Megapost de Union de Santa Fe

Megapost de Union de Santa Fe

Historia

1907-1930: La fundación y los primeros años
El 15 de abril de 1907, un grupo de amigos y socios que habían decidido alejarse del Santa Fe Footbal Club se reúne en la casa de la familia Baragiola, ubicada en calle Catamarca, entre San Martín y San Jerónimo (hoy Eva Perón 2652). El objetivo era crear una nueva institución, a partir de los lazos de amistad y camaradería que unían a aquel grupo entusiasta de muchachos. El nombre elegido sería, entonces, Club United, que tiempo después se castellanizó llamándose, para siempre, Club Atlético Unión. Los colores elegidos fueron el rojo y el blanco a bastones verticales, en homenaje al glorioso Alumni de los hermanos Brown, el club que marcó supremacía en la etapa amateur del fútbol argentino.

santa fe

Foto tomada en el patio de la casa de los Baragiola, el día en que se fundó Unión

Los 14 socios fundadores, auténticos precursores de una pasión, fueron: Belisario Osuna (sin dudas, el gran impulsor del nacimiento de nuestra entidad) Antonio Baragiola, Néstor Casabianca, Enrique y José Fayó, Pedro Gibella, Secundino Noceda, Federico Achenbach, José Cepeda, Guillermo Drenner, Cayetano Bossi, José Trentini, Primo Billordo y Guillermo Scartascini.
El mismo año de su nacimiento, en 1907, Unión funda con otros clubes la Liga Regional Santafesina, consagrándose Campeón durante cuatro temporadas consecutivas. En pocos años, la institución establece una clara hegemonía futbolística en la ciudad de Santa Fe y alrededores. Alejandro Fabbri, en su libro sobre la historia de los clubes argentinos, señala: “Cansado de no tener rivales de su misma estatura futbolística, en 1913 Unión decidió afiliarse a la Liga Rosarina, lo que provocó las airadas protestas de los modestos equipos que eran sus rivales locales”. Acudiendo a otras fuentes históricas como los diarios “El Litoral” y “El Orden” encontramos que “en 1925, apenas 18 años después de su fundación, el Club Atlético Unión ya contaba en sus vitrinas con 34 trofeos ganados en campeonatos locales y otros desafíos”.
La primera cancha de Unión estuvo ubicada en el predio comprendido entre las calles Urquiza, Suipacha, Francia y Junín, que actualmente ocupa el Colegio Nuestra Señora del Calvario. Precisamente, cuando se inició la construcción de ese establecimiento educativo se decidió el traslado a un terreno situado entre Boulevard Pellegrini, San Jerónimo, Cándido Pujato y 9 de Julio. Pero allí se levantó el edifico de la Universidad Nacional del Litoral. La institución debió buscar un nuevo lugar que sería, ahora sí, definitivo.
El 28 de abril de 1929 fue un día histórico para el deporte santafesino. El Club Atlético Unión inauguró su nueva cancha de fútbol, en el predio donde actualmente se ubica su sede social, en Avenida López y Planes y Boulevard Pellegrini. Los diarios de la época describieron al nuevo estadio como uno de los más amplios y cómodos del país. La cancha de Unión fue la primera de la ciudad de Santa Fe en contar con tribunas de cemento e iluminación artificial.

fe

Nuestro estadio, primer gran escenario del fútbol local. Fue fundado el 28 de abril de 1929. La foto es de la década del '30. Su nombre se debe a la fecha de fundación del Club.

El 17 de junio de 1929, la nueva cancha fue testigo de un resonante triunfo internacional: el Chelsea de Inglaterra llegó a Santa Fe para jugar un partido amistoso con Unión, en el marco de una gira por Argentina. Los británicos habían derrotado en Buenos Aires a la Selección Nacional por 1 a 0, vencieron a San Lorenzo 2 a 0 e igualaron con Independiente. Pero en Santa Fe Unión sacó pecho, goleando y humillando a los ingleses por 5 a 0, con esta formación: Olivieri; Angelini y Gómez; Napoleoni, Monzón y Garbagnoli; Simonsini, Beltramini, Valiente, Acosta y Mir.
Nuestros primeros cracks fueron Belisario Osuna (el primer capitán de la historia Rojiblanca), Domiciano Roa, Antonio Simonsini y Domingo Beltramini (estos últimos convocados en varias oportunidades para la Selección Nacional). Sin embargo, en aquellas primeras épocas hay tres nombres que se destacan por sobre los demás: Albino García un insider con una habilidad increíble; el inolvidable Francisco Valiente, un goleador de raza, y Ángel Napoleoni, un half que también defendió los colores de Argentina.


1930-1939: Hegemonía absoluta en la Liga Santafesina

En 1930 se inicia en la Argentina el profesionalismo. En la ciudad de Santa Fe, Unión ejerce por aquellos años una supremacía absoluta, como lo demuestra la estadística: Unión fue Campeón de la Liga Santafesina de Fútbol en 1932, 1934, 1935, 1936, 1938, 1939 y 1940, es decir en 7 de los 10 campeonatos de la década. De los tres torneos restantes, Gimnasia y Esgrima de Ciudadela ganó dos y Colón obtuvo uno.
En esa década, Unión se consolida como la institución modelo de la ciudad. En 1931 el club decidió instalar en su estadio las primeras torres de iluminación que existieron en Santa Fe. La obra fue realizada por la Empresa Siemens, demandando una inversión, muy importante para esa época, de $ 22.000. El primer partido nocturno en Santa Fe se disputó el 13 de diciembre de 1931 en el estadio de la Avenida López y Planes. Ese día rojiblanco venció a Rosario Central por 3 a 1.
En 1932 Unión venció a Colón en lo que fue una goleada histórica por 6 a 0, en un partido de la Liga Santafesina. El equipo rojiblanco formó con Lezcano; Pini y Gómez; Chividini, Caffaratti y Monzón; Jara, Gómez, Delfidio Giménez, Galateo y Noé.

union

Equipo que ganó el torneo de la Liga Santafesina de Fútbol en 1932: Chividini, Gómez, Pini, Lezcano, Caffaratti, Angelini, Noé, Wilde, Giménez, Galateo y Testi

En 1934, Unión aporta dos jugadores entre los 11 titulares de la Selección Argentina que disputó la 2º Copa del Mundo en Italia: Federico Wilde y Alberto Galateo, que marcó un gol con la celeste y blanca, en el partido que Argentina perdió ante Suecia por 3 a 2. El dato supera lo meramente anecdótico y refleja la calidad futbolística que distinguió a Unión desde sus orígenes.
El 28 de julio de 1935, Unión obtiene un nuevo triunfo internacional al vencer por 6 a 5 en Santa Fe a un combinado de jugadores del Atlético de Madrid y el Español de Barcelona, que se encontraban de gira por el país.
Pero no todo es fútbol. Si algo caracterizó a Unión a lo largo de su historia es la gran cantidad de disciplinas deportivas que se practican en la institución y el esfuerzo de los dirigentes para contar con la necesaria infraestructura. En la década del treinta, el Club Atlético Unión ya contaba con dos canchas de tenis, una cancha de básquet y un espacio para las bochas y el frontón, dos disciplinas que registraban una intensa actividad y tenían gran número de adherentes.
El despegue deportivo e institucional alcanzado por el club en los años treinta, hizo que sus dirigentes, con un sentido siempre progresita, pensaran en la necesidad de afrontar nuevos desafíos. El gran objetivo detrás del cual se encolumnó toda la ciudad, era la posibilidad de que el equipo de fútbol de la institución empezara a competir en los torneos de AFA.

