El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Por qué Boca es el único grande? [Megapost]

Primeramente está el tema de los descensos, donde Boca es el único equipo grande de la Argentina que nunca descendío, también está Arsenal, pero ascendió hace pocos años. Vamos a hacer un repaso de los descensos de los restantes 4 llamados grandes:

Racing club:

Racing se va al descenso sin apoyo de su hinchada y con tribunas vacías en el 1983
Respetamos muchos a sus hinchas, debido quienes no empezaron a ir a las canchas hace tres años, como pasa con otros equipos de la B (?). Y eso lo valoramos muchísimo.
Pero que respetemos a Racing no quiere decir que cualquiera pueda venir a mandarnos mensajes subidos de tono (?) y llevársela de arriba.

"Hablan de racinguizacion como algo peyorativo? Que derecho tienen ustedes? Ademas realmente que significa? Los hinchas de Racing somos de lo màs fiel del futbol argentino. Ustedes con eso que dicen? Nos bancamos una quiebra, un descenso, casi desaparecer, y siempre estuvimos ahi. No tenemos nada que envidiarles ni a ustedes ni a nadie. Puede ser que una parte de la hinchada, sean hinchas de si mismo, pero eso ocurre en tu club y en todos. No pueden ser tan irrespetuosos cada vez que hablan de Racing, club emblematico del futbol argentino...."

La hinchada de Racing merece nuestro respeto, por supuesto. Se lo ha ganado. Pero las cosas en su lugar. La hinchada más fiel del fútbol argentino es la de Boca. La más numerosa, la más seguidora, la que más entradas vendió en la historia del profesionalismo y la que más gente llevó a Japón. La hinchada de Boca posee, desde 1954, el récord de promedio de entradas vendidas en un torneo superándose a sí mismo (1944, 1946, 1949).

En el mensaje que nos llegó se hace alusión a que “nos bancamos un descenso”. Como cuento de hadas, está bárbaro. Pero a nosotros, no. Tenemos una biblioteca dedicada exclusivamente a Racing en la B cuando su hinchada dejaba las canchas vacías, silbaba a los jugadores, corría a los DTs para pegarle y hasta abandonaba la cancha de Gimnasia en el primer tiempo de la final del octogonal para subir a Primera porque la diferencia de gol ya se veía irremontable.

Semejantes documentos los tenemos guardados y verdaderamente no tenemos intención de usarlo, pero para no dejar a nuestro lector racinguista con las manos vacías, le vamos a recordar cómo se fue Racing al descenso. O mejor dicho, qué hicieron sus hinchas mientras veían al equipo de sus amores marchar con fritas a la Primera B. Repasemos sólo algunas crónicas de aquellos días de diciembre de 1983 y tome nota, amigo (?). Tome nota, que si algo faltó de la hinchada de Racing hacia su equipo, fue apoyo:

Por qué Boca es el único grande? [Megapost]
mentiras

Uno de otro de los descensos es el (o los) de San Lorenzo de Almagro, que por supuesto, fueron 2.
Descenso de San Lorenzo:
La Época del Olvido (1975-1981)

Los peores años de la historia futbolística de San Lorenzo se dieron paradójicamente luego de los mejores. La crisis en lo deportivo fue influenciada por un profundo deterioro en lo institucional: problemas económicos, malas decisiones administrativas, sucesión de gobiernos ineficaces y aprietes del ejecutivo municipal de facto que tenía un trato completamente discriminatorio hacia San Lorenzo al ser este un club de clase media de gran tradición social y cultural. El club fue endeudándose y desmoronándose económicamente, lo que ocasionó la pérdida de protagonismo en los torneos de fútbol, así como la multiplicidad de juicios entablados por ex-jugadores, que sumieron al club en el caos económico.

Como consecuencia de estas calamidades financieras el club se ve coaccionado por la dictadura gobernante a vender y abandonar su histórico estadio.19 En 1979 se disputó el último partido en el Gasómetro de Boedo y a partir de 1980, San Lorenzo jugaría de local en estadios ajenos (Huracán, Atlanta, Vélez). En 1980 peleó por no descender y cumplió el objetivo de permanecer en la primera división, pero al año siguiente, un equipo formado por jugadores veteranos y bajo las direcciones técnicas de Victorio Cocco primero y Juan Carlos Lorenzo después, no lo logró y perdió la categoría. Por primera vez en la era profesional, un equipo de los denominados grandes bajaba a la B.
descensos
riverguenza

Los descensos no acaban ahí; Independiente, 2013:
Acá podemos notar 6 causas posibles del descenso de Independiente:
FUTBOLISTAS DE BAJO VUELO
"Ahí están, ahí los ven, los que nos mandan a la B”, cantaron en algún momento las enfurecidas almas rojas. Al final hubo aplausos para los jugadores, más porque pusieron la cara para la trompada final que por haber jugado bien. El caso simbólico fue el de Rolfi Montenegro (foto), que volvió para salvar al club, tuvo un nivel bajo y terminó silbado por algunos hinchas. Aunque el contexto es importante, en los resultados, los jugadores tienen mucha influencia. Y la mayoría de los que pasaron por Independiente en estos tres años fueron desde el rendimiento tibio hasta el fracaso rotundo. Los hinchas no nos perdonarían la falta de valentía para especificar nombres. Maximiliano Velázquez, lateral, jugó 40 partidos de los que significaron el descenso con un nivel de pobre para abajo. Cristian Pellerano (48 juegos) y Nicolás Cabrera (27), que ya habían mostrado intrascendencia en Racing, aportaron más nada que algo en el mediocampo. Hilario Navarro, considerado un traidor del otro lado de Avellaneda, empezó para ídolo y terminó desaparecido entre lesiones y malos rendimientos. Leonel Núñez casi no hizo goles (4 en 24 partidos). Lucas Mareque y José Vélez fueron de los laterales que peor rindieron en la historia del club. Lo poquísimo que mostró Gabriel Vallés (41 partidos), el fracaso de Walter Busse, la parsimonia de Víctor Zapata, la ineficacia del colombiano Marco Pérez... Y las condenas, que el pueblo de Independiente sabrá justas, siguen en “Refuerzos sin compromiso”.

AMERICO Gallego, de los técnicos que peor promedio tuvieron en los tres últimos años: 24 en 24 partidos.
LOS DT NO LE ENCONTRARON LA VUELTA
Seis entrenadores formaron parte de la campaña que llevó a Independiente al Nacional B (siete si se cuenta el interinato de Ricardo Pavoni). De distinta clase: dos con prestigio y que habían sido campeones en el club (Américo Gallego y Miguel Brindisi); un símbolo de River (Ramón Díaz); un símbolo de Huracán (Antonio Mohamed); y dos ex jugadores de la casa haciendo sus primeras armas (Daniel Garnero y Cristian Díaz). Ninguno pudo armar un equipo fuerte, decidido, con personalidad. Garnero llegó recomendado por César Menotti, entonces asesor del club. Acumulaba siete partidos sin ganar de su paso por Arsenal, y en el Rojo llevó la suma a 14: empató 3, perdió 4 y se fue junto a Menotti. Mohamed priorizó la Copa Sudamericana 2010 (la ganó) y fue el que tuvo números menos condenables, aunque nada buenos. Cristian Díaz comenzó como interino, pero una sucesión de triunfos extendieron su estadía a 25 partidos: improvisación que se pagó cara. Otro Díaz, Ramón, demostró que depende del plantel que tenga, y en Independiente tuvo uno bastante pobre. Gallego (foto) parecía un salvador infalible, pero falló y terminó empatando su historia en el Rojo: un título, un descenso. A Brindisi se lo trató con suavidad porque ganó tres de sus primeros cinco partidos, pero en el momento decisivo, los últimos cinco, empató tres y perdió dos.

