Hipermegapost de los ídolos de River parte I

Por la regla de los 65000 caracteres de taringa lo tengo que dividir en dos partes

Hipermegapost de los ídolos de River parte I

Omar Sívori

river


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=ukyaS_Ai8eI

Enriue Omar Sívori nace en San Nicolás de los Arroyos, Provincia de Buenos Aires, Argentina, el 2 de octubre de 1935 era un futbolista y entrenador ítalo-argentino. Debutó en River Plate en 1954, a los 17 años de edad, donde ganó la Liga argentina en 1955 y 1956. Jugó 63 partidos y marcó 28 goles. En 1957 fue adquirido por la Juventus de Turín, de la Serie A italiana por la cifra récord de 10 millones de pesos argentinos. Allí jugó 215 partidos y marcó 135 goles. En 1965 pasó al Nápoles, en el que permaneció cuatro temporadas. Al obtener la doble nacionalidad ítalo-argentina pudo recibir el Balón de Oro como mejor jugador europeo en 1961. Su carrera como jugador, cargada de gloria, reconocimiento y gol llegó a su fin en 1969. Claro que su vida ligada al fútbol lejos estaba de extinguirse, la continuó como director técnico. Fue entrenador de River, Rosario Central, Estudiantes de La Plata, Racing y Vélez y técnico de la Selección Nacional en las Eliminatorias para el Mundial de Alemania 1974, que consiguió la clasificación en el grupo que compartía con Bolivia y Paraguay. Fue un jugador distinto, de esos que en milésimas de segundo resuelven las situaciones más complejas. Enrique Omar Sívori murió el 17 de febrero de 2005. Una tribuna de la ex herradura de Núñez, la que se cerró con el dinero que produjo su venta, la ex Almirante Brown, lleva su nombre. Un más que justo reconocimiento. Asimismo en 2004 fue galardonado como uno de los mejores 100 jugadores de la historia del fútbol por la FIFA.
Néstor Pipo Rossi

biografia

Nació un 10 de mayo de 1925 y debutó en la primera de River un 24 de junio de 1945. Dueño de una exquisita pisada, fue el precursor del puesto de la camiseta número “5” de River. Personalidad, habilidad, garra y buen pie. Sin dudas, inició un camino que luego iría a continuar Merlo, Astrada, Almeyda, Gallego, Mascherano. En 1959 pasó a Millonarios de Colombia Con el equipo bogotano, Néstor Raúl alcanzó la gloria. Campeón en 1949, sub-campeón en 1950, para repetir tres títulos consecutivos en 1951, 52 y 53. En ese mismo año 57 fue requerido por el técnico Guillermo Stábile para integrar una de las mejores selecciones gauchas en muchos años, con miras al Suramericano de Lima. El título fue para Argentina que superó por 3-0 a Brasil, equipo que un año más tarde, en Suecia-58, se consagraría por primera vez campeón del mundo, mientras Argentina, fue devuelta a Buenos Aires con una lapidaria goleada de 6-1 por parte de Checoslovaquia. Fueron recibidos a piedra en Ezeiza mientras el portero Amadeo Carrizo debió permanecer oculto por un buen tiempo. Ese, su único Mundial, quizás la mayor frustración para Rossi.
Como técnico fue el encargado de hacer debutar nada más ni nada menos que a Daniel Passarella.
Sin dudas, un grande del mediocampo, o “half”, como le decían en aquel entonces, falleció el 13 de junio de 2006, a los 82 años.
Amadeo Carrizo

idolos

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=gLYhNzIvCtw

Nació el 12 de junio de 1926 en la localidad de Rufino, Provincia de Santa Fe, debutando en 1945 a los 19 años de edad, en River. Fue uno de los pioneros en la innovación de técnicas y estrategias en su puesto de guardameta, tales como salir de su área para participar en la defensa; lanzarse a los pies del contrario para arrebatarle el balón en un ataque y utilizar el saque de portería para iniciar un contraataque. También fue el primero en utilizar guantes como medio auxiliar, herramienta hoy corriente para todos los guardametas. Su estilo de juego formó escuela entre otros afamados guardametas latinoamericanos. Jugó ininterrumpidamente en River Plate desde el año 1945 hasta 1968. Jugó el Mundial de Suecia del 58, donde Argentina se quedó afuera por 6 a 1, luego de eso se tuvo que esconder durante un tiempo. Ganó la Copa de las Naciones, disputada en Brasil en el 64, terminando con la valla invicta, ante equipos de la envergadura de Portugal, Inglaterra y Brasil, el, en ese momento Campeón del Mundo (Chile 62), teniendo Carrizo una destacada actuación en todos los partidos, pero sobre todo ante el dueño de casa, en donde Amadeo fue enorme, al frustrar uno tras otro los intentos del equipo de Pelé, y coronando su tarea con un penal que le contiene con "mano cambiada", dirigido por Gerson al ángulo izquierdo, una noche de aquellas, para Argentina y el gran Amadeo Carrizo. En los años 1969 y 1970 jugó por Millonarios de Colombia antes de su retiro definitivo. En 1973 dirigió al Once Caldas en ese mismo país. Recibió el apodo de Tarzán, por sus espectaculares acrobacias en la defensa de la meta. También fue definido en medios europeos como el mejor guardameta del siglo XX en Latinoamérica. La revista El Gráfico, en una nota lo calificó como: Un Maestro Sin Época. Actualmente se encuentra afincado en el barrio de Villa Devoto en la ciudad de Buenos Aires. El 16 de diciembre de 2004, Millonarios de Bogotá le brindo un homenaje por los dos años en que jugo en el club, en partido ante River Plate en celebración de la Copa Amadeo Carrizo, juego que termino empatado 2-2. Desde el día 17 de agosto de 2008, el séctor bajo de la Platea General Belgrano del Estadio Monumental lleva su nombre en homenaje a toda la gloria que le brindo a River Plate, este noble guardameta.
Walter Gómez
Francescoli


