Jorge Alberto Drovandi, ¿Se acuerdan?

Jorge Alberto Drovandi (El Hombre Bala)

Su homenaje en el sitio puede resultar apresurado, y en cierta forma quizás lo sea. Es joven, recien tiene 23 años. Pero su apellido nos recuerda al verano, estación especial para los futbolistas one hit wonders, esos que con un solo éxito se dedican a robarla a lo largo y a lo ancho del planeta tierra, el conurbano bonaerense y zonas aledañas, y quierase o no, ésta es la época ideal para postearlo. Fracasó acá, del otro lado del mapa, y en poco menos de 4 años completó la carrera de “baldosero internacional” con diploma de honor.

Nacido en Rosario, el 5 de noviembre de 1985, dio sus primeros pasos en las divisiones inferiores de Newell’s Old Boys (jugaba seguido en la liga rosarina y alternaba en los torneos de AFA), y ya de grande, a los 17 años, el ex Racing Juan Carlos Prycodko lo acercó a San Lorenzo de Almagro.

Fue allí donde se dio a conocer, el 2005 daba sus primeros pasos y el conjunto de Boedo sorprendía al mundo al contar con un crítico de cine (y con un frondoso prontuario a cuestas) como director técnico. Gabriel Rodríguez, coordinador de las juveniles cuervas, lo marcó y el pibe fue a la pretemporada con los grandes.

El comienzo fue esperanzador, el Ciclón se quedó con el importantísimo (?) pentagonal de verano con cinco puntos de ventaja y sin goles en contra, provocando que la masa sanlorencista copara San Juan y Boedo.

Drovandi, fue uno de los mejores del mini-torneo. Ante River logró lo imposible, le puso un centro a Germán Casigol Herrera que terminó en el fondo de la red, contra Racing se ganó un lugar desde el arranque y contra Independiente jugó un rato. El summum de su carrera lo tuvo en la definición, ante Boca.

Al Ciclón le alcanzaba con empatar ante el Xeneize, pero la mística copera (de verano) del conjunto azulgrana lo obligaba a ganar como sea. Y así fue, 1-0 apretado, con gol de Drovandi, y a levantar el trofeo de campeón.

Fueron momentos de gloria para el Hombre bala que se despachaba ante los medios: “Soy un poco rápido, voy por izquierda, me caracterizo por tirar centros, desbordar. No sé, tengo un estilo de juego como el del Piojo López, o algo así, ja” tiraba sin ponerse colorado. A la hora de elegir referentes tampoco balbuceaba: “Me gusta como juega Román Díaz, de Lanús, es muy desequilibrante. Y el Mellizo Guillermo“.

Tampoco escatimó en elogios para el entrenador: “El Bambino me dio mucha confianza, finalizadas las prácticas me indica todos los errores que no debo cometer y me enseña algo nuevo. Él sabe que tengo mucho por aprender, por eso me pide tranquilidad“.

San Lorenzo tenía dos campeonatos por delante (Copa Libertadores y torneo local) y el debut oficial no tardaría en llegar. Fue en la primera fecha del Clausura, ante Olimpo en Bahía Blanca, en un 0-3 para el olvido. Una semana después se fue victorioso (por única vez en su carrera) en la goleada por 3 a 0 (hat-trick del Látigo Peirone -de quién ya tendremos tiempo de ocuparnos-) ante Boca. Esa tarde reemplazó a Leonardo Fabio Moreno a los 83 minutos. En la tercera fecha, ante Gimnasia La Plata fue titular en la derrota por 3 a 1 y salió promediando la segunda mitad. Luego jugó un puñado de minutos ante Rosario Central, Colón de Santa Fe y Argentinos Juniors.

En total fueron 6 partidos, con un saldo negativo de 1 victoria, 1 empate, 4 derrotas, sin hacerle un gol ni al arcoiris. Ah, a Boca le ganó las 2 veces que lo enfrentó.

Paradójicamente, aquel viernes 22 de abril, que será eternamente recordado como el “día del golazo de Claudio Marini” terminaba la pasantía de Jorge Drovandi en la Primera de San Lorenzo y se acababa también, el experimiento del crítico de cine como entrenador. Dicen los que saben, que quienes se acercaron esa noche a la cancha de San Lorenzo vieron a la mejor dupla ofensiva de la historia, Edilio - Leonardo Fabio Moreno, un hecho que nunca jamás volvió (ni volverá) a repetirse. Ese día La Bala, con un futuro enorme a cuestas, pasó a ser un simple proyectil de cebita que se la dio de lleno contra la pared por no meter un cambio a tiempo.

La llegada de Gabriel Rodríguez, que lo había ayudado en un principio, lo devolvió a la clandestinidad. Pasó a préstamo a Chacarita (2005/2006), pero después de un arranque prometedor terminó comiendo banco, al menos se pudo sacar la espina de convertir un par de goles.

Tener un ratito de continuidad aunque sea en la B Nacional le dio confianza, asi fue que misteriosamente, a comienzos de la temporada 2006/2007 se sumó a… Rosario Central. ¡Traición! dirá algun amigo rosarino, pero no, ni el más fanático de los hinchas canallas recordará el paso de Drovandi por la entidad de Arroyito. Paseó su fútbol por la reserva donde le marcó un tanto a Carlos Kletnicki (un hecho del que solo pueden jactarse unos pocos iluminados (?))

A mediados de 2007 sacudió el mercado del fútbol mundial cuando fichó por el Newcastle… sí, pero el Newcastle United Jets de Australia, seguramente engatuzados por algún video medianamente bien editado. Apenas llegó le tiraron la casaca número 7, entrenó unas semanas al lado de Mario Jardel y a fines de agosto lo mandaron a la cancha. Metió debut y despedida en 28 minutos ante el Perth Glory, y 3 meses después lo mandaron de vuelta.

A la vuelta más calmo, Drovandi pensó y decidió volver al unico lugar donde tuvo éxito, Mar del Plata. Enfiló para la zona portuaria y se sumó a prueba a Aldosivi. Al parecer no anduvo tan mal y quedó. Comió banco a lo bestia, pero se dio el gusto de compartir plantel con Tomatito Pena, David Reano, Andrés Aimar, el Gatito Mignini y Darío Capogrosso, entre otros. Eso sí, de goles ni hablar.

Desde octubre del año pasado hace las delicias del pueblo mendocino en Luján de Cuyo, donde después de un arranque flojo (lo sancionaron con cuatro fechas por una roja ante Guaymallén) se despachó con 5 tantos que ubican a su equipo en la pelea de la zona 5 contra verdaderas potencias como Atlético Policial y Sportivo del Bono.

Fuente: http://enunabaldosa.com/

6 comentarios - Jorge Alberto Drovandi, ¿Se acuerdan?

@gonzalo4018
Que post de mierda, me da asco, encima esa pagina que posteaste como fuente recien la acabo de conocer entre, y es lo mas asquerosa y antifutbol que vi en mi vida.
@cf7294
mejor jugador do mundo