LA DEUDA BAJO LA ALFOMBRA
A esta altura, creer que las pésimas administraciones no inciden en los resultados es, como mínimo, absurdo. A veces inciden más y a veces menos, pero inciden. El caso de Independiente es extremo: debe 320 millones de pesos. Cuando se habla de fútbol estamos acostumbrados a escuchar cifras astronómicas sin pensarlas ni un segundo. Hagámoslo: 320 millones de pesos, cifra admitida por el presidente Javier Cantero. Aun así, Independiente siguió contratando jugadores, sostuvo planteles extensos y generó nuevas deudas. Para demostrar la influencia directa del factor económico, durante marzo de 2013 (en plena lucha por no descender) el plantel suspendió un entrenamiento para exigir que le pagaran parte de una deuda.

LO MAREARON CON TANTAS COPAS
Este punto presenta una discusión ideológica: ¿está bien apuntar más alto de lo que podemos llegar? Independiente se entusiasmó en 2010 con la posibilidad de volver a ganar un título internacional después de quince años. En la Copa Sudamericana fue avanzando fases casi a los manotazos (contra Defensor Sporting zafó a 15 minutos del final, a Tolima y a la Liga de Quito los eliminó solamente por tener más goles como visitante) y llegó a una final atípica: jugaban el Rojo, que terminó último en el torneo argentino, contra Goiás, descendido en la liga brasileña. El Rojo sufrió, pero terminó ganando por penales. Ese 8 de diciembre, mientras todos festejaban (foto), casi ninguno advertía que estaban hipotecando el futuro: Independiente terminó con 14 puntos en la que fue la peor de estas seis pobres campañas. Los hinchas, lo sabemos, van a recordar aquel momento de esperanzas con dolor: se pensaba entonces en que renacía el Rey de Copas, porque al club se le abrían las puertas para jugar muchos torneos internacionales: la Copa Libertadores, la Suruga Bank, la Recopa, la siguiente Sudamericana... Los promedios ya eran una preocupación (Independiente, recordemos, sufrió hasta la fecha 35 de la temporada 2010/11), pero muchos creían que el casi milagro de la Sudamericana podía repetirse con un plantel que, insistimos, perdía más de lo que ganaba. La doble competencia fue permanente durante estas tres temporadas; incluso en 2013, cuando jugó la Sudamericana. Y no sólo desgastó físicamente a los jugadores, sino que cada eliminación (porque Independiente no ganó ni una sola de todas las copas que jugó) resultó un golpe anímico fuerte.

DEMASIADAS MALAS RACHAS
Es cierto que la mayoría de los equipos argentinos son irregulares en cuanto a resultados, pero Independiente fue claramente el más “rachero” de los últimos tres años. ¿Qué significa rachero? Que es capaz de conseguir cuatro triunfos seguidos y, después, perder cuatro al hilo con los mismos jugadores. Fue un equipo demasiado anímico y lo terminó pagando. Las malas rachas, además, fueron más extensas que las buenas. En la 2010/11, por ejemplo, arrancó con 7 partidos sin ganar (el DT era Garnero). Dos meses después, acumuló 5 empates seguidos entre torneo y Sudamericana. Y en esa misma temporada, ya con Mohamed como técnico, otra racha terrible: 13 sin ganar, con siete empates y seis derrotas. De esos 13 sin ganar pasó directamente a 8 sin perder (tres por la Libertadores), hasta que cayó ante Racing por el Clausura 2011. En 2012, con Ramón Díaz en el banco, sufrió cuatro derrotas consecutivas, más una por Copa Argentina. Cristian Díaz, inmediatamente, revirtió el ánimo: perdió un partido de ocho. Pero al segundo tropiezo (1-3 con Arsenal) llegó la peor tormenta de la historia del club: un cruel vendaval de 15 partidos sin triunfos (especificados en la tabla que aparece debajo) que no sólo liquidó a Cristian Díaz, sino que abarcó los primeros partidos de la era Gallego. Siguieron las rachas: cuando el Tolo ganó su primer partido, encadenó cinco triunfos al hilo. Pero, sin nada en el medio, después sufrió 11 partidos sin ganar. Después de esos 11, ganó dos y arrancó otra seguidilla pésima: siete encuentros sin festejos que terminaron con el alejamiento del Tolo y la llegada de Brindisi. Y Miguelito, para no ser menos, llegó a sumar 7 partidos sin derrotas, pero arrancará en el Nacional B con una acumulación de 6 sin ganar.

REFUERZOS SIN COMPROMISO
No fue una mala elección, fueron muchas malas elecciones. Antes de cada uno de los seis campeonatos que condenaron a Independiente, entre directores técnicos y dirigentes decidieron quiénes reforzarían a planteles que, evidentemente, no eran la gran cosa. Y eligieron mal, muy mal. De alrededor de veinte nombres, apenas puede defenderse el rendimiento de cinco: Facundo Parra, Gabriel Milito, Cristian Tula, Fabián Vargas y (que los de Independiente no nos insulten) Ernesto Farías. El resto, indefendible. Durante la temporada 2010/11 llegaron Maxi Velázquez, Roberto Battión, Cristian Pellerano, Nicolás Cabrera, el mencionado Parra, Iván Vélez, Germán Pacheco, Matías Defederico (uno de los fracasos más rotundos) y un caso emblemático: Jairo Castillo, por quien se hizo un esfuerzo, jugó dos partidos y se le rescindió el contrato. En la 2011/12 se sumaron Osmar Ferreyra (de los que más jugaron: 65 partidos), el Tecla Farías y dos refuerzos bastante inexplicables: el uruguayo Adrián Argachá (sólo 12 encuentros) y el delantero Gino Clara, que jugó apenas una vez. Si hasta ahí las incorporaciones eran una ensalada sin cohesión, para la temporada decisiva, la 2012/13, hubo un plan: traer jugadores experimentados para soportar la presión. Y evidentemente el plan fracasó, porque el Rojo sumó apenas 39 puntos y los que terminaron aplaudidos fueron los juveniles surgidos del club. Además de los rescatables Tula y Vargas, los (mal) elegidos fueron Claudio Morel Rodríguez, Jonathan Santana, Víctor Zapata, Luciano Leguizamón y Juan Felipe Caicedo.
la verguenza nacional
boca unico grande

El descenso del "mas grande, lejos". Un día les tenía que tocar, un día les tocó. Ese día fué el 26 de junio de 2011.
Descenso de Ri"B"er (?) Plate: (distintos torneos que produjeron el promedio bajo causante del descenso.)
Torneo Apertura 2008
Diego Simeone fue director técnico de River en el Apertura 2008, el único de su historia en que el equipo terminaría último, lo que produjo una fuerte baja en el promedio del descenso.

El 15 de diciembre de 2007, tras un muy flojo Apertura, Diego Simeone asumió como director técnico de River Plate, logrando el campeonato del Torneo Clausura 2008 ganándole en la penúltima fecha a Olimpo por 2 a 1 en el Monumental.

El Torneo Apertura 2008 abrió la temporada 2008/09 de la máxima categoría del fútbol argentino. Comenzó el 8 de agosto de 2008 y finalizó el 23 de diciembre. Finalmente Simeone anunció su alejamiento de River el 7 de noviembre, cuando el equipo fue eliminado de la Copa Sudamericana a manos del mexicano Club Deportivo Guadalajara y cuando marchaba último en el torneo Apertura 2008, provocándose así el fracaso más grande de la institución en toda su historia hasta ese momento, pues el equipo terminaría último, logrando sólo 14 puntos en los 19 partidos, afectando fuertemente su promedio relacionado con los descensos.
Torneo Clausura 2009

El Torneo Clausura 2009 cerró la temporada 2008/09 de la Primera División Argentina. River terminó en el puesto 8º, cosechando 27 puntos en los 19 partidos que disputó. En la tabla de descenso River quedó 6º, con un promedio de 1,561 puntos.

