El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1


Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1

El Gran Antonio Alzamendi

Hay jugadores que sorprenden y brindan lo mejor de su carrera, cuando el público y el periodismo creen que ya pasó lo mejor que podían dar.
Ese es el caso de Antonio Valentín Alzamendi. Uruguayo, nacido en Durazno, se hizo conocido en Sudámerica de Montevideo, para pasar en 1978 a Independiente.
Estuvo 3 años en Avellaneda, donde se ganó el cariño de los hinchas en una época en que el Rojo ganaba títulos bastante seguido, y le sobraban referentes.

idolos

Pasó un año a River Plate (en 1981) pero no anduvo. Volvió a Uruguay (Nacional), pasó por México (Tecos de la UAG), y de vuelta en Uruguay firmó para Peñarol.
Después volvió a River, y se vio lo mejor de él. Si bien no era la misma posición, obviamente, en cierto modo fue el reemplazo ideal para Enzo Francescoli en el Millonario. Antes, jugó para la celeste el Mundial de México ´86.
Fue el segundo goleador de River (detrás de Ramón Centurión)en la Copa Libertadores ganada en el ´86, y fue el autor del gol que le dio a los de Nuñez el título más importante de su historia. El único en la final Intercontinental contra el Steaua Bucarest.

futbol

Después pasó al Logroñés de España, junto a Ruggeri y Pumpido, estuvo en Mandiyú de Corrientes (según la página de Tenfield, yo la verdad no me acordaba), y terminó su carrera profesional en Rampla Juniors.
Antonio Alzamendi, un wing con muchisimo gol, y una gran personalidad, un tipo con el que uno siempre estaba tranquilo si estaba en la cancha. Además, fue, en su momento, el máximo goleador uruguayo en el fútbol argentino, lo que no es poco, para nada.

historicos
Primero a la isquierda abajo




Superpost

El 10 más grande después del Dié

Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1

Ricardo Enrique Bochini es el segundo mejor Nº10 que vi en una cancha, sin dudas el mejor de si no fuera por Diego Maradona.
No voy a escribir un post demasiado extenso, el Bocha solo da para un blog exclusivo (como no soy hincha del rojo no seré yo quien lo haga(?)).
Técnicamente es un jugador tan setentoso como ochentoso, pero yo lo ví fundamentalmente en la década del ´80 (década que cerró con un título más).
Sólo voy a nombrar unas pocas características del último grande que jugó toda su carrera con la misma camiseta.

idolos

* Es el jugador de campo con más partidos disputados en la historia del fútbol argentino.

* Hizo goleadores a jugadores altamente mediocres (Madera Outes, Mandinga Percudani y Marcelo Reggiardo, entre otros).

* Ganó 5 Copas Libertadores y 2 Intercontinentales siendo figura y parte importante en cada una de esas conquistas (incluso en la Intercontinental ´73 fue quien anotó el único gol de Independiente para vencer a la Juventus en una final que se disputó a partido único en Italia).

futbol

* Fue campeón del Mundo en México ´86, aunque sólo jugó 5 minutos en la semifinal contra Bélgica.

* Su dupla con Ricardo Bertoni sigue siendo recordada a casi 30 años de haberse disuelto.

* Nunca se achicó ante las patadas (le tiraban mucho, y de hecho una falta fue la que lo sacó definitivamente de las canchas), ni en un clásico.

* No hizo una enormidad de goles (igual fueron muchos), pero sus dos víctimas preferidas fueron nada menos que Racing y Boca.

* Fue el autor del gol definitivo en la famosa final contra Talleres, en Córdoba, en 1978, en la que Independiente consiguió el título jugando con 8 jugadores.

* Hay una jugada del Bocha que nunca olvidaré. Argentina-Alemania en Dusseldorf, en 1984; Bochini recibió en mitad de cancha y desde ahí le pagó por sobre Toni Schumacher, la pelota dió en el travesaño, no fue gol, pero pocas veces he visto tipos con tanta claridad y técnica como para hacer eso y no tirar la pelota a la tribuna, o al banderín del corner, o quedarse corto y ni siquiera llegar al arco.

* Desde que se retiró, Independiente jamás volvió a ser el mismo.

Podría seguir escribiendo mucho más, pero mejor disfruten un poco.

