Holass amigoss, aqui les dejo lo q para mi es el mejor equipo de futbol q se pueda crear...Comenten please!!!!!!!!1

ARQUERO:

Lev Yashin


Mejor Equipo Del Mundo (ampliado)

Vida y Carrera

Yashin nació en Moscú en una familia de trabajadores industriales. A los doce años de edad, la Segunda Guerra Mundial lo forzó a trabajar en la fábrica para ayudar en el esfuerzo de guerra. Fue enviado a trabajar a una fábrica militar en Moscú donde jugó para su equipo de fútbol. Allí, fue invitado a unirse al equipo juvenil del Dinamo de Moscú. El debut de Yashin llegó en 1950 en un partido amistoso. No fue el debut que habría esperado, le metieron un suave gol directamente por el arquero contrario. Ese año se presentó en sólo dos partidos de Liga, y no apareció en un partido de alto nivel de nuevo hasta 1953.Pero él estaba decidido, y se quedó en la reserva del Dinamo esperando otra oportunidad. Yashin también se desempeñó como arquero del Dinamo pero en el hockey sobre hielo durante aquellos años en que trataba de entrar en la primera del equipo de fútbol. Él logró ganar la Copa de soviética de hockey sobre hielo en 1953 y fue tercero en el torneo local como arquero en ese mismo año.

Pasó toda su carrera profesional en el Dinamo de Moscú, de 1949 a 1971, ganando el campeonato soviético de fútbol cinco veces y la copa soviética tres veces. Antes de su debut profesional, Yashin tuvo un rival en el arco del Dinamo de Moscú, su nombre era Alexei 'el Tigre' Khomich, el arquero de la Unión Soviética, que se había vuelto famoso por su actuación con el Dinamo en un tour británico.

En 1954, Yashin finalmente fue llamado para la selección nacional,en el que disputó 78 encuentros. Con la Unión Soviética ganó los Juegos Olímpicos de 1956 y la Eurocopa de 1960. Además jugó en tres Copas del Mundo, en 1958, 1962 y 1966. La Copa del Mundo de 1958, disputada en Suecia, puso a Yashin en el mapa por su rendimiento, con la Unión Soviética avanzaron a los cuartos de final. En la fase de grupos, en el partido contra los eventuales ganadores de la Copa, Brasil, el equipo perdió 2:0. El rendimiento de Yashin impidió que el resultado fuese más abultado. En aquella Copa del Mundo fue seleccionado en el Equipo ideal. En 1962 una vez más llegó a los cuartos de final, al perder contra Chile, el país anfitrión. Ese partido demostró que Yashin fue demasiado humano, cometiendo algunos errores. En el partido contra Colombia, cuando la Unión Soviética estaba ganado por 4:1, Yashin recibió un gol olímpico, rematado directamente desde un tiro de esquina. El partido terminó 4:4, lo que llevó al diario francés L'Equipe a predecir el final de la carrera de Yashin. Pero el volvió para ganar el Balón de Oro al año siguiente, y liderar al equipo soviético al cuarto puesto en la Copa del Mundo de 1966, la mejor marca de este país en al historia de la Copa del Mundo. Siempre dispuesto a dar consejos a sus compañeros, Yashin incluso viajó a la Copa del Mundo de 1970 como tercer arquero y como asistente. El equip soviético llegó a los cuartos de final.Yashin jugó 12 partidos con la Unión Soviética en la Copa del Mundo.

Una de sus mejores actuaciones fue en el partido del Centenario de la FA en 1963, jugando para 'Resto del Mundo XI' contra Inglaterra en el Estadio Wembley en el que tuvo impresionantes e increíbles atajadas. Conocido en todo el mundo como la "Araña Negra" por su distintiva ropa negra, y porque parecía que tenía ocho brazos para atjar casi todo. Pero para sus admiradores fue siempre la "Pantera Negra". A menudo usba una gorra de color ladrillo. En 1971 en Moscú disputó su último partido para el Dinamo de Moscú. El partido testimonial de la FIFA de Lev Yashin se celebró en el Estadio Lenin en Moscú con 100.000 aficionados, a la que asistieron estrellas de fútbol de todo el mundo como Pelé, Eusebio y Franz Beckenbauer.

Lev Yashin es el único arquero que ganó el premio al Mejor Jugador Europeo del Año (1963). Se cree que también paró alrededor de 150 penales a lo largo de su carrera; mucho más que cualquier otro arquero en la historia. Cuando se le preguntó cuál era su secreto, él respondió que el truco era "tener un cigarrilo para calmar sus nervios, luego tomar vodka para tonificar los músculos".

Por su destacado servicio a la comunidad y a su pueblo, Yashin fue conmemorado con la Orden de Lenin en 1967, el segundo mayor premio de la Unión Soviética. Luego del Retiro pasó durante 20 años en diferentes puestos administrativos en el Dinamo Moscú. Una Estatua de Bronce de Lev Yashin fue construía en el Estadio del Dinamo en Moscú.

Lev Yashin falleció en 1990 por complicaciones causadas por la amputación de una de sus piernas seguida de una lesión de rodilla en 1986.

Él es recordado como un arquero brillante, un verdadero deportista y un innovador del juego. Yashin siempre organizó el juego defensivo de su equipo, a menudo tan feroz que su esposa, Valentina Yashina, lo acusó de gritar demasiado dentro del terreno de juego. Él rara vez fue capitán de su equipo, pero su liderazgo en el campo siempre fue evidente. Además fue uno de los primeros arqueros en comenzar a entrenarpara tratar de agarrar la pelota sin dar rebote en situaciones dificultosas. Otra práctica que desarrolló fue la de sacar rápido para iniciar contraataques; saliendo del area de penal para anticipar el peligro, y para comandar y organizar a sus defensores, revolucionando el juego de los arqueros. En 1994, la FIFA estableció el premio Lev Yashin para el mejor arquero de la Copa del Mundo. FIFA nombró a Lev Yashin como el mejor arquero del siglo XX según una encuesta. La revista World Soccer lo nombró entre los 100 mejores jugadores del siglo XX. Yashin es todavía considerado, por muchos, para ser el mejor arquero en la histori adel fútbol.

Citas

"¿Qué tipo de arquero es el único que no está tormentado por el gol que ha permitido? ¡Él debe estar atormentado! Y si está en calma, quiere decir que es el fin. No importa lo que tenía en el pasado, no tiene futuro".

"La alegría de ver a Yuri Gagarin volando en el espacio sólo es superada por la alegría de una buena atajada de penal".

"Sólo hay dos clases de arqueros de nivel mundial. Uno de ellos fue Lev Yashin, el otro era el chico alemán que jugó en Manchester - (Bert) Trautmann. "

Estadisticas

* 812 partidos jugados en su carrera
* 326 partidos jugados para el Dinamo Moscú
* 78 participaciones con la Unión Soviética (70 goles concedidos)
* 12 participaciones en la Copa del Mundo (4 partidos invicto)
* 2 participaciones en 'Resto del Mundo XI' (1963-vs Inglaterra,1968- vs Brasil)
* FIFA partido testimonial (1971)
* 480 partidos invicto en su carrera

* FIFA “Mejor Arquero del Siglo” y FIFA Miembro del equipo “Siglo XI” (2000)
* Jugador de Oro de Rusia, por la Unión de Fútbol de Rusia como el jugador más destacado de los últimos 50 años. (Noviembre de 2003)


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=gFKbG7N3fNk

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=3Vz5d2BY_-Q

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=srFxMqEQ_ek

DEFENSORES:

