COMPLETANDO LA HISTORIA
DEL FUTBOL DE CORDOBA (Argentina)
"BELGRANO Y TALLERES"

Esta sencilla página tiene tres propósitos principales:
1. Destacar lo que entendemos, humildemente, y con todo respeto, es una cierta parcialidad del interesante libro La Historia del Clásico Cordobés, del Señor JULIO ACEVEDO.
2. Presentar algunas estadísticas comparadas (p.ej. sobre los Campeonatos de la Liga.)
3. Dar a conocer una serie de logros del Club Talleres de Córdoba (Argentina)
No podemos menos que realizar un conjunto de comentarios o puntualizaciones con respecto al interesantísimo y esforzado libro LA HISTORIA DEL CLÁSICO CORDOBÉS (Talleres-Belgrano). Libro muy meritorio en muchos aspectos, en especial por la gran cantidad de tiempo insumido para su elaboración, y en tal sentido felicito calurosamente a su autor, Don Julio Acevedo. Sin embargo, modestamente lo entendemos PARCIAL EN SUS APRECIACIONES Y RELATOS, o al menos incompleto ¿Y por qué? Muy sencillo: se menoscaba o minusvalora claramente la performance histórica de Talleres (desde la misma cubierta del libro). Pasamos a relatar:
• La tapa: el escudo de Belgrano de la tapa es una elipse con eje mayor de 6 cm y eje menor de 4.6 cm. (y en el Centro), comparado a uno de Talleres de 4.4 cm. y 3.2 cm., respectivamente e, incluso, desplazado del eje central; además, se observa en la tapa un "llamativo" color Celeste.
• En páginas 134/136, bajo el título "Los mejores equipos y jugadores" de un total de 68 líneas, dedica a Belgrano 44 líneas (un 65%) y sólo 24 para Talleres (el 35% restante). Prácticamente la mitad... como si su historia hubiera sido inferior en esa proporción. Para pensar.
• Hagan ustedes lectores, si tienen oportunidad, una buena encuesta para conocer quién estima hoy la gente que son los jugadores que han signado los últimos 50 años del fútbol de Córdoba. Los verdaderamente importantes, lo anterior es la "etapa mitológica". Pensar en José Lezcano (1914-1920) con todos sus méritos, es lo mismo que entender que el patriota más importante de Grecia ha sido el Aquiles de la Ilíada.
Digo, retornando al relato, en esa encuesta seguramente un nombre resalta de inmediato: Daniel Willington (el "Daniel de los Estadios" de aquel poema del recordado Nilo Neder, luego del gol contra el Altos Hornos Zapla, en el Nacional de 1974). Luego, a la distancia le sigue, alguien que estimo merece por trayectoria estar allí: Mario Kempes (paradójicamente,a veces olvidado), y algo más lejos Miguel Antonio Romero (la Wanora), y José Omar Reinaldi, el Hacha Ludueña, José Daniel Valencia y Luis Adolfo Galván. De los siete, cinco jugaron en Talleres, y sólo uno (compartido) en Belgrano... sorprendentemente estos jugadores son señalados por el Sr. Acevedo como jugadores prácticamente "del montón" (ni menciona sus trayectorias detalladamente, como sí lo hace con Lezcano, Lutri, Delavalle, Murúa e Ignacio Romero).
Como digo, el Sr. Acevedo llega casi al absurdo de mencionar pormenorizadamente como símbolos del fútbol cordobés solamente a 4 jugadores... y de Belgrano (los señalados anteriormente) Todos anteriores a 1945; olvidando a sabiendas (o quizás por su preferencia, que me parece factible deducir de una serie de pistas) a grandes estrellas más recientes de la camiseta albiazul, además de los mencionados arriba: Humberto Taborda (quién puede olvidar ese medio campo del 70, E. Rodríguez, Cortéz y Taborda, o aquél del equipo de Labruna:, Muggione, Rivadero y Taborda), la Tucuta Flamini, el Tata Sánchez, Miguel Angel Charras, Martín Fonseca (el "mono", que defendiera también la valla de Independiente y de Racing)el gringo Muggione, Guillermo Hoyos, la "cata" Oviedo, el marqués Galetto, Eladio Rodríguez, Roberto Cortéz, Pablito Comelles, los Rivadero, el gringo Artico, Miguel Ángel Patire, el pato Gasparini, el pastor Bevilacqua, Humberto Rafael Bravo, la "lora" Oliva o Ricardo Cherini, , sin olvidar a Cuciuffo (campeón del mundo en 1986) o Carlos "Chupete" Guerini (que se destacara durante 6 años en el Real Madrid y en el Málaga, y con la camiseta argentina). Sin mencionar a quienes fueron integrantes de la histórica Selección Nacional del Interior de Menotti como el "látigo" Alderete o Victor Ocaño. Y dejando de lado a Oscar Dertycia, Victor Heredia y el "Beto" Beltrán, también en algún momento albiazules. O los más próximos, o en actividad, como Diego Garay (que está citado), José Albornoz (quien jugara en River) o el "Hachita" Ludueña (del presente "millonario" de River).
