[NFL] New York Giants sin estrellas pero con victorias

%title%

%url%

%description%

Click aquí
[NFL] New York Giants sin estrellas pero con victorias Sin jugadores de renombre y sin mucho glamour, los Giants están marchando en 5-0.new

gigantes

Para aquellos escépticos que de algún modo siguen dudando del potencial de Super Bowl de los New York Giants, aquí hay un recordatorio.

En la plaiza por 44-7 del domingo sobre los miserables Oakland Raiders para conservar el invicto tras cinco encuentros, los Giants no estaban al 100 por ciento. Los Giants han permanecido al tope de la que es considerada generalmente la división más competitiva de la NFL, con un grupo de jugadores menos que estelares.

Ante los Raiders, los Giants estaban sin al menos cinco titulares proyectados, incluyendo al esquinero Aaron Ross, quien aún no participa en lo que va de la campaña por una lesión en el tendón de la corva. El profundo libre titular Kenny Phillips ha quedado fuera por toda la temporada por un problema de rodilla. El esquinero níquel Kevin Dockery (tendón de la corva) ha jugado en solamente un partido. El ala cerrada Kevin Boss y el apoyador Michael Boley, ambos titulares, están lastimados. El tackle defensivo Chris Canty, la adquisición más notable del club en la agencia libre, ha sido limitado a un partido sin inicios por lesión.

El ataque aéreo, sin los probados veteranos Plaxico Burress y Amani Toomer, depende de dos receptores en Mario Manningham y Steve Smith (líder actual de la NFL en recepciones) que se habían combinado para cuatro inicios antes del inicio de la presente campaña. En el ataque terrestre, New York está recibiendo más producción temprana del corredor reserva Ahmad Bradshaw que del titular Brandon Jacobs. Y el mariscal de campo Eli Manning produjo un índice de pasador perfecto de 158.3 en la Semana 5 pese a jugar menos de dos cuartos después de una semana con un sólo día de entrenamiento debido a una lesión en el pie.

OK, se trataba de los Raiders, un grupo de individuos que debe ser un motivo de vergüenza para el propietario, y miembro del Salón de la Fama, Al Davis. Y los Giants probablemente pudieron haber ganado convincentemente si hubieran reemplazado a Manning en el segundo periodo con David Spade en lugar de David Carr, ex recluta N° 1 global del draft. Pero demos a New York y al entrenador en jefe Tom Coughlin crédito por esto: en un juego que pudieron haber pasado como noctámbulos, nunca quitaron el pie del acelerador.

Se trata de un equipo, uno que se dirige al enfrentamiento más grande de la NFC del próximo fin de semana ante los impresionantes Saints en New Orleans, que aparentemente sólo juega a una velocidad y al que no le importa el pedigrí de los oponentes al otro lado del campo.

"Somos un equipo que va más allá de 22 jugadores [titulares]", dijo el ala defensiva de Pro Bowl, Justin Tuck, quien registró una captura, un balón suelto forzado y un balón suelto recuperado ante Oakland. "Y no nos fiamos de nadie. Sabemos que todos en esta liga recitan el viejo 'un juego a la vez', pero realmente sólo nos enfocamos en el equipo que tenemos enfrente semana a semana. No perdemos de vista el gran premio".

Dejando esa férrea fijación a un lado, algunos analistas de la liga parecen perder el enfoque cuando se trata de la excelencia de este equipo de los Giants, que está con marca de 5-0 por primera vez desde 1990, cuando Bill Parcells guió a la franquicia a un inicio de 10-0 y una victoria en el Super Bowl XXV. Quizás sea porque el pragmatismo y una carencia de glamour no siempre se aprecian en la NFL como cualidades que un contendiente al Super Bowl debe poseer. Pero a sólo dos temporadas de su triunfo del Super Bowl XLII sobre New England, y menos de tres años después de que Coughlin se viera obligado a lidiar con un amotinamiento en su vestidor, los Giants son un equipo muy estable.

Son un club que en buena medida refleja la imagen firme de su entrenador, pero que no sorprendería demasiado si llegara a coronarse en el Super Bowl XLIV.

"Pienso que somos un equipo bastante eficiente", declaró el centro Shaun O'Hara, líder no oficial de una de las mejores líneas ofensivas de la NFL. "Somos muy económicos en lo que hacemos. Quizás no siempre seamos el equipo más destellante de la liga, pero no tenemos demasiados altibajos. Sólo nos dedicamos a hacer nuestro juego y dejamos que las cosas se resuelvan por sí solas".

En una liga donde la calidad general se diluye gracias a clubes como Oakland, y donde el destino de algunas franquicias se define por el desempeño de sus jugadores más menos notables, la estabilidad y seguridad son atributos críticos. Los Giants tienen bastante de ambos. Por supuesto que no les perjudica el hecho que la familia Mara ha permanecido como propietarios de la franquicia desde su génesis, o que Coughlin es apenas uno de ocho entrenadores en jefe de la NFL que llevan cinco campañas completas empleados por el mismo club. La estabilidad de la franquicia ha generado una cultura regularidad que no requiere una plantilla llena de grandes nombres para tener éxito.

Claramente, ha habido algunos cambios, como es típico en la liga. Pero los Giants han realizado adquisiciones usualmente sabias en agencia libre y se han sometido a la mítica adición por sustracción (como fue el caso de Burress). Además, el gerente general Jerry Reese ha hecho un trabajo perfecto de reclutamiento, aumentando el inventario de jugadores sólidos que heredó de su predecesor, Ernie Accorsi.

Apenas a una corta distancia de las luces brillantes de Broadway, la franquicia de los Giants irónicamente ha florecido lejos de los reflectores. Eso es gracias a Coughlin, un entrenador cuya habilidad a menudo es desestimada por externos, pero quien inexorablemente posee una mentalidad ganadora.

Más allá de Manning, quien posee quizás el apellido más famoso de la liga, a muchos fanáticos casuales les cuesta reconocer a los mejores jugadores de New York. Aunque también debe señalarse que la mayoría de aficionados de los Giants son cualquier cosa excepto casuales, y la plantilla de New York es una amalgama impresionante de jugadores con ética de trabajo, más preocupados por los resultados colectivos que por estadísticas individuales.

"Cuando juegan los unos para los otros, lo último que deseas es decepcionar al que está a lado tuyo", dijo el apoyador medio Antonio Pierce. "Logramos lo que nos proponemos. La cosa es que realmente no quieres decepcionar a tus compañeros".

Hasta ahora, los Giants no lo han hecho.

Fuente:
Americano

NFL

2 comentarios - [NFL] New York Giants sin estrellas pero con victorias

@EdwarP
Giants sucks!!!!, el equipo que mas odio, si, soy hincha de los Patriots.