Ruud Krol


equipo

Ruud Krol nació el 24 de marzo de 1949 en Amsterdam. Empezó a practicar el fútbol en equipos de segunda fila como el club Rivalen o el Rood Wit Club, para más tarde, a la temprana edad de 17 años conseguir fichar por el Ajax de Amsterdam. Debutó con la selección en 1969 en un partido frente a Inglaterra y es el futbolista que más veces ha sido internacional con Holanda, detentando un total de 83 apariciones. Este clásico del fútbol holandés fue considerado pieza clave de la legendaria selección del "fútbol total" de Rinus Michels. A lo largo de su carrera futbolística ha sido 72 veces internacional con Holanda y obtuvo entre otros títulos y premios: siete Campeonatos de Liga, cuatro Copas de Europa, dos Supercopas de Europa, tomar parte en las dos finales de los mundiales del 74 y 78, una Intercontinental y Balón de Oro del Fútbol Europeo en el 79. En 1980 abandonó el Ajax y fichó por el Vancouver de Canadá, pero meses después fue traspasado al Nápoles. En 1984 se pasó al fútbol francés jugando dos temporadas en Segunda Division con el Cannes. En este último equipo pasó sus últimos días como jugador activo. Posteriormente ha ejercido como entrenador en el equipo belga Mechelen, con la selección Nacional de Egipto y con el Nijmegen holandés

Robert Frederick Chelsea "Bobby" Moore


futbol
Nació en Barking, un suburbio de Londres en el Reino Unido Moore, el mejor defensa de la historia de Inglaterra, parecía carecer del ritmo y el físico necesarios para ser un buen defensa central, no era veloz, ni potente a pesar de su talla: era un defensa ligero y ágil; sin embargo, tenía una visión magnífica para el juego y siempre estaba un paso por adelante de los atacantes contrarios. Sus entradas eran limpias y rara vez era amonestado.
Moore capiteanó a Inglaterra en 90 encuentros (un récord compartido con Billy Wright), entre ellos en la victoria del Copa Mundial de fútbol de 1966. Pasó la mayor parte de su carrera en el West Ham hasta que a los 32 años se fue al Fulham FC (junto con George Best) y finalmente viajó a Estados Unidos para jugar con los Seattle Sounders y el San Antonio Thunder.
Su amistad con Pelé se cimentó en 1970, cuando los dos hombres disputaron un combate épico por la supremacía de Inglaterra en el mundial frente a Brasil. Pelé declaró que Moore era el mejor defensa con el que había jugado.

Franco Baresi

dream tema

Franco Baresi fue considerado por los especialistas como el mejor líbero del mundo de las dos últimas décadas. Llegó al Milan (el club de toda su vida) en el verano del 77, a pesar de que su hermano Giuseppe militaba en el Inter. Integró el plantel de Italia que salió campeón del mundo en España 82', aunque no jugó ningún encuentro. Durante Estados Unidos 94' sufrió una lesión en la rodilla, fue operado e increíblemente pudo estar presente en la final contra Brasil, debido a una notable recuperación y a su amor propio. Ese partido lo jugó estupendamente, pero la definición por tiros penales le deparó la mayor amargura de su carrera al fallar uno de los disparos.
Fue mucho más que un defensor, ya que por su notable ubicuidad e inteligencia era capaz de neutralizar y organizar ataques.
Silvio Berlusconi, dueño del Milan, dijo sobre Baresi: "Para nosotros es una bandera; para el fútbol mundial es un mito". El sueco Nils Liedholm, ex jugador milanista y el DT que lo hizo debutar en primera, comentó de él: "A los 18 años ya era veterano por lo que sabía. Adiviné cuando dije que era el Beckenbauer de los 80 y 90".

Nombre completo: Franceschino Baresi
Fecha de nacimiento: 8 de mayo de 1960
Lugar: Travagliato (Brescia), Italia

COMO JUGADOR

Debut en Primera: 23-04-1978 vs. Verona 2-1 (Liga de Italia)
Debut en la Selección: 04-12-1982 vs. Rumania 0-0 (Eliminatorias Eurocopa 84')

EQUIPO PAIS AÑO PJ GOLES

Milan (Italia) 1978-1997 716 33
Selección de Italia 1982-1994 81 1

TOTAL 797 34

TITULOS

Con Milan
Copa Intercontinental 1989,90
Copa de Campeones de Europa 1989,90,94
Supercopa de Europa 1989,90,94
Liga de Italia 1979,88,92,93,94,96
Supercopa de Italia 1988,92,93,94

Con la Selección
Campeonato Mundial 1982
Subcampeonato Mundial 1994

Franz Beckenbauer


de todos los tiempos
Fran Beckenbauer nació el 11 de septiembre de 1945 en Múnich, es un ex futbolista, entrenador y dirigente de fútbol alemán.

Hijo del director de una oficina de correos, comenzó a jugar al fútbol a los 9 años, en las categorías inferiores del SC Múnich 06, antes de entrar a formar parte del Bayern de Múnich en 1958. Debutó con el Bayern en el ala izquierda, contra el FC St. Pauli el 6 de junio de 1964. Sólo necesitó una temporada en la liga regional para lograr un puesto en la Bundesliga.

Hizo su debut con la selección alemana el 26 de septiembre de 1965, con apenas 20 años, y participó en tres ediciones de la Copa Mundial de la FIFA. El joven Beckenbauer jugó su primer partido en 1966, marcando dos goles ante Suiza, con el resultado final de 5-0. Aunque Alemania no pudo imponerse a Inglaterra (la selección anfitriona) en la legendaria final de Wembley, transcurridos más de 30 años, tiene un recuerdo positivo de aquel torneo: "ser finalista en una Copa Mundial no es un mal resultado para un jugador joven", comentó.


Su segunda Copa Mundial, la de México 1970, también resultó memorable, ya que Beckenbauer jugó la semifinal contra Italia con un hombro dislocado y el brazo en cabestrillo. Sin embargo, su esfuerzo no se vio recompensado, ya que Italia venció por 4-3 a Alemania y los germanos tuvieron que conformarse con el tercer puesto.


A pesar de lo ocurrido, Beckenbauer guarda un grato recuerdo de la Copa Mundial de México: "México 1970 fue un torneo excepcional. En aquella época no había tanto fanatismo, ni tanta preocupación por la seguridad. Podíamos hacer lo que quisiéramos. Simplemente había un policía armado en la entrada como única vigilancia. Obviamente, es algo impensable en la actualidad. Entonces todo era más relajado. El torneo de México estuvo lleno de colorido. El país era una gran fiesta del fútbol".


Derrotar a uno de los más grandes
En 1974 llegó su momento más dulce. Entonces Beckenbauer ya ocupaba en la selección el puesto que revolucionó con su estilo de juego (libre por detrás de la defensa). Organizaba el juego ofensivo del equipo desde esa posición y también participaba en el ataque cuando la ocasión lo permitía (y cuando no), ya que tenía una clara tendencia ofensiva, en oposición al tradicional papel defensivo que se asigna al central.


La Copa Mundial de Alemania fue muy especial para Beckenbauer y para su selección. Desde el pitido inicial, quedó claro que la hinchada no esperaba de ellos nada que no fuera el trofeo de campeones, y las elevadas expectativas eran aceptadas por su capitán: "Cuando eres el anfitrión la presión se hace más fuerte, porque todo un país espera la victoria".


Gerd Müller, Paul Breitner, Wolfgang Overath y el resto del equipo soportaron la presión hasta lograr la segunda Copa Mundial para su país. Tras la victoria por 2-1 sobre Holanda, Beckenbauer, como capitán, fue el primero en alzar el nuevo trofeo, después de que Brasil se hubiese quedado con la Jules Rimet en 1970.


