BOCA JUNIORS



Boca: crónica y secuelas de dos días de furia

¿Se mandó o lo mandaron a Ledesma a apuntar contra Orión? El volante no se dejó ver tras la pelea de la que salió perdiendo por KO. El arquero se lastimó tres dedos y estuvo en duda para hoy. Riquelme es nuevamente el foco del conflicto

¿Lo mandaron a Ledesma a apuntar contra Orión?


Septiembre de 2012. "De este técnico (por Julio Falcioni), prefiero no hablar. Si hablo mal se arma un lío bárbaro y si hablo bien me van a cargar mis compañeros. Con el DT no tengo diálogo, es sólo una relación entre profesionales".


link: http://www.youtube.com/watch?v=G4Lez5s9ZVI

La reacción del jueves pasado de Pablo Ledesma sorprendió a todos, aunque no fue su acusación contra Orión la primera vez que el jugador se puso sólo en el centro de la polémica con micrófono en mano. Cuando los problemas eternos en el plantel de Boca no eran tema, el volante abrió la puerta del vestuario y los dejó expuestos como ya lo había hecho en 2012 cuando apuntó contra Julio Falcioni con la frase que encabeza el artículo.

Jueves 6 de marzo de 2014. "Entre lunes y martes se dijo que un referente de Boca dijo que con Bianchi no sabíamos a qué jugábamos y que con Falcioni sí. Yo quiero saber si esto es verdad porque si no alguien inventa o hay un jugador que cuenta cosas intentado perjudicar al entrenador. Del ciclo de Falcioni quedamos cuatro: Riquelme, Ledesma, Rivero y Orión, y yo estoy acá, dando la cara".

Ledesma quiso ser justiciero de Bianchi y le salió mal. Acusó sin nombrarlo a Agustín Orión de filtrar información de las internas de Boca cuando el arquero estaba en viaje de regreso de Bucarest a la Argentina tras ser citado por Sabella a la Selección.

boca juniors


Tarde del viernes 7 de marzo de 2014. Apenas Agustín Orión arribó al país supo de los dichos de su compañero y, ya reincorporado al plantel, se desató la guerra. Luego de hablar con Juan Román Riquelme en el centro del campo principal de Casa Amarilla, ambos se fueron al vestuario a mantener una charla con el plantel. En el trayecto, Orión se cruzó con Ledesma y el cruce llegó a la agresión física, al punto de que al volante (quien no jugará hoy ante Racing por un desgarro), se le concedió el permiso de volver a los entrenamientos recién el martes porque, dicen, "tenía el ojo a la miseria".

Fueron varios los que intentaron separarlos: Perotti, "Cata" Díaz, Escalante... La riña prosiguió por la vehemencia del arquero, quien por el cruce se habría lastimado tres dedos, cuadro que llegó a ponerlo en duda para el encuentro de esta noche ante Racing. Por las dudas Emanuel Trípodi (quien en la previa del partido con Olimpo perdió tres dientes por un cuadro nervioso), sabe que la posibilidad de ingresar en el partido de hoy está latente.

El día continuó con los referentes de Boca emitiendo un comunicado que leyó Juan Román Riquelme, escoltado por un silencioso Carlos Bianchi: "A los periodistas que publican cosas les vamos a pedir que vengan y que nos muestren los mensajes de texto que les mande algún jugador para aclarar las cosas (...) Los esperamos en el hotel y, si no llegan a venir, nosotros sabemos que tomaremos las medidas necesarias: no hablaremos con la prensa hasta que termine el campeonato".

roman riquelme


Si faltaba algún problema más, era la presencia de la barra que, enterada de la interna, se hizo presente desde temprano en el complejo Pedro Pompilio. Eran cerca de 15 integrantes de la facción de "Fido" Devaux, de la rama de Mauro Martín los que, al finalizar la práctica, insultaron a periodistas que estaban en el lugar.

Una historia de larga data

Cuando cansados de Riquelme Walter Ervitti, Santiago Silva, Matías Caruzzo y Leandro Somoza se fueron de Boca, parecía que el 10 había "limpiado" su camino, que sería el único líder pero no. De nuevo se armaron los grupos: Ledesma, Rivero, Daniel Díaz Sánchez Miño y Acosta se fueron detrás del enganche y otros como por ejemplo Juan Manuel Martínez con Orión.

De allí la sospecha de que Ledesma haya salido a declarar en la forma y con el contenido que lo hizo. El volante fue el portavoz de un grupo que quiere volver a pasar la escoba para que Bianchi detrás de la línea y Riquelme adentro, manejen un grupo homogéneo.

Domingo 9 de marzo de 2014. El partido de esta noche ante Racing será crucial para poner a prueba la unión tan sólo futbolística de un grupo cuya interna está quebrada.



ASÍ QUEDÓ PABLO LEDESMA DESPUÉS DE PROPINARLE CON UN OJO, UNA PALIZA A LOS NUDILLOS DE AGUSTIN ORION

pablo ledesma