Los Clippers, Golden State y Phoenix, los tres mejores equipos de la división Pacífico, juegan lindo y tienen el potencial para dar otro salto de calidad en el Oeste. Los Lakers quieren volver a ser competitivos con el regreso de Kobe y los Kings deberán definir si quieren dejar de ser la Siberia de la NBA.
El básquet champagne

Si hay algo que caracteriza a la división Pacífico es lo lindo que juegan al menos tres de sus equipos. Los Clippers, los Warriors y los Suns son conjuntos con un estilo agresivo, entretenido, de mucho goleo y acciones espectaculares. Y además, ojo, son ganadores. Los tres vienen de muy buenas temporadas y tomaron decisiones para dar otro salto de calidad. Los Lakers, en cambio, quieren volver a ser competitivos con el regreso de Kobe y los Kings buscarán dejar de ser el hazmereír de la NBA.

LA CLIPPERS: El foco estará fuera de la cancha (con la llegada de un dueño de perfil alto, como Ballmer, quien reemplazó al polémico Sterling) y también adentro porque luego de lograr el mejor registro de la historia (57-25) el equipo sabe que puede ir por el título. Será el segundo año de Doc Rivers y el conjunto debería estar más aceitado. Paul es un base de elite, Griffin continúa mejorando su juego y Jordan es el bastión interior. Crawford, Redick, Barnes, Farmar (llegó para ocuar la dolorosa baja de Collison), Udoh y Hawes (buen fichaje para abrir la cancha con su tiro) son complementos interesantes. Los angelinos ya no tienen excusas, de distracciones internas ni de falta de talento. Deben ganar ahora.
NBA

GOLDEN STATE: Sorprendió la dirigencia cuando decidió no hacer el canje por Kevin Love y, enseguida, echó a Mark Jackson, el DT que le había dado un salto de calidad al equipo, clasificándolo 6° en el Oeste (51-31) y llevándolo hasta el 7° juego de la segunda ronda de playoffs pese a la baja de Bogut. El dueño Lacob y el GM Myers apostaron a un coach novato (Steve Kerr), que buscará potenciar a dos talentos en explosión (Curry y Thompson) que se apoyan en obreros interesantes como Iguodala, Lee y Bogut. Los Warriors, tras dos pasajes seguidos a playoffs, deben subir a otro nivel. ¿La profundidad del banco, con Livingston, Nedovic, Leandrinho, Barnes, Green, Speights y Ezeli, será suficiente?
King

PHOENIX: Los Suns fueron la gran sorpresa de la 13/14, con un equipo hermoso para ver que terminó con dos premios (Mejor Coach y Mejor GM) y ahí de los playoffs (9º lugar con 48-34). La renovación de Bledsoe costó pero llegó y todo seguirá pasando por la dupla que forma con Dragic (promedió 38 puntos y 12 asistencias). El tema es cómo insertarán a dos bases nuevos como Isaiah Thomas y Tyler Ennis. Los gemelos Morris, Gerald Green, Plumlee, Tucker y Len (ahora sano) conforman un núcleo que deberá confirmar que puede ser más que revelación.
lakers


LA LAKERS: La peor temporada de la historia (14° en el Oeste con 27-55) será fácil de superar, sobre todo con el regreso de Kobe, que parece sano y decidido a volver a ser pese a tener 36 años... Para cuánto alcanzará es la pregunta. Un acabado Nash se quedó fuera de la temporada y los fichajes (el taiwanés Lin y Boozer) no parecen ser los necesarios para ayudar más a Bryant. El novato Randle promete mucho y el grupo que reúne a Nick Young, Henry, Jordan Hill, Wesley Johnson y Ed Davis puede dar una mano, pero no lucen como los esperados para hacer un impacto en una conferencia tan dura. ¿Byron Scott se bancará un puesto caliente?
suns

SACRAMENTO: Darren Collison se animó. El dinero lo convenció para ir a la Siberia de la NBA y así los Kings vuelven a tener talento para salir del fondo en el Oeste. El base se suma a Rudy Gay y DeMarcus Cousins, dos estrellas. McLemore, Thompson, Evans, Sessions y el novato Stauskas (tirador) forman un núcleo con potencial, pero ¿jugarán en equipo o buscarán su lucimiento? El año pasado terminó último en asistencias... Necesita, además de pasársela más, defender luego de un año sólo tratando de jugar en ataque. ¿Los convencerá Mike Malone o seguirán siendo el hazmereír?
Clippers