Tres años después de la Copa Mundial, Beckenbauer abandonó el Bayern de Múnich con destino al Cosmos de Nueva York (Estados Unidos). Para entonces, lo había ganado casi todo con "su" Bayern (tres Copas de Europa, cuatro títulos de liga y cuatro Copas de Alemania). Esperaba encontrar un nuevo reto en la liga profesional estadounidense, además de un buen sueldo. Desde el punto de vista deportivo, su estancia en Estados Unidos supuso un paso atrás: "En lo que se refiere al fútbol, mejor olvidarlo".


Éxito interminable
Cruzar el Atlántico también supuso el final de su carrera con la selección alemana. Su decisión de jugar en el extranjero tuvo como consecuencia que la Asociación Alemana de Fútbol no volviera a convocarlo. Jugó 103 partidos con la selección y, por lo tanto, se convirtió en el primer jugador alemán que superó la mágica barrera de los 100 partidos.


En 1982, con 35 años, regresó a la Bundesliga y jugó una temporada con el Hamburgo. Se retiró como jugador en 1983 tras otra incursión en Estados Unidos con el Cosmos de Nueva York.


En julio de 1984, tras el fracaso de Jupp Derwall en el Campeonato Europeo, Beckenbauer fue nombrado seleccionador nacional.


Su primera participación como entrenador en una Copa del Mundo de la FIFA podría considerarse un éxito, ya que llevó a Alemania a participar de la final de México 1986. Aunque Argentina fue la vencedora, Beckenbauer logró que se un notable reconocimiento como entrenador.


En Italia 1990, Alemania se impuso sin perder un solo partido y, cuando Andreas Brehme marcó el penal en la final contra Argentina, Beckenbauer escribió su nombre con letras de oro en la historia del fútbol alemán. Era el primer deportista que ganaba la Copa Mundial como jugador y como entrenador.


Su segunda victoria en una Copa Mundial, en esta ocasión como seleccionador, fue el cenit de la carrera futbolística de Franz Beckenbauer: "La victoria como entrenador en Italia 1990 es lo más importante para mí, porque no hay nada comparable a una Copa Mundial", ha afirmado Beckenbauer.


Beckenbauer fue Presidente del Bayern de Múnich hasta 1998, cuando fue nombrado Vicepresidente de la Asociación Alemana de Fútbol. Bajo su batuta se lanzó la candidatura que logró llevarse la Copa Mundial de la FIFA 2006 a Alemania.


Desde que se aceptó la citada candidatura, Beckenbauer desempeñó un papel relevante en la planificación y la organización de la Copa Mundial de la FIFA 2006 como Presidente del Comité Organizador Local.

MEDIOCAMPISTAS

Zico


Mejor Equipo Del Mundo (ampliado)
Si alguien en Brasil ha llegado a ser considerado tan grande como Pele ese ha sido Zico.
Nacio en Rio de Janeiro, era el hijo pequeño en una familia llena de jugadores y comenzo su carrera en el club con la "torcida" mas importante de Rio, en el Flamengo. Con el Flamengo, el club en el que debuto en 1973, lo gano todo y todavia se le recuerda en los partidos que juegan en Maracana.
Zico, ha sido el mejor futbolista brasileño que ha dado Brasil desde la retirada de Pele. Tenia una tremenda clase con el balon en los pies, un olfato goleador inigualable que le llevo a marcar mas de 1000 goles en su carrera y un caracter ganador como pocos.
Hizo su debut internacional en 1976 contra Uruguay marcando uno de los mejores goles de su carrera. En Argentina 78 no pudo brillar porque el seleccionador brasileño de ese momento, Claudio Coutinho, queria un juego ultradefensivo que le llevo a la destitucion. Ya en España 82, Zico venia precedido por su fama (era conocido como el "Pele blanco" , y con el juego de Brasil volvio a encandilar a la aficion. Aquella seleccion era puro espectaculo, con los Zico, Socrates, Junior, Eder, ...pero fueron apeados por una seleccion tan luchadora como la italiana, a la postre ganadora.
Posteriormente emigro al poderosos futbol italiano, donde era sometido a ferreos y muy duros marcajes, que le provocaron varias lesiones, aunque siempre dejo detalles de su clase en los 2 años que paso alli. Nunca se adapto al duro futbol italiano, asi que volvio al Flamengo.
Su ultimo gran momento en el futbol internacional fue en Mexico 86, donde jugo tres partidos saliendo del banquillo, pero en los cuartos de final contra Francia fallo el penalty que al final seria decisivo para la eliminacion de Brasil. Su carrera internacional termino en Japon, donde se fue a promocionar aquella liga.
Una vez retirado, dedicó parte de su actividad al fútbol playa. En esta modalidad deportiva, conquistó con la selección de su país los tres primeros campeonatos mundiales que se celebraron. En marzo de 1998, la Confederación Brasileña de Fútbol le nombró coordinador técnico de la selección nacional de fútbol de su país, que cuatro meses más tarde sería subcampeona en la Copa del Mundo disputada en Francia.

Historial
• Nacio en Rio de Janerio (Brasil) el 3 de Marzo de 1953
• Equipos: Flamengo, Udinese (Italia) y Kashima Cornamentas (Japon).
• Titulos: 7 Campeonatos de Rio, 4 Campeonatos Brasileños, 9 Copas Guanabara, 1 Copa Libertadores y 1 Copa Intercontinental. Fue elegido mejor jugador del mundo en 1977, 1981 y 1982.
• Marco 66 goles em 89 partidos con la seleccion brasileña

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=9GgiZChaaSk


Ruud Gullit



En su selección de los cien mejores futbolistas de la historia, Diego Armando Maradona incluye al holandés Ruud Gullit, y agrega esta sentencia lapidaria: "Un toro. Era más bruto que técnico".

No hay menosprecio ni intención peyorativa. Sencillamente, eso fue aquel delantero de un metro y noventa centímetros que vio la luz el primero de septiembre de 1962 en Ámsterdam: un miura que asolaba las canchas con su potencia inigualable.

Gullit jugó para los clubes holandeses Haarlem, Feyenoord y PSV Eindhoven, los italianos Milán y Sampdoria, y el británico Chelsea. Su calidad y su larga trayectoria le permitieron acopiar títulos como tres Ligas de Holanda (1983-84, 85-86, 86-87); la Copa de su país en la campaña 1983-84; un trío de scudettos (1987-88, 91-92, 92-93) y la Copa de Italia 1993-94.

Sin embargo, los triunfos más sonados de su carrera se produjeron con el legendario Milán de Arrigo Sachi, que obtuvo dos Copas de Europa (1988-89 y 89-90), así como las Supercopas europeas y las Intercontinentales de 1989 y 1990.

Su tremendo rendimiento en los finales de los años ochenta le valió las nominaciones de Mejor Jugador de Europa en 1987, y de Mejor Futbolista del Mundo según la FIFA en 1987 y 1989.

Con la camiseta naranja, Gullit jugó 66 partidos y marcó 17 goles. Además, participó en el Mundial 1990, donde salió cuatro veces al terreno y anidó una pelota, y resultó clave en la consecución del trofeo de la Eurocopa de 1988.

Sus andanzas comenzaron en el club Haarlem, para el que firmó 32 goles en 91 choques desde 1979 a 1982. Luego jugó en el Feyenoord (1982-85, 30 perforaciones en 85 matches), y el PSV (1985-87, 46 en 68).

Posteriormente incursionó en el Milán en dos períodos (1987-93 y 1994-95), con foja de 38 goles en 127 encuentros; cumplió otros dos contratos con la Sampdoria (1993-94 y una parte de la temporada 1994-95), con cuyos colores realizó 25 dianas en 53 partidos; y cerró con el Chelsea (1995-97, cuatro rúbricas en 43 desafíos).

Una vez retirado, Gullit ha sido entrenador del Newcastle y Feyenoord.