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=4sx1rZ98E-w

Nacido el 12 de diciembre de 1927, ofreció casi veinte años de regates, paredes, habilidades infernales y goles.
Por una fotografía el gran Walter llegó a River; ya estaba jugando en Nacional allá por 1946 y era un delantero que los uruguayos querían tener para el mundial de 1950 en Brasil pero en un partido en el que al equipo Bolso le cobraron un penal en contra, los jugadores le reclamaron airadamente al juez y Walter Gómez fue fotografiado con un puño cerrado cerca de la cara del árbitro, en consecuencia lo suspendían por 1 año. Vespucio Liberti lo va a buscar a Montevideo y lo trae para jugar en River. Acá comienza la historia grande de éste flaco y alto uruguayo que empezaba a jugar de 9 y a convertir. Llegó la suspensión, vino a Buenos Aires y comenzó a jugar para la banda en el año en el que los uruguayos hacían historia en el Maracaná. Aquí fue a jugar a Rosario frente a Newell´s y en el primer minuto de juego Walter Gómez convertía su primer gol en River, como para no meterse en los corazones de la gente, debutando, ganando y haciendo goles desde el arranque. El Monumental estaba de bote a bote cada domingo que jugaba River y el uruguayo jugaba como los dioses. Generoso en su juego Walter tenía al lado verdaderos monstruos como Labruna y Pipo Rossi que en la cancha la rompían y afuera hacían desastres. En una oportunidad un grupo de hinchas tiraba piedras el micro en el que viajaban a disputar un partido y Pipo les dijo que se bajaban a pelearlos, Labruna y Gómez corrieron a uno pero el resultado no fue muy bueno, Walter contaba “ lo arrinconamos y le tiré una trompada, el tipo se agacho y se la di en la cara a Ángel, le dejé el ojo hinchado”.
Walter fue sorpresivo dentro y fuera de la cancha, jugó 5 años en River, desde 1950 hasta 1955, debutó con un gol y se fue con un gol (a Racing en un 2 a 2). Dio 3 vueltas olímpicas 52, 53 y 55 y en 140 partidos convirtió 75 goles. Con una vida llena de victorias, goles y alegrías, Walter comenzó a descansar el 4 de marzo del 2004.
Alfredo Di Stéfano
megapost


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=YWN9Qd0T_jY&feature=fvst

Alfredo Distéfano nació en el barrio de Barracas, en Buenos Aires, Argentina, el 4 de julio de 1926. En sus comienzos en River lo llamaron "El alemán", sobrenombre que después el fútbol todo lo cambió por el de "La saeta rubia". Comenzó en Ríver en 1945, jugó un solo partido y pasó al Club Atlético Huracán donde jugó en 1946, en 25 partidos, y anotó 10 goles. Volvió a Ríver y se desempeñó durante las temporadas de 1947, 1948 y 1949. Totalizó en el fútbol argentino 91 partidos jugados y 60 tantos . Y perteneció al equipo que logró el Campeonato de 1947. Ese mismo año, integrando la Selección Argentina, logran el Campeonato Sudamericano de Guayaquil. En 1949 debutó en Millonarios de Medellín, en Colombia, integrando el equipo (con una delantera totalmente argentina, entre ellos Pedernera, Báez, Reyes, Mourín) que logró los campeonatos de 1949, 1951 y 1952, marcando en total 259 goles. En 1953 dejó Colombia, fue transferido a España y el 23 de septiembre comenzó a jugar para el Real Madrid donde estuvo hasta 1964. Intervino en 510 encuentros y logró 418 goles. Con este equipo, logró los campeonatos de 1953/54, 1954/55, 1956/57, 1957/58, 1960/61, 1961/62, 1962/63 y 1963/64. Ocho campeonatos en total, y en cinco de ellos Alfredo Distéfano fue el goleador. Fue el máximo goleador de la historia del Real Madrid hasta el 2008, cuando lo pasó Raúl. Participó en 31 partidos integrando la Selección española de fútbol y marcó 23 tantos (Entre 1957 y 1962) . En 1964 pasó a Español de Barcelona, donde jugó hasta 1966, año en que se retiró del fútbol profesional. Volvió a Argentina y fue Técnico, entrenando al Boca Campeón de 1969 y de River, Campeón en 1981. El 9 de mayo de 2006, el Real Madrid inaugura el estadio en el que su filial, el Real Madrid Castilla, disputará sus encuentros, y el club decide por unanimidad denominarlo Estadio Alfredo Di Stéfano. Es considerado uno de los tres mejores jugadores de la historia, con Maradona y Pelé, aunque el mismo Pelé admitió que para él la Saeta era el mejor.
Félix Loustau
beto alonso


