El 'nuevo' Barça del 'Tata' Martino tendrá un estilo muy parecido al actual, con una gran 'obsesión' por el ritmo y la posesión de balón, pero recuperará algunas características que aplicó Guardiola en su primer año.

Este es el resumen que se deduce tras hablar con Ariel Palena, gran conocedor del 'Tata' Martino.

Palena coincidió como jugador con el 'Tata' Martino en las categorías inferiores de Newell's Old Boys. Más adelante, fue preparador físico de un Newell's en el que todavía jugaba el nuevo técnico azulgrana. Por si fuera poco, Palena trabajó como preparador físico de Martino mientras éste fue entrenador de Almirante Brown y Instituto de Córdoba.


Así jugará el Barça del 'Tata' Martino


ADN BARÇA

“Es un entrenador de prestigio con características muy apropiadas para entrenar al Barça. Además tiene madera de líder. Creo que su gran capacidad le llevará a tener, seguro, mucho éxito con el Barcelona”, aseguró Palena.

EL ESTILO

Su estilo de juego inicial es el 4-3-3, aunque “le gusta variar para adaptarse a la situación”, reconoció Palena. “Tiene una gran obsesión por la posesión de balón. Quiere ritmo y velocidad de balón y, sobre todo, atacar. Es muy inteligente y rápidamente se dará cuenta qué equipo tiene en sus manos”, comentó.

PREPARACIÓN FÍSICA

“La preparación física no resulta determinante para él. Cree que físico hay que tener el justo para resolver las distintas situaciones sobre el terreno de juego. Tiene un método de trabajo muy pautado y ordenado, pero igual tiene que adaptar algo en ese aspecto”.

RESPETO POR EL TRABAJO DE LOS JUGADORES

“Es un amante del jugador que trabaja, le respeta mucho. Cree que el respeto debe ser de ida y de vuelta”, ya que de esa forma el jugador se siente valorado y motivado para seguir aportando cosas al equipo.

MUCHA POSESIÓN

“Como gran admirador de Bielsa, el 'Tata' Martino tiene una gran obsesión por el trato del balón. Quiere mucha creatividad y superioridad en centro del campo”, explicó Palena.

LOS CARRILEROS, CLAVES PARA ATACAR

“Quiere que los carrileros sean un punto importantísimo en el ataque. Pero no estando ya, sino apareciendo. Piensa que si los laterales “aparecen” dificultan mucho más la marca al contrario”.

Esa 'manía' también la tenía Guardiola en su etapa como técnico del Barça, ya que en muchas ruedas de prensa insistía en la importancia de Dani Alves llegando desde atrás.

LOS EXTREMOS, DE FUERA HACIA DENTRO

Al intentar sorprender con los laterales, esto implica que los extremos parten abiertos para sacar el balón pero abandonan la línea de cal para dejar espacio en la banda y, así, participar en la triangulación en el centro del campo.

PRESIÓN ARRIBA

“Le gusta presionar muy arriba y con muchos hombres”, explicó Palena.

Esta es una de las principales diferencias con el Barça actual. El 'Tata' Martino quiere que sus jugadores presionen para robar en campo contrario y, sobre todo, que lo hagan juntos y en bloque. En caso de pérdida del balón, ordena a sus jugadores a correr detrás del balón para intentar recuperarlo lo más rápidamente posible.

En los últimos años el Barça ha ido perdiendo una característica que aplicó Guardiola en su primer año con Henry, Eto'o y Messi. Los tres jugadores eran la primera línea de una presión que se iniciaba en el área rival, con un importante desgaste del camerunés que obligaba al portero a desplazar en largo. Sin embargo, en las últimas temporadas el Barça ha perdido agresividad en la presión.

LÍNEA DE TRES ATRÁS EN SITUACIÓN DE ATAQUE

“Normalmente deja los dos centrales atrás con el medio centro defensivo entre ambos. Le gusta que el equipo esté siempre bien colocado por si hay pérdida de balón”, dijo Palena antes de añadir que “al querer que el equipo presione en bloque, los centrales siempre están en el centro del campo con 40 o 50 metros a sus espaldas”.

UN 'FALSO' 9

“El delantero tiene mucha movilidad y participa de la creación”. En ese aspecto, Palena destacó que el papel que quiere Martino de su 'falso' 9 coincide con el papel de Leo Messi en el Barça, ayudando a que haya superioridad en la medular.