Algo raro pero fue solo humo

historicos

La prensa es responsable de muchas transferencias alocadas que, al no tener más sustento que una razón periodística y comercial, han quedado en la historia por no haberse concretado. Un caso de catálogo es la famosa tapa de El Gráfico con Ricardo Bochini vistiendo la camiseta de Boca. Eso ocurrió en enero de 1988, cuando el ya veterano ídolo de Independiente intercambió prendas con Jorge Comas, el delantero boquense, y un fotógrafo de la revista gatilló en el momento adecuado. El resto fue pura responsabilidad de los editores. Portada exclusiva y las razones de por qué el Bocha podía ser Xeneize: Su buena relación con Pastoriza, su contrato sin renovar con el Rojo y unas supuestas ganas de cambiar de aire.
La historia dice que Bochini jamás jugó en otro equipo. Al menos hasta este año, cuando regresó a la actividad con los colores de Barracas Bolivar.



Gran relato de José María Muñoz - Gol de Bochino a la Juventus



Superpost

Hay jugadores que logran lo más importante de su carrera en etapas en qué la mayoría comienza el declive. Sin dudas, debutar en Primera A a los 30 años no es lo más común, ni parece hablar demasiado bien de esos jugadores.
Pero eso no siempre es así, porque existen miles de motivos por los que excelentes futbolistas realizan casi toda su carrera (e incluso la totalidad de ella) en el ascenso, como existen tipos con 200 partidos en primera que uno no entiende como pueden pisar un campo de juego.

Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1

Miguel Angel Colombatti es uno de esos casos extraños, debutó en 1976 en Deportivo Morón, en Primera B, después de haber hecho (creo) las divisiones inferiores en River Plate.
En el gallito descendió a la C y fue parte importante del ascenso a la B en 1980, siendo, hasta el día de hoy uno de los máximos referentes históricos del club.
En 1984 le llegó el pase a un grande, Racing Club, pero era un grande en épocas malas, en la B.
Fue uno de los factores fundamentales del ascenso a Primera en 1985, y uno de los pocos jugadores de ese ascenso que quedaron en el club y fueron figuras en la A a partir de 1986.
Durante un par de años fue figura y titular indiscutido en la academia, pero la llegada de Ruben Paz le hizo perder la Nº10, igualmente jugaba más que seguido y normalmente era de lo mejor del equipo.
Un jugador hábil, con mucha clase, buena pegada y no demasiado sacrificio, pero bastante considerable teniendo en cuenta su posición.

idolos

Jamás se lo mencionó como alternativa para la selección argentina (si se lo nombró realmente no lo recuerdo), pero entre su edad y la gran cantidad de números 10 que había en ese momento, tampoco resultaba extraño, ni ello habla mal de él (en ese tiempo estaban entre otros, Maradona, Bochini, Patricio Hernández, Morresi, Tapia, Martino (aunque era más 8 que 10), Alonso (que se acababa de retirar), el Bocha Ponce, y unos cuantos más).
En Racing lo recuerdo instantáneamente asociado al Toti Iglesias, el Mencho Medina Bello y Walter Fernández.
Un muy buen conductor, que hoy podría ser figura tranquilamente en el 95% de los equipos de primera, campeón de la Supercopa en 1988, y que se retiró en 1991 en Racing, es decir que jugó en sólo 2 equipos.
Como dato de color(?) hay que mencionar que en la que fue la última película de Alberto Olmedo, Atracción Peculiar, Jorge Porcel (hincha de Racing) interpretaba a un trolazo que se llamaba Trolombatti(?)

futbol

historicos

Simplemente Comitas

Hablar de Jorge Comas, es hablar de uno de los jugadores que inmediatamente uno identifica con la década del ´80.

Fue un wing a la antigua; con mucha velocidad y altísima capacidad goleadora; y aparte era de esos jugadores que jamás daban una pelota por perdida.

Ídolo en todos los equipos donde jugo; comenzó su carrera en equipos de la Liga de Paraná, su ciudad natal, para luego pasar a Colón de SF que por esos años recién había descendido a 2° División. Sus buenas actuaciones en el Sabalero hicieron que recalara en Velez Sarsfield a principios de la década y de esa manera se empezó a hacer conocido para el gran publico.

