El Real Madrid, con su líder Cristiano Ronaldo recuperado para la gran cita, desafía a su bestia negra europea, el Bayern de Múnich, vigente campeón de la Champions League, en su cuarta semifinal consecutiva en la que busca dar el gran salto a la final y a la 'Décima'. [Real Madrid - Bayern en vivo, miércoles a las 20:45 h en RTVE.es]
Si hay un clásico del fútbol europeo por antonomasia es el que protagonizan Real Madrid y Bayern de Múnich. Mil imágenes para el recuerdo que abarcan desde el pisotón en la cabeza de Juanito a Lothar Matthaus al penalti a las nubes de Sergio Ramos en la tanda final de la última semifinal que protagonizaron. Los dos gigantes europeos se han cruzado en veinte ocasiones, con siete triunfos madridistas, dos empates y once derrotas.
No mirará a la historia el equipo de Carlo Ancelotti ni a los cinco cruces en semifinales que han dado forma a la leyenda de bestia negra del Bayern. En cuatro de ellas el Real Madrid se quedó a puertas de la gran final. Ahora, con la moral por las nubes tras conquistar el primer título de la temporada en Copa del Rey, dar el salto al cuarto intento es el único objetivo.
José Mourinho devolvió al Real Madrid el prestigio perdido en Europa, fulminó la maldición de octavos, y con Ancelotti se prolonga la progresión. El italiano conoce la ambición que existe en el madridismo por conquistar la 'Décima' y con menor ruido a su alrededor, ya ha igualado el primer año del portugués. Campeón de Copa ante el gran rival en España, el Barcelona, y cruce con el rival a batir en 'Champions'.
El Bayern de Pep Guardiola es el mayor examen de la temporada de un Real Madrid que firmó un camino de récord hasta los cuartos de final. Fue cuando recuperó la dosis de sufrimiento ante el Borussia Dortmund en un partido de vuelta en Alemania donde vio de cerca la peor de sus maldiciones. Por poco no tiró por tierra sus tres goles de ventaja de la ida.
En su camino a la final vuelve a cruzarse con un equipo germano. Vapuleó al Schalcke 04, pudo con su último verdugo, el equipo de Jurgen Klopp, y ahora quiere saldar cuentas pendientes con el Bayern de Múnich.
Con Cristiano de vuelta
Recupera Ancelotti a su líder, Cristiano Ronaldo, que a falta de la prueba final se perfila titular. Supera su lesión muscular y en el campo tendrá que demostrar que ya no siente dolor de las molestias en el tendón rotuliano izquierdo.
Sin él sus compañeros se multiplicaron en tareas defensivas en la final de Copa. Es el camino a seguir que marca el técnico madridista que silenció a sus críticos con su variación táctica ante el Barcelona y prepara como sorprender a Guardiola.
El equipo titular será el mismo que el de la final de Copa pero con la entrada de Cristiano Ronaldo por Isco Alarcón. El portugués Fabio Coentrao se mantendrá en el lateral izquierdo con el brasileño Marcelo en el banquillo recién recuperado de su lesión muscular.
El galés Gareth Bale regresará a la banda derecha, tras brillar en su banda natural y el francés Karim Benzema cerrará el tridente ofensivo buscando finalizar su sequía.
Lo contrario para Cristiano que quiere engrandecer su leyenda en Liga de Campeones. Tras igualar a los 14 tantos que marcaron en una edición de Copa de Europa José Altafini (1962-63), Ruud Van Nistelrooy (2002-03) y Lionel Messi (2011-12), quiere inscribir su nombre como el único goleador en superar esa barrera de tantos.
El portugués será decisivo antes de afrontar la visita al infierno de Múnich. El madridismo responderá al ambiente que le han pedido jugadores y cuerpo técnico. El Bernabéu vivirá una noche mágica.
A él llega un Bayern en un momento en el que su verdadero estado de forma se ha convertido en una incógnita por despejar tras el bajón protagonizado en los últimos partidos del torneo alemán, tras haber sentenciado anticipadamente la Bundesliga.
Después de haber sido prácticamente intratable durante la temporada, tras coronarse campeón, el Bayern, tuvo claros síntomas de relajamiento. Desató las alarmas pues se teme que eso afecte el ritmo de competición para otros compromisos, tanto en la Liga de Campeones como en la Copa de Alemania.
El estado del Bayern, una incógnita
Tanto los jugadores como el cuerpo técnico y la directiva han advertido que para superar las semifinales ante el Real Madrid tienen que volver a mostrar su mejor versión. De algunos jugadores -sobre todo el francés Franck Ribery- se espera una clara mejoría con respecto a los últimos partidos.
En lo personal, Pep Guardiola ha recuperado al meta Manuel Neuer, curado de un problema en el gemelo derecho que lo tuvo dos partidos fuera de la convocatoria, y al lateral izquierdo David Alaba, baja el sábado en la Bundesliga por un resfriado. Además, vuelven Javi Martínez y Bastian Schweinsteiger, que fueron baja por sanción en la vuelta de cuartos de final contra el Manchester United.
Siguen siendo baja los lesionados Thiago Alcántara, Holger Badstuber, Xerdhan Shaqiri y el segundo portero, Tom Starke. Mientras que en el Real Madrid se perderán el encuentro Álvaro Arbeloa, Sami Khedira y Jesé Rodríguez.
Respecto a la formación que presentará el Bayern en el Santiago Bernabeu el primer interrogante es si el capitán Philipp Lahm jugará como lateral derecho o si Guardiola preferirá emplearlo como medio centro, como lo ha hecho durante buena parte de la temporada.
Según lo que ha trascendido del último entrenamiento a puerta cerrada, probó como centrocampista mientras que el lateral derecho fue ocupado por Rafinha. Sin embargo, el regreso al equipo de Javi Martínez y Schweinsteiger puede llevar a Pep a retrasar la posición de Lahm que tendría que vérselas con Cristiano Ronaldo.
Otra duda por despaejar es si Guardiola juega desde el comienzo con Mario Mandzukic como delantero centro o si utiliza a Thomas Müller como falso nueve. En todo caso, es de esperar que durante el partido haya modificaciones -Guardiola no ha hecho nunca menos de dos cambios por partido- que pueden llevar también a variaciones del esquema táctico, según las necesidades del momento. Será el regreso a un estadio que engrandeció la leyenda de Pep como entrenador.





Cristiano Ronaldo llega al 100% para aniquilar al Bayern