river 3 boca 1



el baile del verano




River 3 Boca 1 (Todos Los Datos)




¡Qué Estudiantes ni Estudiantes! Los pibes de River le dieron una verdadera paliza a los titulares de Boca en el primer Súper del año. Rojas, Funes Mori y Villalva enloquecieron a goles y puro fútbol al rival de toda la vida para que el equipo de Astrada ganara por 3-1 y se desatara una superclásica fiesta millonaria por todo Mar del Plata.

Cuando todo el Mundo River lamentaba las ausencias de los ídolos Ortega y Gallardo, aparecieron los pibes para armar un carnaval en Mar del Plata. Rodrigo Rojas, Rogelio Funes Mori y Daniel Villalva se disfrazaron de verdugos para hundir un poco más al patético Boca del Coco Basile. Además, con un gol de cada uno de ellos, River logró la victoria que tanto necesitaba el plantel millonario para empezar a revertir la mala racha del año pasado.

La primera explosión llegó a los 3 minutos del primer tiempo, cuando Rojitas -que hizo su estreno en los Superclásicos- recibió la pelota sobre el flanco derecho y encaró hacia el arco rival, sin la oposición de ningún defensor xeneize. Entonces, el paraguayo sacó un zurdazo desde el borde del área grande que se coló por debajo de Abbondanzieri y abrió el marcador para la sorpresa de todo el estadio. Gol y advertencia de lo que sería River a lo largo de todo el encuentro.

Sí, porque pese a que el equipo de Astrada fue extremadamente superior en el complemento, también generó otras chances en la etapa inicial. La más clara llegó de la mano del Keko Villalva. El chiquitín armó una pared con Funes Mori, fue a buscar la devolución y casi estira la ventaja con un verdadero golazo. Pero Abbondanzieri advirtió la jugada y evitó la segunda caída de su valla. Sin embargo, a los 30, justo cuando parecía que River alargaría la diferencia, apareció un cabezazo de Palermo para clavar el empate parcial.

Aunque no hubo que esperar demasiado para que el marcador pusiera las cosas en su lugar. Otra vez desde el arranque, pero en este caso del complemento, River volvió a ponerse en ventaja. Funes Mori cabeceó un tiro libre de Abelairas en plena área rival, Abbondanzieri dio rebote y el juvenil goleador no perdonó: fue el 2-1 que le dio rienda suelta al goce millonario. Es que un rato después, Villalva replicó la pared que había improvisado junto a Funes Mori en el primer tiempo y -con una soberbia atípica para un pibe de 17 años- convirtió un verdadero golazo para sellar el 3-1 final. Un resultado que pudo ser ampliamente mayor, pero que alcanzó para que La Banda disfrutara de un verdadero baile de verano.






link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=S8Ad8mOK-ak




river





Funes Mori: "Esto es un sueño, nunca lo voy a olvidar"



muertos


El mendocino de 18 años, que tuvo una noche soñada en el José María Minella, en la que marcó el segundo gol y fue un problema para los defensores de Boca durante todo el partido, habló con La Página Millonaria.

Los hinchas de River ya están ilusionados con Rogelio Gabriel Funes Mori. Además de mostrar características interesantes en los tres partidos oficiales que lleva jugados, el delantero había hecho un gol frente a Tigre, en la última fecha del Apertura. Anoche, volvió a gritar gracias a un cabezazo y fue una de las principales figuras en el baile a Boca. "Fue una noche soñada, porque fue mi primer clásico y metí un gol. Estoy muy contento, no me voy a olvidar nunca más de esto, es un sueño", manifestó.




link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=v4gdRfy6d5k&feature=player_embedded




Vs




Cargada Superclásica



superclasico



River le dio un paseo de novela a Boca, en Mar del Plata, y La Página Millonaria te acerca este afiche para seguir con la fiesta. ¡Pará de sufrir, Pato!




taringa



boca



Lo pidieron y vaya si lo tuvieron



3



En la previa del Súper, cuando las bajas de Ortega y Gallardo resultaban impensadas, los hinchas de River manifestaron que el jugador que no podía faltar frente a Boca era Villalva. Y el Keko les devolvió tanta banca con una actuación descollante, increíble, para el recuerdo.