O bien, aquéllos otros "foráneos", que no eran "cordobeses", pero que fueron estrellas en Barrio Jardín, campeones argentinos varios, y algunos de ellos campeones del mundo. ¿Quieren que enumere?: Alberto César Tarantini (campeón del mundo 1978), Luis Islas (campeón del mundo 1986), el gringo Muggione, José Orlando Berta, el "puma" Morete, el "paragua" Ruy Díaz (arquero de la selección guaraní), Miguel Ludueña, Julio César (aquel wing izquierdo, estrella del Flamengo, en ala con Zico, que se desempeñara en 1981 en la "T", Chocolate Baley (campeón del mundo en 1978, y que Acevedo ni menciona siquiera), Angel David Comisso y Pedrito González (el gran jugador de San Lorenzo y River Plate).¡Ah! Y el mismo Juan José López (hoy DT). Y omito a conciencia al Mencho Medina Bello y a Ortega Sánchez. Podrá argumentarse que algunos no jugaron demasiado tiempo en Talleres. Es cierto, pero tampoco lo hizo en Belgrano alguien a quien conozco muy bien, por ser mi primo, Eduardo Santucho ("Quitalo", hoy radicado en la provincia de Santa Fe, de donde es oriundo y que jugara en NOB. Sin embargo, el amigo Acevedo lo pone orgullosamente entre los destacados jugadores de Belgrano (que lo fue, sin duda, por su gran calidad, que llamara la atención del maestro Renato Cesarini,)... no está mal lo que dice, sino lo que omite mañosamente, dando una imagen falsa a la posteridad ya que "verba volant, scripta manent", respecto a la historia del fútbol cordobés. Y este libro hará historia seguramente. Será bibliografía entre los futuros periodistas.
No pretendo ser injusto. Es cierto que se menciona a algunos de estos jugadores (aquéllos que he subrayado)... pero como de paso, "al socaire", como dije antes, "en el montón", ocultando su real dimensión "relativa" para un fútbol como el de Córdoba, lejano a los grandes circuitos de dinero del espectáculo.
No quiero dejar pasar, en tren de hacer historia y enumerar, los nombres destacados que fueran DT de Talleres, como tres glorias pasadas del fútbol porteño: Ángel Amadeo Labruna, Adolfo Pedernera y Luis Bravo.
• Luego en el acápite "Los títulos y descensos", vuelve a omitir los logros de Talleres. En primer lugar, de ser el primer equipo de Córdoba Campeón Nacional, aunque sea en la "B" (Instituto lo lograría en 1998-1999, si mal no recuerdo)
Ni menciona siquiera el hecho de haber sido Talleres el primer equipo del Interior que disputara el entonces campeonato principal de AFA (el "Metropolitano", invitado por la famosa Resolución, precisamente por sus méritos que marcaran no solamente el fútbol de Córdoba sino de TODO EL INTERIOR de la República Argentina..
Habiendo sido previamente subcampeón nacional (y que no perdiera estrictamente hablando los partidos de la final sino que ésta se definió "por goles visitantes". Además de haber obtenido otras colocaciones relevantes, tales como:
Terceros: compartiendo el puesto, en 1976 y en1978
Cuartos: 1974, 2000.
Quintos: 1975 (empatando el puesto con Rosario Central)
Sextos: 1979
Unico "team" del Interior en jugar Copas Internacionales OFICIALES:
Siendo Campeón Internacional de la Conmebol en 1999 (único título en ese plano del fútbol del Interior)
Por añadidura, el único equipo del Interior que ha jugado la Copa Libertadores de América SÍ, ESTOY casi SEGURO, Y FUIMOS ELIMINADOS EN PRIMERA RONDA,;
y además la Copa Mercosur, pasando en esta última a la segunda ronda.
