la maquina de river plate el post que se merece



La década del 40 es considerada una de las mejores épocas futbolísticas de River Plate, consagrándose campeón en 1941, 1942 y 1945, y subcampeón en 1943 y 1944. Por esta época la delantera de River recibió el nombre de La Máquina. La misma estaba formada por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau. Dicho apodo ha sumado trascendencia a niveles más bien legendarios, ya aquellos jugadores todos juntos sólo jugaron 18 partidos por campeonatos oficiales. El desborde y centro atrás de Muñoz, los pases en cortada de Pedernera, las gambetas y el despliegue de Loustau y las diagonales de Labruna eran su sello. En 1945, después de ser dos veces subcampeón de Boca, River se convierte nuevamente en campeón, ya sin Moreno y destacándose Labruna (otra vez goleador del torneo con 25 tantos), el volante central Néstor Rossi, adquirido en 1944 y teniendo como capitán a José Soriano. En 1947 River se consagra nuevamente campeón con 48 puntos en 30 partidos y 90 goles, destacándose el arquero Amadeo Carrizo y el delantero Alfredo Di Stéfano, surgido de las inferiores de club, que con sus 27 tantos se convierte en el goleador del torneo. Con este campeonato River cerró uno de sus mejores ciclos.

sus integrantes

Juan Carlos Muñoz
River Plate
nacio el 6 de mayo de 1919
Debutó en el club Sportivo Dock Sud en 1938, luego jugó 184 partidos en River Plate, desde 1939 a 1950, y convirtió 39 goles. Luego pasó a Platense, de 1951 a 1953, jugó 39 partidos y anotó 3 goles, siendo este su ultimo club antes de retirarse, falleció el 22 de noviembre de 2009 a los 90 años a consecuencia de un infarto de miocardio, siendo el ultimo en morir de la maquina

moreno

juan jose moreno

Asomó en River Plate en una gira que realizó el equipo en 1934, con sólo 18 años. Se afirmó como titular en 1936 junto a Adolfo Pedernera, ambos en posiciones extrañas a aquellas por las que quedaron en la historia. Formaban el ala izquierda de un formidable ataque millonario que integraban con Carlos Peucelle (puntero derecho), Renato Cesarini (entreala derecho) y Bernabé Ferreyra (centrodelantero). Permaneció en River Plate 9 temporadas y ganó los campeonatos argentinos de 1936, 1937, 1941 y 1942.
La Máquina de River nació bajo el talento táctico de Carlos Peucelle, quien diseñó un equipo en el que todos defendían y todos atacaban. Moreno se destacó por su capacidad táctica y estratégica, por su juego de cabeza y su capacidad goleadora. La delantera la formaban Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau. En realidad jugaron juntos sólo 18 partidos, los cuales fueron suficientes para quedar inscriptos en un lugar de honor en la historia del fútbol. Moreno era el más popular de los cinco, y probablemente también el más bohemio y juerguista.
En 1944 se fue a México para integrar el Club España, de ese país. Allí jugó con Isidro Lángara, ganó el campeonato de 1946 y tuvo un éxito notable, lo que le significó que a su regreso se le diera el mote de Charro.
Se reincorporó a River en 1946, a su vuelta se vivió una jornada de fiesta popular que excedió los límites de la hinchada de River. Campeón otra vez en 1947, ya con Di Stéfano como centrodelantero, volvió a emigrar tras la huega de jugadores de 1948.
En 1949 se fue a Chile, donde deslumbró en la Universidad Católica. Volvió ya en el ocaso de su carrera para jugar brevemente en Boca Juniors formando la delantera: González, Moreno, Ferraro, Campana y Busico. En 1951 fue otra vez a Chile y luego a Defensor Sporting de Montevideo. Hizo una nueva escala en Buenos Aires para jugar 15 partidos en Ferro. Luego de pasó al Independiente Medellín, donde su último partido lo jugó en 1961, a los 44 años, para el equipo colombiano -que también dirigía-, en un amistoso ante Boca Juniors: ganaron 5 a 2 con dos goles suyos. Cinco minutos antes de finalizar el partido, sin anticipar ni avisar nada, levantó los brazos, saludó al público y se fue. Era el fin de la carrera de un grande de todos los tiempos.
Entre quienes lo vieron jugar hay muchos que le consideran el mejor jugador de todos los tiempos, por encima incluso del laureado Maradona. Pese a lo poco que se cuidó, Moreno consiguió que su carrera fuese de las más largas del fútbol argentino.
Moreno vivió sus últimos años en la localidad de Merlo y dirigió al Deportivo Merlo en la divisional C en 1977 y 1978. Tras su muerte, el 26 de agosto de 1978, el estadio fue bautizado en su nombre y el equipo comenzó a conocerse como “Los Charros, A poco tiempo de su debut fue convocado a la Selección Argentina. En esta, jugando de entreala izquierdo, formó una pareja de inolvidable calidad y jerarquía con el Chueco Enrique García. Integró la notable Selección de fútbol de Argentina de los años 1940 con la que ganó tres Copas América: 1941, 1942, y 1947.
la maquina

