Top 10 Momentos en la historia Riverplatense



Top 10 River Plate



Analicemos las diez peores se podria decir derrotas,

humillaciones, o fracasos en la historia de River. Hoy dia es un

Grande No precisamente por esta parte de la historia.



# 10.- River 0 - Newell’s 5
Mayo de 1992, torneo Clausura. Fue el partido en el que saltó a la fama Javier Castrilli, al expulsar cuatro jugadores de River: Comizzo, Basualdo, Oscar Acosta (todos en la misma jugada y por protestar, finalizando el primer tiempo) e Higuain. Debió atajar el entonces joven Rodrigo Burela, que sufrió los goles de Lunari (2), Berti, Tudor (?) y Gamboa.

river




# 9.- Cruzeiro 3 - River 0

20 de noviembre de 1991, final de la Supercopa. River llegaba a Belo Horizonte con una ventaja de dos goles (Rivarola de penal e Higuain) a enfrentar a Cruzeiro en la revancha. Un gol de Ademir y dos de Tilico dejaron al Millonario sin nada, y podría decirse que Comizzo fue la figura del equipo visitante.

top



# 8.- Banfield 5 - River 0

Octubre de 2002, torneo Apertura. Cinco goles en 66 minutos. Si no se hubieran producido incidentes en la tribuna de River, la goleada habría sido mayor. Dos de Colautti, Demichelis en contra, Moreno y Fabianesi y el Lorito Jiménez redondearon una paliza no sólo en el marcador sino en lo futbolístico, en la cual el manejo de pelota terminó pasando por Astrada (?). Sin embargo parece que las goleadas no determinan cesantías en River: tres veces en la historia River perdió por cinco goles, y en todos los casos el entrenador sobrevivió al cargo más de un año después de la derrota humillante.

futbol

# 7.- Boca 4 - River 3
27 de febrero de 1991, fase de grupos, Copa Libertadores. Ganaba River 3-1 (dos de J.J.Borrelli, uno de penal, y Zapata; había descontado Latorre para el 1-2). Pero tras el tercero de River expulsan a Astrada y el equipo se desmoronó. Tanto que perdió 4-3, con goles de Giunta, Marchesini y otra vez Latorre, esta vez de tijera. Hasta ese año el historial de enfrentamientos en el clásico estaba igualado; ese partido fue no sólo el comienzo de la paternidad de Boca (no cuento los amistosos de verano) sino el resultado que dio pie a la eliminación en primera fase tras el bochornoso empate sin goles entre Boca y Oriente Petrolero.

Argentina


# 6.- Chacarita 4 - River 1
6 de julio de 1969. Campeonato Nacional. River había llegado a la final tras eliminar a Boca en un empate que lo favoreció, ya que tenía un gol más que su clásico rival en la suma del torneo (35 de River, 34 de Boca). Chacarita, que había vencido a Racing, era el rival. River, obligado a salir campeón en el duodécimo año de la famosa sequía, fue vapuleado por el Funebrero. Igualaban en un tanto (Neumann para Chaca, Trebucq para River), hasta que otra vez Neumann, Angel Marcos y el tano Frasoldatti despedazaron las ilusiones del Millonario.

boca


# 5.- River - Caracas F.C.
Copa Libertadores 2007. No sé cuál fue peor: si la derrota 1-0 (8 de marzo de 2007) con gol de Champeta (?) Velázquez en el Monumental; o la de 3-1 (dos de Escobar y Rey para Caracas, Farías la igualdad transitoria para River) en Cúcuta (obligaron al Caracas F.C. a salir de su estadio, gracias a una gestión del dirigente de River y la Conmebol Norberto Alvarez) un mes después, el 5 de abril de 2007, ante un equipo venezolano muy disminuido, ya que le suspendieron de oficio cuatro jugadores injustamente.

Humillacion


# 4.- River 2 - Armenio 3
9 de marzo de 1988. River, dirigido por Griguol, a los 18 minutos ya ganaba 2-0 (Caniggia y Palma). Pero a un tal Raúl Edmundo Wensel se le ocurrió marcar tres goles (a los 23, 42 y 73 minutos) y vencer a un River que no jugaba a nada y cuyo DT ya se llevaba bastante mal con los jugadores (mucho se especuló con que se tratara de una cama al ex DT de Ferro y Gimnasia; padecí ese partido en la cancha y hasta hoy parece poco entendible que una línea de cuatro experimentada -Borelli, Gutiérrez, Ruggeri y Erbín- cometiera errores tan infantiles)

Top 10 River Plate



# 3.- Peñarol 4 - River 2

20 de mayo de 1966. Final de la Copa Libertadores. Peñarol se había quedado con el partido de ida en Montevideo 2-0, y River había hecho lo propio en Buenos Aires por 3-2. Como por entonces no se definía por diferencia de goles, se jugó un tercer partido en Santiago de Chile. Y River había empezado muy bien: ganaba 2-0, con goles de Daniel Onega y Solari. Pero… en la historia de River siempre hay un pero. Peñarol no sólo lo igualó (goles de Spencer y Abbadie), sino que lo dio vuelta en tiempo adicionado al reglamentario (otra vez Alberto Spencer y Rocha). Fue el partido que dio origen al mote de gallinas.

river



# 2.- River 2 - San Lorenzo 2
8 de mayo de 2008. Copa Libertadores, octavos de final. River y San Lorenzo (con Ramón Díaz) se enfrentaban en un duelo que decidía mucho más que el paso a cuartos, ya que había muchas facturas pendientes entre jugadores y entrenador cuervos y dirigentes de River. En la ida, San Lorenzo había ganado 2-1. La revancha era pareja, ganaba River 1-0 (Abelairas) y le alcanzaba para pasar a cuartos, e incluso contaba con la ventaja de un hombre de más (Rivero se había hecho expulsar). No conforme con esto, Botinelli le pega un codazo sin pelota en el área a Falcao, que Abreu convirtió en gol. 2-0, serie liquidada. Liquidada? No, es River. Simeone, viendo que River había perdido el medio, decidió un cambio inentendible con ese resultado (Rosales por Augusto Fernández), y así le regaló la pelota a San Lorenzo. En cinco minutos Bergessio marcó dos goles y obligó a River a marcar dos más para pasar, por acción y efecto del gol de visitante más valioso. Casi convierte uno River, pero en contra: a Carrizo le pasó una pelota por debajo de la suela. Lejos de salir a buscar, ningún jugador de River pateó de larga distancia, para no pasar vergüenza. El hecho es tan cercano en el tiempo que casi es innecesario mencionar las desafortunadas declaraciones de Ahumada (las de la famosa frase “silencio atroz”) culpando de la derrota a los hinchas (?).

top




# 1.- River 0 - Boca 3

24 de mayo de 2000, Copa Libertadores. Por lejos, la derrota que más dolió. River había vencido a Boca en el Monumental en la ida de cuartos de final 2-1, y para jugar como visitante Américo Gallego, que en la semana había dudado entre el torneo local y la Libertadores, decidió boquear y cargar al rival (”si ponen a Palermo -por entonces lesionado- yo pongo al Enzo”, dijo). Planteó el partido a esperar: seis defensores (Lombardi, Ramos, Trotta, Berizzo, Yepes, Placente), un volante de marca (Zapata) y para buscar el arco rival Aimar, Angel y Saviola. Hasta faltando media hora le salía bien… hasta que Delgado igualó la serie. Riquelme marcó el segundo y Palermo, que no podía ni caminar, convirtió el tercero sobre la hora.

futbol




fuente: Aqui