1940-1949: El ingreso al profesionalismo

Unión fue el primer club de la ciudad de Santa Fe inscripto en los registros de AFA. La intención de los dirigentes era ingresar directamente al torneo de Primera División, como lo habían hecho en 1939 Newells Old Boys y Rosario Central. Pero la entidad madre del fútbol argentino no lo permitió y Unión debió competir en los viejos y duros torneos de la B. Fueron años difíciles, de ardua lucha, de ilusiones y sueños muchas veces frustrados. Pero también años de fútbol lírico y romántico, de grandes jugadores y equipos, que fueron forjando un estilo.
El 28 de abril de 1940, Unión debuta en el profesionalismo, con una goleada como local por 4 a 2 ante Estudiantes de Caseros, por la 1º fecha del Campeonato de Segunda División.

deportes

1950-1959: La consolidación deportiva e institucional

Los años cincuenta marcan una etapa de consolidación para el Club Atlético Unión, tanto en lo deportivo como institucional. En el fútbol de ascenso, el rojiblanco de la Avenida obtuvo un subcampeonato en 1955, tres terceros puestos en 1953, 1957 y 1959, un quinto puesto en 1954 y un sexto puesto en 1950 y 1951. Durante toda la década, Unión fue animador principal del Campeonato de Segunda División de AFA.
El 5 de abril de 1953, se produce un hecho histórico en los clásicos santafesinos: por primera vez en la era profesional, el equipo visitante se alzaba con la victoria. En el Barrio Centenario, Unión le ganó a Colón por 2 a 1. A los 22 del primer tiempo abrió la cuenta Martorelli para el rojinegro. En la segunda parte, a los 4 minutos igualó Frutos y el gran José Vicente Greco desniveló a un minuto del final.
El año 1953 también marca otro hito en la historia grande del básquet de Unión. El equipo rojiblanco realizó una gira por Brasil. Jugó 12 partidos, ganó 10 y perdió 2, exhibiendo una garra y buen juego que deslumbró al continente.
El 28 de enero de 1955 se inaugura la pileta olímpica del Club Atlético Unión (la primera en la ciudad) que se ajusta a las normas establecidas por la Confederación Sudamericana de Natación. El evento tuvo gran trascendencia en Santa Fe y la región. En la primera temporada, disfrutaron de la piscina más de 30.000 personas.

futbol

Un hecho histórico para la ciudad: la inauguración de la pileta olímpica, el 28 de enero de 1955

En la década del 50, Unión se consolidó como la gran institución social y deportiva de la ciudad y una de las más importantes del interior del país. En su magnífica sede, se practicaban más de 20 disciplinas, muchas de las cuales todavía siguen vigentes: Arquería, Atletismo, Ajedrez, Bochas, Boxeo, Casín, Esgrima, Frontón, Gimnasia deportiva, Handbol, Hockey, Judo, Natación, Patín, Pesas, Taekwondo, Tenis inglés, Tenis criollo, Tenis de mesa, Voley, entre otras.
También se incorporan en esta época numerosas actividades culturales y sociales, que le otorgan a Unión la fisonomía de un club para toda la familia. El Departamento de Actividades Culturales agrupaba a las subcomisiones de danzas folclóricas, teatro, ajedrez, patín artístico, coro infantil y coro de adultos, artes plásticas y filatelia.
Otra postal característica de estos tiempos era la presentación de grandes orquestas de tango como las de Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese, Juan D’Arienzo, Francini y Pontier, Varela Varelita, entre otros. Los populares bailes de carnavales también convocaban a miles de santafesinos en la sede de la institución.
La intensa actividad deportiva, social y cultural, hizo que el Club Atlético Unión, a mediados de la década del 50, llegara a tener más de 20.000 socios en una ciudad que contaba con 200.000 habitantes: es decir que el 10% de los santafesinos estaba asociado a la entidad, algo inimaginable en los tiempos que corren
Volviendo al fútbol, en 1955 Unión se consagra Subcampeón del Torneo de Ascenso y obtiene una satisfacción especial: Julio Enrique Ávila es convocado para la Selección Nacional. Un hecho poco común, siendo que el jugador militaba en la Segunda División.
El 25 de septiembre de 1957 es otra fecha de la década para recordar. Los míticos Harlem Globe Trotters, el famoso equipo de básquet de Estados Unidos, visitaron por primera vez la ciudad de Santa Fe y eligieron el estadio de Unión para desplegar su espectáculo de humor, habilidad, técnica, belleza y jerarquía. Unión empezaba a destacarse por ofrecerle a Santa Fe espectáculos de nivel internacional.
Siguiendo con el básquetbol, el 19 de noviembre de 1958 la prestigiosa Revista “El Gráfico” le dedicó su tapa a Orlando Peralta, jugador de básquet de Unión que se consagró como goleador y mejor jugador del Campeonato Argentino de Clubes Campeones de Básquet, vistiendo la camiseta rojiblanca.
La década del 50 finaliza para Unión con otra alegría en el fútbol. El 31 de octubre de 1959, el rojiblanco derrota al sabalero por 4 a 1. Con ese partido, Unión relegó a su tradicional adversario al fondo de la tabla. Pocas fechas después, Colón perdió la categoría descendiendo a Primera C.

1960-1969: El tatengue llega a Primera

En los albores de los sesenta, Unión se encontraba consolidado como uno de los clubes más importantes del interior del país. A nivel deportivo, sólo le faltaba la consagración que le permitiera llegar al fútbol grande, cumpliendo un sueño que seguramente no imaginaron aquellos 14 socios fundadores.
En el ámbito de la Liga Santafesina de Fútbol, Unión marcó en esta década un récord asombroso: conquistó 9 campeonatos consecutivos entre 1959 y 1967, hazaña que ningún otro equipo pudo repetir. De hecho, Unión es el club de Santa Fe que más campeonatos conquistó en la historia de esta entidad.
En 1963 Unión vio postergada sobre el final, una vez más, su chance de ser campeón y obtener el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino. Esa temporada, el rojiblanco cumplió una gran campaña, igualando el primer puesto con Sarmiento de Junín, San Telmo y Ferro Carril Oeste. Finalmente, el equipo verde de Caballito se adjudicó el cuadrangular final y se quedó con el ansiado título. Pero el tate estaba cada vez más cerca…
Precisamente, fue en la década del sesenta cuando los hinchas de Unión empezaron a aceptar el mote de “tatengues”, que había surgido a mediados de la década del ‘20. El apelativo, que al principio tuvo un sentido peyorativo, hacía alusión al origen de los socios fundadores, a las que se calificada despectivamente como “gente bien”. Pero luego de mucho tiempo el pueblo unionista lo asumió con orgullo y lo hizo propio. De allí en adelante, el “soy tatengue” resonaría como un grito de guerra en cada estadio del país donde el rojiblanco de Santa Fe jugara su suerte.
Finalmente, la espera llegó a su fin. El 26 de noviembre de 1966, Unión logra el Campeonato y alcanza su primer ascenso a Primera División, derrotando en Santa Fe a Talleres de Remedios de Escalada por 3 a 0. El director técnico fue el uruguayo Washington “Pulpa” Etchamendi, verdadero hacedor de un gran equipo que contó con los goles del Fantasma Ruiz, la precoz aparición de Mario Nicasio Zanabria, la prestancia de Victorio Nicolás Cocco, la personalidad del Nene Jorge Gómez y una defensa que era una verdadera muralla, con Tremonti en el arco y los zagueros Figueroa y Sauco. Durante toda la primera rueda, Unión mantuvo su valla invicta en Santa Fe.

