Messi recibió un premio de manos de Di Stéfano y Maradona


En Madrid, donde la Selección enfrentará el sábado a España, el diario Marca distinguió a la Pulga como el mejor jugador de la temporada anterior. Fue en presencia de otros dos grandes nacidos en la Argentina y consagrados en el mundo.

La historia del Fútbol Resumida en una Foto

Tres generaciones. Alfredo Di Stéfano (83 años) y Diego Maradona (49) entregan el trofeo de Marca a Lionel Messi (22).



Es un retrato del fútbol argentino sin tiempo. Del mejor, resumido en los tres astros que compartieron ayer escenario en Madrid: Lionel Messi recibió, de manos de Alfredo Di Stéfano y Diego Maradona, el premio al mejor jugador de todas las categorías de España. Más tarde, Lío y Diego se reencontraron en la segunda práctica argentina en Madrid, preparatoria para el amistoso del sábado ante España. Excepto por Nicolás Pareja, que se unirá a la delegación hoy, el plantel nacional estuvo completo, incluyendo a Diego Perotti, el sorpresivo convocado del Sevilla, y Sergio Agüero, quien tiene una molestia. Con la clasificación a Sudáfrica en el bolsillo, y Carlos Bilardo alejado de las decisiones futbolísticas, Maradona se mostró contento y entusiasmado.

Desafiando el frío ventoso del otoño madrileño, el plantel nacional se entrenó en el predio del Real Madrid. Tras una práctica con apenas doce jugadores –la del martes–, Maradona contó ayer con casi todos sus hombres. El DT dividió el grupo en dos equipos que jugaron al fútbol durante una hora y media, y dio indicaciones todo el tiempo. “Vamos, Masche”, “Bien, Lío” y “Buena Colo” (por Ansaldi, autor de un gol) fueron algunos de los gritos que resonaron en las instalaciones merengues.

Agüero arrastra una molestia muscular, que llevó al Atlético Madrid a pedir que no jugara contra España. Pero el Kun se entrenó sin mostrar dolor y estaría en condiciones de participar del duelo contra su país de residencia. “Si hay algún riesgo, obviamente no juega. Pero la decisión es de Maradona”, dijo ayer Fernando Signorini, preparador físico del equipo. De todas maneras, Sergio iría al banco. La probable formación es: Romero; Coloccini, Demichelis, Heinze y Ansaldi; Maxi Rodríguez, Mascherano, Cambiasso o Gago y Di María; Messi e Higuaín.

Lejos de la furia con la que atacó a la prensa en aquella polémica conferencia de prensa en Montevideo, Maradona se mostró feliz. La Selección se aseguró un puesto en Sudáfrica y eso disipó mucha tensión pero, además, Diego resultó ganador del duelo contra Bilardo: el director de Selecciones Nacionales está ya lejos del vestuario, y su hombre en el cuerpo técnico –Miguel Ángel Lemme– fue despedido por decisión de Maradona (ver aparte). El Diego que dirigió ayer es más poderoso que el Diego que clasificó a la Argentina al Mundial, y la satisfacción se le nota en el rostro.

El buen talante del seleccionador argentino quedó en evidencia, también, durante la fiesta en la que el diario Marca galardonó a Messi como el mejor jugador de España, con el premio Alfredo Di Stéfano. Allí, Maradona se dirigió a la Saeta Rubia, de 83 años y presidente honorario del Real Madrid, con mucho cariño. “Estar al lado de Alfredo para mí siempre es un placer”, dijo Diego. “Todos los argentinos lo queremos mucho. Alfredo es argentino y es nuestro”. Di Stéfano, 34 años mayor que Maradona; Diego, 27 años mayor que Messi, y el propio Lionel fueron los mejores exponentes de cada franja generacional. Fue un encuentro histórico. El sábado, Lío y Maradona tratarán de multiplicar los encuentros entre argentinos, pero dentro de la cancha.


FUENTE