Adolfo Pedernera

(Avellaneda, provincia de Buenos Aires, 15 de noviembre de 1918 - íd. 12 de mayo de 1995) fue un jugador argentino de fútbol. Jugó de delantero y es considerado uno de los mejores futbolistas argentinos de la historia.
Pedernera fue un zurdo dotado de una gran habilidad, notable pegada al balón y gran inteligencia tactica, por lo que fue apodado el "Maestro". Ocupa el 12º lugar en el ranking del Mejor jugador sudamericano del siglo publicada por IFFHS en el 2004.

Como adolescente, Pedernera muestra el talento para el fútbol. El primer club se unió fue Cruceros de la Plata, pero pronto se unió a la profesional del Club Atlético Huracán. Sus primeros clubes fueron Cruceros del Plata y Huracán. En 1933 pasó a River Plate, club con el que debutó en la Primera División de su país en 1935 y en cuyo plantel permaneció hasta 1946, convirtiéndose en una auténtica leyenda.
En el equipo argentino fue integrante de una de las delanteras más célebres de la historia del fútbol: La Máquina, que completaban Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Ángel Labruna y Félix Loustau.
Pedernera condujo el juego de aquella Máquina y recibió los apodos de El Maestro y El Frentudo. Jugador de gran regate, pícaro y elegante al tiempo, actuó en los cinco puestos de la delantera y contribuyó a la conquista de cinco títulos de la Liga argentina (1936, 1937, 1941, 1942 y 1945). En esos tiempos eran inolvidables sus paseos nocturnos por los lugares donde se escuchaba buen tango y su amistad con Aníbal Troilo fue fraternal y duradera, unidos por las pasiones mayores del pueblo argentino, futbol y tango.
Tras abandonar River Plate (donde también fue compañero de Néstor Raúl Rossi y Alfredo Di Stéfano), inició un periplo que le llevó, seducido por una millonaria oferta a Atlanta (1947), Huracán (1948) y Millonarios de Bogota.
Con este último conjunto jugó desde 1949 hasta 1954 y además fue director técnico desde 1950, ganando en cuatro ocasiones la Liga de Colombia (1949, 1951, 1952 y 1953), además la Pequeña Copa del Mundo de Clubes en este último año. El equipo fue apodado apodado "El Ballet Azul" y Pedernera al igual que en River Plate fue reconocido como uno de los mejores jugadores en la historia del club colombiano. Puso fin a su trayectoria como futbolista en Huracán en 1954 y 1955.
Fue internacional en 20 ocasiones con la selección argentina, ganando la Copa America en 1941 y 1945 y, tras retirarse, inició una larga carrera como entrenador que le llevó, entre otros, a los banquillos del Nacional de Montevideo, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Huracán, Independiente, Boca Juniors (con el que fue subcampeon de la Copa Libertadores en 1963), América de Cali dandole a este equipo participación histórica en la Liga Colombiana al obtener el Subcampeonato en 1960 y al año siguiente la goleada más amplia en el Clásico Vallecaucano ante el deportivo Cali y River Plate.
También fue entrenador de las selecciones de Colombia y Argentina. Gracias al buen trabajo de Adolfo Pedernera, Colombia pudo clasificarse por primera vez a un Mundial de Fútbol, esta vez al Mundial de 1962 en Chile eliminando al favorito Perú en las eliminatorias de 1961 con un triunfo obtenido en Bogotá y un empate en Lima. En 1969 fue llamado para ser el técnico de la Argentina con el fin de conseguir la clasificación para el Mundial de 1970 en México, pero fracasó al caer eliminado por Perú en la cancha de Boca Juniors en las eliminatorias válidas para ese Mundial.