magaposts

El Fantasma Orlando Ruiz festeja el gol del ascenso

En 1967, el arranque de Unión en el fútbol de Primera fue alentador, con dos victorias ante Banfield y Chacarita. Además, en 1967 el tate obtuvo una resonante victoria ante River en el Monumental de Núñez. Unión ganó 1 a 0 en su primera visita a esa cancha con gol de Julio César Fernández, siendo el primer equipo santafesino que venció a River como visitante. Pero después el equipo no pudo mantener el nivel y perdió la categoría.
En 1968 Unión vuelve a Primera a través de un Torneo Reclasificatorio. El equipo que consiguió el segundo ascenso, venció en el partido decisivo a Nueva Chicago por 3 a 0, con esta formación: Garzón; Cabrol y Figueroa; Sauco, Casal y Dusso; Lapalma, Zanabria, Vitale, Ruiz y Mendoza.
En 1969, la hinchada tatengue tuvo nuevos motivos para festejar. El 25 de mayo, Unión enfrentó a Colón, su tradicional adversario, en el Barrio Centenario. Hasta ese momento, tatengues y sabaleros no se habían podido vencer en Primera. Esa vez se rompió la paridad: Unión ganó de visitante por 1 a 0, con gol de Néstor Leonel Scotta, siendo el primero en cantar victoria en un clásico en el fútbol grande.
Pero el año deparó otra sorpresa. El Tate disputaba un cuadrangular por la clasificación para el Campeonato Nacional. Unión había vencido a Gimnasia y Esgrima de la Plata por 3 a 0 y Newells Old Boys venía entonado luego de ganarle a Rosario Central. Tatengues y leprosos jugaron la final en el Viejo Gasómetro. Los rosarinos ganaban 3 a 0. Pero Unión, con goles de Morales, Anzarda y Pulcini en tiempo de descuento, igualó el marcador obligando a jugar un suplementario. Allí el tate lo pasó por arriba a Newells y con gol de Ciro Ocampo lo derrotó por 4 a 3, adjudicándose el petit torneo y clasificando para el Nacional. Una nota de color: además de la fiesta que se desató en Santa Fe, la famosa OCAL (Organización Canalla Antilepra) declaró a Unión “socio benefactor y honorario” por haber humillado al equipo leproso. El Tate le demostró al país que la garra y el tesón para sobreponerse a situaciones adversas es otro de sus atributos.

1970-1979: Una de las épocas más gloriosas

La década del setenta, comenzó con “una de cal y una de arena” para Unión. En 1970 el tatengue pierde la categoría. La única alegría de este primer año de la década la brindó el boxeo: Carlos Monzón se consagró Campeón del Mundo en Roma, al vencer a Nino Benvenutti, representando al Club Atlético Unión. Este es un dato que muchos desconocen: más allá de su simpatía futbolística con el clásico rival, el mejor púgil de la historia del boxeo argentino se formó y entrenó en la escuela de boxeo de Unión, bajo la dirección del maestro Amílcar Brusa, reconocido hincha tatengue. Es más, el mítico boxeador subía al ring con una bata blanca en cuya espalda se leía “Club Atlético Unión”.
Volviendo al fútbol, luego del descenso sufrido en 1970, los dirigentes de la institución creyeron conveniente desafiliarse de la AFA, intentando llegar al Campeonato Nacional del fútbol grande a través de los torneos regionales del interior. La propuesta fue aprobada por una Asamblea de Socios. La experiencia no fue buena, tanto en el plano deportivo como económico. Es por eso que en 1973 el club vuelve a inscribirse en AFA y compite nuevamente en el Campeonato de Primera División B.
El 15 de diciembre de 1974 Unión venció en Campana a Estudiantes de Caseros, por 1 a 0, con gol de Hilario Bravi, retornando así a Primera División. En la tarde de la consagración, el tate salió a la cancha con Burtovoy; Silguero, Rojas, Batocletti y Barro; Fredes, Sacconi y Ramón Zanabria; Bravi, Leopoldo Jacinto Luque y Garello. El director técnico era Carmelo Faraone. Este tercer ascenso tiene varios significados especiales. Primero, porque marcó el comienzo de una de las etapas más gloriosas de Unión. Y segundo, porque los hinchas tatengues produjeron una de las movilizaciones populares más importantes que se recuerde en la historia del fútbol de Santa Fe.
Unión estaba otra vez en Primera. Y la dirigencia rojiblanca, encabezada por Súper Manuel Corral, Julio Baldi y Gerónimo Veglia, pensó que era necesario aprender de las experiencias anteriores. Unión no podía correr el riesgo de perder la categoría que tanto le había costado recuperar. Por eso, había que pensar en grande y armar un gran equipo. Así se fue gestando la gran revolución de 1975, cuando Unión fue la sensación del fútbol argentino y el centro de atención de todo el país.
El primer paso fue la contratación del director técnico: el elegido fue el popular “Toto” Juan Carlos Lorenzo, que había dirigido a la Selección Argentina, fue Campeón con San Lorenzo y regresaba al país desde el Atlético de Madrid, para dirigir a Unión. De la mano del “Toto” llegaron refuerzos de primer nivel: Gatti, Suñé, Mastrángelo, a los que se sumaron Bottaníz, Marchetti, Trossero, Espósito, Tojo, Cocco, Trullet… Un verdadero equipazo que fue la sensación del campeonato.

Megapost de Union de Santa Fe

El inolvidable Unión del Toto Lorenzo, en 1975: Silguero, Jáuregui, Merlo, Gatti, Trullet, Mastrángelo, Luque, Fredes, Marchetti, Tojo y Espósito

