Milan AC. En su primera temporada, Kaká fue uno de los referentes en ataque; marcó 10 goles y su equipo ganó la Liga italiana y la Supercopa de Europa. En los siguientes años se consolidó como pieza clave, sobre todo tras la marcha del ucraniano Andriy Shevchenko en 2006, aunque los resultados del equipo no fueron muy brillantes.

En 2007 volvió a conseguir títulos importantes con el Milan AC. Ganó la Liga de Campeones, la Supercopa de Europa y acabó el año obteniendo el Campeonato del Mundo de Clubes. A nivel individual, su actuación fue premiada con el Balón de Oro de la revista France Football; poco antes había sido designado también mejor jugador del mundo por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

Camisetas con los que hizo historia

Brasil

Los que hicieron historia en el futbol!!

Milan

Dioses

13 Cristiano Ronaldo

(Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro; Funchal, Madeira, 1985) Futbolista portugués considerado uno de los mejores delanteros del panorama actual. Además de los numerosos títulos y distinciones individuales obtenidos a lo largo de su trayectoria en el Manchester United (2003-2009), tiene el honor de ser el futbolista por el que más dinero haya pagado nunca un club: en junio de 2009, el traspaso al Real Madrid costó al club blanco 94 millones de euros, la cifra más alta de la historia.

Cristiano Ronaldo nació en un barrio obrero en la isla portuguesa de Madeira, en el seno de una familia de tres hermanos. Desde muy pequeño mostró sus buenas cualidades para el deporte: a los ocho años jugaba en el equipo de La Andorinha, y a los 10 se lo disputaban ya los dos equipos mayores de la isla, el Marítimo y el Clube Desportivo Nacional; el padre del jugador decidió que ingresara en este último. Allí progresó de forma meteórica, y a los 16 años, tras realizar unas prueba, se incorporó al Sporting de Lisboa y se trasladó a vivir a la capital portuguesa.


idolos

Tratado como un prodigio, en el Sporting de Lisboa le fueron asignados psicólogos, entrenadores personales, orientadores en sus estudios y médicos para supervisar el crecimiento físico de una joven promesa que se convertiría en un atleta cabal. En octubre de 2001, a los 17 años, debutó en un partido completo de la Superliga portuguesa, causando una favorable impresión tanto a los seguidores como a la prensa. Su aportación resultaría fundamental en la obtención del título 2001-02 para el club lisboeta.

En verano de 2003 se disputó un encuentro amistoso entre el Sporting y el Manchester United, con motivo de la inauguración del estadio José Alvalade. Cristiano Ronaldo desarrolló en ese partido un juego tan excepcional que deslumbró a los compañeros y a los rivales; entre ellos, al entrenador del Manchester, que logró que su club fichara a Cristiano por 18 millones de euros. Esta operación coincidió con la venta del capitán David Beckham al Real Madrid, por lo que el ingreso de Ronaldo al tradicional club inglés suponía la expectativa de un reemplazo en la figura de un sucesor.

Ya en su primer año en el Manchester United marcó el primer gol que conduciría a su club a lograr la copa de la liga inglesa en la final del torneo; en su segunda temporada maduraría hasta ser considerado uno de los mejores jugadores jóvenes de la FIFPro de 2005, anotando en octubre de ese año el gol número 1.000 del Manchester United en la Premier League. En 2006-07 fue el segundo máximo anotador con 17 tantos. Al finalizar la temporada, su sueldo rondaba ya los 4,2 millones de euros anuales.

futbol

Entretanto, el jugador portugués había desarrollando un enorme catálogo de recursos técnicos: un tiro libre impactante, impecable e impredecible incluso para los más prestigiosos porteros; una desequilibrante velocidad en las jugadas; un dominio portentoso de los remates de cabeza. Su formó así su reputado perfil de delantero temible, incluso a gran distancia de la portería contraria. Aparece por sorpresa desde una segunda fila y desborda a sus marcadores con velocidad y calidad; traza repentinas diagonales y es un experto en rematar a pie cambiado (atacar por la derecha y rematar con pie izquierdo, y viceversa).

