epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Yo le quiero hacer goles a Boca

Yo le quiero hacer goles a Boca

Teo Gutiérrez bajó del avión y habló a solas con Olé. Ramón, el sueño del hincha, las ganas de jugar ya, su comportamiento, Saja y una confesión: “Ahora mi juguete no es un revólver sino una pelota”.

¿Teo, estás donde querías estar?

-Sí. Sin dudas. Estoy muy agradecido a Dios porque hizo posible que se cumpliera mi sueño. Siento una alegría inmensa.

-¿Cómo nació tu fanatismo por River?

-Desde niño siempre miraba a River porque mi padre es hincha y me invitaba a ver los partidos. Ahí los veía a Francescoli y a otros grandes jugadores, la camiseta era distinta a todas, me llamaba la atencion la banda roja. Para mí era especial, ganaba muchos títulos y tenía jugadores impresionantes. Venía hablando en el avión con mi representante de que este era mi gran sueño. Y ahora quiero disfrutarlo.

-¿Qué te gustaba de Enzo?

-Francescoli era el mejor jugador de River, la técnica que tenía con el balón era impresionante. El solo ganaba partidos clave.

-¿Te identificás con el estilo de juego de River?

-Es que tiene el fútbol más vistoso y en todo el mundo se admira la calidad del juego de River. Es un equipo que sale a ganar en cualquier cancha y eso hace que el hincha disfrute.

-¿Qué otros jugadores del club te marcaron?

-Me enganché con Francescoli, después también con Crespo porque era un goleador de área, con Ortega porque era un símbolo de River... Y después con los colombianos Angel, Yepes y Falcao, que marcaron una buena época.

-¿Es verdad que a los colombianos les va bien con esta camiseta, como dijo Ramón Díaz?

-Es cierto, han ayudado al club a conseguir cosas importantes. El ha tenido a varios y sabe por qué lo dice.

-Vas a tener a dos compatriotas cerca: Alvarez Balanta ya se ganó a los hinchas y Carbonero va en camino.

-Para mí son como dos hermanitos más chicos, ja. Hablé con ellos por medio de mi representante. Y serán importantes en la convivencia. Hay un grupo con varios jóvenes y otros jugadores de experiencia, y esa mezcla va a ayudar a ganar cosas importantes, cada uno aportando lo suyo. Quiero formar una familia.

-¿Qué te contaron Falcao y Yepes en la selección?

-Me han dicho que es uno de los clubes más importantes de Sudamérica y del mundo. Llego a un club muy poderoso en todos los sentidos. Es como decir que estoy en el Barcelona o en el Real Madrid. Y para mí, que soy hincha de River, es muy lindo... En realidad, River es como estar en el Barcelona o el Real Madrid por la calidad de jugadores que tiene, la calidad de institución que es. Acá se trabaja mucho en el jugador y te hacen sentir una estrella.

-¿A pesar del descenso? ¿Cómo viviste el golpe?

-Bueno, ya pasó, y cuando estaba acá pude ver que los jugadores dieron todo para subir y eso fue fundamental para devolverle el prestigio a la institución.

-¿Es cierto que tenés una mini-colección de camisetas de River?

-Ja, ja... Sí, tengo varias. Una vez un señor me regaló una de los 80, la de Fate: esa camiseta es muy linda y especial porque representa un gran momento del club. Esa fue la primera y después Falcao me regaló una que la tengo guardada como un tesoro.

-Cristiano, tu hijo, también es de River.

-Sí. Le llaman la atención los colores y se hizo hincha. Gracias a Dios se me dio este sueño y lo puedo compartir con él. Además tengo dos nenas que también son de River, Shadai y Jeilou. Y todos están felices de volver a vivir en la Argentina porque han dejado amigos y les gustaba mucho el colegio, los han tratado muy bien. Ellos se sintieron cómodos aquí y eso me da tranquilidad.

-¿Y tu viejo qué te dijo?

-Está feliz, toda mi familia está tranquila y muy contenta porque gracias a Dios se me están dando las cosas y me ven bien a mí. Eso me da paz en mi carrera, en mi hogar, y donde esté vamos a ser felices.

-¿Qué te gusta de la Argentina?

-La gente: es muy especial y futbolera. La comida también es muy rica. Es uno de los países en donde más se vive el fútbol en y donde mejor se trata al jugador.

-Decís que River es como el Real o el Barca: ¿imaginás que el ambiente que lo rodea es mucho más fuerte al de Racing?

-Sin dudas que no hay comparación con Racing, son clubes diferentes y obviamente todo en River es más fuerte por lo que mueve y lo que hay alrededor.

-¿Estás para jugar el domingo con Gimnasia?

-Sí, antes me tengo que hacer los exámenes médicos y firmar los papeles, pero estoy a disposición de lo que el profe quiera.

-El profe es Ramón Díaz, quien elogió mucho lo que hiciste por venir.

-Claro que hice un esfuerzo muy grande por venir y esperemos, junto con mis compañeros, darle felicidad a esta hinchada que se merece lo mejor. Y por supuesto que le estoy muy agradecido a Ramón por lo que ha dicho, él también entendió el esfuerzo que hice para venir... Así que ya quiero ir a entrenarme.