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=5JgR0DCHXuY

Diego Maradona

equipo
Considerado como el mejor jugador de los últimos tiempos, destacó por su habilidad con el balón y su depurada técnica.
De familia humilde, Diego Armando Maradona empezó a jugar al fútbol con sus amigos de Villa Fiorito, un barrio suburbano de chabolas situado en la afueras de Buenos Aires. Apodado El Pelusa y Pibe de Oro, siendo muy pequeño consiguió un puesto de titular en el equipo infantil de Estrella Roja, de Fiorito. El entrenador Francisco Cornejo le vio jugar en este equipo y le propuso ir al Argentinos Juniors. A los 12 años ya era campeón con la novena división del Argentinos Juniors. En dos años ascendió ocho divisiones, de novena a primera.


El 27 de febrero de 1977 debutó con la selección absoluta argentina, en un partido contra Hungría en el que jugó sólo unos minutos. Dos años después ganó el Mundial Juvenil con la selección argentina y fue proclamado el mejor jugador argentino. Con su equipo, el Argentinos Juniors, consiguió llegar a las semifinales del Campeonato de Liga y consiguió el galardón de máximo goleador. Del Argentinos Juniors pasó a jugar al Boca Juniors, aunque el River Plate también intentó contratarlo. En el Boca jugó dos temporadas y consiguió el título de liga con este equipo.
En 1982 Diego Armando Maradona firmó un contrato con el Barcelona por 1.200 millones de pesetas. Debutó oficialmente en el club blaugrana el 5 de septiembre de 1982 en un partido contra el Valencia. Jugó 39 partidos y fue el máximo goleador del equipo con 27 tantos.
En 1984 firmó un contrato con el Nápoles por 1.300 millones de pesetas y en el que se comprometía a permanecer hasta 1989. Si bien en las dos primeras temporadas no logró el título de Liga, Maradona sí lo consiguió en la temporada 1986-87, en la cual el Nápoles también conquistó la Copa de Italia. Poco antes, en 1986, Maradona había obtenido el título mundial con la selección Argentina en el Campeonato del Mundo celebrado en México, donde demostró ser el mejor jugador desde Pelé o Cruyff.
El Nápoles y Maradona se tomaron la revancha deportiva en la campaña siguiente, 1988-89; en ella los napolitanos obtuvieron la primera competición europea de su historia, la Copa de la UEFA. En la temporada 1989-90 el club napolitano obtuvo su segundo título de Liga. Ese año se casó con con Claudia Villafañe, de la que tendría dos hijas, Dalma y Giannina. La temporada siguiente se inició de forma esperanzadora para el futbolista argentino, pues consiguió su club la Supercopa de Italia. Pero sólo fue un espejismo, ya que pronto comenzaron a llegar los resultados negativos para el Nápoles, que resultó eliminado de la Copa de Europa en los octavos de final por el Spartak de Moscú.
En febrero de 1991 Diego Armando Maradona fue acusado de estar relacionado con el tráfico de drogas y la prostitución; el 2 de abril de 1991, el Comité de Disciplina de la Federación Italiana de Fútbol le impuso una sanción cautelar para jugar por haberse confirmado en el contraanálisis su positivo por cocaína tras el partido Nápoles-Bari, fue suspendido por este comité; y el Comité de Apelaciones ratificó la sanción. Poco después fue detenido en Buenos Aires en una redada policial antidroga. El 28 de abril de 1992 quedó en libertad y tuvo que afrontar la acusación por suministro de droga a título gratuito y tenencia de droga.
Tras varios meses de contactos y negociaciones, el presidente del Nápoles firmó el traspaso de Maradona al Sevilla por 7,5 millones de dólares; el 28 de Septiembre de 1992, después de un año y medio apartado de los terrenos de juego por sanción, debutó como jugador del Sevilla en un partido amistoso contra el Bayern de Munich alemán. En octubre debutó en competición oficial con el Sevilla en la Liga española, ocho años después de jugar en ella por primera vez.
En febrero de 1993 Diego Armando Maradona volvió a vestir la camiseta de su selección nacional, tras dos años y medio, en el partido Argentina-Brasil disputado en Buenos Aires. Cuatro meses después fue despedido del Sevilla F.C. antes de que terminara su contrato. El 7 de noviembre de ese mismo año debutó como jugador del club Newell´s Old Boys, argentino, tras once años de ausencia en equipos de su país. Un año después la FIFA decidió suspenderle cautelarmente de toda competición al dar positivo en un control antidopaje realizado en la Copa del Mundo de Estados Unidos y, poco después, la FIFA le impuso una multa de 15.500 dólares y una suspensión de 15 meses.
Posteriormente pasó a ser entrenador, primero con el Deportivo Mandiyú, que estaba situado en penúltima posición del torneo de Apertura de la Primera División argentina y en el que no permaneció mucho tiempo. Su segundo equipo como entrenador fue, a partir del mes de diciembre del 94, el Racing Club de Avellaneda.
Maradona firmó con el Boca Juniors para regresar como jugador, al cumplir su sanción, el 30 de septiembre de 1995. Su club ratificó el compromiso inicial y programó la alineación de Diego para jugar en Seúl frente a la selección de Corea del Sur, partido en el cual hizo su debut con el equipo bonaerense. Ese mismo año recibió el Balón de Oro al mejor jugador de todos los tiempos. El 30 de octubre de 1997 anunció su retirada después de dar positivo en un control antidopaje. Perseguido por los problemas con las drogas y los incidentes con la prensa, en 1999 sufrió una crisis cardiaca por sobredosis de cocaína y se retiró a Cuba para seguir un tratamiento de desintoxicación.


DELANTEROS:

Johaness Cruyff


futbol
Muy pocos jugadores pueden equipararse a figuras como Pelé, Beckenbauer o Maradona. Aunque nunca ha ganado un título internacional con su selección nacional y sólo ha intervenido en una Copa Mundial de la FIFA, Johan Cruyff es uno de ellos. Fue tal el talento natural que desplegó, que el maestro holandés goza de una indiscutible reputación como uno de los más grandes futbolistas de todos los tiempos.
Leyenda del Ajax
Cruyff se crió a la sombra del estadio y del campo de entrenamiento del Ajax de Amsterdam, donde trabajaba su madre, en el servicio de lavandería y limpieza. Su padre murió de un ataque al corazón cuando Johan tenía 12 años. Desde muy temprana edad, el joven Cruyff puso su mira en un solo objetivo: convertirse en futbolista profesional. Comenzó a entrenarse formalmente cuando tenía siete años y, para horror de su madre, dejó los estudios a los 13 para concentrarse exclusivamente en el deporte.
El legendario entrenador Rinus Michel le echó el ojo al flaco futbolista que tanto prometía y preparó un programa de ejercicio físico, concebido especialmente para desarrollar su endeble complexión, con el fin de que fuera capaz de soportar los rigores de una carrera profesional. Cruyff irrumpió en el primer equipo del Ajax a los 17 años y, dos años después, en 1966, consiguió el primero de los nueve títulos de la liga holandesa que acabarían pasando por sus manos.
Pronto adquirió fama internacional como futbolista elegante, de pies ligeros y bien dotado técnicamente, que nunca hacía entradas fuertes. Era creador de juego, lanzador y marcador, todo reunido en un mismo cuerpo, con una habilidad para sincronizar un centro que nunca se vio antes ni después.
También se hacía notar fuera del terreno de juego. Demostraba una gran confianza en sí mismo y una gran pasión por defender sus propias convicciones, hasta el punto de que no se mordía la lengua ni para evitar hacerse enemigos. Esta forma de ser no siempre le ha favorecido; por ejemplo, perdió el brazalete de capitán del Ajax en una votación de sus compañeros de equipo en 1973. Además, se han aireado acusaciones de arrogancia a partir de citas entresacadas de las entrevistas que concedía: "No creo que llegue el día en el que se mencione el nombre de Cruyff y la gente no sepa de lo que se está hablando"; o bien: "Antes de cometer un error, no cometo ese error".
La Naranja Mecánica se presenta al mundo
Para ser uno de los jugadores más grandes de todos los tiempos, la carrera internacional de Cruyff fue relativamente corta. Hizo su debut con la selección holandesa en septiembre de 1966, en un partido contra Hungría y, en total, vistió la camiseta del equipo 48 veces antes de retirarse en 1977. Su última hazaña como internacional fue contribuir a la clasificación de Holanda para la Copa Mundial de 1978 en Argentina, aunque ya entonces sólo jugaba los partidos más importantes.
Su mayor logro como internacional llegó en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 1974. Holanda entró en el torneo con pocas expectativas, pues había pasado apuros para clasificarse. Además, el equipo daba pocas señales de compenetrarse con las tácticas del seleccionador Rinus Michels, que se había incorporado bastante tarde al banquillo como sustituto de Frantisek Fadrhonc. Para sorpresa de todos, las piezas del rompecabezas encajaron repentinamente y, después de la primera ronda, Holanda fue aclamada de manera unánime por la prensa internacional como favorita para alzarse con el título.
Los holandeses encandilaron al mundo con su fútbol total, un estilo de juego que el propio Cruyff encarnaba. Aunque en la alineación aparecía como delantero centro, merodeaba por todo el campo y surgía allí donde podía hacerle más daño al rival. Los demás jugadores se adaptaban con flexibilidad a su rotación, intercambiando posiciones con frecuencia, de modo que las funciones tácticas del equipo siempre se cumplían, pero no siempre por la misma persona. Se trataba de una concepción revolucionaria que cautivó al mundo entero.
Era la hora de los naranjas y de Cruyff. En la segunda vuelta, el propio maestro materializó sus dos primeros goles en la vapuleada por 4-0 que Holanda infligió a Argentina, posiblemente el mejor partido del torneo. El enfrentamiento con Alemania Oriental fue un asunto más comedido, que los holandeses ganaron por 2-0. En el último de los partidos de la segunda ronda de grupos, Holanda se encontró con Brasil, en lo que prácticamente se consideró como una semifinal. Al final del turbulento choque, Holanda salió vencedora por 2-0. Cruyff marcó el segundo gol holandés de una espectacular volea en el minuto 65. El maestro enganchó un centro de Krol, pilló a contrapié al guardameta Emerson Leao, y su remate entró por el primer palo.
Cruyff volvió a hacer una exhibición de su talento en la final. Desde el saque inicial, los holandeses hicieron circular el balón entre sus filas sin permitir que los alemanes lo tocaran ni una sola vez. De un jugador naranja a otro, el esférico regresó a Cruyff, que se lanzó en carrera, se zafó de Vogts y fue derribado por Hoeness dentro del área. Neeskens transformó la falta en gol desde el punto penal, sin que ningún jugador alemán hubiera tenido ocasión de tocar el balón. Sin embargo, los holandeses no supieron aprovechar su ventaja, y permitieron que los alemanes regresaran al partido. El equipo anfitrión empató a raíz de otro penal y, a dos minutos del descanso, se adelantó por medio de Gerd Muller. En la segunda mitad, los holandeses no pudieron superar la infranqueable barrera de Sepp Maier y dejaron escapar el trofeo. El título de mejor jugador del torneo, adjudicado a Cruyff, fue un pobre consuelo.
Durante el torneo de Alemania, Cruyff anunció que no jugaría en la siguiente Copa Mundial, que se iba a celebrar en Argentina, principalmente porque no quería estar alejado de su familia durante tanto tiempo. Eso y sus desavenencias con la asociación de fútbol de su país acarrearon el prematuro final de su carrera internacional.
Un éxito natural
Sin embargo, en el fútbol de clubes, Cruyff continuó sobresaliendo. Entre 1971 y 1973, ganó tres veces consecutivas la Copa de Europa con el Ajax de Amsterdam. En 1973, se fue a España a jugar en el Barcelona y conquistó el título de liga en su primera temporada con los azulgranas.
Anunció su retirada en 1978, pero volvió a pisar los terrenos de juego en mayo de 1979, concretamente en Estados Unidos, donde pasó un par de temporadas antes de regresar a España para una estancia muy breve en el Levante, un equipo de segunda división. En verano de 1981 regresó al Ajax para poner el broche de oro a su carrera en su propio país y ganó la liga y la Copa de Holanda con el club en el que había debutado como profesional.
En 1983, se marchó al Feyenoord, el acérrimo rival del Ajax, con el que también consiguió el doblete. Con 30 años cumplidos, Cruyff sorprendió a todos desplegando lo que algunos estimaron como el mejor fútbol de su vida, y fue elegido el mejor futbolista de los Países Bajos en 1983 y 1984. El más grande jugador holandés de todos los tiempos colgó definitivamente las botas en 1984.
Su regreso a Barcelona
Aunque Cruyff no contaba con la preparación técnica propia de un entrenador, ocupó el puesto de director técnico del Ajax de Amsterdam al principio de la temporada 1985-86. Cruyff aportó más trofeos a las vitrinas del club (lo llevó al triunfo en la Recopa de Europa de 1987) y, antes de su marcha al año siguiente, había contribuido a la formación de jóvenes promesas como Dennis Bergkamp, Aaron Winter, Brian Roy, y los hermanos Rob y Richard Witschge.
Regresando al mismo camino que había seguido como futbolista, Cruyff pasó del Ajax al Barcelona, donde se instaló como director técnico. Allí se propuso reconstruir el equipo: dejó marchar a una docena de jugadores, el alemán Bernd Schuster entre ellos, y contrató a nuevas estrellas. Al cabo de poco tiempo había configurado uno de los equipos más espectaculares del fútbol de clubes europeo, el conocido como Dream Team, que ganó la Copa de Europa en 1992 y cuatro campeonatos de liga consecutivos.
Después de ocho años de colaboración, Johan Cruyff y el Barcelona se separaron por segunda vez en 1996. Cruyff, que tuvo que dejar de fumar tras una operación de bypass en 1991 y volvió a padecer problemas de corazón en 1997, juró que no volvería a entrenar y ha cumplido su palabra. Su herencia quedará para la eternidad.
Como él mismo dijo en cierta ocasión acerca de la selección de Holanda: "Demostramos al mundo que puedes divertirte mucho como futbolista, que puedes reír y pasártelo en grande. Yo represento una época que dejó claro que el fútbol bonito es divertido y que, además, con él se conquistan triunfos".