Fue naturalmente en el conjunto inglés donde alcanzó su consagración y, a los largo de las seis temporadas que permaneció en el Manchester (2003-2009), contribuyó decisivamente a ampliar el palmarés del club (Liga, FA Cup y Champions), dejando un apabullante repertorio goleador del que también se beneficiaría la selección portuguesa. La temporada 2007-2008 finalizó con un nuevo récord de Ronaldo (o CR7, como quiere ser conocido), al superar el récord de goles en una misma temporada que ostentaba George Best (32 dianas). Le estrella portuguesa marcó 42 tantos, 31 de ellos en la Liga. En mayo de 2008, el Manchester disputó la final de la Liga de Campeones contra el Chelsea; Ronaldo marcó el gol que significó el empate en los minutos reglamentarios, pero falló en la tanda de penaltis. Con todo, en un dramático final, el Manchester se llevó la copa a sus vitrinas.

deporte

Sus extraordinarios resultados le hicieron merecedor de la Bota de Oro y lo postulaban como el mejor candidato para ganar el Balón de Oro (que se le había resistido el año anterior) y el FIFA World Player, frente a otros talentos como el argentino Leo Messi y el español Fernando Torres. Ronaldo logró "por goleada" ambos galardones, convirtiéndose en el tercer portugués que recibía el Balón de Oro (2 de diciembre 2008) que otorga la revista France Football, después de Eusebio y Luis Figo. El 12 de enero de 2009 no hubo sorpresas y el crack portugués se llevó también el FIFA World Player, que lo acreditaba como el mejor futbolista del planeta a juicio de los entrenadores y capitanes de selecciones de todo el mundo. Cristiano obtuvo 931 puntos, frente a los 678 y 203 de sus inmediatos seguidores (Messi y Torres, respectivamente).

Su perfil deportivo había adquirido características inusitadas en los medios de comunicación, convirtiéndose en una figura mediática. A sir Alex Ferguson, entrenador del Manchester, no le quedaba sino atar a su rutilante estrella, pretendida por otros grandes equipos europeos. Ya en 2007 el Real Madrid se había interesado en su traspaso, ofreciendo la cifra de 80 millones de euros, la mayor de la historia hasta el momento, pero el jugador resolvió renovar contrato con el club inglés hasta el año 2012.

En junio de 2009, tras meses de incertidumbre en los que día tras día los medios de comunicación lanzaban sus apuestas sobre el futuro del jugador, Ferguson perdió la batalla. Cristiano decidió cambiar de aires y fichar por el Real Madrid, un club que tras varios años de sequía de títulos y de discrepancias internas había vuelto a confiar la presidencia a Florentino Pérez para enderezar la situación. Y Florentino apostó por una política de limpieza del vestuario y de fichajes de altos vuelos (Cristiano, Kaká, Karim Benzema, Xabi Alonso). Sólo por el traspaso de Cristiano desembolsó 94 millones de euros, la mayor cifra de la historia pagada por un jugador. El luso fichaba por cinco temporadas y percibiría anualmente 9 millones de euros netos.

El día 6 de junio la locura se desató en el estadio Santiago Bernabéu. La presentación del jugador congregó a 90.000 aficionados, que llenaban las gradas al grito de "Sí, sí, sí, Ronaldo ya está aquí"; más de seiscientos periodistas se acreditaron para la ocasión. Y es que el fenómeno de Cristiano Ronaldo había ya traspasado las fronteras del deporte y había llegado también a la prensa rosa y al marketing. También llegaría a la política, puesto que el Congreso de los Diputados abrió una discusión en torno a lo abultado de la suma pagada, en un año marcado por una profunda crisis económica.

Pronto se vio, sin embargo, que el proyecto multimillonario de Florentino Pérez no daba los resultados esperados; a la dificultad de cohesionar un equipo con tanta estrella, el club blanco hubo de sumar el espectacular momento de forma del eterno rival, el F. C. Barcelona, que de la mano del técnico Josep Guardiola vivía una edad de oro y le arrebataba muchos de los títulos a que aspiraba. En las tres primeras temporadas con Cristiano Ronaldo en la delantera (2009-2012), el Madrid sólo conquistó un título mayor, el de la liga 2011-2012, y fracasó en sus tres intentos de ganar su décima Copa de Europa. Sin duda ello se debió más al planteamiento deportivo que al rendimiento de su principal estrella, ya que Cristiano Ronaldo siguió acreditando su gran valía y mejorando año tras año sus registros goleadores, que superaron siempre los alcanzados con el Manchester. En el año 2011 se llevó el trofeo pichichi al máximo goleador de la liga española, batiendo además, con sus 41 tantos, el récord histórico de la competición.

camistes con las que hizo historia

Manchester United

Los que hicieron historia en el futbol!!