Superpost

En Velez llego a compartir la delantera con uno de los hijos pródigos de la institución de Liniers como es Carlos Bianchi, que había regresado de Francia. Esos equipos de Velez de principios de los ´80 siempre peleaban arriba pero se pinchaban sobre el final; hasta el nuevo regreso de Bianchi. Otros jugadores de Velez de esa epoca, Juan Carlos Bujedo; Pedro Larraquy; Mario Lucca; Mario Vanemerack; Carlos Ischia e inclusive el Beto Alonso y el Turco García.

Comitas era el típico wing izquierdo y el gran abastecedor para el 9 goleador. A pesar de su posición en la cancha y su tendencia a quedarse pegado a la raya; convirtió 54 goles con la remera de Velez en los 166 partidos que disputó

Luego de 5 años en la institución fortinera pasó a Boca y se recibió de ídolo casi inmediatamente. A pesar de jugar durante poco tiempo (casi 4 años) convirtió 54 goles (112 partidos) con la casaca xeneize y fue goleador del torneo argentino en tres oportunidades.

Recordemos que por esos años Boca venia de salir de la crisis financiera post-Maradona; y a pesar de que el tándem Alegre-Heller en materia económica tuvo resultados satisfactorios en materia futbolística no se podía cortar la mala racha iniciada luego del titulo del 81. Solamente gano la Supercopa (en 1989) contra Independiente en una definición histórica por penales donde falló el Luifa Artime y el héroe fue “Huevo, Huevo” Giunta.

Compañero de delantera de otro mítico jugador ochentoso como el Murciélago Graciani; formó un tridente muy recordado que también integraba la Chancha Jorge Rinaldi. Después paso a la liga mexicana, mas exactamente a los Tiburones Rojos del Veracruz.

Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1

En tierras jarochas hasta el día de la fecha es considerado uno de los dos mayores ídolos de la mas que fiel afición portuaria; y comparte el nivel de idolatría con el mítico Luis “Pirata” Fuente, jugador de la década del 50; unos de los primeros mexicanos en jugar en Europa y en su honor; el estadio de los escualos lleva su nombre.

El Veracruz es un equipo histórico del balompié azteca; ha salido campeón dos veces; pero cuando el fútbol se “superprofesionalizó” nunca logro terminar de adaptarse del todo; tuvo varios descensos, cambios de dueños; compra de plaza para volver a Primera y así siguen hoy en día

Comas fue la estrella del equipo durante los casi 6 años que estuvo en la institución. Se convirtió mas en un delantero de aérea y dejo de jugar pegado a la banda; nuevamente se destacó en su faceta goleadora (fue goleador de algún torneo), y también en su otra faceta, no tan positiva; tuvo bastantes problemas tanto dentro de la cancha como fuera de la misma; ya se con directivos, técnicos, compañeros y su propia familia.

Llegó al equipo junto al Negro Palma; que venía de fracasar en River después de romperla en Central; y a ambos los expulsaron en su primer partido con la casaca roja.

Tuvo en breve retiro en el 92; pero volvió a los meses y siguió metiendo goles pero también con muchos problemas de disciplina; hasta que se agarro mal con el DT y se retiro definitivamente del fútbol.

Una vez retirado; cayó en el mismo tobogán que cayeron muchos jugadores de al década. Problemas familiares, económicos; falta de adaptación a estar retirado, hasta que decidió volver a México; se desempeñó como ayudante de campo en “su” Veracruz y también en los Esmeraldas del León; aunque su sueño sigue siendo ser DT de Boca.

Aparte de lo que dejó como jugador; de sus desbordes pegado a la línea como los wines antiguos; de sus diagonales; de sus mas de 100 goles en el fútbol argentino; también es recordado por su corte de pelo que fue su marca registrada e inclusive a años de su retiro aún hoy se sigue hablando del corte “comitas” (en Argentina) o “a lo Comas” (en México) para referirse a ese corte bastante peculiar.