El equipo del ‘75 tuvo un comienzo espectacular, venciendo en el arranque del torneo, en forma consecutiva, a Atlanta, Chacarita, Newells, Rosario Central y Boca. Las cinco victorias consecutivas en el arranque del campeonato, marcan un récord estadístico jamás superado en el fútbol de Santa Fe. El equipo terminó en el cuarto lugar, detrás de Ríver, Huracán y Boca.
De esa gran campaña, se recuerda especialmente una goleada ante Racing Club de Avellaneda por 7 a 1 y una histórica victoria frente a River por 2 a 0 en cancha de Vélez, partido en el que Unión le cedió a River la condición de local a cambio de la recaudación. Para el tate marcaron los goles Luque y Mastrángelo. Hugo Gatti le contuvo un penal al Beto Alonso.
1975 fue un año inolvidable. En sólo un par de años, Unión pasó de jugar en los humildes torneos regionales a convertirse en la sensación del fútbol grande, ganándose el respeto y el reconocimiento de todos. Pocos sospechaban que lo mejor, todavía estaba por venir…
En 1976 Unión repite una gran campaña. En el Campeonato Metropolitano termina en cuarto lugar y en el Torneo Nacional clasificó en su zona, siendo eliminado por Talleres de Córdoba en cuartos de final.
Uno de los partidos más recordados de la temporada, se jugó el 2 de julio de 1976. Unión da una cátedra de fútbol ante Colón, su clásico rival, al que derrota por 4 a 2 con goles de Víctor Marchetti (2) y Rafael Domingo Moreno (2).
En 1977 la actuación futbolística fue discreta y apenas se cumplió el objetivo de mantener la categoría. Pero en 1978 Unión volvió a ser la sensación del fútbol argentino. El tatengue, que mantuvo una racha impresionante de 24 partidos invicto, cumplió una campaña espectacular, ubicándose 3º en el Campeonato Metropolitano (terminó a sólo dos puntos del campeón Quilmes) y 3º en el Campeonato Nacional. Computando los dos torneos, en 1978 Unión fue el equipo de primera división del fútbol argentino que más puntos sumó en toda la temporada.
Los equipos más grandes de la Argentina fueron vapuleados por Unión. El 27 de septiembre de 1978, el tate goleó a Ríver por 5 a 0 en Santa Fe. El Turco Alí, en una noche espectacular, marcó 3 tantos. Los otros fueron obra de Pitarch y Mazzoni. Y el 26 de noviembre de 1978, Unión venció a Boca por 4 a 0 en la Bombonera, con goles de Bottaniz, Pitarch, Arroyo y Mazzoni. Fue la mayor goleada en la historia que le propinó un equipo santafesino a los xeneizes en su propio reducto.
Por si algo faltaba para hacer de 1978 un año de gloria para Unión, Leopoldo Jacinto Luque, jugador surgido de las canteras tatengues, fue figura, goleador y titular indiscutido en la Selección Argentina Campeona del Mundo. Unión es el club de la ciudad de Santa Fe que más jugadores aportó a la Selección Argentina.
En 1979, Unión culminó un ciclo futbolístico brillante y llegó a la cima, al jugar con River Plate la final del Campeonato Nacional de Fútbol. El millonario, dirigido por Angel Labruna, contaba con grandes figuras como Fillol, Passarella, Juan José López, Reinaldo Merlo, Osvaldo Alonso y Leopoldo Luque. Unión formaba con Pumpido; Hugo López, Mazzoni, Cárdenas y Regenhardt; Alberto, Telch y Ribecca; Pitarch, Paz y Alí. La primera final terminó igualada 1 a 1 en Santa Fe: abrió la cuenta Mazzoni para Unión e igualó Alonso sobre el final. En el Monumental, empataron con el marcador en blanco, en un final dramático: Fillol, el mejor arquero del mundo en ese momento, le tapó un mano a mano a Eduardo Stelick en los instantes finales del partido. A la postre, el tate fue Subcampeón sin perder con el Campeón, quedándose River con el título por haber convertido un gol de visitante.
Además de cumplir un ciclo brillante en lo deportivo, en la década del 70, se inicia una obra que es orgullo de todos los unionistas: el Complejo Polideportivo La Tatenguita, que cuenta con canchas de fútbol, básquet, tenis, vóley, piletas de natación, quinchos, asadores, comedor y un Country privado. Un ejemplo más que ubica a Unión como una de las instituciones más importantes del interior del país.


1980-1989: Otra década con grandes alegrías

En la década del 80, Unión permitió que Santa Fe siga teniendo fútbol de primera. El 22 de febrero de 1981 jugaban Unión y Colón en la Avenida. El tate ganaba 2 a 0 con goles de Alí y Stelick, marcando una clara superioridad. Pero a los 43 minutos del primer tiempo, la hinchada rojinegra decidió “abandonar”: agredió al juez de línea, obligando a suspender el partido. Ese año, el clásico rival perdió la categoría. Durante siete años, tatengues y sabaleros no volverían a verse las caras.
Ese mismo año, el 14 de junio, Unión derrotó a Boca Juniors por 2 a 0 en Santa Fe. El xeneize era la gran sensación del torneo y a la postre resultó campeón, con figuras estelares como Miguel Angel Brindisi y Diego Armando Maradona. Sin embargo, el Tate no se achicó y alcanzó un triunfo histórico, con una gran tarea de Fernando Husef Alí (autor de los dos goles) y Oscar Sabino Regenhardt, que borró de la cancha al mejor jugador de todos los tiempos. Como ocurriera con Alfredo Di Stéfano y la Máquina de River en 1945, el Boca de Maradona también mordió el polvo de la derrota en el “15 de abril”.
El año terminó con otra gran satisfacción. En septiembre de 1981, Unión disputó el Cuadrangular Internacional “Torneo Ciudad de Melilla” en España. En el primer partido el tate venció al Málaga de España por 1 a 0 con un tanto de Morandini. En la final, los rojiblancos enfrentaron a Talleres de Córdoba (que había vencido a Vasco Da Gama de Brasil). Unión se impuso por la mínima diferencia con gol de Ereros. Así, el equipo conducido por Carmelo Faraone se adjudicó un hermoso trofeo de plata pura que hoy luce en las vitrinas de nuestra institución.
Al año siguiente, en 1982, Unión corrió serio riesgo de perder la categoría. El Tate debió jugar un partido desempate con Quilmes para zafar del descenso. El cotejo se jugó en Junín. Unión venció 1 a 0 con gol de Marcos Capocetti de penal, en una recordada final muy festejada por el pueblo tatengue, que se movilizó masivamente para alentar a su equipo.
En 1983, se formó un buen equipo para no pelear el descenso. Con la dirección técnica del profesor Jorge Castelli, Unión cumplió su objetivo y realizó una gran campaña. Esa temporada, Unión venció como visitante a Boca por 1 a 0 con gol de Alí y a River por 3 a 0 con tantos de Eduardo Sánchez, Mario Alberto y Ramón Centurión. La formación base de ese año era con: Morón; Hugo López, Otaola, Cárdenas y Lencina; el Chino Benítez, Zavagno y Brindisi; Escudero, Logiácono y Alí.
El 5 de agosto de 1984, Unión goléo a River en Santa Fe por 5 a 1, con tres goles del Turco Alí y dos tantos del Pelado Centurión, descontando Enzo Francéscoli para River. Hay un dato que le otorga aún más mérito a la goleada de Unión. El equipo de River que fue vapuleado en Santa Fe estaba compuesto por los mismos jugadores que poco después fueron campeones de América y del Mundo.
En 1984 comenzó a disputarse en la Argentina la Liga Nacional de Básquet, competencia creada por León Najnudel, que revolucionó al baloncesto. En su primera participación en la Categoría B, el tate logró el ascenso con un gran equipo en el que brillaban los norteamericanos John Hegwood y Lee Mc Neil, más jugadores propios como Carlos Delfino, Daniel Guglielmone y Gustavo Casermeiro. Se iniciaba otra etapa de gloria para el básquet rojiblanco.
En 1986 una foto recorrió el mundo: la de Nery Alberto Pumpido (jugador símbolo e ídolo de nuestra institución) alzando la Copa del Mundo en México junto a Diego Armando Maradona. El arquero fue titular indiscutido y figura de aquel Mundial. Como ocurriera con Luque en el 78, el tate aportó a la celeste y blanca, la calidad y el talento de los hombres surgidos de sus canteras.
Pero 1986 será recordado en la historia de Unión y de Santa Fe, como el año de la gran revolución basquetbolística. Como ocurriera con el fútbol en 1975, Unión fue el boom del campeonato. Para competir en la Liga Nacional A, el tate armó un plantel de enorme jerarquía, con jugadores consagrados internacionalmente, produciendo una fiebre basquetbolística sin precedentes en la ciudad. Ese año, Unión le aportó a la Selección Argentina de Básquetbol que jugó el Campeonato Mundial en España, a los jugadores Carlos Romano, Gabriel Milovich y Esteban Camisassa y al director técnico, el puertorriqueño Flor Meléndez. También brilló en esta época el entrerriano Sebastián Uranga. Tal vez no se alcanzó el resultado deportivo esperado. Pero las grandes noches del básquet en el Estadio de la Universidad Tecnológica son un recuerdo imborrable para todo el pueblo tatengue.
Visto a la distancia, sin dudas 1986 fue un gran año para Unión. Desde esa fecha, funciona en el club el Instituto Privado de Educación Integral (IPEI) “Leonardo Da Vinci”, que cuenta con Nivel Inicial, EGB, Polimodal con orientación en ciencias biológicas, servicio psicopedagógico, gabinete informático, enseñanza de italiano e inglés. Otra demostración de que el Club Atlético Unión es indudablemente la institución más completa de la ciudad.
A todo esto, las campañas irregulares del equipo de fútbol hicieron reaparecer el fantasma tan temido del descenso. La incorporación de refuerzos de nivel internacional como el colombiano Antony De Avila y el paraguayo Rafael Bobadilla parecieron traer un alivio a la situación. Así, el 11 de noviembre de 1987, Unión derrotó a River por 3 a 1 en un partido jugado en cancha de Colón, ya que Unión tenía su estadio suspendido. Esa noche marcaron para el tate Julio César Toresani y Rafael Bobadilla en dos oportunidades, descontando Claudio Paul Caniggia. Pero el descenso parecía irreversible.
El 8 de junio de 1988, luego de 14 años en primera, el tate descendió al perder por penales un partido desempate frente a Racing de Córdoba. Unión se fue como un verdadero grande, peleando hasta el final y produciendo una de las movilizaciones de hinchas más importantes de la historia del fútbol de Santa Fe en una situación adversa: 8.000 almas tatengues coparon la Bombonera, un día laborable, en un partido en el que no se peleaba un campeonato sino un descenso. En el final de la década, el destino le tenía reservada a Unión la más fantástica de las revanchas.
1989 es un año que Santa Fe jamás olvidará. En el Nacional B 1988/89, Unión y Colón volvieron a verse las caras luego de siete años. Los dos clubes armaron un equipo de jerarquía, con chapa de candidatos. En la primera rueda anduvo mejor Colón. El clásico se jugó en cancha del sabalero y terminó igualado en dos tantos. En la segunda rueda rindió mejor Unión. El clásico se jugó en la Avenida y también fue empate: 1 a 1. Los clásicos rivales clasificaron para el torneo reducido por el segundo ascenso. Fueron superando adversarios y se encontraron en la gran final. Era “el partido”, el clásico más importante de la historia, un duelo a todo o nada.

