Hacienda facilita la renovación de Cristiano Ronaldo permitiéndole pagar menos impuestos durante dos años


Mientras que a Messi lo acusan de evasión...


Después de que se haya hecho pública la querella de la fiscal de Barcelona contra Leo Messi y su padre Jorge por presunta estafa de cuatro millones euros, Leo Messi ha tranquilizado a los aficionados azulgranas y ha instado a sus asesores a solucionar el problema con la Agencia Tributaria con la mayor brevedad posible.

Según apunta el entorno del jugador argentino, Leo está al corriente de sus pagos fiscales y esta estrategia de la Hacienda Pública responde a una campaña de publicidad para hacerse ver entre los medios de comunicación.

Por contra, al margen de lo acontecido con Leo Messi, recientemente se dio a conocer una ventaja fiscal que podría ayudar al Real Madrid a renovar a Cristiano Ronaldo.

En pleno debate sobre su continuidad, según apuntó el periodista Ramón Fuentes en el diario 'Marca', la Agencia Tributaria confirmó hace pocos meses que los jugadores con condición de impatriados, es decir, aquellos traídos del extranjero expresamente para ser contratados por algún club, no verán aumentada su tributación hasta el año 2015.

De este modo, los futbolistas que fichó el Real Madrid antes de 2010, entre ellos Cristiano Ronaldo, se benficiarán de esta situación, tributando tan solo el 24'75% de sus ingresos en lugar del 52% que deben pagar el resto de ciudadanos cuyos ingresos superan los 600.000 euros al año.

Así pues, ante la incesante necesidad de renovar a Cristiano Ronaldo, el luso podría firmar un nuevo y suculento contrato que le permitiría tener un gran salario en neto hasta 2015. A partir de entonces, eso sí, CR7 deberá pasar por Hacienda y pagar más por sus ingresos.