NdR: Dato estadístico, Comas fue el máximo goleador de la década del ´80 en el fútbol argentino, con 114 goles



idolos


El Oscar cordobés

Si me preguntan por Oscar Dertycia lo primero que hago es asociarlo a la camiseta de Instituto de Córdoba, recién después pienso en que se quedó pelado(?).
Emblema del goleador ochentoso (fue el 2º máximo anotador de la década detrás de Jorge Comas, con 105 goles convertidos, pero jugando 2 años menos que Comitas).

futbol

Decía que si me preguntan por Dertycia pienso en Instituto, y la asociación es recíproca, si me preguntan por Instituto automáticamente pienso en Oscar (por mi edad, jugadores como Kempes o Ardiles los imagino con otra camiseta, de los ´80 el Carucha Corti es el segundo referente del IACC que encuentro)
Nueve clásico en cuanto a que su función en el equipo era meterla, no era habilidoso pero tampoco tosco, fundamentalmente era potencia y fuerza, con un buen cabezazo y un buen remate.
Integró por varios años una buena delantera junto a Ramón Arsenio Benitez y Osvaldo Márquez (también jugaba un tal Rodolfo Rodríguez, en el equipo en que descollaban(?) Ramón Benito Alvárez y Enrique Nieto).

historicos

La Gloria era un equipo de mitad de tabla pero entre 1982 y 1988 Dertycia convirtió casi 90 goles.
En ese ´88 le llegó la posibilidad de un club de Capital, Argentinos Juniors, no era un grande, pero 3 años antes el bicho había jugado la final de la Intercontinental contra la Juventus.
Estuvo un solo año en La Paternal pero le bastó para ser el goleador del campeonato con 20 tantos (junto al Pipo Gorosito)
Pasó a la Fiorentina, donde no anduvo bien, aunque en Italia aparentemente no lo recuerdan mal y lo señalan como "Il predecessore di Batistuta"
En el ´90 pasó a España, donde jugó en el Cadiz, el Tenerife (equipo "argentino" en esos tiempos) y en el Albacete.
Volvió a Córdoba en el ´95 y comezó a barriletear un poco(?), estuvo en Belgrano pero no jugó un mísero partido, pasó a Talleres donde metió 19 goles en 40 partidos, y al otro año volvió a Instituto donde también estuvo sólo una temporada.
Se fue al Temuco de Chile, volvió a Córdoba un par de años después y jugó en General Paz Juniors.
Estuvo en la selección en el proceso previo a México´86, pero Bilardo lo dejó afuera muy cerca del Mundial, no llegó a jugar más de 20 partidos (la mayoría de suplente) en Argentina.
Pasó por 4 equipos de la misma ciudad (sólo le faltó Racing), jugó en España e Italia, fue goleador en Argentinos, pero yo sigo recordándolo en Instituto -obviamente con pelo(?)-




Superpost

InmEnzo el Enzo

Antes de su llegada, ya había un uruguayo que se había ganado a la hinchada de River Plate. Su nombre era Walter Gómez y la gente de River solía cantar en admiración al jugador oriental: "La gente ya no come por ver a Walter Gómez".

Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1

Enzo Francescoli Uriarte, El Príncipe para el mundo del fútbol, se inició en el Wanderers de Montevideo. Fue el único club donde Enzo -confeso hincha de Peñarol- jugó en su tierra natal. Desde 1980 -año en que debutó- hasta 1983, Francescoli marcó 20 goles en 74 partidos en Wanderers, y fueron suficientes para que la dirigencia de River pose sus ojos sobre él y se lo lleve a Nuñez.
Antes de hablar de su exitoso paso por la Banda Roja, quiero sincerarme: no vi a Francescoli en su etapa ochentosa en River. No vi el golazo a Polonia en vivo y en directo. Por obra y gracia de los videos, este servidor puede juzgar la primera etapa del Príncipe en River.

idolos

Sus comienzos fueron algo tibios, River no andaba en sus mejores épocas y la pelea por el título parecía algo lejano.
Luego de adaptarse por completo al futbol argentino -en el metro '84 metió 24 pepas-, en la temporada 85/86, el Enzo mostró su futbol total. En el team de ese entonces, dirigido por el Bambino Veira, había nombres rutilantes ya mencionados u homenajeados en este blog: Alonso -más viejo, pero más sabio-, Alfaro, Alzamendi, Morresi,Gallego, Centurión, Ruggeri, etc.
No era algo fácil ganarse un lugar entre los 11, pero un jugador de la calidad del uruguayo no podía estar afuera de semejante equipo. Y así fue: clavó 25 goles -el que mencione caprichosamente los goles que hizo el Enzo es por el hecho de que el Principe no se caracterizó nunca por ser un goleador de raza, como un Batistuta o un Crespo-, fue una de las figuras de la mencionada temporada y se llevó el título a Francia bajo el brazo -la Copa, como no pudo terminar de jugarla, se la mandaron por correo (?)-.

