Lerche fue uno de los que impulsó la reunión de esta tarde

Presidente y vice de cada club de Primera del fútbol argentino se reunirán en el predio de Ezeiza. Ahí definen si van o no a la convocatoria de TyC mañana, a las 11.


Colon del lado de Grondona en el conflicto del futbol


—¿Te compromete más en este conflicto, como presidente de Colón, el hecho de que Grondona en su momento te elogió y distinguió con Argentina-Panamá en Santa Fe y la sede de la Copa América 2011?

—No hay tiempo para pensar en esas cosas. Actualmente, sólo me comprometen las convicciones de un momento único para el fútbol argentino.

—¿Por qué aparece Colón en tu persona como unas de las voces que más se escuchan en medio del conflicto?

—Somos una referencia del fútbol del interior, adquiriendo un protagonismo que Colón nunca tuvo en los últimos años. Nos coloca en ese sitial el hecho de que estamos sólidos económicamente y haciendo obras. Pero no nos queremos salvar solos. Es fácil administrar mal cuando se tiene poco. En todo caso, la idea es administrar bien cuando hay ingresos. Hoy, nos salvamos con Prediger, pero no hacemos locuras: la plata va en una gran parte a los ladrillos: obras en el predio, en el estadio, en la cancha auxiliar, en la sede social.

Este posicionamiento político del presidente sabalero, sumado a sus conocimientos específicos de las leyes por ser abogado, lo ponen casi al lado de Grondona en las famosas reuniones. No hay que olvidarse de que, en definitiva, más allá de los letrados rentados, los presidentes y la AFA analizaron hasta el cansancio los costos-beneficios de rescindir un contrato vigente para firmar uno nuevo.

Divide y reinarás

Cada uno de los presidentes de los clubes de Primera División de la Argentina fue citado para estar mañana a las 11 en las oficinas de Torneos y Competencias (TyC). Las invitaciones fueron, reiteradas, de manera telefónica. Y, por si hiciera falta, llegó un fax con membrete oficial de la firma televisiva a cada sede social dirigida a los presidentes de los 20 clubes.

Se sabe, la política estratégica en medio de un conflicto siempre está vinculada con el desgaste. La primera reacción de los clubes fue comunicar la decisión de “no ir” a las oficinas de TyC Sports, como un apoyo real y concreto a la postura de Grondona.

Desde Santa Fe, esa decisión pareció apresurada y poco inteligente. Entonces, el presidente sabalero sugirió jugar al anticipo como lo hizo TyC Sports cuando se enteró de que la gran reunión final era el martes a las 17, en el predio de la AFA en Ezeiza. Concretamente, se le pagó a TyC con la misma moneda.

Finalmente, todos los clubes fueron citados para esta tarde a las 19. Si bien algunos medios afirmaban que esta preliminar se iba a desarrollar en el departamento donde vive Julio Humberto Grondona en Puerto Madero, El Litoral accedió a la información de que la misma reunión se llevaría a cabo también en el predio de la AFA en Ezeiza. Incluso, al cierre de esta edición estaban viajando en coche a Buenos Aires el presidente de Colón —Dr. Germán Lerche— y el vicepresidente Rubén Moncagatta, para estar presentes a las 19 en la reunión decisiva.

“Lo que queremos es resolver de manera orgánica y prolija. Si decidimos ir a conversar con TyC Sports mañana a las 11, antes lo vamos a discutir entre nosotros para tener una postura unificada. No estamos divididos ni mucho menos. Es más, por unanimidad votamos no arrancar los campeonatos y le dimos al presidente de la AFA la facultad para abrir cualquier otra vía de negociación”, comentó el presidente de Colón.

Lerche, en el centro

En su edición de hoy, el matutino La Nación ubica al presidente sabalero en medio de la escena, con su foto, rodeado por Julio Macchi de River Plate y Juan Carlos Crespi de Boca. El título de la nota es “La unión de los clubes hace fuerte el reclamo de Grondona”. En el desarrollo se ubica a “Macchi de River y Lerche de Colón son dos de las voces que más dinero piden para los clubes; Crespi, sin embargo, quiere negociar”.

En el mismo informe a nivel nacional, aparecen las declaraciones de Lerche a La Nación, cuyos principales conceptos son los siguientes: “El reclamo de los dirigentes es justo. Antes de quejarse por lo que hacemos nosotros, la televisión debería satisfacer nuestros derechos y sentarse a una mesa de negociación. En forma unánime decidimos no empezar y le dimos el mandato al presidente de la AFA para que gestione una vía de negociación en medio de este conflicto”.

Indudablemente que, desde Santa Fe, Colón llevará la voz cantante del fútbol del interior de la Argentina en la figura de su presidente —Germán Lerche— y será uno de los tres o cuatro dirigentes más escuchados (Boca, River y Vélez están en esa lista). La postura de Lerche es clara: que se incrementen contundentemente los derechos de TV para la AFA y para los clubes.

Hoy por hoy, no parece haber salida posible entre TyC Sports con su empresa específica (TSC) y los dirigentes del fútbol argentino enrolados en la figura del presidente de la AFA. Y en este conflicto, Colón se hace fuerte al lado de Grondona.

Se hace fuerte porque Lerche busca su lugar y porque Grondona se lo genera. ¿Cómo lo ven los otros clubes? Más que bien, incluso los que están muy mal con las deudas. Es que cayó muy bien la frase del pope máximo sabalero, la semana pasada en elComité Ejecutivo, cuando dijo “no vengo a salvarme solo. Si bien hoy tengo plata para pagar al plantel al día y hacer obras, el veranito por la venta de Prediger se termina en cualquier momento. No estamos los buenos y están los malos. Necesitamos una solución de fondo”.

Así, respetado por los otros clubes y “mimado” por Julio Humberto Grondona casi al mismo nivel de cariño como está José Luis Meizner (Quilmes), el presidente de Colón sabe que está logrando un posicionamiento personal e institucional casi histórico.

La realidad marca que Lerche y Colón no pasarán desapercibidos en medio de este conflicto, con las consecuencias lógicas: será aplaudido por los vencedores (si se rescinde el contrato con TyC y se consigue el aumento del Estado) y apuntado por los perdedores (léase el grupo que hoy puede perder el monopolio).

No hay medias tintas ni grises. Colón y Lerche se jugaron por Grondona, lo apuntalaron con todo. El tiempo dirá cuáles pueden ser los costos y beneficios de entrar de lleno al conflicto y no mirarlo desde afuera o desde el costado.


FUENTE: Diario El litoral (Santa Fe)