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=sfYg_eijfKM

Pele

dream tema
Según muchos, el mejor futbolista de todos los tiempos. Estableció records importantes: en doce ocasiones ganó el Campeonato Paulista, además de ser durante nueve años seguidos el máximo goleador del torneo; cinco veces se proclamó campeón de la Copa de Brasil. Fue el máximo goleador en un solo encuentro, en el que marcó 8 tantos. También fue el futbolista que más puntos ha conseguido con su selección, 108. Se retiró en 1977 pero siguió una carrera exitosa en los negocios relacionados al deporte de su vida, el fútbol.
El gran jugador del mundo

Edson Arantes do Nascimento, más conocido como Pelé, nació en Três Corações, Brasil, en el año 1940. Según muchos, el mejor futbolista de todos los tiempos; hasta que apareció Maradona, quien lo destronó de forma contundente, convirtiéndose en su enemigo íntimo durante mucho tiempo, disputándose nada menos que el primer puesto "del mundo".
Empezó a jugar a los siete años en el Siete de Septiembre y tres años más tarde en el Radium. En su etapa juvenil jugó en el Canto do Rio, en el Amerinquinha y en el Baurú Atlético. En 1956 fichó por el Santos, logrando en el campeonato siguiente conseguir 36 goles. En 1958 consiguió ser el máximo goleador del torneo, logrando 58 tantos, por lo que fue llamado para jugar en la selección brasileña en el Campeonato Mundial de Suecia. Con tan solo 17 años, consiguió su primer título mundial y de su selección, al vencer al país anfitrión por 5 a 2, con dos tantos de su autoría. En 1959 consiguió nada menos que 126 goles en 103 partidos, demostrando además de eficacia y talento una belleza de luego atrapante.
A lo largo de su carrera deportiva, Pelé obtuvo con el Santos diversas Copas de América, y en 1962 el primer Campeonato Mundial de clubes. Denominado en alguna ocasión "La Perla Negra", fue un jugador que conjugaba una gran habilidad técnica, un poderoso disparo con ambas piernas y una insólita capacidad de anticipación.
En 1966 se casó con Rose Mary Cholby (pero se divorciaron varios años después), con quien tuvo al año siguiente a su hija Cristina. En 1969 consiguió marcar el tanto número 1.000. Un año después, en el Mundial de México, se proclamó de nuevo campeón con el seleccionado brasileño, consiguiendo Pelé marcar el primer gol de la final. La selección de Pelé logró, en definitiva, tres Copas del Mundo (1958, 1962 y 1970).
Tras obtener todos los títulos posibles anunció su retiro como jugador profesional en 1974 (con la selección ya se había retirado el 18 de julio de 1971); sin embargo, Pelé fichó por el Cosmos de Nueva York. En este equipo jugó hasta 1977, logrando retirarse definitivamente el 1 de octubre de ese año.

Como futbolista, Pelé estableció records importantes: en doce ocasiones ganó el Campeonato Paulista, además de ser durante nueve años seguidos el máximo goleador del torneo; cinco veces se proclamó campeón de la Copa de Brasil. Fue el máximo goleador en un solo encuentro, en el que marcó 8 tantos. También fue el futbolista que más puntos ha conseguido con su selección, 108. Algo hasta el momento no superado por nadie.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=8QEmnP48PEc

Alfredo Di Stefano

de todos los tiempos
Alfredo Di Stefano nace en Buenos Aires el 4 de Julio de 1926. Hijo de emigrantes italianos, como se nota claramente en el nombre y aùn màs en el apellido, todavìa no ha adquirido hasta ahora la ciudadanìa italiana, aunque sí despuès adquiere, ademàs de la argentina, la colombiana y la española. Dotado desde joven de grandìsima velocidad, inicia a jugar con apenas doce años en Los Cardales, una alienaciòn argentina de aficionados. Tres años màs tarde, a considerarlo es el River Plate, que lo federa para la alienaciòn juvenil y sòlo un año despuès el joven ya està en el primer equipo, pero los rojiblancos tienen un ataque fenomenal y Di Stefano no consigue encontrar espacio. De este modo va prestado al Huracàn, donde ejecuta 50 goles en 66 partidos y realiza tambièn el gol màs veloz de la historia del campeonato de liga argentino: en sòlo 15 segundos, irónicamente contra el mismo River Plate. Los rojiblancos comprenden y ven bien, en el ’47, que vuelvan a llamarlo a la base y con el River Di Stefano conquista el campeonato de liga y el tìtulo de maximo goleador. Para coronar la temporada llega la convocatoria en la selecciòn nacional argentina y la consecuente victoria de la Copa America, de la que aùn es el màximo goleador con 6 goles. El año sucesivo una huelga de futbolistas argentinos detiene el campeonato de liga argentino: para evitar la prohibiciòn de jugar (y para no ser etiquetados como rompehuelgas) muchos jugadores argentinos se trasladan a Colombia y asì hace tambièn Di Stefano, que acaba en los Millonarios de Bogotà. Aquì su estrella resplandece de un modo excepcional: 267 goles en 292 partidas, cuatro tìtulos de campeòn de liga de cinco campeonatos y ademàs 4 convocatorias en la selecciòn nacional colombiana. En el 1953 parte para un gira en Europa y, en España, se enfrenta al Real Madrid. El legendario presidente madridista Santiago Bernabeu decide ficharlo y lo coje de los Millonarios por 70 mil dolares, una cifra que para la època era increìblemente elevada. Su pase a los galàcticos, sin embargo està marcado por un conflicto: por encima de èl, efectivamente, està el Barcelona, pero el general Francisco Franco interviene y dice que el campeòn argentino jugarà por turnos, un año con el Real y uno con los blaugranas. Èstos ùltimos, indignados, se retiran y Bernabeu y puede completar asì su fichaje. Alrededor de Di Stefano, poco a poco, toma forma un equipo mortal, que todavìa tiene en èl su centro: el argentino es la sìntesis del fùtbol: velocìsimo (tanto como para ganarse el sobrenombre de Saeta Rubia), dotado de una tècnica sublime y, sobre todo, de un sentido del gol que pocos tendràn. No por casualidad, con sus màs de 900 goles en carrera, Di Stefano es el cuarto marcador de todos los tiempos. Con el Real Madrid el argentino gana pràcticamente de todo: 8 campeonatos españoles de liga, una Copa Intercontinental y las 5 primeras ediciones de la Copa de Campeones, en donde siempre diò en el blanco en las finales correspondientes. Las malas lenguas dicen que en aquel tiempo jugaba sòlo el Real (y no es del todo falso, porque el Benfica de Eusebio y el Manchester de Best y Charlton todavìa debìan llegar), pero aquel Real desplegaba un ataque, en torno a Stefano, compuesto por Raymond Kopa, Hèctor Rial, Francisco Gento y luego incluso Ferenc Puskas. Estamos hablando de cuatro fueras de serie de nivel absoluto, que han hecho no sòlo la historia del Real Madrid. Di Stefano, lìder indiscutible de los merengues, vencerà dos Balones de Oro (1957 y 1959) y se ganarà tambièn la convocatoria en la selecciòn nacional española de Helenio Herrera, aunque si no podrà jugar el Mundial en Chile del ’62 por un accidente. Dos años despuès, en sucesiòn a la enèsima final de la Copa de Campeones, ésta vez sin embargo perdida contra el Inter de Herrera, Di Stefano deja el Real y juega dos temporadas en el Espanyol de Barcelona antes de retirarse. Pero permanece en el mundo del fùtbol como entrenador y en el 1970 gana con el Boca Juniors un campeonato de liga argentino. Despuès va a Portugal donde entrena el Sporting de Lisboa en la temporada 1974-75, asì pues vuelve a Argentina donde gana otro tìtulo, pero èsta vez con el River Plate y despuès se sienta en el banquillo del Valencia, donde restituye el tìtulo de campeòn de liga despuès de 24 años. Sus ùltimas dos apariciones breves han sido en el Real Madrid en dos secuencias de temporada en el 1983 y en el 1991. A continuaciòn llega a ser presidente honorario del club español. Recientemente ha arriesgado la vida por un infarto grave, que evidentemente no ha sido fácil debido a su venerable edad, pero se ha recuperado bien y ha vuelto a su puesto, ùltimo símbolo del fùtbol de los años 50, lo que puede definirse como el primer, verdadero, gran fùtbol.