futbol

El Enzo fue uno de los bastoneros de ese River, y ello le valió ser convocado por la Selección de su país para jugar el Mundial de México '86. En dicho certamen fueron eliminados, en Octavos, por la Argentina de Maradona, siendo vencidos por 1 a 0 -gol de Pasculli- en un partido complicadísimo.
Francescoli ya contaba con experiencia en la selección uruguaya: fue parte del plantel que obtuvo la Copa América '83.
Un año después del Mundial, jugó nuevamente la Copa América y otra vez volvió a alzar el máximo trofeo de nuestro continente.
Para ese entonces, Francescoli ya estaba jugando en Francia: en la tierra de Miterrand jugó en el Racing Matra y en el Olympique de Marsella -donde dejo un grato recuerdo y además ganó una Liga-.
He escuchado comentarios mala leche señalando que el paso de Francescoli por Europa fue poco fructífero, basta con ver el recuerdo que dejo, tanto en Marsella y en el Racing.
En Italia su fútbol no fue tan explosivo como lo había sido en Argentina y en Francia. El Príncipe jugó en el Torino y en el Cagliari, donde, en total, jugó 122 partidos y convirtió 20 goles. Su vuelta a River se acercaba.
Y una tarde volvió: en un partido por la Supercopa contra Nacional, que gratamente recuerdo, el Enzo volvía a jugar en River después de casi ¡10 años! Recuerdo de ese partido -que terminó 2 a 2- que en la camiseta de River no lucía ninguna publicidad.

historicos

La segunda etapa del Flaco en Nuñez fue tan exitosa -o más- como la primera: en un partido contra Rosario Central -en 1996- llegó a los 100 goles.
Los recuerdos que tengo del Enzo jugando para River en los 90s son miles. En un partido por la Copa Libertadores de 1997, River se enfrentaba a Racing en el Monumental. En ese partido -que posteriormente River perdió en los penales y quedó eliminado-, Francescoli hizo un gol de antología. Por el sector izquierdo avanza con la pelota y casi adentro del área, con Nacho Gonzalez adelantado- pica de manera exquisita la pelota por arriba del arquero racinguista y marca un tremendo gol que no me puedo olvidar más.
Después, hay muchísimos más goles increíbles, uno, por ejemplo, de tiro libre a Deportivo Español desde un lugar imposible, o la tarde de los 2 goles a Chilavert en el Clausura '97 que le valió a River alzarse con el (bi)campeonato.
Quizás, su momento de gloria lo vivió cuando obtuvo la Copa Libertadores, tomándose de revancha del '86 donde no había podido festejar con sus compañeros. Francescoli fue el ultimo gran ídolo de River, su paso por Nuñez fue inolvidable, complementado además por la Supercopa de 1997. Y quiero recalcar que no solo hay que reconocer sus talento y condición futbolística, también su valor humano: nunca vi a un tipo que sea respetado por todas las hinchadas.




Superpost

El Beto

Sus primeros pasos los dio en el Arocena F.C. Hizo su aparición en la Primera División Argentina el 13 de julio de 1986 jugando para el Club Atlético Unión de Santa Fe. Fue goleador de la Copa Libertadores 1997 con 11 goles jugando por la Universidad Católica.

Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1

Se lo vincula especialmente con San Lorenzo de Almagro, Club en el que militó en cuatro períodos. Allí se consagró goleador del Torneo Apertura 1992. Esto le valió la incorporación a Boca Juniors en 1993. Si bien Acosta no pudo asentarse en el Xeneize, consiguió marcar en tres Superclásicos, dos de ellos oficiales y en condición de visitante.