santa fe

Un momento que nadie olvidará jamás. El Madelonazo que todo Santa Fe recuerda pero sólo nosotros podemos festejar: 1989, un año que se recordará siempre

El partido de ida se jugó en campo sabalero y Unión derrotó claramente a Colón por 2 a 0, con goles de Echaníz y Altamirano, quedando a un paso del campeonato. La euforia tatengue fue tan grande que crujieron las tribunas de madera del viejo estadio del Barrio Centenario. En la revancha, el 29 de julio de 1989, Unión volvió a ganar, esta vez por 1 a 0, con un gol histórico e inolvidable de Leonardo Carol Madelón. La superioridad tatengue fue absoluta. Con buen fútbol y garra, el resultado global de las dos finales fue un lapidario 3 a 0. El equipo, dirigido por Humberto Zuccarelli, para poner en un cuadrito: Tognarelli; Altamirano, Tomé, Mauri y Humoller; González, Pasucci, Madelón y Rabuñal; Castro y Echaníz. En la segunda final Dante Fernández reemplazó al Pepe Castro. En los vestuarios, el presidente del club, Súper Manuel Corral, destacaba que “Unión, como los grandes, en un año volvió”. En efecto, sólo San Lorenzo de Almagro y Rosario Central habían logrado recuperar la categoría inmediatamente después de haber descendido.


1990-1999: Otra vuelta olímpica histórica con los pibes

La década del 90 tuvo un arranque prometedor para el rojiblanco santafesino. Luego del ascenso inolvidable derrotando en la final del Nacional B al clásico rival de todos los tiempos, Unión cumplió una excelente campaña en Primera con el mismo plantel y un par de refuerzos.
El 21 de marzo de 1991 el tate consumó otra gran victoria. Esa noche, con una Bombonera repleta, los xeneizes festejaban la obtención reciente de la Supercopa. Y sucedió lo impensado: Unión derrotó al gran campeón por 1 a 0, con un gol espectacular de Jorge Llane desde mitad de cancha, por arriba de la cabeza de Navarro Montoya. Como en sus mejores tiempos, Unión estaba en “boca” del país.
Al final de la temporada el plantel se desmembró y el equipo fue perdiendo jerarquía, ya que los refuerzos que llegaron como reemplazos no rindieron en la forma que se esperaba. Así fue que en 1992 Unión vuelve a sufrir un nuevo descenso.
En 1993 la hinchada tatengue tuvo un nuevo motivo de orgullo: Ricardo Altamirano y Alberto Federico Acosta, surgidos de las canteras de la institución, pusieron una vez más el nombre de Unión en lo más alto del fútbol mundial. Ambos jugadores integraron la Selección Argentina que se consagró Campeón de la Copa América disputada en Ecuador.
Cuando se consumó el descenso en 1992, la hinchada tatengue se ilusionó con un retorno inmediato a la máxima categoría, como sucediera en 1989. Pera esta vez la vuelta se hizo esperar un poco más, teniendo en cuenta que el club se hallaba sumido en una delicada situación económica e institucional.
La temporada 95/96 no empezó de la mejor manera. El equipo sufrió tres derrotas consecutivas en el comienzo del torneo y apareció el fantasma de un posible descenso a la tercera categoría. El panorama se presentaba complicado. Ante el fracaso de los refuerzos que se habían contratado para sumarle experiencia al equipo, el director técnico Carlos Trullet decidió “jugarse” con los pibes del plantel y de a poco empezó a gestarse un cambio.
En la última fecha del campeonato, el tate venció a Godoy Cruz en Mendoza con un gol agónico de Sebastián Clotet y clasificó para el reducido por el segundo ascenso. De allí en más, Unión fue una verdadera tromba y arrasó con sus rivales, con un equipo que tenía gran dinámica, mucha garra, volumen de juego y la explosión del gol. La hinchada se identificó plenamente con la propuesta que los pibes plasmaban en el campo de juego, generándose una verdadera comunión.
El 13 de julio de 1996 Unión logró su quinto ascenso a Primera Divisón. A pesar de que cayó derrotado en Córdoba ante Instituto por 1 a 0, hizo pesar el triunfo obtenido una semana antes en Santa Fe por 3 a 1. Los héroes de aquella gran campaña fueron en su mayoría jugadores surgidos de las divisiones inferiores de la institución: José Luis Marzo, Darío Cabrol, Eduardo Magnín, Lautaro Trullet, Sebastián Clotet, Martín Mazzoni, Rubén Garate, entre otros, con algunos pocos refuerzos como Pablo Bezombe, Héctor “Pochola” Sánchez y Juan Carlos “la Araña” Maciel.