Fue una gran figura emblemática de la “Banda Roja”, un delantero que integró la “Maquina”que conformaron Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Amadeo Labruna y él. Nació en Avellaneda en una Navidad del año 1922 y murió el 5 de enero de 2003. Se inició en el Racing Club, hasta que cuando cumpiló sus 17 años fue observado por un ojeador que le hizo una gran propuesta de llevarlo a River Plate, y allí firmó su contrato. River vivió su época de esplendor conquistando muchos títulos en sus vitrinas, todos en el Torneo Argentino, fue campeón en los años 1942, 1945, 1947, 1952, 1953, 1955, 1956 y 1957, en sus inicios jugó como lateral y luego pasó a jugar de extremo central junto con los mencionados delanteros, por habilidad y por su velocidad. Fue integrante de la Selección Argentina y ganó tres ediciones de la Copa América en los años 1945, 1946 y 1947, jugó con la albiceleste 28 partidos. En el año 1958 disputó 365 partido marcando 101 goles jugando para el “Millonario” donde convirtió 101 goles, la cantidad de títulos que cosecho fueron 11. Renato Cesarini lo coloca de extremo izquierdo, diciendo que esa era la posición que el tenía en la cancha y no la de lateral, para evitar así comprar a un jugador de apellido Arregui que provenía de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Con la casaca de River frente a Boca disputó 23 encuentros y marcó en ese lapso seis conquistas, concretamente River en el año 1957 le da su pase en blanco lo que le permite a Loustau a vestir la camiseta “pincharrata” para terminar su carrera exitosa. Una semblanza que le hacían de él es que era un iluminado del fútbol, su apodo era “Chapulín”, otros lo llamaban “Pistola” y Peucelle lo llamaba “Ventilador” porque les daba aire a los que jugaban en el sector izquierdo, otros más lo llamaban “Loco” por el juego endiablado, llenando de fútbol toda la cancha. El público boquense intentó ponerlo nervioso con un apodo de “tuberculoso”, pero esto no lo inquietó. La delantera temible de River disputó 18 partidos (River ganó 11 juegos, empató 5 y perdió solamente 2, convirtiendo 38 anotaciones). En 1946 al retirarse Adolfo Pedernera el siguió jugando y logrando nuevos pergaminos y jugó con otros jugadores como Alfredo Di Stéfano, Walter Gómez, Vernaza y Prado, la Máquina jamás dejó de funcionar hasta 1958, en fin fue un gran glorioso, un exquisito del fútbol.
Angel Amadeo Labruna
labruna


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=rNnuhnIgUOE

El Feo. Si hubiera que sintetizar en un nombre quién representa por sí solo el significado del fútbol en la Argentina, el indicado sería Angelito Labruna. En él se reúnen el gran jugador e ídolo representativo de un club, el técnico surgido de la cancha fuera de toda preparación académica y, fundamentalmente, el hincha. Porque Labruna lo fue, como el más fanático de los simpatizantes, tanto para la felicidad del triunfo como para expresar el dolor por las derrotas. Y en el repaso de su vida futbolística, surge el ganador por excelencia. Como jugador, múltiple campeón con River y con la Selección; el mayor goleador de los clásicos River-Boca (16 goles) y el segundo goleador de la historia nacional, detrás de Erico. Como técnico fue también varias veces campeón con River - fue el artífice del doble título en 1975 después de 18 años de infortunios-, también en Defensores de Belgrano cuando en 1967, en un hecho inusual, fue campeón de la B y simultáneamente en Primera A del Platense que perdió en semifinales del Metropolitano con Estudiantes, en Central había conseguido su primer título de la AFA, e hizo grandes campañas con Talleres de Córdoba en 1974 y con Argentinos Juniors, donde armó la base del equipo que sería después ganador de los certámenes locales e internacionales, además de darse el gusto de eliminar a Boca y a River en la serie final del Nacional 83. Pintoresco, locuaz, con el lenguaje del futbolero, agrandado en la victoria, embroncado en la derrota, respiró fútbol -además de su reconocida pasión por las carreras de caballos- en cada instante de su vida. Se inició en las inferiores del club de sus amores, cuando River tenía la cancha en Alvear (hoy Libertador) y Tagle, y él vivía allí en el barrio de Palermo. Antes hincha, también basquetbolista, hasta que siendo juvenil en 1939 fue llamado a jugar en Primera por una huelga de los profesionales del club, por una sanción a José Manuel Moreno. Precisamente en su puesto, con sus goles terminó haciendo que el Charro pasase a ser entreala derecho porque el Feo se adueñó de la que luego sería la casaca n° 10. Inteligente, creador, pero principalmente inapelable en el área como goleador. Fue el mejor en la especialidad, porque además de conquistarlos estaba dotado técnicamente. Una historia que duró 20 años en la Primera de la Banda Roja. La Máquina, con Muñoz, Moreno, Pedernera (Di Stéfano) y Loustau, con quien se entendió de memoria, conformando el ala más aplaudida y respetada de la historia, y la Maquinita con Vernazza, Prado, Gómez y Loustau, fueron los picos de su carrera. En la Selección se codeó con los grandes de la época hasta, ya de veterano, participar en el Mundial de Suecia en 1958. El final fue en Platense como jugador (2 partidos en la B) y técnico en un paso fugaz, y tuvo un último intento en Rangers de Chile y Rampla Juniors de Uruguay. Luego vino su notable trayectoria como técnico, cargo al que llegó accidentalmente. River lo contrató como espía para ayudarlo a Néstor Rossi, que era el técnico. Él reportaba el lunes el informe que obtenía de los comentarios periodísticos, porque prefería ir los domingos al hipódromo. En 1966 atendiá el restaurante de Defensores de Belgrano, el equipo venía mal y le ofrecieron dirigirlo. Allí inició su trascendente carrera de entrenador: lo tomó último y lo ubicó quinto, y al otro año fue campéon en la B. Luego, el mencionado paso por Platense, River lo llamó en 1968. Alcanzó varios subcampeonatos, pero el título no llegaba: una vez por diferencia de goles, otra por goles a favor y otra, por la famosa mano de Gallo ante Vélez. Se tuvo que ir y pasó por Lanús, Argentinos, Central, Racing, Talleres de Córdoba, hasta su regreso triunfal a River en 1975. Miles de anécdotas adornan su campaña exitosa: su manejo de los planteles y su desprecio por las tácticas, su defensa de los jugadores y su intuición para elegirlos y hacer los cambios adecuados. Una vez dibujó una cancha y con papelitos armó la táctica. Alguien le sacó uno y quedó con diez jugadores. Él al no encontrarlo, tiró todos los papeles y gritó: "¡Juguemos como siempre!". En 1981 lo nombraron manager para designar a Alfredo Di Stéfano como técnico, un pedido del poder político de turno para luego ponerlo a Alfredo al frente de la Selección, y él se fue a dirigir a Talleres porque no sentía aquella función. Angelito pasó a la inmortalidad el 19 de septiembre de 1983, dejándonos una frase inolvidable: “River no es la mitad más uno. Es el país menos algunos...”. El dia de su cumpleaños se conmemora el dia del hincha de River.
Adolfo Pedernera
Hipermegapost de los ídolos de River parte I