Ni bien el plantel regresó de Salta, los primeros indicios señalaban que la dupla ofensiva para el primer Superclásico del año iba a estar conformada por Ariel Ortega y Rogelio Funes Mori. Es que por escasez de delanteros de área, el juvenil que surgió en un reality show de Estados Unidos no podía faltar, y por similitud en sus características de juego, Daniel Villalva quedaba relegado ante el Burrito, que venía de jugar un muy buen partido frente a Independiente.

Sin embargo, y pese a que en un primer momento nadie esperaba las ausencias de Ortega y Gallardo, los hinchas sindicaron al Keko Villalva como el juvenil que no podía faltar contra Boca en Mar del Plata. A través de una encuesta de La Página Millonaria, en la que se consultó “qué jugador tenía que estar sí o sí” en el clásico de verano y que tenía como opciones a Villalva, Funes Mori y Lamela, la gente de River se volcó por el pibe que nació en Caá Catí y cuenta con apenas 1,58 metros de altura.

El 57 por ciento de 4.585 participantes (2.613 hinchas), presagió que el sucesor del Burrito, como el mismo Ortega lo bautizó, debía ser parte del once inicial del equipo de Leonardo Astrada. Mientras que otro 35 por ciento (1.605 personas) se inclinó por Funes Mori y el 8 restante (366 visitantes) pidió por la promesa que alguna vez se quiso llevar Barcelona.




1



Un lindo Desafío de verano



elpekee



Nada más placentero que un picadito después de un día de playa. En especial, cuando al partido amistoso le sigue el superclásico baile costero. Por si te lo perdiste, La Página Millonaria te acerca el resumen de lo que fue la terrible fiesta de anoche en Mar del Plata. Dsifrutalo, ¡y seguí bailando que te vas a divertir!

Las imágenes del partido de anoche, por más resumen que sea, dejan en evidencia la notable superioridad de River ante el rival de toda la vida. De principio a fin y aún teniendo muchas cosas que corregir (como las desatenciones en defensa, cuando la búsqueda a Palermo en cada centro era más que sabida), el equipo de Leonardo Astrada se despachó con una gran actuación en el estadio José María Minella para darle una especie de apertura oficial a este 2010 y olvidar las derrotas previas frente a Racing e Independiente.

Sólo tres minutos después de que Baldassi marcó el inicio del encuentro, Rodrigo Rojas se envalentonó ante la escasa oposición que encontró en la defensa de Boca y sacó un remate al arco como para probar suerte en su presentación superclásica. Pero jamás imaginó que terminaría venciendo a Abbondanzieri y así lo reflejó en su cara cuando la nueva y bendita pelota se coló hacia el fondo del arco: el paraguayo se sorprendió tanto que ni siquiera supo cómo festejar el gol. Se sonrió y, sin gritarlo, esperó a que sus compañeros lo abrazaran para celebrar el tanto.

Quizá, el único que llegó a generar cierta preocupación en River fue Gaitán, pero el inflado delantero de Boca fue más en la intención que en la acción, a contramano de lo que necesitaba el equipo de Basile teniendo en cuenta la presencia del siempre frío e inmutable Riquelme. Y en especial, a contramano del explosivo Villalva: el pibito de La Banda generó juego y dos paredes (una en cada tiempo) con las que se sacó a relucir su chapa de crack. En la primera, apareció Abbondanzieri, pero en la segunda condecoró su actuación y la del equipo en general con un verdadero golazo, el del 3-1.