fe

La formación del ascenso de 1996: Magnín, Castro, Pereyra, Mazzoni, Clotet, Maciel, Mendoza, Marzo, Trullet, Cabrol y Bezombe

El regreso triunfal desde Córdoba, fue una de las máximas movilizaciones populares que registró el fútbol de Santa Fe en toda su historia. Miles y miles de personas, en cada pueblo del interior de la provincia, salieron a la ruta para saludar el paso de la caravana de jugadores, hinchas y dirigentes que volvían de la Docta. Cuando la delegación llegó a la cancha de Unión, era aguardada por una multitud de más de 30.000 personas que llenó el estadio sin que se jugara ningún partido. Una postal feliz, imborrable, única e irrepetible.
En su vuelta a Primera el Tate cumplió una buena campaña, manteniendo la categoría sin grandes sobresaltos. Otro paso histórico e importante, para consolidar el trabajo de las divisiones inferiores, fue la inscripción de las categorías Cuarta, Quinta y Sexta en los torneos de AFA.
En 1997, el jugador de Unión Martín Perezlindo se consagró Campeón Mundial Juvenil en Malasia, bajo la conducción de José Pekerman. El jugador rojiblanco marcó un tanto decisivo, cuando Argentina venció 2 a 0 a Brasil en semifinal.
El 20 de mayo de 1998 se inaugura el Estadio Cubierto del Club Atlético Unión, el más importante de la ciudad y uno de los mejores del país. El Coloso de la Avenida tiene una capacidad de 7.000 espectadores y amplio confort. El Estadio “Angel P. Malvicino” fue sede de importantes eventos deportivos internacionales, como la presentación de la Selección Argentina de Básquetl campeona de los Juegos Olímpicos, campeonatos mundiales de vóley, festival de salto con garrocha con la presencia del campeón mundial Germán Chiaraviglio, entre otros. También se presentaron allí números artísticos de nivel nacional e internacional: Charly García, Gustavo Cerati, Los Nocheros, Joan Manuel Serrat, Pablo Milanés, Les Luthiers, entre otros.
En 1998, Unión formó un buen equipo que cumplió una gran campaña. La formación base de ese año era con: Los referentes de aquel plantel fueron Pablo Cavallero, Roberto Trotta, Darío Cabrol, Fernando Moner, Cristian Domizzi y Ariel Donnet, entre otros.
En 1999 se jugó el último clásico del siglo, en una situación muy particular: los dos equipos llegaban con la misma cantidad de partidos ganados, igualados en el historial. Por ese motivo, los medios de comunicación anunciaron el partido como “la final del siglo” y se puso en disputa la “Copa de Honor”. Fue la tercera “final” que jugaron Unión y Colón en su historia… y por tercera vez el Tate se impuso a su tradicional adversario. El partido se jugó el 5 de septiembre de 1999. Unión ganó 2 a 0 con tantos de Lautaro Trullet y Andrés Silvera. La Revista “El Tablón” escribió un título que luego la hinchada tatengue inmortalizó: UNIÓN, PAPÁ DEL SIGLO.
Pocas semanas después, el 25 de septiembre de 1999, Unión enfrentó a Independiente en Avellaneda igualando 0 a 0. El partido fue histórico por dos motivos: Nery Alberto Pumpido debutó como director técnico y Unión se convertía en el primer equipo de Santa Fe con 1.000 partidos en Primera.


2000-2007: Unión cumple cien años de gloria

En el año 2000, el equipo dirigido por Nery Alberto Pumpido, uno de los máximos ídolos de la historia de Unión, batió un nuevo récord para el fútbol de Santa Fe: ganó 6 partidos consecutivos en Primera, lo que llevó a Unión a pelear el campeonato con River durante varias fechas. Los vencidos fueron Argentinos Juniors en Santa Fe, Vélez en Liniers, Gimnasia de Jujuy en la Avenida, el propio Ríver en el Monumental, Newells en el “15 de abril” y Gimnasia y Esgrima en La Plata. En ese equipo se destacaron figuras como el “Pájaro” Cristian Domizzi, el “Ruso” Edgardo Prátola, el “Flaco” Oscar Passet, Darío Cabrol, el peruano J.J. Jayo y el “Cuqui” Andrés Silvera.
Uno de los triunfos más recordados de esa racha espectacular, se produjo el 28 de mayo de 2000, cuando el tate le ganó a Ríver en el Monumental 2 a 1. Los goles fueron convertidos por Juan José Jayo y Darío Cabrol. El tanto del peruano fue marcado con un remate espectacular de mitad de cancha, que sorprendió a Roberto Bonano, arquero de River y de la Selección Nacional.
Poco después, Unión se dio otro lujo inolvidable, derrotando en la Bombonera al Boca Campeón del Mundo dirigido por Carlos Bianchi, que era casi imbatible en su reducto. El partido se jugó el 13 de febrero de 2001. Unión ganó 3 a 1, con dos goles de Andrés Silvera y uno de Matías Donnet.
Por desgracia, estas alegrías en el inicio de otra década, se fueron desvaneciendo en campañas opacas que llevaron a la institución a sufrir una nueva pérdida de categoría en el 2003. Incluso, en el 2004, el tatengue tocó fondo, esquivó el descendo directo gracias a un agónico gol de Emanuel Torres ante El Porvenir y debió vencer a Tristán Suárez en Promoción para evitar una caída a la B Metropolitana. En el 2005, solamente los goles del “Indio” Daniel Bazán Vera (uno de los últimos ídolos de la hinchada) le devolvieron la alegría a los hinchas de Unión, aunque no alcanzaron para pelear el ascenso. En la temporada 2006/2007, con la dirección técnica de Carlos Trullet, el club apostó nuevamente a formar un equipo con jugadores surgidos de sus propias canteras, tratando de realizar un trabajo serio, de mediano y largo plazo, que devuelva a la institución al lugar que por su historia se merece.
Otro hecho importante de los últimos años, es la actuación rutilante de Carlos Delfino, un hijo dilecto de la institución, en el básquet más competitivo del mundo como es la NBA. Delfino también es una de las figuras más importantes de la Selección Argentina y es un continuador del prestigio histórico que ha tenido el básquet de Unión

Instalaciones

Estadio 15 de abril

Fue inaugurado el 28 de abril de 1929 y su nombre refiere a la fecha de fundación de la Institución.
Emplazado en la Av. Vicente López y Planes 3513, nuestro estadio cuenta con una capacidad de 22.300 espectadores.
Dirección: Av. López y Planes 3513. Ubicado entre las calles: Av. López y Planes; Av. Pte. Juan Domingo Perón; Bv. Carlos Pellegrini; Cándido Pujato.
El dato: fue el primer estadio de la ciudad con tribunas de cemento e iluminación artificial.
Capacidad: 22.300 personas
* Palcos: 216 butacas
* Plateas: 3088 ubicaciones [/b]
* Platea preferencial techada: 460 butacas
* Platea Sudeste: 630 ubicaciones
* Platea Sudoeste: 578 ubicaciones
* Platea Redonda:
- Sector A: 300
- Sector B: 462
- Sector C: 442
* Generales: 19.212
Campo de juego: Dimensiones: Largo: 104, 52mts. Ancho: 70,35mts.