El 4 de diciembre de 2008 fue confirmado Néstor Gorosito para asumir en la dirección técnica del equipo. Con él llegaron las incorporaciones de Mariano Barbosa, el retorno de Marcelo Gallardo y la incorporación de Cristian Fabbiani. A lo largo del campeonato el equipo decayó en su nivel.
Néstor Gorosito quien fuera DT de River en los torneos Clausura y Apertura 2009.
Torneo Apertura 2009

El Torneo Apertura 2009 inició la octogésima temporada de la era profesional de la Primera División de Argentina, que concluyó en el primer semestre del año siguiente, con la disputa del Torneo Clausura 2010. Tuvo fecha de comienzo el viernes 21 de agosto y de finalización el lunes 14 de diciembre de 2009. River terminó en el puesto 14º, cosechando 21 puntos en los 19 partidos que disputó.

El 4 de octubre de 2009, el técnico Néstor Gorosito renunció luego de perder con San Lorenzo en la 7ª fecha del Torneo Apertura jaqueado por las internas del plantel,3 la eliminación temprana de la Copa Sudaméricana, la falta de refuerzos de jerarquía y la presión de la hinchada por los flojos desempeños del plantel en especial de Cristian Fabbiani. Pese a los regresos de Matias Almeyda al fútbol profesional luego de estar tres años retirado, y la vuelta de Ortega después del préstamo a Independiente Rivadavia, el equipo no encontró un rumbo. Recién luego de la 9ª fecha con la contratación de Leonardo Astrada como DT del equipo se empezaron a ver vestigios de mejoras.

El 5 de diciembre de 2009 hubo elecciones para elegir a un nuevo presidente de la institución, luego de ocho años bajo la administración de José María Aguilar. Daniel Pasarella fue el ganador, superando por seis votos al candidato Rodolfo D'Onofrio.4
Torneo Clausura 2010

El Torneo "Iveco del Bicentenario" Clausura 2010, constituyó la segunda parte de la temporada 2009/10 de la Primera División de la Argentina. River terminó en el puesto 13º, cosechando 22 puntos en los 19 partidos que disputó. En la tabla de descenso River quedó 12º, con un promedio de 1,315 puntos. Para el mercado de pases de cara al Torneo Clausura 2010, Pasarella apuntó a satisfacer las necesidades del técnico Leonardo Astrada; se contrató a Rodrigo Rojas, proveniente de Olimpia de Paraguay, a Juan Manuel Díaz, ex lateral de Estudiantes de La Plata y Alexis Ferrero, jugador de Colón de Santa Fe. Dado los malos resultados, Astrada renunció a la dirección técnica del primer equipo y asumió el cargo Ángel Cappa. Luego de la llegada del nuevo entrenador, River volvió a la victoria, venciendo a Godoy Cruz, Vélez Sársfield y Racing en las últimas fechas del torneo.
Torneo Apertura 2010
Equipos de River Plate y de Tigre, momentos antes del partido entre ambos por la primera fecha del Torneo Apertura 2010.

El Torneo "Iveco del Bicentenario" Apertura 2010 fue el que inició la octogésima primera temporada de la era profesional de la Primera División. Dio comienzo el 6 de agosto y finalizó el 13 de diciembre. River terminó en el puesto 4º, cosechando 31 puntos en los 19 partidos que disputó. La comprometida situación en cuanto al promedio encontró al plantel en medio de un importante recambio. A la institución millonaria llegaron para disputar el Torneo Apertura 2010 jugadores como Juan Pablo Carrizo, Mariano Pavone, Leandro Caruso, Carlos Arano, Josepmir Ballón, Jonathan Maidana, Walter Acevedo, Adalberto Román y Luciano Abecasis, y la salida de jugadores como Facundo Quiroga, Martín Galmarini y Gustavo Cabral, cuestionados fuertemente por los seguidores.

El 9 de noviembre de 2010, Daniel Passarella desvinculó a Ángel Cappa como Director Técnico del equipo5 y nombró a Juan José López (J.J. López) como entrenador interino.6 Junto con J.J. llegaron los buenos resultados: se obtuvieron 13 de 18 puntos, con victorias ante Olimpo, Colón, Lanús, y la más importante, contra Boca.
Torneo Clausura 2011

El Torneo "Néstor Kirchner" Clausura 2011 - Copa Malvinas Argentinas, es el que cerró la octogésima primera temporada de la Primera División del fútbol argentino, desarrollado entre el 11 de febrero y el 19 de junio. No obstante las mejoras, el riesgo del descenso no dejó de acompañar a River en los últimos campeonatos; la desventura se hizo realidad tras acabar en el 9° lugar (cosechando 26 puntos en los 19 partidos que disputó) y quedando en el antepenúltimo lugar de la Tabla de Promedios con un promedio de 1,236, a 0,027 del último "salvado", que fue Tigre, condenando al equipo de Nuñez a jugar por primera vez una promoción para evitar su descenso.
La Promoción

Por terminar en la tabla de los descensos en el puesto 17º, con un promedio de 1,236 puntos, River se vio obligado a jugar la "Promoción" ante el Club Atlético Belgrano, en partidos de ida y vuelta.

Belgrano llegaba a esta instancia al quedar ubicado cuarto en el acumulado final de la B Nacional, por detrás de Atlético de Rafaela (1º), Unión de Santa Fe (2º) y San Martín de San Juan (3º); mientras que River quedó ocupando la primera plaza de promoción, por delante de Gimnasia y Huracán (estos dos disputarían el descenso en un partido desempate el cual favoreció a Gimnasia) y de Quilmes, ya descendido. Según el reglamento, por dichas ubicaciones ambos equipos debían cruzarse en las llaves promocionales.
El partido de ida, en Córdoba

Tal como indica el reglamento, la llave de ida se jugó el día miércoles 22 de junio de 2011 en el Estadio Gigante de Alberdi que es el estadio perteneciente al equipo que pretendía el ascenso: Belgrano, conducido por el director técnico Ricardo Zielinski. El técnico de River sorprendió al poner a un equipo integrado con muchos juveniles, dejando en el banco a hombres con experiencia como Mariano Pavone, Leandro Caruso y Jonathan Maidana. El partido finalizaría con el tanteador favorable a los locales por 2 a 0. El primer gol fue convertido por el mediocampista César Mansanelli a los 25' de juego; surgió de un penal sancionado por el árbitro Néstor Pitana a causa de que una mano del defensor paraguayo de River Adalberto Román fue juzgada como intencional por el línea Yamil Bonfá, pues Pitana la había ignorado. El segundo tanto, llegó a los 4' del segundo tiempo, Mansanelli tiró un centro desde la derecha, Luciano Lollo cabeceó sin marca y César Pereyra la empujó, luego de forcejear con Carlos Arano. Cinco integrantes de la parcialidad visitante, algunos de ellos encapuchados, invadieron el terreno de juego, para increpar y agredir a sus jugadores provocando la detención del encuentro por un lapso de 20 minutos. El árbitro tuvo notables desaciertos, entre ellos ignoró un penal contra Erik Lamela, y debió haber expulsado a la figura de River por un golpe de puño que le aplicó a Ribair Rodríguez.7 A la situación ya muy complicada en la que había quedado River se le agregó que tres titulares indiscutidos del equipo vieron la quinta amarilla del torneo y no pudieron estar en el partido de vuelta: Almeyda, Román, y Ferrari.
El partido de vuelta, en Buenos Aires
Mariano Pavone, autor del único gol de River en los dos partidos de la Promoción, y ejecutante de un malogrado penal en el último de los cotejos.

El 26 de junio se jugó el partido de vuelta en el Monumental.

