neymar por plata te muestra hasta los calzoncillos

Con un Barça KO, a menos de dos meses del inicio del Mundial, quien más tendría que proteger a Neymar sería, supuestamente, la prensa de su país. La Seleçao empieza y termina en el ‘Mohicano’ y las opciones de ganar el ‘Hexa’ en casa pasan, en buena medida, por el rendimiento de su estrella solitaria. Pues bien, ha sido en Brasil donde han colocado al delantero blaugrana en el ojo del huracán de un debate deportivo-comercial.

Los medios brasileños acusan a Neymar de haber mostrado intencionadamente la marca de sus calzoncillos, que es uno de sus patrocinadores personales, durante la vuelta de los cuartos de final de la Champions en el Calderón. Según los medios brasileños, con el pretexto de secarse el sudor, lamentarse por una oportunidad desaprovechada o esperar en zona de ataque que le llegara un balón, Ney se subió “hasta cinco veces”, la camiseta de juego para mostrar a todo el planeta el nombre de la marca Lupo, que lo patrocina desde 2011.

Columnistas de prestigio, como el caso de Juca Kfouri en ‘Folha de Sao Paulo’, consideran que Ney “entró en el campo preocupado con algo más que jugar, lo que es por si solo un pecado” y apuntan que “nadie con dos neuronas cree que haya sido obra del acaso”. En varios artículos señalan que si el ‘Mohicano’ hace lo mismo en un partido de la canarinha durante el Mundial será duramente castigado por la FIFA. Las críticas han sido unísonas de lo que ya se ha bautizado como “marketing emboscada”.

Lupo asegura que en el contrato con el jugador, que tiene vigencia hasta 2015, no existe ninguna cláusula que le obligue a mostrar la marca durante los partidos y recuerda que este tipo de práctica está prohibida en los duelos organizados por FIFA. La asesoría de prensa de la empresa considera que es “un gesto espontáneo”, y reconoció al portal IG que “claro que nos gustó” lo que ocurrió.

El propio staff de Neymar ha tenido que saltar a la palestra. En un comunicado muy duro, firmado por Eduardo Musa, de NR Sports, se criticó a un especialista en marketing deportivo brasileño que se había mostrado contrariado con la actitud del jugador. “La exposición de la marca fue de forma espontánea, un gesto natural y no forzado. Es una práctica de la juventud, de los que tienen la misma edad de Neymar”, indicó el escrito, que iba acompañado de un collage de fotos de la etapa del Santos y de situaciones de la vida cotidiana del jugador donde éste mostraba la parte superior de los calzoncillos. “A Neymar le gusta los productos de los que hace publicidad. No firmamos con marcas con las que él no se identifique”, recordaba Musa.

Wagner Ribeiro, el que fuera agente del jugador y que ahora es un asesor más del padre del delantero, también atacó con mucha dureza a este especialista de marketing a quien acusó, a través de un tweet, de querer hacer aparecer “su consultoría de mierda"