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=qGwINiGZ52A

El Maestro. O simplemente Adolfo, fue otro de los grandes jugadores de la historia del fútbol argentino. Por caudillo y por personalidad, dentro y fuera de la cancha. Para conducir el juego, para enseñarlo o para dar consejos de vida. Nacido en Avellaneda, fue admirador de Pedro Ochoa. Su primer club fue Huracán, aunque no llegó a jugar oficialmente; en 1934 se incorporó a River y ya al año siguiente debutó en Primera al lado de Carlos Peucelle, como entreala derecho. Sin embargo, en 1936 se hizo titular como puntero izquierdo, en ala con José Manuel Moreno. La delantera de River formaba con Peucellle, Cesarini, Beranabé Ferreyra, Moreno y Pedernera. A partir del 40 comienza a gestarse La Máquina,. Con ideas de Peucelle y el aporte de Cesarini, ya técnicos ambos, Pedernera pasó a se rel centrodelantero, y con la aparción de Labruna, Moreno fue el entreala derecho. Después Muñóz y Loustau la completaron. Adolfo era el que se retrasaba en el campo para armar el juego y ser el estratego ofensivo del equipo. Fue el fútbol en su máxima expresión, con funcionamiento de relojería que Pedernera lideraba. Paralelamente integraba la Selección, en la exitosa década del 40. Pese a su posición, y a dedicarse a la construcción y conducción del juego, también fue un excepcional definidor. Su fuerte carácter lo enfrentó con los firigentes y, como surgía Alfredo Di Stéfano, en 1947 River lo transfirió en 140.000 pesos a Atlanta, que quiso armar un gran equipo y se fue al descenso. Al año siguiente fue a Huracán. Fue el año de la huelga, uno de cuyos gestores fue él, en los albores de Futbolistas Argentinos Agremiados. Además, su físico no estaba en el punto ideal para jugar. Comenzó el éxodo a Colombia y dos dirigentes de ese país vinieron a buscar a un jugador de gran cartel, convocante, para llevar a otros y para atraer público al fútbol local. Y, lógicamente, Pedernera fue el elegrido Casi 5.000 aficionados fueron a recibirlo al aeroparque de Bogotá. Y con su juego, le dió vida al Ballet azul de Millonarios. Se preparó físicamente y la rompió. Jugó de entreala derecha armador en la delantera con Reyres, Di Stéfano, Báez y Mourín, y comnezó su incursión como técnico. En 1954 regresó por su amor a Buenos Aires; era un porteño de ley. Ya tení ala idea de retirarse y dedicarse de lleno a la conducción técnica. Sin embargo, jugó algunos partidos para Huracán. Como entrenador, tras un fugaz intento en 1954 en Nacional de Montevideo, dirigió aquí a Gimnasia (1955), Huracán (1956), Independiente (1957-58) y regresó a Colombia para conducir a América de Cali (1960-62). Allí, su cartel obligó a que jugara un partido que llenó la cancha. Ese cotejo, a los 42 años, fue el último. Le hicieron ofertas, pero siguió de técnico. Dirigió a Colombia en el Mundial de Chile (1962), después de clasificarlo. Volvió y condujo la gran campaña de Gimnasia, al que se empezó a identificar como el Lobo en ese año. En 1963 fue director general del fútbol de Boca y dirigió el primer equipo. Un accidente automovilístico, del que milagrosamente salvó su vida, lo obligó a dejar momentáneamente la actividad. Co fe y amor propio, volvió y condujo a Quilmes (1968) y nuevamente a Independiente (1969); en ese año tomó la Selección para la clasificación a México 70, y el equipo fue eliminado por Perú. Luego dirigió a Banfield e hizo una gran campaña con Talleres de Córdoba; en el final de su vida dirigió las inferiores de River. Un maestro del fútbol y de la vida, que falleció el 12 de mayo de 1995 en su domicilio, de un paro cardíaco, a los 76 años.
José Manuel Moreno
river


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=PZxAmJceK7A&feature=related