Carrera de jugador
Sucesos internacionales

Copa de Amèrica : 1947 (Argentina)

Equipos

1944-1945 : River Plate Argentina
1945-1046 : Huracàn Argentina
1946-1949 : River Plate Argentina
1949-1953 : Los Millonarios Colombia
1953-1964 : Real Madrid España
1964-1965 : Espanyol Barcelona España

Sucesos con equipos de club
Copa intercontinental : 1960 (Real Madrid)
Copa de Campeones (5) : 1956, 1957, 1958, 1959, y 1960 (Real Madrid)
Campeòn de Argentina : 1945 y 1947 (River Plate)
Campeòn de Colombia : 1949, 1951, 1952 y 1953 (CD Millonarios)
Campeòn de España : 1962 (Real Madrid)
Copa Colombia : 1953 (CD Millonarios)
Copa Latina : 1955 y 1957 (Real Madrid)

Otros
Balòn de Oro : 1957 y 1959
Màximo goleador del campeonato de liga argentino en el 1947 (27 goles)
Màximo goleador del campeonato de liga colombiano en el 1951 (31 goles) y 1952 (19 goles)
Màximo goleador del campeonato de liga español en el 1954 (27 goles), 1956 (24 goles), 1957 (31 goles), 1958 (19 goles) y en el 1959 (23 goles).

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=YWN9Qd0T_jY

Suplentes (principales):

Ferenc Puskas

Mejor Equipo Del Mundo (ampliado)
Ferenc Puskas, considerado el mejor jugador húngaro de todos los tiempos y uno de los más grandes futbolistas que ha participado en la Copa Mundial de la FIFA, fue la principal figura del innovador equipo húngaro que dominó el fútbol mundial a principios de los años 50. Lamentablemente, el gran premio de campeón del mundo eludió siempre a este magnífico delantero; especialmente en la final de la Copa Mundial de la FIFA disputada en Berna, en la que la durante mucho tiempo invicta selección húngara sufrió una histórica derrota ante Alemania por 3-2.
Puskas nació en 1927 en Budapest e inició su carrera futbolística a una temprana edad en el equipo del que su padre fue jugador y entrenador, el Kispest de Budapest. Jugó en el filial con una identidad falsa -Miklos Kovacs- hasta los 12 años, puesto que aún era demasiado joven para poder fichar por el equipo. Sin embargo, no pasaría mucho tiempo hasta que su nombre estuviese en boca de todos en el fútbol húngaro. A los 16 años, el pequeño delantero se había convertido en un habitual en la alineación del primer equipo y, a pesar de su juventud, ya había dejado patentes su ambición y su férrea voluntad. Puskas hizo su primera aparición como internacional a los 18 años frente a Austria. Era el primer partido de Hungría desde la Segunda Guerra Mundial y el primer paso de la incomparable trayectoria futbolística que habría de recorrer la selección nacional.
Un futbolista atípico

Puskas era un futbolista fuera de lo normal en muchos aspectos: bajito, regordete, no demasiado bueno en el juego aéreo y exclusivamente zurdo. Sin embargo, nadie podía negar sus dotes innatas, como demuestran las estadísticas. En 84 partidos con Hungría, Puskas marcó 83 goles, un promedio sin parangón.
Su concurso también fue un motivo de inspiración para el Kispest, que en 1948 se convirtió en el equipo del ejército y pasó a llamarse Honved. Puskas, su delantero estrella, recibió el sobrenombre de "comandante galopante", en clara alusión a su rango militar. Como capitán del equipo, conquistó cinco campeonatos de liga. Puskas jugó en el Honved hasta 1956.
La selección nacional de Hungría dominó el panorama futbolístico a principios del decenio de 1950. En 1952, Puskas colocó a su país en lo más alto del podio olímpico en Helsinki y, con él como capitán, los "magiares mágicos" llegaron a la Copa Mundial de la FIFA Suiza 1954, tras cuatro años de imbatibilidad.
Su victoria más sonada llegó el 25 de noviembre de 1953 en "la cuna del fútbol", el histórico estadio de Wembley, en el que Inglaterra no había perdido nunca contra un equipo de fuera de la isla. Hungría se impuso por un contundente 6-3 en un encuentro que pasó a la historia como uno de los partidos del siglo. Puskas y compañía ofrecieron frente a 100,000 aficionados una maravillosa lección magistral, en la que combinaron pases largos y cortos y se impusieron a los anfitriones, que empezaron desconcertados y acabaron humillados.
El impulso que hace historia

El equipo húngaro, construido alrededor de Puskas, jugaba un fútbol diferente de lo que se había visto hasta entonces. Sin embargo, la humillación inglesa no acabó ahí. No habían pasado seis meses cuando Inglaterra recibió la segunda lección, al caer ante Hungría en el partido de vuelta por 7-1.
Hungría desarrollaba un revolucionario fútbol de ataque con Sandor Kocsis, Nandor Hidegkuti y Puskas. Kocsis y Puskas impulsaban al equipo desde las posiciones de interior derecho e izquierdo respectivamente. Por su parte, el delantero centro Hidegkuti se internaba en profundidad.
Hungría era la favorita indiscutible para Suiza 1954. El llamado "equipo maravilla" tenía la línea atacante más potente del mundo y se apresuró en demostrar su impresionante capacidad goleadora en el torneo de Suiza. Humilló a Corea del Sur por 9-0 en su primer partido, en el que Puskas marcó el primer y el último gol antes de arrasar a un equipo alemán de suplentes por 8-3, en un duelo en el que el capitán volvió a ver puerta. Sin embargo, la victoria frente a Alemania se cobró un precio muy alto: Ferenc Puskas.
La estrella húngara recibió una entrada por detrás del alemán Werder Liebrich, que le lesionó el tobillo e impidió su alineación en cuartos de final y en la semifinal. Puskas tuvo que conformarse con ver desde las gradas cómo sus compañeros de equipo se imponían por 4-2 a Brasil (que pasó a la historia como la reñida "batalla de Berna" y también a Uruguay, dos veces campeona de la Copa Mundial de la FIFA.
No estaba en plena forma

En la final de 1954, todas las miradas estaban puestas en Puskas. ¿Estaría el capitán húngaro a la altura de la ocasión? ¿Se habría recuperado completamente de su lesión? El gran talento húngaro no quería perderse el partido, la cima de su carrera hasta la fecha. Y Puskas jugó, aunque era evidente que no estaba en plena forma.
Los "magiares mágicos" no pudieron empezar mejor el partido. Puskas, que parecía querer acallar a todos los escépticos, abrió el marcador en el minuto seis. Dos minutos más tarde llegaba el 2-0. Sin embargo, bajo la lluvia de Berna, Alemania Occidental replicó. En el descanso el resultado era de 2-2, y a falta de tres minutos Helmut Rahn hizo el tercero de los germanos. Puskas aún tendría tiempo de anotar, pero su tanto fue anulado por fuera de juego. Después de 31 partidos, Hungría caía derrotada. Los que nadie consideraba favoritos se hicieron con la Copa Mundial de la FIFA y le propinaron a Hungría su primera derrota en cuatro años y, además, dejaron a Puskas sin el mayor de los honores.
Tras aquella final, la selección húngara se desintegró gradualmente, y la propia vida de Puskas pronto daría un vuelco. Siguió jugando en Budapest con el Honved, con el que se desplazó a la ciudad española de Bilbao, un viaje que tuvo consecuencias históricas. La edición de la Copa de Europa de 1956 coincidió con un periodo de levantamiento nacional en Hungría y tanto Puskas como una serie de sus compañeros de equipo se refugiaron en Occidente y nunca volvieron a su patria. Tras una sanción de 15 meses sin poder jugar al fútbol, un Puskas de treinta años de edad, más rechoncho y en baja forma, había pasado ya, en opinión de muchos observadores, el apogeo de su carrera.
Asociación de ensueño y final feliz