Estadio Cubierto Ángel P. Malvicino

union
Inauguración oficial: 20 de mayo de 1998
Su nombre se debe a nuestro presidente, Don Ángel Malvicino quien donó íntegramente el estadio.
La realización del Estadio Cubierto del Club Atlético Unión, ajustado a normas internacionales y respetando el programa de las distintas disciplinas, tiene además la motivación para la actividad educativa, deportiva y recreativa hasta el alto rendimiento.
El estadio tiene un volumen de 73 mts. de longitud por 36 mts. de ancho, con un espacio deportivo de 52 mts. por 28 mts. (1.460 m 2). La superficie total cubierta del Estadio es de 5.099 m 2 .
La altura máxima es de 15,80 mts. en su parte central y 14,30 mts. en los laterales, respondiendo a las exigencias reglamentarias de varios de-portes.
La capacidad del Estadio es de 4.500 a 7.000 espectadores de acuerdo al evento que se desarrolle en el mismo.
Cuenta además con palco de autoridades, sala VIP con sanitarios y office, y sanitarios del público.
deportes

En el sector destinado a la actividad de prensa cuenta con once cabinas y palcos para la prensa oral, escrita y televisiva. Una cabina de control de estadio, un amplio hall, todos ellos con aire acondicionado, implementándose espacios para futuras dependencias administrativas.
Consultorio médico, laboratorio de dopaje, complementándose con el conjunto de vestuarios, cuarto para deportistas, uno para personas discapacitadas y dos correspondientes a jueces y árbitros.
Actividades Deportivas que se pueden desarrollar: Básquetbol, Box, Esgrima, Fútbol de salón, Gimnasia artística y deportiva, Hándbol, Hockey, Judo, Karate, Lucha, Patín, Pesas, Taekwondo, Tenis, Tenis criollo, Tenis de mesa, Voleibol, Atletismo (pruebas de salto).
Actividades Sociales: culturales y recreativas.

Microestadio Guillermo Drenner
futbol

Natacion
magaposts

Canchas de tenis
Megapost de Union de Santa Fe

Cancha de Fútbol Amateur “Súper Manuel Corral”
santa fe

Casa del jugador
fe

I.P.E.I
El Club Atlético Unión cuenta con su propio colegio desde el 5 de mayo de 1986, donde brinda educación a chicos del Nivel Inicial, Primario y Secundario.
Es la única escuela de la ciudad dentro de una institución deportiva, perteneciendo al reducido y exclusivo grupo de instituciones nacionales con enseñanza escolar. Algunas de ellas son: River Plate con 100 alumnos, Independiente y Vélez Sarfield con 1400 cada uno, Racing Club de Avellaneda con 1000 y nuestro Unión de Santa Fe con 1200 alumnos que asisten diariamente a clases.

Idolos

ALTAMIRANO, RICARDO: uno de los mejores marcadores de punta de la historia de Unión. Marcó un gol en la primera final del Reducido de Ascenso en 1989, cuando Unión derrotó como visitante 2 a 0 al sabalero. También triunfó en Independiente, en River y en la Selección.
ALÍ, FERNANDO HUSEF: el “Turco” es el máximo goleador de la historia de Unión con 85 tantos y el segundo jugador que más veces vistió la camiseta rojiblanca. Con su pique veloz, su gambeta endiablada y sus goles, se ganó para siempre un lugar principal en el corazón de los hinchas tatengues.
BAZÁN VERA, DANIEL: a fuerza de goles y dejando el alma en la cancha, el “Indio” es uno de los últimos ídolos de la hinchada de Unión. Tomó la pesada herencia de ser el heredero de grandes centrodelanteros con historia en Unión, como Leopoldo Luque, Ramón Centurión, el Beto Acosta, José Luis Marzo y Andrés Silvera.
BOTTANIZ, VÍCTOR ALFREDO: con 30 goles, es el defensor que más goles convirtió en la historia de Unión. Se destacaba igualmente por la seguridad en la marca y la proyección en ataque.
BRINDISI, MIGUEL ANGEL: llegó a Unión siendo ya un consagrado en 1983, luego de ser campeón y figura en Boca y antes en Huracán. Ese año, fue el gran conductor de un equipo de Unión que realizó una excelente campaña, terminando en el quinto puesto del campeonato. Uno de los jugadores de gran calidad que vistió y prestigió la camiseta de Unión y dejó un gran recuerdo en su breve paso por la institución.
CÁRDENAS, PABLO DE LAS MERCEDES: el “Chango” es el jugador que más veces vistió la camiseta de Unión en su historia, disputando en total 362 partidos, todos en Primera División. Formó una dupla central muy recordada con Carlos Mazzoni en la época más gloriosa de Unión. Se imponía siempre en la marca, destacándose también por la técnica y la elegancia para salir jugando desde el fondo.
CASTRO, JOSÉ ANTONIO: luego de brillar en Vélez y Argentinos Juniors (donde fue Campeón de América y jugó la final del Mundo), aceptó el desafío de jugar en la B para Unión, ganándose de entrada el afecto y el respeto de los hinchas tatengues. Pagó ese cariño con fútbol y goles. Fue una de las figuras principales en el ascenso de 1989. Jugó un año más en Primera con Unión y luego fue transferido a San Lorenzo.
CENTURIÓN, RAMÓN: el “Pelado” es uno de los grandes goleadores de la historia de Unión. La revista “El Gráfico” lo apodó “Mano de Piedra”, comparando sus goles con los golpes de nockaut del famoso boxeador panameño. Es uno de los pocos jugadores de la historia del fútbol argentino que se dio el lujo de vestir la camiseta de River y Boca.
COCCO, VICTORIO NICOLÁS: en sus inicios en Unión, fue figura en el ascenso de 1966 y volvió a serlo en Primera, en el gran equipo de 1975 que revolucionó al país. Se consagró en San Lorenzo y también actuó en River, Boca y la Selección.
GATTI, HUGO ORLANDO: fue una de las contrataciones más rutilantes en 1975, el año en que Unión produjo una verdadera “revolución” en el fútbol argentino. Dejó un recuerdo imborrable entre los hinchas tatengues, antes de su partida a Boca donde se consagró definitivamente.
GRECO, JOSÉ VICENTE: uno de los máximos cracks de la historia de Unión. Jugador talentoso, vistió la camiseta rojiblanca en 107 partidos, marcando 55 goles. También jugó en Boca Juniors y brilló en el fútbol colombiano.
LUQUE, LEOPOLDO JACINTO: uno de los mejores delanteros de la historia de Unión. Baluarte del ascenso en 1974 y figura en el equipo histórico de 1975. También fue ídolo en River y Campéon del Mundo en 1978 con la Selección. Orgullo de Unión.
MADELÓN, LEONARDO CAROL: fue una pieza clave en el engranaje del equipo que logró el ascenso en 1989, cumpliendo la función de armador en el medio campo. Marcó un gol histórico y definitivo en la recordada final contra Colón. Esa circunstancia lo convierte en uno de los máximos “próceres” para el hincha rojiblanco.
MARZO, JOSÉ LUIS: el “Loco” es otro de los grandes goleadores de la historia de Unión y uno de los últimos ídolos de la hinchada tatengue. Fue figura fundamental en el ascenso de 1996.
MAZZONI, CARLOS: capitán y símbolo de Unión en las grandes campañas de 1978 y 1979. Marcó un gol en la histórica final contra River. Impasable en la marca y capaz de llegar al gol con su potente remate. Además, dirigió durante muchos años el equipo de Reserva de AFA, cumpliendo una gran labor en la formación de nuevos jugadores.
PASSET, OSCAR: fue uno de los mejores arqueros de la historia de Unión, junto a otros grandes como Nery Alberto Pumpido, Hugo Orlando Gatti, Agustín Irusta, Miguel Angel Biasutto, Daniel Morón y Hugo Tocalli, entre otros. Luego de su explosiva aparición en Unión, Passet brilló en San Lorenzo, River y la Selección.
PUMPIDO, NERY ALBERTO: debutó en Unión en 1976 y tuvo una trayectoria brillante. Fue figura clave del tate en el subcampeontato de 1979, cuando Unión disputó con River una histórica final. En 1986 se consagró Campéon del Mundo con River y con la Selección. También fue director técnico de Unión, realizando una gran campaña en la que el equipo obtuvo seis triunfos consecutivos y llegó a pelear el campeonato con River. Por todo ello, Nery es uno de los máximos ídolos de la historia de Unión.
RUIZ, ORLANDO: apodado “el Fantasma” por las sorpresivas apariciones para llegar al gol. Es el segundo artillero en la historia de Unión, con 78 tantos. Fue gran figura en el equipo que logró el campeonato y el ascenso en 1966.
SAUCO, LUIS: el uruguayo llegó a Santa Fe proveniente de Nacional de Montevideo y se quedó para siempre en el corazón tatengue. Baluarte de la defensa de Unión entre 1966 y 1969. Caudillo del equipo que logró el primer ascenso en 1966, manteniendo su valla invicta como local durante toda una rueda.
SILVERA, ANDRÉS: jugó en Unión entre 1999 y 2001. Le alcanzó para meterse en el corazón del hincha tatengue. Marcó goles importantes en la “Final del Siglo” ante Colón y en una resonante victoria ante el Boca de Carlos Bianchi en la Bombonera. Dejó su sello de calidad grabado a fuego.
TELCH, ROBERTO: el “Cordero” fue el motor del mediocampo en los grandes equipos de Unión en la década del setenta. Se destaba por la marca y por el buen juego. Antes de su llegada a Unión, también fue figura en San Lorenzo y en la Selección.
TROTTA, ROBERTO: el “Cabezón” llegó como refuerzo en 1998 y se convirtió en caudillo del equipo que cumplió una gran campaña en Primera, terminando entre los cinco mejores del torneo. Su voz de mando en la defensa, fue importante para afianzar a otros jugadores juveniles de la institución.
VITALE, HÉCTOR “PICHÓN”: uno de los futbolistas más habilidosos que vistió la rojiblanca, que enamoró a los hinchas con su gambeta endiablada. Fue figura en el segundo ascenso de Unión en 1968.
ZANABRIA, MARIO NICASIO: aportó su cuota de fútbol siendo muy joven, en los ascensos de 1966 y 1968. Luego triunfó en Newells Old Boys donde fue campéon en 1974 y en Boca Juniors donde se consagró Campéon del Mundo. Otro emblema del buen fútbol rojiblanco.

