Hoy la verdad que me dio pena ver un nuevo capitulo (uno más) de la verguenza del futbol argentino. Soy un amante del futbol, lo sigo desde toda mi vida y la verdad es que es un deporte hermoso, pero cuando un partido de tal magnitud como el que podiamos vivir hoy, una final entre dos grandes equipos, no de los llamados grandes por historia, sino de los grandes que vienen haciendo bien las cosas ultimamente y demuestran que con buenos dirigentes, gente con ganas de aportar y muchas ganas se pueden hacer muchos grandes proyectos, se ve arruinado por "los mismos de siempre" realmente me indigna mucho.
Ya ayer le habia dicho a mi novia que iba a ir su casa mas tarde porque me iba a quedar viendo la final del campeonato, tenia todo preparado y estaba contento esperando un gran partido, tenia fe de que lo fuera. Lamentablemente, no lo fue, y todo paso de la peor manera y mas lamentablemente no es la primera vez ni va a ser la ultima.
Mas alla de que los arbitros condicionaron el juego de manera muy importante, anulandole un gol legitimo a Huracan (cabezazo de Dominguez habilitado) y convalidando un gol que no debia ser convalidado (foul de Larrivey a Monzon en el gol de Moralez) lo indignante del partido fue todo los posterior al gol.
Luego del gol mal sancionado de Moralez el partido estuvo detenido 8 minutos. Primero que festejan, que se meten todos los suplentes a la cancha, el autor del gol se saca la remera (como estaba amonestado lo iban a expulsar) entonces los suplentes que se metieron a la cancha lo tapan para que se vuelva a poner la remera y que el arbitro no lo vea, se paran todos, mientras unos festejan todos los otros protestan contra los arbitros, se insultan, el arbitro no le llama la atencion a nadie, el partido claramente en ese punto se transformo en lo que yo no queria.
Luego de varios minutos vuelve a reanudarse el partido, se juega aproximadamente un minuto hasta que la pelota se va afuera y ¿que paso? ¿Sorpresa? NO, la pelotas desaparecieron, podriamos decir una contante del futbol argentino (y de otros tambien seguramente) los vivos de siempre (se creen vivos pero no lo son) se llevan todas las pelotas y no se puede jugar, sino quieren jugar porque no sacan a su equipo y se van a un bar a tomar algo digo, el futbol se juega con pelota y se gana jugando, no escondiendo los balones para que no se juegue, ¿Tan bajo hay que caer para ganar un partido? ¿Tan dificil es ganarlo defendiendose luego del gol o teniendo la pelota y jugando de la misma manera que se venia haciendo? Parece que si. Porque se fue afuera y no volvio, lo que si volvio fueron los insultos, el lio, los de Huracan que putean a los de Velez porque esconden las pelotas, los de Velez que responden, todos se juntan, titulares, suplentes, arbitros, ayudantes, hinchas, policias, periodistas y otra vez a lo mismo. 5 o 10 minutos el partido parado todos insultando, las pelotas que no aparecen el arbitro sigue con su falta de autoridad y bueno, sigue...

En el minuto 50 se decretan 8 minutos de descuento (es decir 13' desde los 45') que dicho sea de paso, fue poco tiempo. Se sigue jugando de manera podriamos decir normal, mientras se ve como ciertos hinchas van empezando a subir los alambrados preparandose para invadir el terreno de juego ni bien el referi pite el final del partido, ¿Para que invaden? Preguntara alguno, ¿Para festejar de cerca con sus jugadores? NO, ademas haciendo eso hace que los que no invaden y se quedan en su tribuna como debe ser no puedan ver a los jugadores ni festejar con ellos. Invaden casi siempre para llevarse un "trofeo", es decir, sacarles, robarles a veces, a los jugadores cualquier prenda que puedan, hasta dejarlos en calzoncillos. ¿La policia? nada, supuestamente es la que garantiza la seguridad, entre otras cosas, que no invadan, mucho no puede hacer, o no quiere.

Pero esta la frutillita del postre, que esta es para mi la mas indignante de todas, ¿Saben como termina el partido? Faltando poco para el final claro, o el que esta perdiendo le lanza una patada criminal a su rival, o el que esta ganando lo gasta a su vencido ¿Y que? como todos suponemos la pelea, todos los de Huracan que se lanzan contra el que los gasto, los de Velez que salen a defender a su jugador, la mayoria que no sabe lo que pasa pero igualmente van a "hacerse los malos" el arbitro claro, en el medio tratando de mirar o no se, figurar. Desde la tribuna de Huracan le tiran algo de Sebastian Dominguez (defensor de Velez) y le abren una herida bastante grande en la cabeza, se llena de sangre, todos los jugadores peleando, el partido que todavia no terminaba, los hinchas ya casi en la cima del alambrado esperando para entrar y robar todo lo que puedan y el arbitro, desbordado por su falta de autoridad ¿Que decide? claro, lo mas facil, da por terminado el partido, con los jugadores peleandose, Dominguez sangrando, los hinchas trepados a los alambrados y el tiempo no terminado.

Y como siempre, lo que tenia que ser una fiesta termina siendo una verguenza, el arbitraje no estuvo a la altura del encuentro, los tecnicos que son los que tienen que mantener la calma hicieron todo lo contrario, los jugadores que tienen que jugar al futbol se dedicaron a pelear, los hinchas que tienen que disfrutar de un espectaculo que es el futbol putearon, invadieron, robaron e hirieron a un jugador, y lo que pudo ser un gran desenlace para un gran campeonato, coronando a un merecido campeon (sea Huracan o Velez) termino siendo una verguenza, con peleas entre jugadores, hinchas, arbitros que condicionaron el juego y terminaron definiendo ellos al campeon y tecnicos, dirigentes, suplentes, policias y toda la bola de personas sin la educacion ni la cabeza necesaria para darle al futbol lo que merecia, y es que ese partido sea una fiesta.