El Charro. Referencia ineludible en cada cita que se haga del fútbol de su época. Motivador de multitudes, de personalidad avasallante, con estampa de crack, en la cancha por su juego y fuera de ella por su físico exhuberante y su pinta de galán. De notables condiciones técnicas, habilidoso, creador, armonioso en sus movimientos, con capacidad de definición y formidable cabezazo, ingenioso se adaptaba a cualquier sistema por su ductilidad, además de impactar con su figura. Tambien goleador, hizo casi 200 goles en Primera. Asomó en River en una gira que realizó el equipo en 1934. Se afirmó como titular en 1936 junto a Adolfo Pedernera, ambos en posiciones extrañas a aquellas por las que quedaron en la historia. Formaban el ala izquierda de un ataque millonario que integraban con Carlos Peucelle (puntero derecho), Renato Cesarini (entreala derecho) y Bernabé Ferreyra (centrodelantero). Inmediatamente fue convocado a la Selección. En esta, como entreala izquierdo, formó una pareja inolvidable de calidad y jerarquía con el Chueco García. Fue múltiple campeón con River y la Selección en diversos Sudamericanos. Figura convocante para la gente y con ascendencia sobre sus compañeros. En 1939 fue multado por una baja actuación, a criterio de los dirigentes, en una derrota ante Independiente, y todo el plantel profesional de River hizo causa común con él, dispusieron una huelga y durante varias fechas no integraron el equipo titular. Así se afianzó Angel Labruna, y Moreno pasó al puesto de entreala derecho y así comenzó a forjarse La Máquina, quizás el cenit del fútbol en la Argentina y en la que él fue factor determinante. En 1944 se fue a México para integrar el España, de ese país. Se reincorporó a River en 1946 y tal fue la conmoción que provocó su vuelta, que fue casi idéntica la cantidad de gente que se quedó sin su entrada en la cancha de Ferro que la que asistió al partido. Fue una jornada de fiesta popular que excedió los límites de la hinchada de River. Campeón otra vez en 1947, ya con Di Stéfano como centrodelantero, vovlió a emigrar tras la huega de jugadores de 1948. Fue el turno de Chile, donde deslumbró en la Universidad Católica. Volvió ya en el ocaso de su carrera para jugar brevemente en Boca (González, Moreno, Ferraro, Campana y Busico). Había nacido cerca de la Bombonera, y aprecisamente Boca lo había bochado en la prueba que había hecho para sus inferiores antes de recalar en River. Fue otra vez a Chile y luego a Defensor de Montevideo. Hizo una nueva escala en Buenos Aires para jugar 15 partidos en Ferro (Nápoli, Moreno, Omarini, garcía y Piovano). Luego de otro breve paso por Chile llegó el final, en Independiente Medellín. Su último partido lo jugó en 1961, a los 44 años, para el equipo colombiano -que también dirigía-, en un amistoso ante Boca: ganaron 5 a 2 con dos goles suyos. Cinco minutos antes de finalizar el partido, sin anticipar ni avisar nada, levantó los brazos, saludó al público y se fue. Era el fin en la cancha de un grande de todos los tiempos. Como técnico dirigió en Colombia, Chile y Paraguay, y aquí a Boca, River, Huracán y al club del barrio de su residencia, All Boys. También, llegó a dirigir brevemente la Selección. Falleció el 26 de agosto de 1978, a los 62 años, de una afección hepática. El Charro Moreno fue una figura admirada por todo el mundo futbolístico, y aún hasta nuestros días se lo coloca entre los mejores jugadores de la historia argentina.
Juan Carlos Muñoz
biografia


Nació el 6 de mayo de 1919 en Avellaneda. Muñoz fue un formidable wing derecho, que jugó 184 partidos con la Banda, entre 1939 y 1950 anotó 39 goles y ganó cuatro títulos (1941, 1942, 1945 y 1947). Previamente, había realizado las Inferiores en Independiente, pero al llegar a la Cuarta se quedó sin lugar y allí se fue a jugar a Sportivo Dock Sud, donde debutó en. Luego llegó el antiguo presidente del club de Núñez Antonio Liberti, quien se lo llevó a su River. Finalmente, Muñoz se ganó la titularidad en 1941 y coincidió con la llegada al primer equipo del gran Angel Labruna, con el mismo luego haría una gran sociedad dentro y fuera del verde césped. Tenía una jugada característica: la corrida por el lateral derecho encarando uno a uno a quienes salían a su marca, con la idea fija en el desborde. Cuando lo lograba, era una fija el centro atrás. Lo hacía con suficiencia y velocidad. Así colaboró con muchos de los goles que lograron Moreno y Labruna. Sobre el primero, tenía una opinión formada muy clara: "Era un verdadero fuera de serie. Tenía un gran talento y entendía el fútbol a partir de su cualidad. La vida, para él, eran el fútbol y la noche". Más allá del Charro, Labruna fue un socio ideal; Pedernera, aquel que imponía disciplina en el quinteto, y Loustau, un espejo en el cual reflejarse aunque transitara el otro andarivel. Juntos eran imparables. Y así los recuerda cualquier hincha que los haya observado en directo. Porque como el mismo Muñoz reconocería a la vuelta de los años: "No sólo gente de River nos seguía, venían a vernos simpatizantes de otros cuadros también". Y así era, nomás. "Sale el sol, sale la luna; centro de Muñoz, gol de Labruna", ése era el canto de la multitud “millonaria” que acompañaba a “La Máquina”, mejor delantera de la historia del fútbol argentino, a todas las canchas donde jugaba este gran equipo, conformado por Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau, que goleaba a cualquier rival que se le paraba en frente. Luego pasó a Platense, de 1951 a 1953, jugó 39 partidos y anotó 3 goles, siendo este su ultimo club antes de retirarse en 1953. Aunque se inclinó luego por la dirección técnica, nunca creyó que aquello pudiera cambiar el curso de una historia. "Sin jugadores, nadie puede armar un buen equipo", sostenía con convicción. Jugador de una época en la que no se ganaba mucho dinero, los camiones y los repuestos ocuparon su tiempo cuando pasó al bando de los retirados. Juan Carlos Muñoz fue el último integrante de la máquina vivo, pero falleció el 21 de noviembre de 2009, a los 90 años.