Hinchada

union
deportes
futbol
magaposts

13 comentarios - Megapost de Union de Santa Fe

@SayNoMor
Hermoso trabajo. Muchas gracias por estar y compartirlo con los amigos de Taringa!
@fjps26
Vamos tate!!!
@dullce_condenah -1
hermosa historia la nuestra ahora tamos en un momento jodido pero hemos pasado peores y salimos adelante...nunka vamos a tar 15 años como ese equipito q lo unico q hizo en su historia fue entrar a la libertadores y sino se fue rapido fue gracias al arquero...en fin Unión es GRANDE Y VAMOS A VOLVER, colon NO EXISTIS
@AguxGNR
Ya vi 500 veces la historia de Unión y este tipo de post, pero te dejo 8 que me quedan porque el tate es lo más grande que hay!! AGUANTE UNION CARAJO!
@Megayen
Che putengue te comiste el polvazo del 50, 49 años que en el 89 les ganamos la final jajajajaja
En 1950, una vez finalizado el torneo oficial de Primera "B", que ganó Lanús, y debido a que recién finalizaba el mes de septiembre, y para que los clubes de la divisional no estuvieran tanto tiempo inactivos, la AFA organizó un Torneo de Honor en el que estuvo en juego la Copa "Juan Domingo Perón". Del mismo participaron los 12 equipos de la categoría, divididos en dos zonas de 6 equipos cada una. Se jugó a dos ruedas todos contra todos, con un total de 10 partidos por equipo. Los ganadores de cada zona se enfrentaron a un solo encuentro para definir al ganador del certamen. A la final llegaron Colón, líder del grupo A con 15 puntos y Unión, líder del grupo B con 14 puntos. El torneo fue ganado por Colón, que derrotó en la final a su clásico rival Unión de Santa Fe por 4 a 2, pero este torneo no otorgaba ningún otro mérito que el triunfo deportivo y la obtención de la Copa, que llevaba el nombre del entonces Presidente de la República. Al cabo de 10 partidos Colón marcó 32 goles y recibió 15, destacándose la goleada 8 a 1 frente a Nueva Chicago.
http://es.wikipedia.org/wiki/Club_Atl%C3%A9tico_Col%C3%B3n
@Megayen
CONTA TODA LA VERDAD QUE TE DESAFILIASTE UNA VEZ QUE DESCENDISTE DE LA B PARA NO JUGAR EN LA C Y TERMINASTE JUGANDO LOS CLASICOS CON DON ORIONE
La desafiliación[editar · editar código]
En 1969 y 1970 Unión volvió a jugar en Primera División. Pero ese primer año de la década del '70 marcó el nuevo descenso. Luego de esto, el club decidió desafiliarse para volver a la liga e intentar conseguir, a través de los viejos regionales, la vuelta a Primera participando en el desaparecido Torneo Nacionaljugando y perdiendo partidos con equipos desaparecidos y de poca historia, como Don orione.
JAJJAJAJAJAJAJJA QUE RISA QUE SOS PUTENGUE
@Megayen
POR QUE NO CONTAS CUANDO FUISTE PARA ATRÁS CON BANFIELD Y LES PEGASTE A TUS JUGADORES PARA QUEDARTE EN LA B?HINCHADA CANGREJO MINORIA ETERNA NINGUNA HINCHADA HIZO ESO GRITAR LOS GOLES DE UN RIVAL EN TU ARCO jajajjja
@Megayen
CHE DULCE CONDENAH PAYASO QUIEN TIENE MAS AÑOS EN LA B?NO SABÉS CONTAR? ADEMAS ESTUBIMOS 14 AÑOS Y MEDIO?DONDE ESTAS AHORA? EN LA BBBBBB JAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJ, NUNCA JUGASTE UNA COPA INTERNACIONAL PUTENGUE MEDIOCRE