CR7 a punto de romper un récord
Cristiano sigue a lo suyo, que es hacer goles. Le da igual el entrenador que tenga, las tácticas que se empleen, si le liberan más o menos defensivamente o si juega más adelante o más atrás. Sea lo que sea, él se hincha a meter goles. En la pretemporada ya ha afinado la puntería, siendo el máximo goleador del equipo con seis tantos, y está listo para el inicio liguero.
Desde que Cristiano comenzó con su espectacular recital goleador en el Real Madrid, todos los registros históricos del conjunto blanco están en peligro. No ha habido año que Cristiano Ronaldo no haya superado alguno de ellos. Normal, teniendo en cuenta el ritmo que lleva. Hasta el momento, 202 goles oficiales.
Dejando atrás a mitos
De la misma forma, desde hace tiempo puso en jaque a los goleadores históricos del club blanco. Año a año, fue superando a mitos madridistas a una velocidad de vértigo. Jugadores que necesitaron años para firmar su marcas goleadoras se han visto engullidos por el portugués en cuatro años. Empezó por Valdano (54), siguió con Van Nistelrooy (64), Ronaldo (104), Juanito (123), Amancio (154), Butragueño (170) y la pasada temporada ya dejó atrás a Gento (181).
Esta temporada, si mantiene los espectaculares registros de las últimas campañas, tiene a dos mitos más a tiro. Antes de que acabe el año dará caza a Hugo Sánchez (208). Se situará como el quinto máximo goleador en la historia blanca.
El siguiente en dar caza ya son palabras mayores. Será Cañoncito Puskas, que anotó 237 goles. Cristiano necesitará 35 tantos para igualar el registro del mítico goleador madridista. Es su objetivo, entrar en la leyenda blanca.
Cristiano Ronaldo no se obsesiona con estas cosas, pero sí le ilusiona subir peldaños año a año y codearse con jugadores que son historia del Real Madrid. “Año tras año procuro mejorar mis marcas. No me fijo un número de goles, pero voy a dar el máximo para intentar superar todo. Soy ambicioso”, dijo el pasado miércoles tras el partido con su selección en el que, por cierto, también marcó.