-¿Querés aprender algo especial de Ramón?

-Ah, sí, él era un gran delantero...

-¿Qué querés aprender?

-Los movimientos que tenía eran impresionantes, los veo seguido para aprenderlos y sumarlos de a poco a mi juego.

-¿Te llamó? ¿Hablaron?

-Todavía no, ya vamos a charlar tranquilos. Creo que se van a dar conversaciones muy largas, vamos a estar mucho tiempo hablando. Lo bueno es que haya buen diálogo con el grupo para que podamos trabajar en armonía.

-Hoy piensa en usar un 3-4-2-1: ¿te ves como único delantero del equipo?

-Primero que me elija el profe, ¿no? Yo me veo en todos lados con esta camiseta. Se está armando un buen equipo, se nota que hay armonía y juegue quien juegue y con el esquema que sea, éste es un equipo grande y hay que pelear arriba en cualquier cancha. Así que vamos a trabajar para ganar todo y si me toca jugar, estoy preparado para hacerlo donde sea.

-¿Ya soñaste el festejo del primer gol?

-Ja, no. Primero tengo que hacerlo y para eso me voy a entrenar con muchas ganas. Seguro que le voy a dar gracias a Dios el día que haga el primer gol y también a mi familia por acompañarme.

-Como hincha de River, ¿ya sentís la enorme pica que existe con Boca?

-Y, después del Real Madrid-Barcelona viene River-Boca por todo lo que genera. Ojalá que Dios me permita jugar un clásico y pueda hacer todo lo que sé. Ya me encantaría ver la cancha llena, son partidos importantes, que se llevan solos. Hay que respetar al rival, pero yo le quiero hacer goles, ja. Existe esa competencia sana, también sé que ganás un clásico y tenés un año de tranquilidad. Igual, acá hay que ganar todo. Estamos en manos de un técnico muy ganador como Ramón.

-Vas a volver a enfrentar a Riquelme. ¿Qué te genera eso?

-Román es un crack, una gran persona, el símbolo de Boca. Le da un estilo y hace jugar a su equipo.

-Viste que Ramón, además de elogiarte, dijo que si te portás mal te va a tirar de las orejas. ¿Cómo lo tomaste?

-Sin dudas que es un técnico de experiencia y conoce a muchos jugadores. Un montón han pasado por sus manos y han salido grandes equipos. Para mí va a ser muy importante escucharlo y aprender de él en todo sentido.

-Se ha hablado muchísimo de tu personalidad: ¿cómo sos en verdad?

-Soy tranquilo, trato de estar en paz y armonía. Por ahí se ha visto otra imagen mía que no fue la mejor, pero de todo se aprende; además, la mayoría de mis compañeros debe tener una buena imagen. Siempre hice las cosas de la mejor manera, nunca le quise hacer daño a nadie y trato de respetar a todos por igual. Uno va creciendo con la experiencia y las cosas vividas te enseñan a ser mejor persona.

-¿Sos calentón?

-No, por ahí se vio otra cosa, pero hoy estoy más maduro, sé lo que quiero y para dónde voy. Les tengo que agradecer a mis compañeros por lo vivido, ahora recapacité y tengo la madurez que un jugador necesita para estar en la cancha y manejarse afuera.

-¿Te arrepentiste de algo que hiciste?

-Sí, sin dudas. Fueron cosas que pasaron y como ser humano debo reconocer que he fallado, me equivoqué. Uno cuando siente que se equivoca y lo reconoce, te hace ser más hombre. Tengo que reconocer que cometí errores en esa etapa de mi vida.

-¿Le pedirías disculpas al Chino Saja?

-Seguro, sin dudas no tengo rencor hacia nadie, al contrario: hoy soy una persona muy alegre y después, si me tengo que tomar un café con alguien o abrazar a alguien, lo voy a hacer.

-¿Lo saludarías?

-Si, lo saludaría y le agradecería por todo, porque me dejó una enseñanza.

-¿Le gritarías un gol a Racing cuando jueguen?

-Le tengo un cariño muy especial a toda la gente de Racing y por respeto, no lo celebraría.

-Hablás mucho de Dios: imagino que nunca más vas a llevar un revólver de juguete en el bolso, ¿no?

-No. Ahora mi juguete, el que voy a llevar siempre, no es un revólver sino un balón, una pelota, para disfrutar y ser alegre. Quiero demostrar que maduré y responderle a la gente que me quiere y me llena de consejos y de afecto. Mis amigos y mi familia me han ayudado a madurar y a darle un valor especial a mi carrera. Y a disfrutar en una cancha.

-Hablaste de tu padre y tus hijos. ¿Qué dice tu esposa ahora que vas a ser una estrella de River?

-Y medio incómoda está, ja, pero Yeimis se siente feliz porque estoy cumpliendo un sueño y mis hijos están contentos, así que no le queda otra que entender y acompañarme como siempre. Acá vamos a ser muy felices porque se respira fútbol.

0 comentarios - Yo le quiero hacer goles a Boca