Posteriormente tuvo dos etapas en Universidad Católica, donde es considerado uno de los máximos ídolos del último tiempo junto con su gran compañero Néstor Raúl Gorosito: jugó desde 1994 a 1995 y luego volvió en 1997. En su primer año su rendimiento fue espectacular: en 25 partidos jugados el "Beto" marcó 33 goles. Acosta estuvo ausente 5 fechas de ese torneo por suspensión (4 por agresión a Luis Musrri y 1 por acumulación de tarjetas amarillas) y en esos partidos Universidad Católica bajó ostensiblemente el rendimiento.

idolos

Durante su primera etapa en Chile, Alberto Acosta obtiene con Católica la Copa Interamericana de 1994, primer título internacional del club, y la ‎Liguilla Pre-Libertadores (Chile) 1994. En 1995 se consagra campeón de la Copa Chile 1995 y goleador del certamen con 10 anotaciones y 5 convertidas en un sólo partido frente a Ñublense de Chillán. Por Copa Libertadores Acosta tuvo una campaña destacable, donde la UC quedó fuera en octavos de final frente a River Plate. Al final de su segundo año en Católica, el Beto gana la Liguilla Pre-Libertadores (Chile) nuevamente.

En 1997 el Beto volvió a la UC y se dio el gusto de ganar el Campeonato Nacional, tras una definición contra Colo-Colo que acabó con un 3-0 rotundo a favor de su equipo. Apenas iniciado el recordado juego, Acosta se elevó extraordinariamente en el área rival superando a Pedro Reyes y despachó un cabezazo legendario que significó el 1-0 parcial para Católica.

Tras jugar varias temporadas en el Sporting Clube de Portugal, Acosta regresó a San Lorenzo donde terminaría de consagrarse como ídolo al convertir más de 100 goles en esa institución y lograr la Copa Mercosur 2001 (jugo solo la final) y Copa Sudamericana 2002. En su último partido, logró convertir de penal el gol 300 de su carrera, que lo convertiría en el segundo goleador del torneo.

En el 2008 regresa a las canchas luego de 4 años de inactividad y con 41 años. Su participación para el club Fenix, en la Primera C (Cuarta Categoría del Futbol Argentino) es un verdadero suceso, ya que en su primer partido se da el lujo de meter un gol y demostrar que su vigencia goleadora sigue intacta






futbol

René Orlando Houseman (n. 19 de julio de 1953 en La Banda, provincia de Santiago del Estero, Argentina) Ex-futbolista argentino que jugaba de delantero, mayormente de extremo por derecha.

historicos

Houseman fue un jugador de extraordinaria gambeta, rápido, veloz, astuto, pícaro y hábil con ambas piernas. Heredero directo de Corbatta, es para muchos entendidos el mejor extremo derecho de la historia del fútbol argentino.

Superpost

Hizo sus inferiores en el club Excursionistas del cual es hincha, pero por falta de oportunidades debutó en el equipo rival, Defensores de Belgrano, en la Segunda División del fútbol argentino, hasta que, a comienzos de 1973 y gracias a César Luis Menotti, fue contratado para jugar en la Primera División de su país por el Club Atlético Huracán, equipo en el que realizó una carrera brillante y con el cual obtuvo el Campeonato Metropolitano de la AFA en 1973. Además jugó en Colo-Colo de Chile y en River Plate, entre otros. Su retiro fue en 1985, en el único partido que jugó para el Club Atlético Excursionistas.

Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1

Selección Nacional

Integró la Selección Argentina desde 1973 hasta 1979. Llegó a cuartos de final en el Mundial Alemania 74, anotando 3 goles, y en el que conquistó la Copa del Mundo en Argentina 78, anotando 1 gol. El gol que anotó en el partido que Argentina empató 1 a 1 ante Italia en el mundial de 1974, es recordado por la calidad de su definición. Su último partido fue en la derrota 2-1 contra Resto del Mundo.



idolos

Para Finalizar esta primera parte bloque "El Idolo que no fue"

Eber Ludueña

futbol



Continuara

historicos

7 comentarios - Leyendas del Futbol Argentino - Parte 1

@Cacho007
joooooo jo te acordas de alzamendi¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ groso
@emitala
El Eterno Beto tenía que salir del TATE
@prkemero
Me parece qe te faltan muchos, uno de ellos es Rene Houseman, el beto acosta no creo qe tendria qe estar.