Aunque antes que eso estuvo el empate parcial de Palermo. Cuando promediaba la etapa inicial, al delantero de Boca le volvieron a poner una pelota cantada a la cabeza y no desaprovechó la oportunidad de obnubilar todo lo bueno que venía haciendo el equipo de Astrada. Sin embargo, River se levantó inmediatamente con el inicio del complemento y logró el 2-1 más que merecido a través del prometedor Funes Mori. A partir de ahí, no hubo más lugar para dudas, los dirigidos por el Coco Basile estaban muertos mientras que el mundo riverplatense era puro delirio y carnaval dentro y fuera de la cancha.




seguiparticipando



Villalva: "No me doy cuenta de lo que jugué"



kekolador



La figura del Superclásico reconoció no comprender lo que fue su actuación ante el rival de toda la vida. "Sólo hice lo mejor para el equipo", explicó el Keko, y advirtió que no siente haberse ganado un lugar en el equipo.

Si River iba a sufrir la ausencia de Ariel Ortega, nadie mejor que su sucesor para minimizar tanta falta de fútbol. ¡Y vaya si la minimizó! Daniel Villalva jugó un partido increíble nada menos que frente a Boca, en el que fue la figura, convirtió un golazo y terminó por recibirse de crack ante la hinchada millonaria.

Sin embargo, el pibe no se la cree ni siquiera cuando hace méritos como para creérsela. Así lo demostró el Keko ni bien finalizó el gran triunfo de River sobre Boca: "Por ahí no me doy cuenta de lo que jugué, sólo traté de hacer lo mejor para el equipo", confesó el chiquitín de apenas 1,58 metros.

Además, Villalva le dedicó la victoria a "todos los chicos que se quedaron en Benavídez" -donde concentra el plantel de River durante la pretemporada- y advirtió que todavía no se siente titular en el equipo de Astrada. "Hay que seguir trabajando para mejorar, porque acá nadie tiene asegurado nada", declaró el juvenil delantero, por Fox Sports.




River 3 Boca 1 (Todos Los Datos)




¡Seguí bailando!



river



Los 15 mil fanáticos de River, que lucharon varias horas para conseguir la tan preciada entrada al Superclásico, armaron una fiesta absoluta en La Feliz. Cantaron durante toda la noche y, como de costumbre, ganaron por goleada en las tribunas.

Fue una fiesta, de punta a punta. Horas antes de que comenzara el encuentro, River copó las calles de Mar del Plata: las playas, la peatonal San Martín y avenidas emblemáticas como Peralta Ramos, se vistieron de rojo y blanco. Por supuesto que el delirio total se produjo en el José María Minella y ahí hubo un claro ganador tanto en el campo como en las tribunas, donde quedó demostrado que se puede alentar bastante fuerte sin la ayuda de parlantes.

Al compás de un ejército de bombos y redoblantes, la cabecera Norte fue un carnaval. "Qué loca está la hinchada cuando va a ver a River / Se toma todo el vino, se lo toma todo y ya no queda más", fue una de las primeras canciones, minutos antes del pitazo inicial. El repertorio (cerca de 30 letras diferentes) fue muy grande, con estrofas dedicadas al rival de toda la vida y "yo a vos te sigo aunque vos vayas bien, yo a vos te sigo aunque vos vayas mal", como principal hit durante la etapa inicial.

En el segundo tiempo, llégo la gran explosión. Después de que Funes Mori metiera el 2-1, el "vaaamooos Riveeer Plateee" fue ensordecedor, con los plateistas burlándose de los hinchas rivales, a pocos metros de distancia. ¿Y en la tribuna Sur? Silencio. "No se escucha, no se escucha / Sos amargo, bostero hijo de...", le dedicaron desde la popular millonaria. Villalva amplió la ventaja y se llevó la merecida ovación ("olé, olé, olé, olé / Keko, Keko", mientras Nicolás Gaitán se hacía expulsar en la otra vereda.

Con las banderas de palo flameando y las camisetas girando de un lado a otro, los hinchas de River ganaron por goleada el duelo en las tribunas. Los jugadores dirigidos por Leonardo Astrada le dieron una auténtica lección de fútbol al conjunto de Alfio Basile y el desahogo final fue emotivo, con una catarata de canciones: "Un minuto de silencio, para Boca que está muerto" y "mirá, mirá, mirá / Sacale una foto...", entre otras. River ganó y gustó. Fue un baile: algunos los disfrutaron; otros todavía lo sufren.




FUENTE:

www.riverplate.com

www.youtube.com