El árbitro de este cotejo fue Sergio Pezzotta, el cual venía de dirigir la final de la Libertadores entre Santos y Peñarol y era el representante arbitral de la Argentina en la Copa América 2011. A 3 minutos del primer tiempo, Belgrano concreta el primer gol, a partir de un tiro libre, pero el árbitro lo invalida básandose en una posición adelantada, que no existió. Un minuto más tarde (4 minutos del primer tiempo), Pereyra de Belgrano nuevamente queda solo frente al arquero de River y otra vez la jugada es invalidada por posición adelantada, que tampoco existió. A los 5 minutos del primer tiempo, el delantero de River Mariano Pavone convirtió un gol, dejando a su equipo a sólo otro gol de la permanencia en Primera.

Pero a los 16 minutos del segundo tiempo Guillermo Farré aprovechó un rebote en el área y definió a la carrera, empatando el partido, resultado que no habría de cambiar, pues el mismo Pavone, todavía con 20 minutos por jugar, malogró un tiro penal, que fue contenido por el arquero de Belgrano, Juan Carlos Olave.8
Estadio Monumental, donde el equipo de River juega de local, y en donde se efectuó el segundo y último partido de la Promoción.

A los 89 minutos del encuentro la parcialidad local empezó a hacer sentir su enojo arrojando todo tipo de elementos contundentes al campo de juego. Por los graves incidentes, el árbitro Pezzotta dio por concluido el cotejo a los 44 minutos del segundo tiempo por «falta de garantías», por lo que el Tribunal de Disciplina, en una decisión posterior, le dio por perdido el partido, con el resultado final de 1 a 0 a favor de Belgrano9 , lo que determinó que el cuadro millonario descendiera a la segunda división por primera vez en su historia, poniendo fin a 103 años ininterrumpidos en la máxima categoría del fútbol argentino, desde su ascenso en 1909.

Posteriormente hubo disturbios en las afueras del estadio protagonizados nuevamente por "barras" que se enfrentaron con la policía y causaron serios destrozos tanto en las instalaciones del club como en locales comerciales aledaños al escenario deportivo, dando como resultado un total de 89 heridos (35 policías) y 50 detenidos. Ante la gravedad de la situación, el club debió afrontar la clausura preventiva del estadio. Al principio, se esperaba que a River le descuenten puntos en en la segunda división, pero sólo sufrió la clausura del estadio.
Consecuencias

Al día siguiente, el 27 de junio, el director técnico del equipo descendido, J.J. López, renunció a continuar desempeñando ese u otro cargo en la institución.
Asumió como director técnico Matías Jesús Almeyda quien estaría acompañado por Gabriel Amato,13 José Chamot, mientras que Alejandro Kohan se encargará de la parte física, y Carlos Roa será el entrenador de arqueros.14
Un fanático de 23 años de la localidad de Don Torcuato se cortó las venas.15 Otro joven de la misma edad se suicidó arrojándose a las vías del ferrocarril Urquiza, en el partido de Tres de Febrero.16
El presidente de la institución, Daniel Passarella, anticipó que no renunciará a su cargo, manteniéndose en él hasta que su mandato finalice; expresó: «Me van a tener que sacar con los pies para adelante»; el mismo día 27 recibió amenazas.
En un reportaje por ESPN Radio Rivadavia, sobre el tema de los posibles castigos al club a causa de los graves incidentes, Passarella aclaró que: «No sé nada, pero no nos consideramos responsables de lo que pasó, en absoluto....Cómo nos van a clausurar la cancha si yo pagué 2200 efectivos…».17
Negó que pediría para el club una convocatoria de acreedores pues: «Al campeonato económico le vamos ganando por goleada. Agarramos el club con 220 millones de déficit y en nuestro primer semestre tuvimos un balance positivo de 21 millones, habiendo vendido a un solo jugador (Buonanotte)».18
El Monumental fue clausurado por el fiscal Gustavo Galante.
En los alrededores del estadio, en especial en el eje de la Avenida del Libertador entre Montañeses y Monroe, 60 negocios fueron saqueados y dañados, así como 150 vehículos particulares, y frentes de Blindex de decenas de casas y edificios de departamentos. La asociación Defendamos Buenos Aires consideró que hay al menos 4 millones de pesos argentinos en daños a particulares, sosteniendo que los responsables de indemnizar a los damnificados serán el Club Atlético River Plate, el gobierno nacional, y el gobierno de la ciudad.19
La empresa de indumentaria auspiciante Adidas viste al equipo en base a un contrato de seis años por 20 millones de dólares, el cual vence en el año 2014. A través de un comunicado señaló que seguirá ligada a la institución «en su regreso a Primera».
La empresa auspiciante Petrobras tiene un contrato de 2,5 millones de dólares por año, el cual vencía en el mes de julio del año 2012. Finalmente, no se renovaría el contrato y River Plate arreglaría con BBVA Frances.
La empresa auspiciante Tramontina tiene un contrato por 600.000 dólares, el cual vence en febrero del año 2012. La misma decidió no renovar el contrato, argumentando conflictos para comercializar sus productos en el país, debido a las trabas a las importaciones de productos impuestas por el gobierno oficial.20
Del plantel de River se marcharían Ferrero y Arano pues expiran sus contratos. Maidana, Caruso y Juan Manuel Díaz pedirían su libertad de acción a cambio del dinero que el club les adeuda.21
La casa del vocal oficialista Daniel Mancussi fue atacada por un grupo de personas con una bomba molotov provocando daños materiales.22
Exintegrantes del equipo de River han manifestado sus deseos de volver al club para potenciarlo en la B Nacional, entre ellos están Germán Lux,23 y Cristian Fabbiani.24
Fernando Cavenaghi también expresó su deseo de volver, pero en un principio era reticente a hacerlo mientras Passarella fuera el presidente: En ningún momento me valoró...él siempre mira hacia arriba, con tono de soberbio.25 Finalmente, luego de una disculpa personal del propio Passarella, arreglaron sus diferencias. Sólo resta primero que el jugador firme la finalización anticipada del préstamo con el Internacional de Porto Alegre, y luego que River negocie con el Burdeos la desvinculación del atacante.26
Nicolás Domingo tras disputar la final de la Copa Libertadores 2011 con Peñarol manifestó igualmente su sueño de volver a River: Soy hincha desde chiquito, me dio una pensión, educación y me formó como persona...me muero de ganas de ponerme la camiseta.27
Ariel Ortega, quien fuera uno de los ídolos Riverplatenses en los años '90, expresó su deseo de jugar en el equipo que disputará la B Nacional. El "Burrito" había sido marginado del plantel por Juan José López, pero a junio de 2011 todavía mantiene un contrato con la institución.28 Finalmente, Almeyda le ofreció un lugar en el cuerpo técnico, pero descartó tenerlo en cuenta como jugador.29
El Chori Domínguez también se sumó a los que quieren regresar.
Muchos de estos jugadores, lejos de recibir la bienvenida de la dirigencia de River, fueron descartados por Passarella, quién aseguró que: sólo nos interesaba contar con Fernando Cavenaghi,30 además de la vuelta de Cristian Nasuti y Nico Domingo, asimismo indicó que: Almeyda no tiene intenciones de que siga Ortega.31
En la B Nacional, los partidos de River en los que juegue de visitante serán transmitidos por la televisión abierta del programa deportes para todos, según comunicó el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Gabriel Mariotto, quien es además candidato a vicegobernador bonaerense por el Frente para la Victoria.32
El diputado bonaerense y candidato a presidente por el radicalismo, Ricardo Alfonsín señaló en un comunicado que pedía la renuncia de la ministra de Seguridad, Nilda Garré «por inoperante e irresponsable», insinuando que el gobierno no había tomado medidas de prevención «para no pagar costos políticos»; consideró que la violencia luego del partido se podía haber evitado si se tomaba la decisión de disputar el encuentro en el estadio Monumental sin público.33
El fiscal Penal Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires que lleva adelante la causa de los incidentes en el Monumental, Gustavo Galante, confirmó que por molinetes ingresaron más de 54 000 personas, cuando el estadio estaba habilitado para albergar menos de 42 000.34
Jonatan Maidana, en el programa Deportivo Télam, habló de la deuda de River con los futbolistas: Hay varios jugadores a los que les deben casi dos años de sueldos.35
Passarella presentó los primeros resultados de la auditoría de la gestión anterior; entre los datos destacados, hay un reclamo por 3.962.632 dólares, contra los ex directivos José María Aguilar y Mario Ernesto Israel por mal desempeño en el cargo y violación de la ley y del estatuto, imputándolos con motivo de la cesión de porcentaje relativo a la futura transferencia del pase del jugador de la entidad Fernando Daniel Belluschi.36

