Juan Román Riquelme movió su ficha y el romance con Boca quedó en jaque

En una nueva reunión entre el representante del 10 y la dirigencia xeneize, no se llegó a un acuerdo por el tipo de dólar en el contrato de Román; "Parece que se terminó el ciclo", dijo el vicepresidente del departamento de fútbol

Estreno el forobardo local

Y un día el romance quedó en jaque. Tan frágil era todo que resulta lógico. Tan artificial que no sorprende. Tan histérico que es razonable. Tan falso que el desenlace no podía ser otro. Con presiones, con estrategias, con egos, con más de lo mismo. La novela de siempre, pero con un aparente final. Juan Román Riquelme, a sólo tres semanas del comienzo del torneo Transición y sin haber participado de la pretemporada que realizó el plantel, rechazó el contrato que le había ofrecido Boca y los dirigentes de la entidad de la Ribera aseguran que hicieron todos los esfuerzos posibles para que el máximo ídolo de los hinchas continuase en la institución. Y para completar la escena, Argentinos Juniors, que acaba de perder la categoría, parece ser el destino del N° 10 y contaría con el dinero para satisfacer las necesidades del jugador...

Las palabras del vicepresidente del departamento de fútbol de Boca, César Martucci, resultan elocuentes: "La propuesta que Boca hizo con un gran esfuerzo no fue aceptada por Román. El club no modificará la propuesta. El tiempo lo dirá. Pensé que el acuerdo se iba a cerrar en cinco minutos, pero la realidad indica lo contrario. No hay reuniones futuras previstas y futurología no hago. La reunión de hoy no fue fructífera y el abogado nos dijo que la propuesta no fue aceptada. Si nosotros hicimos el esfuerzo fue porque queríamos a Riquelme en el plantel. Pareciera que se acabó el ciclo de Riquelme".

Nada es casual en esta historia. Las palabras del dirigente más cercano a Daniel Angelici, el presidente de Boca, son la conclusión de una reunión entre el mandamás xeneize y el representante del futbolista, Daniel Bolotnicoff, que no terminó de la mejor manera. Es que Angelici, con la necesidad de marcar territorio, fue directo en el mensaje con el empresario que defiende los intereses del N° 10. Le habría manifestado su molestia porque Román no realizó la pretemporada y que estaba incómodo con los tuits del hermano del futbolista en los que maltrataba a los dirigentes. Un buen ejercicio para mantener intacto el ego y para poder ejercer su poder, ya que desde el campo de juego Riquelme, en el cierre del torneo, le torció la muñeca.

En medio de la charla, Bolotnicoff le habría pedido a Angelici que trate de garantizarle, al menos, una parte del contrato como pretendía Riquelme, pero la respuesta habría sido terminante: "Boca no mueve ni una coma del contrato".

En ese escenario, Bolotnicoff le comunicó a Angelici que su representado estaba analizando otra propuesta y allí apareció Argentinos Juniors. Según algunas versiones, la entidad de la Paternal, con ayuda de un sponsor, estaría dispuesto a pagarle un contrato que superaría ampliamente el millón de dólares anuales. "El día que él decida venir a Argentinos, será bienvenido. No hay nadie que se oponga a su llegada. Nos sentiríamos orgullosos de que él pueda hacer eso", dijo Claudio Borghi, en el programa American Closs, por Radio América.

Cada una de las declaraciones de Martucci parecen haberle puesto un punto final a un romance que se presumía que, más allá de las diferencias, podía continuar hasta diciembre de 2015. "No está previsto que haya una nueva reunión. Bolotnicoff nos dijo que puede llegar a jugar en otro club, quizás en Argentinos. Lamentamos no contar con Román en lo deportivo. Los 11 jugadores que salen son los mejores. Depositamos confianza en ellos".

La relación se advierte quebrada. Y para los dirigentes de Boca, más allá del fastidio de muchísimos hinchas, resulta un alivio, ya que nunca lo quisieron y aceptaron tenerlo en el plantel por el clamor popular y por el entrenador Carlos Bianchi. Y en referencia al DT, se supo que les hizo saber a Angelici y Martucci que quiere tener a Román. Hasta habría dicho en la intimidad, incluso después de la reunión de ayer, que no ve a Riquelme jugando en otro club que no sea Boca.

¿Será Argentinos el futuro? Es posible, nada puede descartarse en la carrera del N° 10. Ahora bien, tampoco sería descabellado pensar que el futbolista aparezca en escena -no lo ha hecho todavía- y diga que acepta jugar en Boca. Y la exposición sería tan simple como repetida: "Soy bostero y voy a morir bostero" y "la Bombonera es el patio de mi casa". Incluso, que más allá de no ganar el dinero que pretende, "lo hace porque es hincha". El resultado: su condición de ídolo xeneize se multiplicará y con ello expondrá a los dirigentes.

El ciclo de Román en la Ribera parece terminado. Así lo asegura uno de los más altos dirigentes. Claro, es lo que ellos dicen....




Con esta humilde pero emotiva ceremonia, dejo inaugurado el forobardo

Riquelme