Real Madrid

Dioses

Portugal??

idolos

14 Messi ( El que no juega nada )

(Lionel Andrés Messi; Rosario, Santa Fe, 1987) Futbolista argentino. Poseedor de una habilidad técnica excepcional, una endiablada velocidad y una inventiva inagotable, desde que llegó de la mano de sus padres al F.C. Barcelona, con 13 años de edad, realizó una carrera vertiginosa por las diferentes categorías hasta el primer equipo, en el que debutó con apenas 16 años en un partido amistoso ante el Oporto. En 2004, con 17 años, jugó su primer encuentro oficial de la Liga española. Con 18 años le llegó su consagración internacional: formó parte de la selección argentina, campeona en el Mundial Juvenil Sub-20 de Holanda, disputado en 2005. Pero su verdadera eclosión se produjo con la llegada de Pep Guardiola al banquillo azulgrana: durante las cuatro temporadas en que el técnico dirigió el equipo (2008-2012), sus estadísticas goleadoras alcanzaron niveles estratosféricos, contribuyendo de forma decisiva a que el Barça viviese la mejor etapa de su historia al hacerse con 14 títulos de los 18 posibles. Considerado casi unánimemente el mejor futbolista del momento, su talento individual se ha visto reconocido en cuatro años consecutivos con el Balón de Oro (2009, 2010, 2011 y 2012).

futbol

Conocido como Leo o Pulga, su inmensa calidad ya apuntaba cuando tenía cinco años y jugaba en el club de barrio de su ciudad natal dirigido por su padre, un empleado de la industria metalúrgica, y se reafirmó cuando, a partir de sus siete años, comenzó a jugar en las divisiones inferiores del Newell's Old Boys de Rosario.

A los 10 años, a punto de dar el salto al club River Plate de Buenos Aires, se le detectó un retraso en el desarrollo óseo causado por un bajo nivel de hormonas del crecimiento; el tratamiento médico era muy costoso, los clubes no quisieron afrontarlo y su padre, que no disponía de los recursos económicos necesarios, decidió entonces emigrar a Barcelona con su familia, donde se le había presentado una posibilidad laboral. En septiembre de 2000, Leo realizaba una prueba en el F.C. Barcelona; el técnico Carles Rexach quedó maravillado con su talento futbolístico y, firmando en efecto un contrato en una servilleta de papel, como cuenta la anécdota, lo incorporó al club, que se hizo cargo del tratamiento del chico. Messi tenía entonces trece años y medía 1,40.

A partir de ese momento Messi se formaría en la Masia, centro de entrenamiento de la cantera azulgrana, donde pasó por las diferentes categorías (Infantil A, Cadete B, Cadete A, Juvenil A, Barça C y Barça B) antes de llegar al primer equipo, ya en la era del presidente Joan Laporta. Aunque participó en el amistoso que enfrentó al FC Barcelona con el FC Porto en el partido de inauguración del Estadio do Dragáo (16 de noviembre de 2003), su debut oficial en primera división con la camiseta azulgrana se produjo el 16 de octubre de 2004 en Montjuic, en el clásico derby con el Español de Barcelona.

Lo demás es historia reciente. A sus 17 años la Pulga marcaba su primer gol como profesional en el Barça en un partido contra el Albacete, y se convertía en el jugador más joven del equipo azulgrana en lograr un tanto en la Liga española. Durante esa temporada 2004-2005, las lesiones que arrastraban algunas figuras del primer equipo y su brillante trayectoria en el filial hicieron que fuese un habitual en las convocatorias y que contribuyera a la consecución del título de Liga, el primero de su palmarés.

deporte

Pero la progresión del ariete no había hecho más que empezar. La temporada 2005-2006, después de un gran debut en el trofeo Joan Gamper contra la Juventus de Turín, fue ya sin duda una buena campaña, aunque una lesión muscular lo apartó de los terrenos de juego en el tramo final de la competición. Se exhibió en el Santiago Bernabéu, en un memorable partido en el que los azulgranas vencieron al Real Madrid por 0-3, y en Stamford Bridge, en los octavos de final de la Liga de Campeones contra el Chelsea. El resultado de la temporada para el equipo de Frank Rijkaard no pudo ser mejor: ganó la Supercopa de España, la Liga y la Liga de Campeones, la segunda de su historia.