La intimidación al árbitro Pezzotta

El informe que el referí Sergio Pezzotta elevó a la AFA tras el partido en el Monumental señala que en el entretiempo de dicho encuentro recibió amenazas de parte de barra bravas de River: «Si no nos cobrás un penal no salís vivo; te vamos a matar, cobrá un penal o te vamos a matar» es la frase que consta en el informe. Antes de arbitrar en el segundo período comunicó la agresión a los encargados del operativo policial, quienes cambiaron su custodia personal.37 Curiosamente, el árbitro había ignorado un claro penal a favor de River en el primer tiempo, y tras la amenaza sancionó uno para el equipo local aunque, ejecutado por Mariano Pavone, fue contenido por el arquero de Belgrano, Juan Carlos Olave.
En el mismo informe, Pezzotta indica que dio por concluido el cotejo a los 44 minutos del segundo tiempo por «falta de garantías» en cuanto a la seguridad.
Las imágenes de un video grabado por las cámaras del estadio, el cual está en manos de la Justicia y del Ministerio de Seguridad de la Nación, muestran como cuatro hombres de estrecha confianza de Passarella franquean el ingreso en el entretiempo a los ocho barras que apretaron a Pezzotta. En él se ve a Gabriel Riccio, el hombre fuerte de seguridad de River, hablando con dos subalternos: Néstor "Bebote" Morelli, y Francisco "Jajo" Bierniakowicz, este último sería quien repartiría entre los integrantes de la barra las entradas dadas por la dirigencia durante la gestión Passarella. Morelli es, además de vocal suplente, el encargado del Monumental; viajó al Mundial de Sudáfrica gracias a que Passarella le cedió su pasaje. En el video luego se ve a Bierniakowicz hablar con Martín Araujo, el jefe de Los Borrachos del Tablón, explicándole que no pueden ingresar por el hall principal pues se encuentra custodiado por Policías, aunque sí es posible por la puerta Maratón, la cual es abierta por Morelli.
Con ese video la Justicia tendría las pruebas de que la apretada a Pezzotta fue armada entre la barra y la dirigencia, por lo tanto, River se expone a la clausura del Monumental por 20 fechas, y la quita de 18 puntos en el próximo torneo, pues a Nueva Chicago le fueron retirados 18 puntos cuando se comprobó la connivencia barra-dirigencia.
Ante la fiscalía de Saavedra, un miembro de la «Unidad de Coordinación de Seguridad y Prevención de la Violencia en Espectáculos Futbolísticos» declaró que un colega escuchó en el entretiempo al secretario del club, Daniel Bravo, decir por teléfono: “Háganlo ahora, pero háganlo rápido”. Para saber si la orden era para uno de los capos de Los Borrachos del Tablón la Justicia cruzará los llamados.38
Ante el caríz que están tomando los acontecimientos, el propio Passarella pidió, en una entrevista para el canal C5N, un encuentro con Cristina Fernández de Kirchner quien en pocos meses intentará ser reelegida como presidenta: "Quiero aprovechar para pedirle a la señora presidenta una reunión para ver cómo solucionamos algunos temas, me parece que es la única persona capacitada para hacerlo, alguien inteligente como es ella".39 Passarella pediría la neutralización, o al menos la morigeración, del posible castigo que recibiría la entidad.
Según el diario deportivo Olé, el cual pertenece al Grupo Clarín (con el cual está enfrentado el partido gobernante), hay un hecho que relaciona al gobierno con el apriete: cuando aún no se había instaurado el programa gubernamental Fútbol para Todos el Gobierno acordó con La Doce y Los Borrachos del Tablón que estos colgaran telones a favor de dicho programa en el superclásico del Clausura 09, a cambio de borrarlos de la lista del derecho de admisión; entre los beneficiados estaba Gustavo el uruguayo Larrain, uno de los que aparecen en el video del apriete al árbitro.40
Del gobierno, la única que aún mantiene una línea dura es la Ministra de Seguridad Nilda Garré: "La agresión a Pezzotta sería responsabilidad del club. La gente que ingresó está muy identificada con River, son los jefes de la barrabrava. El pasillo es responsabilidad del club. Había dirigentes del club conversando con la barra. Nosotros vamos a aportar filmaciones de la Policía, además del relato policial. Está grabado".41
Sin embargo, el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, señala que la posición del gobierno será respaldar al club: "...por 300 tarados que hacen cosas así, no se tiene que caer sobre los clubes, sino sobre las personas". El Gobierno pretende que el fallo recién salga después de las elecciones del 10 de julio para jefe de Gobierno porteño, para no afectar al candidato oficial, Daniel Filmus. La sanción sería de menos de la mitad de las 20 fechas de clausura como se había planteado. El Tribunal de Disciplina de AFA posee la potestad de efectuar las quitas de puntos, al parecer, esta sería casi simbólica, cercana a los tres puntos, pues Julio Grondona, el presidente de la AFA, no quiere "mandar a los clubes a la parrilla".42
Grondona, sobre el tema de la quita de puntos, declaró a Radio 10: Castrilli (extitular del SUBSEF) tenía un sistema de quita de puntos; hace 5 años que la AFA no saca puntos; por lo que se desprende que no habrá quita para River.43
Según el diario Olé, si bien en el Tribunal de Disciplina hay una minoría que apoya un descuento de 3 a 6 unidades para el club, en el fallo definitivo (que se conocerá recién a fines de julio) la mayoría pretende aplicar una jurisprudencia que sentó en el 2008: no efectuar descuentos de unidades. Los duros castigos a Almirante Brown y Nueva Chicago (a quienes se le quitaron 18 puntos) fueron a mediados del 2007. No podrá eludir una sanción que consistirá en 10 amonestaciones y una fuerte multa; como nota menor, el último partido se lo daría por perdido. En cuanto a los partidos en los que River no podrá hacer de local en el Monumental serían sólo de 5 o 6.44
El fiscal José María Campagnoli dictaminó sobre la connivencia policías-barras-dirigentes en el apriete, y pidió a la jueza Wilma López la detención de ocho personas: Daniel Bravo, Gabriel Riccio, Jajo Biernakiowicz, Néstor Morelli, Martín Araujo, Héctor Caverna Godoy, Gustavo Larraín, y Matías Ponce; este último es el subinspector que está a cargo de las brigadas de la comisaría 51 que trabajan en espectáculos deportivos. En enero de 2012 se dictó el procesamiento de los dirigentes y los barras, quienes serían juzgados por el delito de amenazas coactivas, y podrían recibir una pena de entre seis meses y dos años de prisión.
También el fiscal acusó a la Policía Federal de hacer la denuncia de la apretada en otra fiscalía para proteger a dicho subinspector pues en la de Saavedra todos lo conocían.
Finalmente, el 18 de agosto de 2011 (53 días después de los incidentes posteriores al descenso) la Unidad de Coordinación para la Prevención de la Violencia en los Espectáculos Futbolísticos (Ucpevef) dictaminó que el Monumental permanezca inhabilitado por 5 fechas, además que 2 de esos 5 partidos sean sin público en las tribunas. Se eligió para que River actúe como local en dicho período al estadio Tomás Adolfo Ducó del Club Atlético Huracán.

