El candidato a la presidencia de Peñarol, Edgar Welker, dijo que se "pasó del Peñarol de nosotros, al Peñarol del yo", motivo que lo aleja de Juan Pedro Damiani


"Queremos convertir a Peñarol en el campeón del siglo XXI"

“Pasamos del Peñarol de nosotros al Peñarol de yo”, dijo Edgar Welker, comparando la gestión del Consejo Directivo del período 2008/2011 con la del 2011/2014, a modo de fundamentación de por qué en esta ocasión no vuelve a secundar en la fórmula electoral a Juan Pedro Damiani, como lo hizo tres años atrás, y se postula en calidad de candidato a la presidencia del club por la lista 12.

El actual vicepresidente aurinegro enfatizó que el objetivo del grupo que impulsa su candidatura es “enfocar el tema deportivo”, para lo cual “queremos ser los sucesores de los dirigentes que convirtieron a Peñarol en campeón del siglo XX y lo convertirán en el campeón del siglo XXI”, al tiempo que el objetivo de quienes integran su lista -a la que se refirió definiéndola como “el mejor equipo”- es el de “asumir y encarar el gran objetivo”, que será el de “volver a ganar la Libertadores”, porque -según expresó Welker- “yo quiero cerrar la gestión con balances en negro, no en rojo, pero ganando y ganando”.

Raúl Castro, candidato a vicepresidente, por parte, sostuvo que el acto de lanzamiento de la lista 12 se realizó en la tribuna Ámsterdam del estadio Centenario porque esa es la localidad que más se identifica con Peñarol, y precisó que -por ser concurrente de esa tribuna- sabe muy bien “que lo que quiere el hincha de Peñarol es ganar la Copa, el Uruguayo, y ganarle a Venus y también a Saturno”, para lo cual “la pregunta es cómo”, respondiéndose a sí mismo que para eso es necesario “conectar a los dirigentes, que están allá -y señaló a la América- con los hinchas de todas las tribunas”.