Oscar Mas

idolos


Oscar Más nació el 29 de octubre de 1946 en Villa Ballester, en la zona norte del Gran Buenos Aires. "Pinino", como le decían en aquellas épocas (porque siempre jugaba con unas bolitas chiquitas llamadas pininas), se inició en las inferiores de Juvenil Porteño. Fanático de River, se cuenta que a los 10 años cuando fue a probarse a Boca Juniors, estando el partido empatado, hubo un penal y Más lo erró. Más cuenta: "Lo tiré afuera a propósito. ¿Cómo iba a hacer un gol para Boca?". "Pinino" pateaba al arco desde cualquier lado, con ángulo, sin ángulo, desde la raya, tapado, exigido, después de correr 30 metros con la pelota.Tenía el gol clavado entre los ojos. Bajito pero potente, sus poderosas piernas le daban un pique corto tremendo y una fuerte pegada. Jugó en River doce temporadas. Ernesto Duchini lo llevó a River; Carlos Peucelle lo puso en Primera a los 17 años contra Chacarita. El partido terminó 1-0 con gol del chileno Eladio Rojas (el "Mono" hizo la jugada del gol), se jugó el 26 de abril de 1964 en San Martín.
Su primer paso por River duró hasta 1973, convirtiendo 169 goles en 309 partidos. Fue el máximo goleador de River en seis temporadas y media. En 1973 es vendido al Real Madrid. Luego de una temporada mediocre en el club merengue, "Pinino" volvió a su querido club. En esta vuelta, Más pudo para cumplir su sueño de salir campeón (dos veces) en 1975. En su segundo paso por River marcó 29 goles en 73 partidos. En sus dos pasos por River, fue subcampeón de la Copa Libertadores en 1966 y 1976. Se fue de River en 1977, para jugar para el América de Cali, donde tuvo un recordado paso, jugando 68 partidos y convirtiendo 38 goles. En 1979 regresó a Argentina para jugar en Quilmes AC, donde participó en la Copa Libertadores de 1979. En Quilmes jugó 7 partidos, marcando 3 goles. Al año siguiente, firmó para Defensores de Belgrano, de la Primera B argentina. En Defensores participó en 57 partidos y marcando 40 goles entre 1980 y 1981, convirtiéndose en la sensación del torneo. En 1982 pasó a Club Atlético Sarmiento, jugando 18 partidos y convirtiendo 6 goles. En sus ulúltimos años deambuló sin mucho éxito por Mariano Moreno, El Porvenir, Defensores de Belgrano y Huracán Las Heras. Oscar Más también jugó para la selección argentina, disputando la Copa del Mundo en 1966. En total, jugó 37 partidos con la camiseta argentina, marcando 10 goles.

Norberto Alonso
Francescoli


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=c_CXTe6cNik

Nació en Vicente López, el 4 de enero de 1953. Llegó a Ríver a los 14 años de la mano de Carlos Palomino, un delegado de las divisiones inferiores que se encargaba de organizar partidos en barrios para encontrar talentos. Era tímido y flaquito, pero siempre el más mimado por la institución. Su comienzo fue como wing izquierdo, hasta que encontró su posición de enganche. Debutó con una derrota frente Atlanta -de local- por (1-2), el 8 de agosto de 1971. Desde allí, integró los mejores equipos de River, convirtiéndose en el ídolo de la hinchada millonaria. Jugó 372 partidos, y convirtió 149 goles, de los cuales 114 sirvieron para ganar partidos. Como jugador conquistó 7 títulos locales (Metropolitano: 1975, 1979, 1980 1985/86) (Nacional: 1975, 1979 y 1981), y 2 campeonatos internaciones en 1986 (Libertadores de América; e Intercontinental). Otro de los motivos porque se lo recuerda, es por haber sido participe del equipo que rompió la racha de los 18 años sin salir campeón. El beto, vistió otras dos camisetas (Olympique de Marsella y Vélez Sarsfield) en las cuales no tuvo un gran rendimiento, lo que hizo que volviera al club de sus amores, como lo define él. Además, formó parte de la selección Argentina en el ciclo de Menotti, obteniendo de esta manera un campeonato Mundial, en 1978. Su idolatría, sus valores y su respeto, sin dudas lo ganó con su juego, goles y capacidad, pero aún más, fue con sus partidos extras que tenía frente al viejo rival, Boca Juniors, donde cada uno de esos encuentros era un nuevo capítulo que se escribía en la historia del Beto Alonso. Es una de las cosas que no se le puede discutir al beto, su garra y pasión frente a partidos claves y decisivos, como eran los superclasicos y finales. En 1987, después de conquistar la copa Intercontinental, Alonso decidió retirarse con la gloria a sus pies. Un estadio iluminado y setenta mil hinchas agradecidos por todo lo que él dio, hicieron que se despidiera a lo grande. Su talento y acaudillería forjaron al hincha de River a ir todos los domingos a la cancha a verlo, a sentir sus mismas emociones, a gritar con él sus goles, a festejar las victorias y torneos, alentar con él por una institución que desde sus pies se hacía un poco más grande. Son pocos lo que provocan semejante sensación, por eso fue un simple y grandioso MAESTRO DEL FUTBOL.
Reinaldo Merlo
megapost