Por qué Boca es el único grande? [Megapost]
mentiras
descensos
riverguenza
la verguenza nacional

como "contraataque" los hinchas de River recordaron el supuesto ascenso por "decreto" de Boca Juniors en el pasado, vamos a desmentirlo un poco:
El ascenso de Boca y el no descenso de River en 1912/1913
Hay cosas que realmente nos resultan muy extrañas. Que en pleno 2012, mientras River transita su año en el Nacional B, segunda categoría del fútbol argentino, luego del primer descenso en su historia, la mancha más penosa que puedan tener, nos manden esto que atañe a un tema de hace 100 años. Estamos hablando del presente, de ahora, de la actualidad. Y un descarado, una persona que vive en una realidad paralela, pretende “cargarnos” con algo de 1912 que encima, claro, es mentira:

“BOSTERO CARADURA... NOSOTROS VAMOS A VOLVER A PRIMERA EN LA CANCHA.... ¡¿POR QUE NO CONTAS CUANDO ASCENDITES EN LOS ESCRITORIOS? SE TE ACABo LA MENTIRA PASUCI,,, ESA NO LA VAS A CONTAR.... SOS UNA VERGUENZA QUE SIEMPRE FUE FAVORECIDA POR LA AFA”

Vamos por partes. Primero, agradecemos que se comuniquen con nosotros para proponernos temas para investigar, lástima las mayúsculas (signo de agresividad), las faltas de ortografía (signos de ignorancia) y la falta a la verdad (signo de poca propensión a la investigación). En segundo lugar, lo de que “Vamos a volver a primera en la cancha”, esperamos ansiosamente que así ocurra, van pasando las fechas y se está demorando el tema y no queremos que pase más tiempo sin que se jueguen los superclásicos. Les aseguramos que tenemos pensadas muchas cosas para cantarles al volver a enfrentarnos.

Pero el tema central trata sobre cómo consiguió el ascenso Boca Juniors en 1913. Para eso debemos ir un poco más atrás y contar como se fue organizando el fútbol argentino. Nos parece fantástico que ahora alguien de River de repente, se le ocurra recordar este período, conocido como “amateurismo” del cual renegaron y olvidaron sistemáticamente. En hora buena que ahora lo invoquen. Por si alguno no sabe, la organización de los torneos de la Asociación del Fútbol Argentino varió notablemente con el correr de los años. La AFA, tal como reza en su página web, se fundó el 21 de febrero de 1893. Pueden imaginarse la de cambios que se sucedieron desde entonces. En sus orígenes, los clubes participantes eran pocos, había una única categoría y los equipos estaban mayoritariamente integrados por británicos o descendientes de éstos. Ya para comienzos del Siglo XX, los “criollos” se fueron interiorizando en este deporte y lo hicieron propio. Ante cada vez más participantes, en la Argentine Association Football League (tal era el nombre de la AFA por entonces) se decidió en 1899 crear una nueva categoría: la Segunda. Pero con un detalle no menor: el ganador del torneo de Segunda no ascendía a Primera. Eran dos torneos separados.

Recién en 1907 se produjo el primer ascenso: Nacional de Floresta derrotó en la final de Segunda a… River Plate, el 10 de noviembre de 1907 en cancha de Ferro. Así que River inscribió su gran nombre como subcampeón en la primera oportunidad en la que estaba en juego un ascenso directo en la historia del fútbol argentino. En fin.

Así como en 1899 comenzaron los torneos de Segunda, en 1902 dieron inicio a los del Tercer Nivel. Cualquier nuevo club que quisiera incorporarse a la AFA podía optar entre anotarse en Segunda o en Tercera. A Primera, el lugar estaba reservado para pocos y, como dijimos, recién en 1907 se accedía por ganar el torneo de 2ª.

River Plate, que se fundó en 1904, aunque oficialmente se reconozca creado en 1901, consiguió su afiliación a AFA en 1905. Ante la disyuntiva de anotarse en la máxima categoría posible, frente al desafío más importante… optó por hacerlo en la más baja, en la Tercera. No podemos, a más de 100 años, saber si tenían buen o mal equipo o cuáles fueron las razones para comenzar en la división más chica. Sólo podemos comparar: en 1908 Boca logró su afiliación a AFA y ante la misma cuestión no dudó: se anotó en la máxima categoría posible, la Segunda Liga. Diferencias en la forma de actuar, una de las tantas a lo largo de la historia.

La campaña de River en el torneo de la Tercera División de 1905 fue decididamente un espanto: terminó penúltimo en su grupo de 8 participantes. Sólo sacó más puntos que el último (que terminó sin ninguna unidad). Tal vez esta performance le dio la razón a los dirigentes de River: no tenían equipo para jugar en Segunda. Distinto fue el caso de Boca en 1908: llegó a la semifinal de ascenso a Primera en su debut en el fútbol federado.
boca unico grande
Para 1906, la dirigencia riverplatense logró el primer ascenso de su historia: fueron a un escritorio, pusieron “anotamos a River en Segunda” y punto. Sí, así como lo decimos (bueno, tal vez hayan hecho la presentación en inglés y con algo más de formalismo). Las reglas de por entonces permitían, tal como lo dijimos antes, que un equipo decida si se anota en Segunda o Tercera Liga. River, en un solo año, pese a terminar penúltimo en su zona, pasó de 3ª a 2ª simplemente por una posibilidad reglamentaria: en la cancha no hizo ningún mérito. Pero ojo: no pretendemos con ésto desentendernos de la acusación original. Lo hecho por River en 1906 era totalmente reglamentario, fuera de la cancha, pero reglamentario. Así que vamos a 1912, pero de a poco.
Por qué Boca es el único grande? [Megapost]

Tras otro mal año (terminó sexto en su grupo de 7 equipos en la segunda categoría), para 1907 River mejoró notablemente, llegando a la final por el ascenso en la que cayó ante Nacional (Floresta). En 1908, curiosamente reforzándose con varios jugadores del equipo con el que perdió el año anterior (otra historia que merece ser analizada con mayor profundidad en otro momento. Si quieren, pueden leer algo acá), logró finalmente, ascender a Primera.

En 1909, River debutó en Primera saliendo… segundo. Lo que no es poco para un club que recién ascendía, ni menos pensando hoy en día, año 2012, que está segundo, pero en el Nacional B. En aquel lejano año, terminó a bastante distancia del primero Alumni. Justamente, en todos los libros de historia de River se menciona la victoria riverplatense ante el gran Alumni (ocurrida el 12 de septiembre en cancha de Banco Nación y por 1 a 0) como un hito destacado. Curioso: hubo 4 enfrentamientos entre estos equipos; el resto los ganó todos Alumni. Es entendible que un equipo chico se mande la parte por ganarle a un contrincante poderoso, aún cuando en la mayoría de los partidos haya perdido. Mejor dejémoslo ahí.