Sin contar la circunstancia de ser el único equipo del Interior que ha llegado a estar en el ranking mundial de ESPN (puesto 23 en diciembre del 2000 y 25 en enero del 2001), y si bien puede ser muy cuestionable el método que ESPN tiene para elaborar esos "ranking", es un hecho destacable, ya que muchos equipos argentinos (la gran mayoría) NUNCA HAN ESTADO ALLÍ.
Y como pequeña "hazaña", concretar el objetivo de derrotar por primera vez a un equipo porteño en su reducto: en 1968, venciendo 1 a 0, en Avellaneda, al Racing de Cejas, Perfumo, Cárdenas y Salomone, con gol de Miguelito Rivarola (quien, surgiendo de Instituto, jugara en la primera de River)
• Quizás esos sean "logros menores", pues a Don. Julio Acevedo tal vez sólo se interese sólo por la Liga Cordobesa..., pues bien, toquemos ese punto. Aero allí, por otra parte, Talleres debe poseer el record argentino de partidos oficiales invicto en un campeonato de envergadura: 66 partidos de la Liga Cordobesa, desde el 9 de junio de 1974, cuando perdiera con Belgrano en Instituto por 2-1, hasta el 22 de agosto de 1976 cuando cayera ante lo que era el "origen" del gran equipo de Racing de los ochenta por 5-3 en Nueva Italia (año 1974: 10 partidos, más dos (semifinal y final del campeonato Clausura) y 2 finales del campeonato de Córdoba contra Belgrano; año 1975: 18 partidos + 9 partidos=27; Año 1976: 16 partidos + 9 partidos= 25; Total General=66). Como pauta comparativa simplemente, en mayo de 2004, Arsenal se clasificó campeón de la Liga Inglesa con 38 partidos invicto (siendo el record de Europa), en los ´90 se clasificaron campeones invictos el Milan y el Ajax con 34 partidos (en Argentina, lo hizo Boca Juniors en 1998, pero con solamente 18 partidos de campeonato). En la Liga de Córdoba, con toda su modestia, Talleres obtuvo 1 campeonato en el 74, dos en el 75, y uno en el 76, en todos ellos invicto; si bien es cierto, que eran campeonatos "parciales".
• Incluso en ese mismo ámbito, Don Julio incurre en otra inexactitud, o comparación impropia, ya que en página 139 señala a Belgrano con 30 campeonatos de la Liga (más que Talleres, con 27)..., pero acontece que no aclara que período considera. Pequeño detalle, pues en el caso de Belgrano toma casi una década más, lo cual invalida la posibilidad de confrontar cifras.
Si adoptamos, como justa pauta de comparación, el tope de 1979, año en que el primer equipo de Talleres, abandona el torneo local siendo campeón (y luego de seis campeonatos sucesivos, un récord; el anterior récord lo tenía Belgrano con 5, dos de ellos correspondientes a la época "amateur", las cifras son algo distintas, y la ventaja en campeonatos oficiales pasa a manos albiazules. A continuación, pese a que seguramente Uds. lo poseen, para evitarles pérdidas de tiempo, les envío un cuadro de doble entrada con los registros para los distintos equipos.
Hasta 1930
Amateurismo
(la historia "antigua" Desde
1931 a 1979
Profesionalismo
(Historia "moderna" Total General
Campeonatos
Oficiales Porcentajes
(sobre 68 torneos)
TALLERES 7
(2 de ellos como Central Córdoba) 20 27 40 %
BELGRANO 7 18 25 37 %
Instituto 4 3 7 10 %
Racing Cero 5 5 7 %
Juniors Cero 2 2 3 %
Universitario Cero 1 1 1.5 %
Sp.Belgrano Cero 1 1 1.5 %
Por otro lado, Talleres obtuvo 11 campeonatos "Preparación", de los 25 disputados, entre 1935 y 1959. Lo cual da un 44 %. Carezco de datos fidedignos de los títulos campeonatos obtenidos por el resto de los equipos en este campeonato de la Liga.