Reinaldo Merlo es un ex futbolista y actual director tecnico argentino, a quien se recuerda por su excelente desempeño en River y por haber conseguido sacar campeón Racing de Avellaneda luego de 35 años sin un trofeo. Reinaldo Carlos Merlo nació el 20 de Mayo de 1950 en la Capital Federal en Buenos Aires, Argentina. Lo apodan “Mostaza” por el color amarillo parduzco de su pelo, y es un mote que se ganó desde que comenzó a jugar en el River . Merlo solo jugó en River durante toda su carrera futbolística desde 1969 hasta 1983, siendo considerado uno de los mejores defensores de todos los tiempos. Allá en sus tiempos jugaba bajo la dirección de Ángel Labruna, y conformó parte de una de las defensas más sólidas que recuerda la institución junto a Fillol y Passarella. A su vez, la tribuna solía entonar un cántico en el cual figuraban: Mostaza, Jota Jota Lopez y “el Beto” Alonso, todos ellos estrellas inolvidables de la casaca roja y blanca. En 1975 conquistó dos torneos locales: el Nacional y el Metropolitano. En ambos torneos Merlo fue declarado por la prensa como uno de los mejores defensores del país. En 1977 River consiguió una vez más la victoria del Torneo Nacional, y ya para este tiempo apareció un rival para la titularidad indiscutida de Merlo: Américo Gallego. La situación entre ambos jugadores se volvió aún más tensa cuando este último fue seleccionado para conformar el equipo nacional del Mundial '78, dejando de lado a Merlo. En 1979 asentando nuevamente su peso en el equipo, Merlo consiguió mostrar su calidad como defensor en el Torneo Metropolitano que ganó River. A su vez, con un estado anímico y físico impresionante, Merlo acompañó al equipo a conquistar y levantar el trofeo del Torneo Nacional del mismo año. Su último título junto a River fue el Metropolitano de 1980, luego del cual Merlo ya palpitaba su deseo de alejarse de la primera división. En 1983 Merlo dijo adiós a los campos de juego con un abrazo eterno de la institución que lo vio crecer y brillar como uno de los mejores volantes de la década. En 1989 la comitiva de River le ofreció la dirección junto a Alonso. Lamentablemente el nuevo presidente de river favoreció a Passarella como director luego de un tiempo por lo que Alonso y Merlo fueron dejados de lado. Asumió la dirección del Racing Club de Avellaneda, equipo que en 35 años no había conseguido un solo torneo y el cual muchos burlaban como maldito. Con su constancia y paciencia, Merlo impuso la técnica del “Paso a Paso”, centrando toda su atención en el partido de la semana entrante. Así el Racing Club de Avellaneda obtuvo el título en el 2001 y los fanáticos y directivos del club denominaron a Merlo como el salvador de la institución. En el 2004 asumió la dirección de Estudiantes luego de que Bilardo renunció, llevando al equipo a ser puntero luego de haber estado en la zona de descenso. En el 2005 luego de la renuncia de Leonardo Astrada, Merlo volvió al River Plate en una temporada realmente desafortunada. El 9 de Enero del 2006 Merlo renunció luego de una fuerte pelea con el jugador Marcelo Gallardo.
Juan José Lopez
beto alonso


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=D4PqZbGNduE

Juan José López, conocido en el mundo del fútbol como “J.J.”, nació en el oeste del Gran Buenos Aires, un 31 de Octubre de 1950. De muy pequeño, se trasladó a la localidad de Guernica, al sur del Gran Buenos Aires, donde transcurrió su infancia, rodeado del afecto de sus padres. Como era habitual en la mayoría de los hogares argentinos, su madre soñaba con verlo recibido de doctor en medicina; pero su padre anhelaba que se convirtiera en e sucesor del ídolo –Moreno- en River Plate. A sus habilidades a muy temprana edad, ya lucía en los “picados” en Guernica, donde luego de cumplir con sus obligaciones en la escuela, era requerido para cualquiera de los partidos que se armaban en una de las tantas canchas, que por entonces se conformaban en los muchos terrenos libres de zona. Ingresó en las divisiones inferiores de River Plate, recorriendo el camino hasta la primera división, donde obtuvo innumerables éxitos, tanto locales como internacionales, siendo merecedor de la distinción como el MEJOR 8 DE LA HISTORIA en el futbol argentino. (Fuente Encuesta Diario Olé) En 1981, muy a pesar y por razones ajenas a su voluntad, debe emigrar de River Plate, donde, entre otros tantos logros, se obtuvo el campeonato de 1975, disputado bajo una enorme presión, dado que hacía 18 años que la institución no obtenía titulo alguno. Los éxitos como jugador de fútbol, trascendieron las fronteras del club natal, alcanzando importantes logros en otras instituciones como ser: Talleres de Córdoba, Boca Juniors, Argentinos Juniors, Belgrano de Córdoba.
Daniel Alberto Passarella
labruna


