Muerte de Carlos Pardo. Aquí la cronoca de este percance automovilistico, ojalá no se repita.

Automovilismo.Muerte de Carlos Pardo en Puebla México

Dentro de todos los riesgos que tiene un conductor profesional de carreras es generalizado que cuando a uno de ellos se le pregunta sobre los accidentes responden que es "cosa del oficio", y cuando se habla de posibilidades de muerte responden que les gustaría en una pista y con un triunfo.

Lamentablemente eso se cumplió ayer, cuando Carlos Pardo murió en el vertiginoso óvalo de dos kilómetros del autódromo Miguel E. Abed, conquistando la victoria. Es decir, murió en la gloria, obteniendo la que fue su última victoria en una pista de carreras en el deporte que lo apasionó desde que era niño.

Lamentable el percance.
La carrera, de una hora y 40 minutos había transcurrido sin mayores incidencias que algunos contactos sin consecuencias contra el muro, y Carlos, al mando de su auto Número 21 del ESTO-Motorcraft, había superado con creces los malos momentos.

El sábado calificó quinto, pero como tuvo que cambiar el motor por rotura al concluir los cronometrajes, la pena fue mandarlo al último sitio de la parrilla de partida: 31. Poco a poco, con su garra y habilidad característica, adelantó, y a media carrera estaba dentro de los 10 mejores. Tuvo buenas detenciones en fosos y al final estaba peleando por el triunfo.

accidentes

De hecho, el accidente se produjo en el giro final. Con manos y valor, Pardo tomó el mando y entraba a la curva cuando Jorge Goeters lo tocó con su auto (31) en el costado derecho trasero, provocando que el vehículo de Carlos girara y se proyectara contra una entrada a fosos, protegida con tinacos llenos de agua, a más de 240 kph.

Aquello fue brutal.

Tras un grito alarmante colectivo se hizo un silencio absoluto en el escenario. El auto, al dar de costado, centrado, hizo añicos los tinacos, con el líquido estallando como una bomba y, entre el agua, partes de lo que fue un auto que se desintegró materialmente por el impacto.

Salió la bandera roja y se detuvo la carrera. De acuerdo a las reglas, se regresó a la vuelta anterior y Carlos Pardo quedó como vencedor de la que fue su última actuación. Le dieron 97 giros recorridos en una hora, 43 minutos, 54 segundos y 690 milésimas.

Si la justa se hubiese detenido en el límite de una hora y 40 minutos, el accidente no se habría producido... pero son cosas de la vida.

El cuarto sitio fue para Germán Quiroga; 5. Rubén Rovelo; 6. Rubén Pardo; 7. Ricardo Pérez de Lara; 8. Luis Felipe Montaño; 9. Abraham Calderón y 10. Irwin Vences.

INSTANTÁNEO

Oficiales en la pista, a los que se acusó de tardar mucho tiempo en rescatar a Carlos de lo que quedó de lo que fue su coche, negaron el hecho y afirmaron que llegaron muy rápido a hacer las asistencias, pero que ya nada había que hacer y esperaron la ambulancia para trasladar el cuerpo. El helicóptero que llevó a Pardo al hospital Ángeles de Puebla es propiedad de Carlos Slim y gentilmente lo cedió, pero aunque los médicos trataban de reanimar al piloto con masajes cardíacos, el deceso fue inmediato, como lo confirmaron en el nosocomio.

Desde que el accidente se produjo la tragedia se vivió en la persona de Rubén Pardo, hermano mayor, quien prácticamente se desvaneció de dolor en la pista, apenas bajado de su propio auto, en el que finalizó sexto.

Al hospital llegó prácticamente toda la familia de la Nascar. Consternación enorme por esta tragedia que enluta en serio al deporte mexicano del vértigo de la velocidad.

q.e.p.d.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2009/06/15/Accidente_Pardo


Aquí un video de la lamentable noticia:


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=2FXFFXRUTZ8