En 2006-2007 las cosas no fueron tan bien para el Barça, que no ganó ningún título importante, pero Messi deleitó a los aficionados con jugadas espectaculares que ya lo postularon entre los mejores jugadores del mundo. Entre sus momentos de gloria se cuenta el haber logrado los tres goles del Barcelona que le valieron el empate frente al Real Madrid, en el partido disputado en el Camp Nou el 10 de marzo de 2007. O su hazaña del 18 de abril de ese mismo año, en las semifinales de la Copa del Rey contra el Getafe, cuando eludió a cinco jugadores, portero incluido, e hizo el segundo gol de su equipo. Esta genialidad dio la vuelta al mundo y todos lo compararon con el Maradona que coronó el célebre "Gol del siglo" ante Inglaterra, en el Mundial de México de 1986. La progresión del jugador continuó en 2007-2008, una temporada difícil para el equipo, que vio cómo se agotaba el proyecto liderado por Ronaldinho y acababa la era de Frank Rijkaard en el banquillo.

El FC Barcelona inició la temporada 2008-2009 con un nuevo proyecto que generó un cierto escepticismo entre los culés. El presidente Laporta había confiado el banquillo a un hombre de la casa, Josep Guardiola, con buenos resultados en el filial pero sin experiencia en primera. Los más optimistas auguraban buenos resultados a largo plazo. Pero la historia fue otra. Los chicos de Guardiola, con Messi convertido en crack indiscutible, pergeñaron la campaña futbolística más apasionante en décadas. Con un fútbol de libro, alabado en Europa y en el mundo, encadenaron victorias y resultados que pulverizaron todos los récords y consiguieron lo que parecía imposible: ganar en una misma temporada la Copa del Rey, la Liga y la Liga de Campeones, un triplete histórico que nunca antes había logrado ningún equipo español.

En esta campaña, Messi completó su primera temporada sin lesiones y superó su récord de partidos jugados (51) y goles (38). El argentino fue decisivo en las finales de Copa y Champions -marcó el segundo gol del Barça en cada una de ellas-, y, entre goles antológicos, fue el artífice de dos de los seis tantos que encajó el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Los tres títulos obtenidos en la temporada 2008-2009 daban acceso al club a disputar otros tantos torneos a principios de la siguiente, antes de terminar el año: la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubs. En todos ellos resultó vencedor el Barça, marcando un récord histórico: levantar en un solo año los seis trofeos de las seis competiciones en que participaba. No hay duda de que, junto al entrenador, la explosión de Leo Messi fue una de las claves de que la era Guardiola (2008-2012) haya pasado a la historia como la mejor del club. El equipo conquistó durante ese cuatrienio 14 títulos de 18 posibles: a los seis citados, hay que sumar otras dos Liga españolas (2009-2010 y 2010-2011), otra Liga de Campeones en 2010-2011 (la tercera de Messi y la cuarta de la historia del club), la Copa del Rey (2011-2012), la Supercopa de Europa (2011), dos Supercopas de España (2010 y 2011) y el Mundial de Clubs de 2011.

De hasta qué punto el papel de Leo Messi en tales triunfos fue determinante pueden dar una idea las estadísticas. De los 16 goles marcados por Messi en la temporada 2007-2008, pasó a anotar 38, 47, 53 y 73 tantos en los cuatro años de la era Guardiola, cifras de por sí estratosféricas que pueden indicar además, en su progresión, que aún no ha tocado techo, como lo ilustran otros aspectos en que sus números mejoran cada año. Ya no sólo hay que valorar su virtuosismo en el regate (sus cambios de ritmo rompen a los rivales hasta el punto de que el técnico del Arsenal, Arsène Wenger, lo llamó "jugador de PlayStation" y su extraordinaria precisión en los disparos