Pedernera se establecieron en el norte de Bogotá después de ser recibido en el club. El 11 de junio, asistió a su primer partido con los Millonarios, en el que derrotó al Club Atlético Municipal (hoy Atlético Nacional) con una marcador de 6-0. El 25 de junio, Pedernera jugó por primera vez con el club, ayudando a derrotar a los Deportes Caldas Club con una Marcador de 3-0. " La prensa de Bogotá recibieron bien y Pedernera comentó al día siguiente que "El Maestro" ( "El Maestro" era "un fenómeno, un artista, un maestro de paso, y una demostración de inteligencia. Tras el estreno de El Maestro, todo es posible ".
Junto con Alfredo Di Stéfano y Pipo Rossi, Pedernera ayudó a los Millonarios a su título de campeón de Colombia en 1949. De acuerdo con Di Stéfano, el equipo jugó con el "5 y la danza" La estrategia, en la que se trataría de no humillar a sus oponentes por marcador cuando ganaban por cinco goles. Esta estrategia fue empleada en nueve victorias consecutivas. . En el juego de campeonato, Pedernera marcó los dos goles decisivos en el campeonato de play-off para decidir los partidos contra el Deportivo Cali en 1949.
Después de que Carlos Aldabe se retiró como entrenador de Millonarios de Pedernera asumió como manager-jugador y fue en esta posición clave en la consecución de los tres campeonatos consecutivos desde 1951 hasta 1953 y la taza de Colombia de 1953.
En esta época el Millonarios derrotaron a otros equipos fuertes en el momento en que Argentina 's Club Atlético Huracán, Bolivia' s Club Bolívar, Austria 's SK Rapid Wien, e incluso su antiguo equipo, Club de Argentina Atlético River Plate, que había ganado Primera División Argentina 's torneo de campeonato en 1952 y 1953.
En marzo de 1952, cuando Pedernera fue de 33 años de edad, fue parte de la gira de Millonarios de Europa.En este viaje, que ganó contra el Real Madrid en el estadio de Chamartín (ahora llamado Estadio Santiago Bernabéu), con una puntuación de 4-2. El club español solicitó una revancha, pero perdió ante el Millonarios dos veces más.
Pedernera también llevó a su equipo a la victoria en la Pequeña Copa del Mundo en 1953, que ahora se llama la Copa Intercontinental. Él, junto con Don Alfonso Senior y Mauro Mórtola, fueron colocados en una lista de Millonarios señaló. El equipo le atribuye a la implantación de su marca en el fútbol de Colombia.
En 1954, el Pacto de Lima obligados todos los jugadores "ilegales" para regresar a sus clubes de origen, para Pedernera volvió brevemente a Huracán
como entrenador: En años posteriores Pedernera también entrenó a Nacional en Uruguay, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Huracán, Independiente, Boca Juniors, América de Cali y River Plate,
Pedernera entrenado Colombia y Argentina a nivel internacional. En 1969, Argentina no logró llegar a la final de la Copa del Mundo en virtud de su entrenamiento. En 1993 publicó su autobiografía llamada "El fútbol que viví ... y que yo siento" (el fútbol he vivido ... y me siento), asistido por el periodista Alejandro Yebra.
En 1994, Pedernera se reunió por última vez con sus amigos de toda la vida Alfredo Di Stéfano y Pipo Rossi en la Feria Internacional del Libro en Bogotá. Pedernera murió al año siguiente. Sus restos reposan en la sección de notables del Cementerio de la Chacarita.

