El nuevo “Messi de la nieve”




El nuevo “Messi de la nieve” se llama Claudio Ñancufil



En medio de las nieves de Bariloche, tierra de montaña patagónica, apareció la magia de un pequeño de apenas siete años, que nos deslumbra con su absoluto dominio del balón. Un joven prodigio, tal vez destinado a ser el heredero.







El jovencísimo Claudio Gabriel Ñancufil juega en el equipo Martín Güemes, de Bariloche, y en el ambiente del fútbol juvenil de esa ciudad todo el mundo lo conoce. A nadie se le escapa que ese chiquitín con corte casquito sabe llevar al balón con una distinción atípica en los mocosos de su edad. Bien llevado, hay ahí una joya en bruto, un diamante futbolístico que trae el virtuosismo desde la cuna, porque hay cosas que no se pueden enseñar. Prueba de ello es el espectacular gol que les presentamos.



Claudio lleva la diez de su equipo, igual que Messi; y al igual que el crack del Barcelona, el niño prodigio juega, hace jugar, desparrama rivales con la gambeta corta y define como un verdadero goleador. Se ha ganado el tal vez precoz apodo de “El Messi de la nieve”, pero a él no parece molestarle, y la gente se entusiasma con su crack local. También su hermano Braian posee el don para el fútbol, y ambos hacen dupla en el ataque de Martín Güemes. Si el destino es bondadoso, ambos hermanos tienen un gran futuro deportivo por delante.








Messi