No obstante, Emil Oestreicher, un viejo amigo de Puskas y su antiguo entrenador en el Honved, llevó al ingenioso delantero al Real Madrid, donde jugaría junto al gran Alfredo Di Stéfano. Ambos acabarían por forjar una de las parejas atacantes más famosas de la historia y convertirían al Madrid en uno de los equipos gigantes de Europa. Perdió 18 kilos en seis semanas, y comenzó el siguiente capítulo de su carrera, enormemente exitoso.
En la era de Puskas, el Real Madrid ganó seis campeonatos de liga y dos Copas de Europa, y alcanzó su mayor gloria en la final de la Copa de Europa de 1960, frente a los 130,000 aficionados que se congregaron en Hampden Park, donde el Madrid venció al Eintracht de Francfort por 7-3. Di Stéfano marcó tres goles en aquel partido, pero fue la noche de Puskas, quien anotó cuatro tantos en aquella victoria legendaria. Cuando terminó la temporada, el jugador había marcado la increíble cantidad de 35 goles en 39 partidos.
En 1962, la selección nacional española convocó a Puskas para disputar la Copa Mundial de la FIFA de Chile. En ella, España pasó por la triste experiencia de terminar en el último puesto, con una única victoria en su haber. El equipo dijo adiós en la liguilla, y Puskas no logró marcar. Continuó en el Madrid hasta 1967, antes de retirarse a los 40 años, después de marcar 324 goles en 372 encuentros con el club español. Posteriormente, como entrenador, conduciría al Panathinaikos hasta la final de la Copa de Europa. Sin embargo, su mayor triunfo personal llegó en 1993, año en que por fin regresó a su patria, Hungría, a los sesenta y seis años.

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=qU7LzHoCspU
Garrincha

equipo
Indescifrable, escurridizo, veloz, mágico. Esos son apenas algunos de los adjetivos calificativos que le cabían al brasileño Garrincha, uno de los mejores y más recordados atacantes que se hayan calzado la camiseta del seleccionado brasileño a lo largo de la historia. Con sus regates y goles, los sudamericanos alcanzaron el título en las Copas Mundiales de la FIFA 1958 y 1962.
Si Pelé es considerado como el futbolista técnicamente perfecto por los brasileños, Garrincha será recordado de por vida como la desfachatez hecha jugador. Atrevido, alegre, divertido, este delantero derecho arrancó las sonrisas de miles de fanáticos en todas sus presentaciones.

Perseverante como pocos, Garrincha lo intentó todo para convertirse en un jugador profesional. Y vaya si lo logró. En 1953, y tras ser descartado en varios equipos por su físico particular, el brasileño finalmente fue aceptado por el Botafogo a pedido del jugador Milton Santos, humillado por ese juvenil de piernas torcidas en un entrenamiento.
Con esa camiseta, el brasileño desplegó todo su repertorio contra las bandas, donde se cansó de eludir rivales con sus imprevisibles corridas. Los aficionados se enamoraron rápidamente de sus regates y amagos capaces de enloquecer a cualquier defensa, por lo que lo apodaron "Alegría del pueblo" y "Chaplín del fútbol".
Rápidamente, Garrincha alcanzó la selección nacional, con la que debutó el 18 de septiembre de 1955 contra Chile (1-1). En la Copa Mundial de la FIFA, disputó 12 partidos y convirtió 5 goles (50 juegos y 12 goles en total). A apenas a cinco años de su debut en su primer equipo, se consagraría campeón mundial en Suecia 1958, la primera estrella de los actuales pentacampeones. Allí formó una delantera inolvidable junto a Didí, Vavá, Mario Zagallo y un niño de 17 años que comenzaba a hacerse notar: Pelé. El equipo que conducía Vincente Feota obtuvo además otros reconocimientos, ya que fue el primer equipo campeón fuera de su continente, además de coronarse en forma invicta.
No obstante, Garrincha tendría su explosión futbolística cuatro años más tarde. En Chile 1962, este flaco y desgarbado delantero fue considerado el mejor jugador del torneo. Brasil, dirigido entonces por Aymore Moreira, sufrió la baja de Pelé por lesión. Allí surgió la magia incalculable de quien se anotó además como uno de los tantos goleadores que tuvo el torneo con 4 conquistas. "¿De qué planeta procede Garrincha?", se preguntaba el diario Mercurio de Chile tras la eliminación de los locales a manos de los brasileños. La obtención del bicampeonato enalteció aún más la imagen del jugador del Botafogo en Brasil, donde muchos lo consideran el segundo mejor jugador de la historia del país.
En cuanto a su carrera deportiva en clubes, su gran amor fue el Botafogo, equipo donde jugó durante 12 años, ganó dos torneos Río-Sao Paulo, tres Campeoantos Carioca y anotó casi 250 goles. En 1966 se marchó al Corinthians antes de pasar por el fútbol de Colombia y Francia, aunque ya no volvería a ser el de antes.
La vida le jugó una mala pasada al imparable delantero, quien contrastaba su increíble destreza deportiva con una vida alborotada y plagada de vicios. Así, su reconocida adicción al alcohol y su inquebrantable amor por las noches le complicaron el camino hacia un final de carrera brillante.
Con cirrosis, Garrincha se despidió de la vida a la temprana edad de 49 años, un 20 de enero de 1983. Su cuerpo fue velado en el mismísimo estadio Maracaná, al que acudieron miles de fanáticos. Su cajón, besado por muchos, llevaba la bandera de Botafogo, donde descansa en Pau Grande.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=dJOGRWkWcIc
Michel Platini

futbol
Nunca consiguió la Copa Mundial de la FIFA, recompensa suprema de todo futbolista. De hecho, éste es el único trofeo que falta a Platini en su palmarés, aunque no por eso deja de ser toda una leyenda. Y es que su habilidad técnica, su visión de juego y su formidable destreza ante la portería, no se merecían menos. Además, en el terreno de juego, el capitán de los Bleus encarnaba la inteligencia y la elegancia en su estado más puro. Precisamente estas cualidades han grabado para siempre, tanto en las almas como en las copas de la victoria, el nombre de Platini.
Platini vistió sucesivamente los colores del AS Nancy-Lorraine, el AS Saint-Etienne y la Juventus de Turín. A Platini le gusta decir: "Primero jugué en el mejor club de Lorena, después en el mejor club de Francia y, por último, en el mejor club del mundo".
Llevando a Francia a la cima

Este francés descubrió la Copa Mundial de la FIFA en 1978, con casi 23 años. Un campeonato para aprender. Ni él ni la selección de Francia, privada de las fases finales desde 1966, disponían de los medios necesarios para pasar la primera vuelta. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el sorteo les había deparado un grupo muy complicado, con Argentina e Italia, dos naciones que contaban entre las favoritas. Los Bleus abandonaron prematuramente el campeonato, pero Platini consiguió marcarle un gol al guardameta argentino Fillol, que pronto sería campeón del mundo. Fue su primer tanto en la Copa Mundial de la FIFA.
En 1981, al igual que cuatro años antes contra los búlgaros y cuatro años más tarde contra los yugoslavos, Platini fue el hombre de la clasificación para el Mundial de España. La transformación de un libre directo ante los Países Bajos, en un encuentro decisivo celebrado en el Parque de los Príncipes de París, llevó a Francia a la fase final.
Pero fue en España donde Platini cobró realmente dimensión internacional y entró en la historia de la Copa Mundial de la FIFA. El número 10 de los Bleus, que ya había anunciado que jugaría en Turín la temporada siguiente, disputó la semifinal de Sevilla ante la República Federal de Alemania. Un partido que hizo historia. Platini convirtió el penal del empate y dio la talla con creces como organizador. Francia entera, que nunca había llorado tanto en un partido de fútbol, contempló cómo su capitán sujetaba la mano de un Patrick Battiston inan