Para los años siguientes, los resultados serían muy flojos: 7º sobre 9 equipos en 1910 (a 5 puntos del último), 5º sobre 9 en 1911 y último sobre 6 equipos en 1912. Y acá viene el gran tema del principio, para que lo tengan en claro: River terminó último en el torneo de Primera de 1912, debía descender. Pero no, no descendió. ¿Por qué?
mentiras
Como dijimos en un comienzo, con el correr de los años, la organización de la AFA fue variando. En 1912 estalló la primera gran crisis en el seno de la Asociación: de los 10 clubes que originalmente arrancaron el campeonato de la “A”, uno se desafilió tras no presentarse a los primeros tres partidos (Alumni, de esta manera marcaría el fin de sus participaciones) y otros tres se fueron por disidencias con la Asociación Argentina, fundando otra entidad: la Federación Argentina de Football, que creó un nuevo campeonato, al que se sumaron Independiente, Atlanta, Argentino de Quilmes y Kimberley (todos militantes de la segunda categoría en la Asociación, pasaron a integrar la Primera de la Federación) y Sociedad Sportiva Argentina (que no estaba "activo" pero había participado en 1910 y lo invitaron a unirse al nuevo certamen).
descensos
riverguenza

La Asociación quedó con 6 clubes en Primera, continuó con su disputa hasta el final pero ante la partida de varios clubes a la Federación, tomó la decisión de, primero, que no descienda ninguno y luego, de incorporar más equipos ya para la temporada de 1913: todos los que estaban en el segundo nivel (llamado por entonces “División Intermedia”. Ascendieron el campeón Ferro -que ya por obtener el título estaba ascendido-, Platense, Boca, Estudiantil Porteño, Olivos, Comercio y Riachuelo) más el campeón de la tercer categoría (Banfield, ganador del certamen de “Segunda División”) y además, una invitación especial a... Ferro Carril Sud. Sí, esta institución, que no participaba desde 1911 fue beneficiada por la AFA para agregarse al campeonato de 1913. Si quieren, a los muchachos de River le decimos que le manden el mail a los hinchas de Ferro Carril Sud cargándolos porque la AFA los puso de prepo, sin ni siquiera tener actividad en ninguna divisional. La Primera División de la Asociación Argentina pasó de 6 a 15 equipos, luego del cisma que generó que se creara una Federación disidente (que funcionó hasta 1915). La misma decisión “de escritorio” que favoreció, entre otros, a Boca para ascender a Primera (también a Olivos y a Comercio, sin embargo estos no existen más. Parece que además del “favor” de ascenderte, hay que hacer algún mérito, revalidarlo en la cancha, ¿no?), benefició exclusivamente a un club, que terminó último en la “A” de 1912, quien podría haber descendido, para vaya uno a saber cuando volver. Club que se llama River Plate y que 100 años después, concreta aquel descenso no consumado. Hoy River quiere ascender en la cancha, lo cual nos parece fantástico, sobre todo luego de leer y releer modificaciones de todo tipo a los próximos campeonatos, incluyendo un proyecto para armar una Primera División con 38 equipos, algo que no tiene antecedentes ni se compara con otros certámenes en todo el mundo y todas motivadas, exclusivamente, por el descenso de River.
http://2.bp.blogspot.com/-h8aUU_f9niM/T6GaDc7-xcI/AAAAAAAACHQ/l5xuGtk_qY4/s640/Reforma-1913-Diario-La-Argentina.jpg

Se habrá hablado mucho del tema descensos, pero no es el único (aunque importante) motivo por el cual Boca Juniors es el club más "grande" o "importante" de la República Argentina, a continuación, otras causantes:
El Club Atlético Boca Juniors es el club con más hinchas en la Argentina:
La simpatía por los colores de un club de fútbol ya no es un atributo que se hereda de padres a hijos, como solía ocurrir hasta no hace mucho. Esa puede ser una de las conclusiones a las que permite arribar la encuesta nacional de consumos culturales, versión 2006, en uno de sus tramos: el dedicado a conocer las preferencias deportivas de los argentinos. El estudio, si bien termina de confirmar que aquello de que la “mitad más uno”, agitado hasta el cansancio por los hinchas de Boca, es un mito, ratifica la inapelable mayoría de la hinchada xeneixe por sobre las demás, superando ampliamente a los de River y ni qué hablar a los demás. La supremacía abrumadora de los dos rivales superclásicos respecto del resto –juntos representan las tres cuartas partes de los aficionados del país– es una muestra de que ya no es la herencia lo que prima a la hora en que los chicos eligen el club de sus amores sino el éxito repetido de esos dos clubes en los últimos quince años. Eso, más la primacía que tanto Boca como River tienen para los programas deportivos de televisión, según la visión de los autores de este estudio. Otra de las revelaciones de la encuesta: los grandes pudieron quebrar la hegemonía del localismo en Córdoba, pero no lo lograron en Rosario, donde canallas y leprosos siguen siendo los dueños de la pelota.

La encuesta del Sistema Nacional de Consumos Culturales, organizada por la Secretaría de Medios de Comunicación de la Nación, arroja que el 41,5 por ciento de la población es hincha de Boca, mientras que el 31,8 por ciento simpatiza con el equipo de la banda roja. Los demás grandes del fútbol de primera quedan lejos de esas preferencias mayoritarias. El mejor ubicado es Independiente, con el 4,8 por ciento, seguido por San Lorenzo (3,3 por ciento), que apenas le gana a Racing (3,2 por ciento) en el porcentaje nacional. Ninguno de los tres, por sí solo, alcanzó a superar a los escépticos hinchas de nadie, que son el 6,8 por ciento de la población. En el lote de grandes se coló Vélez (como lo hizo también cuando obtuvo una seguidilla de torneos, en los ’90), sumando el 1,2 por ciento de las voluntades. Entre todos los demás, chicos de Primera o del Ascenso, suman el 7,2 por ciento de las preferencias.

La encuesta tomó 3051 casos de todo el país, por muestreo, en base a entrevistas cara a cara. Del total, 508 casos correspondieron a Capital y el Gran Buenos y el resto a 34 ciudades del interior del país, desde Salta y Resistencia hasta General Pico y Comodoro Rivadavia.

Si bien las cifras están en línea con los estudios realizados hasta ahora, lo que sorprende a los autores del trabajo es la amplia diferencia que Boca y River les sacaron a los demás en los últimos años en cantidad de hinchas. “Es la misma diferencia que se ve en la cantidad de títulos que obtuvieron esos dos clubes con respecto a los demás, y a la mayor cobertura que los medios les dedican a esos dos equipos. Históricamente, la diferencia no fue tanta, por lo que puede suponerse que la tradicional transmisión de padres a hijos compite hoy fuertemente con la televisión”, dice Luis Alberto Quevedo, uno de los autores de la investigación. El especialista –que dirigió el trabajo junto con Roberto Bacman y Lelio Mármora– sacó la conclusión no sólo en base a los resultados de la encuesta sino a su propia experiencia: ni él, hincha de San Lorenzo, ni su mujer, de River, pudieron evitar –pese a las camisetas compradas desde la primera infancia– que su hija eligiera ser bostera, una decisión tan salomónica que no dejó conforme a ninguno.

Las afirmaciones de Quevedo no son corazonadas de tablón sino que se apoyan en datos concretos como la edad de los hinchas: los de Boca prevalecen en la franja más joven, la de los chicos de 12 a 17 años (52,8 por ciento); los de River, en cambio, predominan entre los que tienen 35 a 49 años (38,6 por ciento) y la franja de los 18 a los 34 años (33 por ciento); los de Independiente tienen su mayor cosecha de hinchas, también, entre los de 35 a 49 (6,2 por ciento); los de Racing, con un solo título nacional en los últimos 40 años, tienen su bastión entre los mayores de 50 años (5,9 por ciento), mientras que sólo el 1 por ciento de los chicos de 12 a 17 jura fidelidad a la Academia. Y si esto no es resultadismo...

“Es que a nadie le gusta ver cómo festejan los demás”, admite Quevedo, apelando a un argumento racional para explicar algo no tan explicable como la pasión.

Al fin y al cabo, se trata de una encuesta y los números, pasados por el tamiz de los analistas, algo dicen. Como pasa en ciertos ámbitos de la economía, ha habido concentración, no de la riqueza sino del sentimiento: las tres cuartas partes de los hinchas de todo el país son de Boca o de River. Cada vez más para los que más tienen. Aunque el éxito no los haya acompañado en esta mitad del año.

Para hablar de exitosos no hay más que ir a La Plata, donde (acaso un consuelo) la mayoría le pertenece a la hinchada de Gimnasia y Esgrima, con el 20,5 por ciento, mientras que el segundo puesto es para Boca, con el 20,1 por ciento y ahí cerca, prendido, quedó Estudiantes, el campeón con el 19,8 por ciento. River está lejos, con el 12 por ciento de simpatizantes. Se ve que al menos en La Plata no rige el paradigma del éxito reciente.