• Por último, Ttengo sinceramente la sincera impresión de que en el libro se intenta resaltar lo acontecido sólo en la Liga Cordobesa..., la cual, mal que nos pese, hace 25 años que prácticamente no existe (al menos en su vieja dimensión)... y hasta entonces, la década de los setenta, Belgrano y Talleres iban palo y palo, pero desde 1974 la distancia es abismal. Los logros de Talleres han sido sustancialmente superiores a los de Belgrano y a los de cualquier equipo del Interior (no considero los del Litoral, tradicionalmente afiliados directos a AFA). Para alcanzarlos Belgrano deberá esforzarse... y mucho. Casi podría repetir aquella cuarteta que los simpatizantes del Real Madrid colgaran en lo alto del Santiago Bernabeu en los tiempos de la inauguración del estadio del Atlético de Madrid, haciendo alusión a las butacas del "Vicente Calderón".,
Si queréis alcanzar
a
lo que "el Madrid" ha llegado
no podréis aguardar de pie,
y deberéis esperar sentados.

• Como conclusión, Ffinalmente, en la estadística se intenta resaltar groseramente los partidos "amistosos" (en los cuales Belgrano lleva amplia ventaja), que en realidad en ninguna estadística del mundo se contemplan seriamente. ¿Pueden decirme Uds. acaso cuántos partidos amistosos han jugado River y Boca? ¿o el Barcelona y el Real Madrid? ¿Sin mencionar a San Lorenzo y Huracán? ¿o Boca y San Lorenzo? Por curiosidad, ingresen a la página del Real Madrid (www.realmadrid.com), ventana "resultados primer equipo" (Histórico de Partidos), y allí "buscador de partidos" y encontrarán las siguientes alternativas en la ventana "competición": Campeonato Nacional de Liga, Liga de Campeones, Copa Intercontinental, Copa del Rey, Supercopa. ¿Y los amistosos? Muy sencillo: a nadie interesan a la hora de escribir la historia. Su real propósito es "probar" jugadores, ajustar equipos y, especialmente, recaudar fondos..., ganar resulta ser un objetivo muy secundario allí. Los amistosos sSóoloamente se consideran seriamente en el caso de las selecciones por la sencilla razón de que los partidos de "oficialescampeonato" de los equipos nacionales son muy escasos, de allí la necesidad de contemplar los partidos fuera de campeonato (así los hayan jugado "a las cabecitas" o "con arco libre".
En cambio, en "torneos" puntables oficiales (Campeonato Preparación + Nacional A + Nacional B) Talleres obtuvo 88 victorias contra sólo 67 de Belgrano. Es decir, que Talleres consiguió 4 victorias por cada 3 de Belgrano ¿Dónde está la "supuesta" paternidad? (Como pauta comparativa, las estadísticas hablan de que Boca obtuvo 64 triunfos y River 58, en los 122 partidos con "definición"; esto es, sin contar empates)
Todo este largo alegato no significa en modo alguno desconocer los méritos de Belgrano (primer equipo de Córdoba en Nacionales de AFA, año 1968, aunque antes había jugado el Racing de Nueva Italia, aquél de los Videla, en el Promocional de 1967). Ni tampoco resulta el pensamiento de alguien cuya camiseta le haya impedido "cinchar" por Belgrano, ya que lo hice en más de una oportunidad "con los piratas" (cuando las barras bravas eran más civilizadas) en mi lejana adolescencia, durante 1968; e incluso estuve "aupando" a Belgrano en las plateas del Estadio Córdoba, aquel 28 de julio, cuando goleó a Banfield 4 a 0 para ascender como segundo equipo a Primera División. MiNuestro único objetivo es ubicar las cosas en su justa dimensión, ya que la historia, en especial la argentina, es un cúmulo de falacias que una vez escritas se repiten sin reflexión alguna (y sin crítica). Por eso esta páginanota, que quizás los visitantes Uds. estimen que no merecióce ser leídaleerse, pero dadas las características de popularidad que que una obra tan interesante obra sobre el GRAN CLÁSICO DE CORDOBA (República Argentina) tendrá, estas líneas bien merecerían ir como su "fe de erratas"...

Sin más Saludamos y agradecemos a los Señores Visitantes a esta humilde página futbolera, que sólo intenta, con toda humildad y respeto, dar una versión más acabada de los hechos que hacen al FUTBOL DE CÓRDOBA ARGENTINA.