angel labruna
labruna

Angel Amadeo Labruna, (Buenos Aires *28 de septiembre de 1918- 20 de septiembre de 1983), jugador y director técnico de fútbol argentino. Jugaba como delantero por izquierda. Es el goleador histórico del club River Plate con 292. Integrante de la célebre delantera de River Plate que fue denominada La Máquina.
Labruna, ocupa el 26º Lugar en el ranking del Mejor jugador sudamericano del siglo XX que publicó IFFHS el 2006.
Como jugador
Debutó con la camiseta de River Plate el 18 de junio de 1939 y la defendió durante 20 años en la máxima categoría de su país. Conquistó nueve títulos del Campeonato argentino (1941, 1942, 1945, 1947, 1952, 1953, 1955, 1956 y 1957) y fue en dos ocasiones máximo goleador de la competición (en 1943 con 23 goles y en 1945 con 25).
Participó en la leyenda de su club como miembro de una delantera histórica: Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Labruna y Félix Loustau, en la que él ocupaba la demarcación de interior izquierdo.
Sólo disputaron juntos 18 encuentros, que resultaron inolvidables para los aficionados. El apodo de La Máquina se debió a la precisión del juego de aquel equipo de River, ideado por Carlos Peucelle, quien abominaba de tácticas y señalaba que la de su equipo era “1-10”, es decir, un arquero y diez jugadores.
Labruna puso fin a su trayectoria en River en 1959; había defendido sus colores en 515 partidos, marcando 293 tantos. Todavía jugó durante dos campañas en el Rangers de Talca chileno, en el Rampla Juniors de Montevideo, y en Platense, para retirarse cuando ya había cumplido 43 años.
Disputó 36 encuentros con la selección nacional de su país (en los que marcó 17 goles). Ganó una Copa América (1955) e incluso llegó a jugar, con 40 años de edad, la fase final de la Copa del Mundo disputada en 1958 en Suecia
Al igual que otros grandes jugadores de su generación, no pudo participar en otros mundiales, primero debido a la suspensión de este evento por la Segunda Guerra Mundial y después por la decisión argentina de no jugar los mundiales de Brasil y Suiza.
Como Director Técnico
Tras poner fin a su carrera como futbolista inició una nueva andadura como técnico. Asesor de River Plate, pasó por los banquillos de Defensores de Belgrano (clasificó Campeón de 1ra. División B en 1967), Platense, Rosario Central (al que hizo campeón), River Plate, Talleres, Racing Club, Lanús, Chacarita Juniors y Argentinos Juniors.
Su primer título como Director Técnico en 1ra. División A lo consigue en el Campeonato Nacional de 1971 dirigiendo a Rosario Central. Aquel equipo, derrotó 1:0 a su clásico rival de la ciudad, Newell's Old Boys, en semifinales (con el recordado gol de "palomita" de Aldo Pedro Poy), y a San Lorenzo de Almagro por 2:1 en la final.
Alcanzó sus mayores éxitos cuando regresó a River, al que condujo -tras 18 años de sequía- al campeonato en seis ediciones: 3 en el Campeonato Metropolitano (1975, 1977, 1979 y 1980) y dos en el Campeonato Nacional (1979 y 1980) . Además, llevó a River a la final de la Copa Libertadores de 1976, en donde los millonarios cayeron derrotados ante el Cruzeiro Esporte Clube de Brasil.
curiosidades: Máximo goleador de los clásicos River-Boca (16 goles).
Intervino en más de mil partidos (entre oficiales y amistosos).
Como técnico fue el artífice del doble título de River en el ' 75 luego de 18 años de frustraciones.
En 1967, en un hecho inusual, fue campeón de la B con Defensores de Belgrano, mientras dirigía a Platense que llegó a las semifinales del Metropolitano.
Sacó por primera vez campeón a Rosario Central e hizo grandes campañas con Talleres de Córdoba en 1974 y con Argentinos Juniors, donde armó la base del equipo ganador de los títulos locales e internacionales. Además de que unos pocos días antes de fallecer, se dio el gusto de eliminar a Boca y a River de la serie final del Nacional '83.
Cada vez que Angelito ingresaba al campo de juego de la Bombonera, se llevaba la mano a la naríz y la apretaba, en directa alusión al mal olor que sentía por estar en "territorio bostero". De allí nació la costumbre de varios riverplatenses de llevar barbijos cada vez que van a ver a River de visitante frente a Boca.
felix lousteau

muñoz

élix Loustau, Avellaneda, provincia de Buenos Aires,(*25 de diciembre de 1922)- †5 de enero de 2003) , jugador argentino de fútbol, integrante de la célebre delantera de River Plate conocida como La Máquina.
Jugó en las divisiones inferiores de Racing Club hasta que, cuando contaba 17 años, un ojeador le propuso firmar por River Plate. Debutó con el primer equipo de este club en 1942, integrándose en una de las más famosas delanteras de todos los tiempos, La Máquina, que formaron Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y el propio Loustau.
Allí vivió una de las mejores épocas de River, para cuyas vitrinas conquistó ocho títulos del Campeonato argentino (1942, 1945, 1947, 1952, 1953, 1955, 1956 y 1957). Apodado Chaplin por su constitución física y por los peculiares movimientos de su regate, aunque en sus inicios actuó como defensa lateral, quedó para la historia por la velocidad y la habilidad que mostró en el extremo izquierdo.
Defendió la camiseta de la selección argentina en 28 partidos, y con ella ganó tres ediciones de la Copa América (1945, 1946 y 1947). En 1958, tras haber disputado 365 partidos (en los que marcó 101 goles) con River, marchó a Estudiantes de La Plata, donde puso fin a su carrera ese mismo año.
Posteriormente ejerció como entrenador y fue profesor en la escuela de entrenadores de la federación argentina de fútbol.



Lousteau


su sitio en el museo de river
pedernera