Messi, el mejor del mundo

Por primera vez un futbolista argentino recibiría el premio al mejor jugador del mundo. El delantero del Barcelona, Lionel Messi, recibiría esa distinción hoy de parte de la FIFA en Zurich.

Messi, el mejor del mundo.



El tranvía N° 6, uno de los tantos que entrecruzan la ciudad, en el que se vuelve desde la sede de la FIFA, estaba por llegar a la estación central; eran casi las 12 del mediodía y algunos suizos de compras se acumulaban frente a una vidriera con LCD, uno al lado del otro. De pronto, la exclamación de admiración por el gol con el pecho de Lionel Messi en el Mundial de Clubes, el mismo que cortó la respiración de los gladiadores de Estudiantes el día anterior en la final de Abu Dhabi. "Messi vendrá a Zürich para recibir el FIFA World Player 2009", anuncian las pantallas. Y los comentarios acerca del festejo del gol del rosarino se extendieron por un rato sobre la recoleta Bahnhofstrasse.


Messi



El relato es una suerte de prólogo de una ceremonia que ocupará mucho espacio en la transmisión local. Para Messi habrá un video especialmente preparado. Que seguramente terminará con la corrida rebosante de felicidad tras marcar el gol decisivo en la final de anteayer. Con los saludos de sus compañeros y con los posteriores brazos al cielo para dedicárselo a su abuela, doña Celia. "Le pegué con el pecho y con el corazón", explicaría después. Lo que nunca se pudo, él y Barcelona lo consiguieron: seis títulos en un año. Con la Pulga siempre presente. En la Liga española (23 goles en 31 partidos), en la Liga de Campeones (con el recordado gol en tierra romana, nueve goles en 12 partidos), en la Copa del Rey (seis goles, uno en la final con Valencia, en ocho participaciones). Jugó las dos finales de la Supercopa de España y marcó dos tantos en el segundo partido. No pudo anotar en Mónaco, en la final de la Supercopa de Europa, frente a Shakhtar Donetsk, aunque dio un pase magistral a Pedro. Y se dio todos los gustos en el Mundial de Clubes.

Mundo


Por los alrededores del futurista predio de la FIFA y en las cercanías del Kongresshaus Zürich, donde se realizará la gala a las 15.30 -hora de la Argentina-, se empiezan a ver cada vez más numerosos grupos de dirigentes. Se saludan como viejos conocidos que son y se trenzan en interminables charlas de fútbol.


Argentina



En esos diálogos en diversos idiomas, el apellido más repetido es el de Messi. Son pocos los que abren la puerta para una sorpresa. También se recuerda el pasado. El primer premio al Jugador Mundial de la FIFA se entregó en 1991 al alemán Lothar Matthäus, que fuera el capitán de la selección alemana campeona en Italia 90. La Gala se realizó en 18 oportunidades y sólo dos nombres inscriptos en letras doradas se han repetido, entre ellos el francés Zinedine Zidane, que recogió tres veces la distinción de oro (1998, 2000 y 2003); las mismas que el brasileño Ronaldo (1996, 1997 y 2002). Brasil es el país con más jugadores premiados, con cinco: además del mencionado Ronaldo, dos de Ronaldinho (2004 y 2005), uno para Romario (1994), uno de Rivaldo (1999) y otro de Kaká (2007).


mejor



Barcelona es el campeón del mundo con Messi como abanderado e imagen de una era inolvidable. Y el argentino, que hace unos días recibió el Balón de Oro y en Abu Dhabi fue elegido el mejor jugador de la final, está por encima de todos los candidatos para ser ungido el nuevo rey del fútbol mundial. Además del rosarino, los finalistas elegidos por los entrenadores y capitanes de los seleccionados del globo son Cristiano Ronaldo, Kaká, Xavi e Iniesta.
La fiesta de Barcelona continuó en Medio Oriente, pues después de una celebración privada en las playas del hotel Intercontinental de Abu Dhabi, el plantel se trasladó a Kuwait, donde se disputó un amistoso frente a Kazma Sporting Club. Figuras de Barça como Messi no jugaron, pero sí tuvieron que cumplir con una conferencia de prensa para compensar los 2.000.000 de euros que se pagaron por el partido.
En Zürich todo queda cerca, o por lo menos, ésa es la impresión que da el sistema de transporte público local. ¿Opera del mejor nivel? Tranvía número 4, doce minutos de viaje desde la estación central de trenes. ¿Obras maestras de arte? Tranvía número 3, nueve minutos desde el mismo punto. ¿Tiendas de lujo? Caminar por Bahnhofstrasse. ¿La distinción para el mejor jugador del mundo 2009? Dirigir la mirada hacia arriba, a la figura de Messi, hoy por encima de todos los futbolistas del planeta. 7 son los títulos consecutivos que logró Messi: la medalla dorada en Pekín 2008, la Liga española, la Copa del Rey, la Liga de Campeones, la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y anteayer el Mundial de Clubes.


Fuente: La Nación