Brasil fue el que jugó y ganó como un campeón del mundo

El equipo de Del Bosque nunca supo resolver la presión del local. Ramos desvió un penal y Piqué fue expulsado.

Brasil fue el que jugó y ganó como un campeón del mundo


De vez en cuando le viene bien unos mimos a la autoestima. Y vaya si necesitaba mimos Brasil por estos días. La selección y su gente. Todo Brasil. El equipo, porque venía como anestesiado, jugando sólo amistosos, sin grandes desafíos a la vista al no participar de las Eliminatorias por ser el anfitrión de la próxima Copa del Mundo. Y su pueblo, claro, que anda con la cabeza y el corazón latiendo al compás de las reivindicaciones sociales, también se merecía una alegría futbolera. Y esta final de la Copa Confederaciones se había transformado, al fin de cuentas, en una buena oportunidad. Porque había llegado el local y también el más venerado de estos tiempos, la España de Vicente Del Bosque. Y resultó más sencillo de lo esperado para Brasil, que se dio un gusto enorme.
Fue más y mejor que España, de principio a fin, en un partido que si, por algo sorprendió, fue por la falta de equivalencias entre los unos y los otros que se vio muy bien reflejada en el 3-0 final.
Había señalado Tostao en su columna de ayer en Folha de San Pablo: “Si pierde, España, por lo que juega y jugó durante los últimos años, seguirá siendo superior a Brasil. No cambian los conceptos por un partido. Y Brasil, si es derrotado, ya mostró que, en casa, es fuerte candidato al título mundial”. Se suscribe desde aquí ese manojo de palabras de quien fuera campeón del mundo en México 70 con uno de los más grandes equipos de todos los tiempos.
Acaso el mayor mérito que exhibió en esta final el equipo de Scolari, más allá de rendimientos individuales de alto vuelo como los de Neymar y Fred, haya sido la actitud colectiva con la que encaró la parada. Sabiéndose en la rara situación de no ser el favorito, intentó achicar las distancias de calidades que lo separan de España con un compromiso y una intensidad que su rival nunca pudo neutralizar. Ni en el inicio mismo del partido, cuando Brasil se puso en ventaja con aquel gol que marcó Fred desde el suelo, ni en los escasos momentos en los que Iniesta emergió con sus pincelazos de talento.
Fue demasiado pobre lo de Xavi, un jugador esencial para encender el juego de España junto a Iniesta. Y también fue intrascendente lo delNiño Torres. Y lo de Pedro. Y lo de Mata. Y Arbeloa tuvo que conformarse con verlo a Neymar siempre de atrás. A tal punto que ni salió a jugar el segundo tiempo. Si Fred fue figura por sus dos goles (el tercero, en el inicio de la segunda etapa, tras una excelente definición),Neymar fue la gran figura por su tanto (el segundo, un zurdazo alto luego de una pared con Oscar; un auténtico golazo), por su permanente participación en el juego asociado y por la influencia de tres cuartos hacia adelante, incluida la jugada que generó la expulsión de Piqué.
Claro que a esa altura, sobre los 23 del segundo tiempo, el partido ya estaba liquidado. Ni Sergio Ramos había podido descontar: su penal se fue cerca del palo derecho de un Julio César que no sólo volvió a recibir mimos para su autoestima sino que también se ganó los guantes de oro, el nuevo premio instituido por la FIFA.
Aquellos gritos con los que se volvió a entonar el himno, como había sucedido antes del encuentro con México en Fortaleza, le habían dado un marco sanguíneo al Maracaná. Era evidente: la final no era la final del mundo, pero sí era un partido que atravesaba las venas de Brasil.
Era un partido para que Brasil descubriese qué imagen le devolvía el espejo. Y si la celebración postrera no resultó lo suficientemente ruidosa fue porque el pleito con los campeones del mundo había resultado mucho más simple de lo que propios y extraños habían imaginado.
España perdió su invicto de 29 partidos oficiales, pero no dejará de ser potencia de lo noche a la mañana. Como dijo Felipao , Brasil seguirá en su camino, pero con más confianza. Las 73.500 personas que poblaron el Maracaná se fueron abrazadas a esa sensación.

Comentarios Destacados

@erick_aldi +15
¡España ganó la Posesión del Balón!
@io-metalhead20 +3
Jajajaja cierto como aburre ver jugar a España.

6 comentarios - Brasil fue el que jugó y ganó como un campeón del mundo

@nba_22 +7
igual la verdad se ve el año que viene, brasil tiene mucho pibes, no se si se va a bancar toda la presion de jugar la copa del mundo de local
@nba_22 +4
@martinjhm271 pero no la ganaron, en general los campeones del mundo no son equipos con mayoria de pibes que no pasan los 22 años porque no aguantan la presion, a esta seleccion le hace falta un ronaldinho y otro que lleven mejor la presion
@elpes17
@nba_22

Ronaldinho y Kaka.
@nba_22 +1
@elpes17 no creo que los convoque el tecnico, si no lo hizo cuando brasil jugaba para el orto, ahora que goleo 3 a 0 a españa no creo que lo haga
@erick_aldi +15
¡España ganó la Posesión del Balón!
@io-metalhead20 +3
Jajajaja cierto como aburre ver jugar a España.
@max_avatar +6
jugo demasiado bien brasil, con este nivel, campeon del mundo seguro