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=qCloIR-3KxE

Daniel Alberto Passarella nació el 25 de mayo de 1953 en Chacabuco provincia de Buenos Aires, Argentina. De pequeño Passarella soñaba con ser un jugador famoso, y portar la gloria de la camiseta de su país en algún mundial de fútbol. Este sueño pudo hacerlo realidad en más de una ocasión, pero solo se debió a su fuerte carácter y autodeterminación. El constante entrenamiento desde muy tempranas horas de la mañana era algo que lo caracterizaba y aún hoy en día lo hace. En 1973 debutó en el fútbol profesional en un equipo de la tercera división en Argentina: Club Atlético Sarmiento de Junín. Passarella recuerda este tiempo como sus inicios y los primeros cimientos de lo que posteriormente fue y es una carrera de éxitos y logros personales. Mientras jugaba en este club, el entrenador de River Plate, “Pipo” Rossi, lo vio en algunos encuentros por lo que no dudó un segundo en incluirlo entre sus hombres. En 1974 debutó en Primera división en el Club Atlético River Plate, nada más y nada menos que contra su archirival el Boca Juniors. Nestor Rossi recuerda que en ese partido le preguntó a Passarella si se animaba a jugar, puesto que un partido de ese talante puede helar a cualquier jugador. La respuesta de Passarella fue que él se animaba a jugar, no sabía si Rossi se animaría a dejarlo. En 1975 César Luis Menotti lo convocó para jugar en la Selección Juvenil que iba a pelear por el título en el Torneo de Toulón. En el mismo equipo se encontró con Ubaldo Matildo Fillol y Alberto Tarantini que, junto a la capitanía de Passarella, lograron llevarse la copa a casa. A finales de 1975, jugadores como Perfumo o Ártico lo desplazaron de la titularidad aunque no por mucho tiempo. Ese mismo año River Plate consiguió el Campeonato Metropolitano y el Campeonato Nacional, luego de 18 años de no conseguir ningún título. En 1977, de la mano de Passarella, River logró una nueva conquista en el Campeonato Metropolitano. En 1978 la Selección Argentina de Fútbol disputó la Copa Mundial. Junto a las estrellas indiscutibles de ese certamen, como ser Ubaldo Matildo Fillol, Mario Kempes, Leopoldo Jacinto Luque y Américo Gallego, Passarella fue el primer argentino en levantar la ansiada copa de oro luego de derrotar a Holanda en la final. En los años subsiguientes River Plate consiguió aún más campeonatos bajo su capitaneo y fue por estos tiempos que lo apodaron “El Kaiser”, puesto que no se detenía ante nadie y lograba victorias apabulladoras. Así fue que en el ’79 consiguió un Bicampeonato, en el ’80 el Metropolitano y en el ’81 el Nacional. Durante 1982 pasó su tiempo entrenando con la Selección Nacional nuevamente, equipo que integró con Diego Armando Maradona. Fue por este entonces que perdió la capitanía ya que el nuevo entrenador de la selección, Carlos Bilardo, preferenciaba a Maradona antes que al “Káiser”. De todas formas durante la clasificación al Mundial, Passarella fue quien hizo la asistencia para el gol que ayudó a Argentina a entrar en el certamen. Por más que quien lo convirtiera fue Gareca, todos los jugadores sabían bien que tenían que abrazar al “gran capitán”. Lamentablemente en este certamen mundial Argentina fue eliminado en la segunda ronda. A finales de ese mismo año Passarella fue vendido al equipo italiano Fiorentina por 2.5 millones de dólares. La Fiorentina lo vio jugar en sus campos hasta 1986 cuando fue transferido al Inter de Milán. Allí no tardó en convertirse en una de las estrellas más recordadas de todos los tiempos, llegando a marcar 39 goles a pesar de ser defensor. En el Mundial de 1986, viajó junto a la Selección Nacional pero una serie de desafortunados eventos lo mantuvo alejado del campo de juego hasta que Argentina finalmente venció a Alemania Federal en la final. En 1989 volvió a jugar en River Plate bajo la dirección de Menotti y posteriormente de Reinaldo Merlo. El 27 de Julio de ese mismo año decidió alejarse de las canchas, luego de triunfar en un superclásico contra el Boca Juniors. En Diciembre de 1989 Reinaldo Merlo decidió marcharse de River Plate. A los dirigentes les pareció que la persona idónea para el cargo era Passarella. “El Káiser” había abandonado las canchas meses antes y nunca había dirigido un equipo pero de todas formas aceptó unirse como ayudante de campo de Américo Gallego. Pese a su inexperiencia como técnico dirigió un total de 215 partidos hasta 1994. En ese tiempo el River Consiguió 3 torneos: el Campeonato 89/90, el Apertura ’91 y el Apertura ’93. En 1994 fue elegido como el nuevo Director Técnico de la Selección Nacional de Fútbol. En 2006 vuelve a River como DT, pero no pudo conseguir ningún titulo. El 5 de diciembre es elegido presidente en River, convirtiendosé en la cuarta persona en la historia en llegar a ser Jugador, presidente y técnico de la misma institución, antes que el habían sido Babington , en Huracán, Beckenbauer, en Bayern Munich y Santiago Bernabeu, en el Real Madrid.

Hipermegapost de los ídolos de River parte I

Fuentes de Información - Hipermegapost de los ídolos de River parte I

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 1.459 Visitas
  • 2 Favoritos

4 comentarios - Hipermegapost de los ídolos de River parte I

@kanguroriverplatense Hace más de 4 años
la otra vez lo escuchaba al tolo en la pretemporada del rojo y decia"si,en algun momento voy a volver a river junto a sabella,y con daniel como presidente...sabes lo que va a ser eso no?" ojala se de tolo,igual te veo mas como tecnico de la seleccion fijate si le podes agregar algun video para hacerlo mas completo,buen post
@ToMaSconte06 Hace más de 4 años
te faltan baaaaaanda
@carpm Hace más de 4 años
exelente el post