En Córdoba, en cambio, contra lo que suponían encuestadores y legos, no son los cuadros locales los mayoritarios. Boca está al frente con el 31,7 por ciento, seguido por River, con el 28,7 e Independiente, con un llamativo 9,8 por ciento (el doble de su porcentaje nacional) se ubica tercero, relegando al local Talleres al cuarto lugar con el 8,9 por ciento, y a Belgrano, quinto, con 5,6 por ciento. En el 7,7 por ciento que la encuesta engloba como “otros” se ubican seguramente los seguidores de Instituto y Racing de Córdoba, a quienes se deberá pedir disculpas por no figurar en esta encuesta.

Lo mismo corre para otros clubes a los que se llama “chicos”, con muchos seguidores pero no los suficientes como para entrar en una compulsa nacional. Ahí entran desde los de Banfield y Temperley hasta los Tigre y Defensores de Belgrano. Sobre ellos, dice Quevedo, caben dos posibilidades: “Los que además del club de su barrio hayan elegido otro, uno grande, con el cual cada tanto puedan festejar algún título. Y los que se mantienen fieles a los colores del club con el que se identifican, donde van a jugar sus hijos, su lugar de encuentro y de pertenencia”. En este último espacio se encuentran hinchadas con fuerte identidad barrial, como la de Nueva Chicago.

Al revés de lo que ocurre en Córdoba, Rosario todavía exhibe la fuerza de los colores locales. Rosario Central y Newell’s tienen el predominio absoluto, con el 51 por ciento de las simpatías entre ambos, dejando a Boca y a River en el tercer y cuarto puestos, con el 15 y el 14,6 por ciento, respectivamente. Resulta destacable la supremacía canalla, que casi duplica a su rival tradicional en número de simpatizantes: el 33,7 por ciento contra el 18 de la lepra.

Cuando se analizan los datos del Area Metropolitana (Capital y Gran Buenos Aires) puede concluirse que la hinchada de Boca tiene una mayor presencia relativa en el interior. Esto es así porque si bien los xeneixes siguen siendo aquí los primeros, tienen el 35,8 por ciento de las simpatías, seis puntos menos que el promedio nacional. Y aquí el tercero no es Independiente sino San Lorenzo, con el 6,5 por ciento. Los rojos tienen el 6 por ciento de los hinchas y la academia, el 5,8.

Sacando Rosario y La Plata, el fenómeno Boca-River abarca a casi todas las ciudades importantes del país. Y los clubes locales, que tanto luchan por ganar un lugar en Primera División, apenas pueden conseguir un modesto espacio en el corazón de su gente. Es el caso de Godoy Cruz, de Mendoza, que pelea con heroísmo por la permanencia en la categoría mayor y es seguido por menos del uno por ciento de la población de su provincia. O de San Martín de Tucumán, el mejor local rankeado en su tierra, con el 6,6 por ciento, muy lejos de Boca, que tiene el 33,5 por ciento.

¿Qué pasa con las mujeres y los equipos de fútbol? Sólo una de cada diez dice que no es hincha de ningún club (entre los varones, apenas el 2,6 por ciento carece de bandería futbolera). Y si bien las de Boca son aquí también mayoría (37,1 por ciento), las de River están ahí nomás, con el 35,3. Tanto entre los de Núñez como en San Lorenzo, la encuesta indica que hay más hinchas mujeres que hombres. Con los otros clubes grandes ocurre lo contrario.

Dice la encuesta que el placer por el fútbol cruza en forma transversal todos los sectores sociales. Pero cuando desagrega las respuestas según nivel socioeconómico, algunos datos llaman la atención. Por ejemplo, que en el nivel ABC1 Boca saca más ventaja aún con el 42,1 por ciento, y Ríver no hace valer su mote de millonario pues sólo aglutina al 25,7 por ciento de ese sector social.

Así como el fútbol atraviesa por igual géneros, edades y sectores sociales, los medios masivos cruzan por el medio a este fenómeno masivo y dejan allí su impronta de uniformidad. “De hecho, Boca y River no sólo han sido los más exitosos en los últimos quince años sino que ocupan el mayor espacio dentro de los programas deportivos. Y además son los dueños de la mayoría de los héroes del fútbol”, reflexiona Quevedo. “Por eso, es difícil que un chico que recién ingresa al mundo del fútbol elija a otro club. Ese es un fenómeno nuevo: la televisión compite con la herencia familiar y el barrio”. Y en algunos casos, va ganando por goleada.
la verguenza nacional

boca unico grande
.Consultora Equis año 2006.

La encuesta fue realizada por la Consultora Equis, en Marzo del 2006. Los resultados fueron los siguientes:

Boca es el club con mas hinchas de la Argentina, con un 42,4%. Lo sigue River, con el 30,6%. Después de los dos que arrasan con su porcentaje, sigue el monton: Independiente, Racing y San Lorenzo, completan el “Top 5”, con el 5,5% 4,2% 3,9%, respectivamente. Entonces, los grandes ocupan la escalofriante cifra del 86,6% de la Republica Argentina. El siguiente dato significativo que encontre fue que Rosario Central es el 6to equipo con mas hinchas de la Argentina (1,7%). Busque los datos de los clasicos rivales, y los compare:

Boca vs. River
Boca tiene el 40,4% de hinchas, mientras que River el 32,6%. Con esto se cae el mito de que “la mitad mas 1” es Boca. En la única región del país en la que hay mas hinchas de River que de Boca es el NOA (River 37,6% y Boca 35%). Entre las clases sociales, en la única en que River supera a Boca en cantidad de hinchas es en la Media Alta y Alta. También se puede mencionar que River tiene mas cantidad de hinchas mujeres (37,9%) que varones (27,8%). Comparte esta estadistica con dos clubes mas: Belgrano de Cordoba y Newell’s.

Rosario Central vs. Newell’s
Central posee el 1,7% de simpatizantes en la Argentina, mientras que Newell’s el 1,2%. En el único estrato socioeconomico en el que Newell’s tiene mas hinchas que Central es el Medio Pleno. En Pobres y Medio Riesgo están parejos, pero Central saca la diferencia en Media Alta y Alta: posee el 3%, mientras que a Newell’s no le figura dato alguno (la encuesta muestra menciones superiores al 0,5% solamente, salvo algunas excepciones). Newell’s posee mas hinchas del sexo femenino (1,3%) que el

Comentarios Destacados

corey-harrison +8
1) Tiene más títulos que cualquier otro equipo.
2) Nunca se fué a la B.
sirvo_al_dragon +1
si eran tan grandes porque ascendieron por decreto eh
Alasala -1
@sirvo_al_dragon Lea el post señor

10 comentarios - Por qué Boca es el único grande? [Megapost]

corey-harrison +8
1) Tiene más títulos que cualquier otro equipo.
2) Nunca se fué a la B.
sirvo_al_dragon +1
si eran tan grandes porque ascendieron por decreto eh
Alasala -1
@sirvo_al_dragon Lea el post señor
giffi -2
buen post +10
TedMoosby +7
porque lo dice un taringuero?
zapato66 +1
Porque Macri les compro un pack de copas con plata lavada
asdfghjk +2
Por qué todos están obsesionados en querer demostrar que su club es el mejor?
Entiendan que TODO equipo tiene su "época" de gloria, algunas perduran más como el caso de los 5 grandes, y obviamente finalizan.
Corrosive +2
Porque ascendió por decreto
ChicoComun89 +5
Lo bueno es que más allá de que hayan ganado el campeonato LA MANCHA no se va a borrar, nada lo va a hacer.
Pasa en cada discución con tu amigo hincha de RiBBer, te puede salir con cualquier cosa... pero el ancho de espadas lo tenemos nosotros. TE FUISTE A LA B POR PUTO Y CAGÓN!

q
Los comentarios se encuentran cerrados