El Rey de Copas (Bicampeón de la copa libertadores)

independiente

El 15 de abril de 1965 Independiente goleaba 4 a 1 a Peñarol en Chile y se quedaba con su segunda Libertadores.


copa libertadores
El mítico saludo del Rey de Copas


rey de copas


Texto extraído del libro "Independiente, una mística copera":

En el Estadio Nacional de Santiago de Chile, el 15 de abril de 1965, Independiente conquistó una nueva Copa Libertadores de América y se clasificó bicampeón. ¡Qué tal! Dirigió Arturo Yamasaki.

Fue realmente un ballet rojo. Fuerza, capacidad, eficacia, tecnicismo, estilo, goles. La suma de los atributos que tipificaron a este verdadero Independiente plagado de mística copera. Hubo un Mura que fue un coloso. Hacia los 8 minutos empalmó un violento disparo con ambición de gol. Pese a que la pelota pegó en Pérez llegó igual a la red. Siguió la exhibición de fútbol independientista y a los 27 minutos Bernao paró un pase de Avallay con el pecho y cuando bajó la empalmó con un chutazo que la ubicó en un ángulo de la valla oriental. Allí, al rincón de las ánimas... ¡Fue un golazo!

Nuevamente ese estadio de características tan típicas, con el macizo cordillerano en el fondo y un techo de murciélagos en el Jueves Santo, los diablos rojos hicieron estremecer el cemento. Fue el tercer tanto rojo que lo conquistó Avallay a los 33'. ¡Ah!, poco antes Yamasaki "inventó" un penal, según él para Peñarol y Rocha lo ejecutó. Pero "Dios no quiso cosas puercas" y la pelota salió desviada...

Sobre el epílogo del partido, Joya batió a Santoro y las cifras fueron 3 a 1 para Independiente en el primer tiempo. Hacia los 39' Navarro y Ledesma habían sido expulsados.

El complemento tuvo iguales características, aunque Independiente no tuvo tanto ritmo. Se frenó un tanto. De la Mata, lesionado, disminuyó su aporte futbolístico, pero el equipo estaba preparado para cualquier contingencia y siguió con su bandera al frente. Faltaba el broche de oro. Sí, de oro o platino. El caso es que Mura, sobre los 37 minutos, arrancó desde medio campo, dejó en su camino a tres o cuatro rivales, incluso al arquero, y desde un ángulo muy cerrado dió cifras definitivas al marcador. La ovación por esta conquista fue tan grande que todavia suena el eco entre los picos andinos. Sasía se hizo expulsar en el último minuto. Y las huestes independientistas desbordaron toda su alegría, festejando y brincando de emoción al tener a su equipo clasificado bicampeón de América. Todo un acontecimiento en la noche santiaguina.

Desde Buenos Aires, especificamente Avellaneda, comenzaron a organizarse las celebraciones y un triunfal recibimiento para los viajantes.


rojo
El inolvidable gol de Osvaldo Mura

grande


EN BUENOS AIRES

En la tarde del 16 de abril arribó el Boeing de Air France que condujo a la delegación roja desde Santiago a Buenos Aires. Eran las 17:25 hs cuando se produjo la llegada de los campeones a Ezeiza y no arredró la lluvia a la multitud que en crecido número se agolpó en el aeroparque.

"La acción de Mura, De la Mata y Bernao definió el match ta en la primera etapa", tituló Carlos Rodríguez Duval su comentario en "La Prensa" del 17 de abril de 1965. Y fueron unánimes las críticas orientales en el sentido de la legitimidad de la conquista roja. También en Chile elogióse la labor de Independiente y así lo destacaron los principales diarios chilenos.

Avellaneda vivió intensa y jubilosamente el éxito.


orgullo nacional

Las Figuras

Miguel Angel Santoro

bicampeon

El debut en Primera se produjo en 1962 (versus Argentinos Juniors, 0-0), y allí comenzó un largo idilio con el público rojo. Desde los tiempos de Fernando Bello el hincha no se veía tan identificado con un arquero como Santoro. Y justamente rivaliza con aquel el sitial de mejor arquero de la historia de Independiente.
En su primer año continuado en Primera División -1963- se consagró campeón argentino. Y en el segundo terminó de afirmarse cuando le cupo una actuación consagratoria en la final de la Copa Libertadores frente a Nacional de Montevideo. Allí se recibió de ídolo.
Al año siguiente fue nuevamente decisivo al contener un penal en la semifinal frente a Boca Juniors. Y así fue toda su carrera, hasta fines de 1973, cuando fue transferido al Hércules, de España. Sobrio, ganador, de buena colocación y extraordinaria seguridad de manos, tenía la particularidad de los mas difíciles. Y por encima de sus grandes cualidades técnicas estaba su indiscutible amor por los colores, que se convertía en un recurso más.


Raúl Bernao

El Rey de Copas (Bicampeón de la copa libertadores)

Un verdadero crack, mediocampista comenzó su carrera en Independiente en 1961, formó parte del equipo que ganó el campeonato 1963. En 1964 y en 1965 ayudó a Independiente para convertirse en el primer equipo argentino en ser Bicampeon de la Copa Libertadores


Osvaldo Mura

independiente

Jugó entre 1962 y 1968. Ganó las copas Libertadores de 1964 y 1965, y los torneos locales de 1963 y 1967. Fue un volante derecho con personalidad, movilidad y buena gambeta corta. Se desplazaba con gran movilidad de área a área con su gambeta corta. Su pequeña figura no lo atemorizaba para poner la pierna muy firme en las trabadas, llevado por su personalidad dominante, ganadora.




copa libertadores


OSVALDO MURA RECUERDA LA OBTENCION DE LA SEGUNDA COPA LIBERTADORES:





rey de copas


Copa Libertadores de América 1965


Participantes

Solamente participaban los campeones de cada país y el campeon de la edicion anterior de la copa, en esta edición no participo ningun conjunto colombiano

Boca Juniors (Argentina)
Deportivo Galicia (Venezuela)
Deportivo Quito (Ecuador)
Guaraní (Paraguay)
Independiente (Argentina)
Peñarol (Uruguay)
Santos (Brasil)
The Strongest (Bolivia)
Universidad de Chile (Chile)
Universitario (Perú)



SEMIFINALES

24/03/65 – Primer partido – Estadio Monumental
Independiente 2: Santoro, Navarro, Pavoni, Ferreiro, Guzmán, Paflik, Bernao, Mura, Avallay, Rodríguez, Savoy.
Boca 0: Roma, Silvero, Marzolini, Simeone, Rattin, Orlando, Ayres, Moraes, Menéndez, Rojas, González, Grillo.
Goles: Mura, Rodríguez (I).

28/03/65 – Segundo partido – Estadio Monumental
Boca 1: Roma, Silvero, Marzolini, Simeone, Rattin, Orlando, Ayres, Silveira (Moraes), Menéndez, Rojas, González, Grillo.
Independiente 0: Santoro, Navarro, Pavoni, Ferreiro, Guzmán, Acevedo, Bernao (De la Mata), Mura, Avallay, Rodríguez, Savoy.
Gol: Rojas (B).

05/04/65 – Tercer partido – Estadio Monumental
Independiente 0: Santoro, Navarro, Pavoni, Ferreiro, Acevedo, Guzmán, Bernao, De la Mata (Mura), Avallay, Rodríguez, Savoy.
Boca 0: Roma, Silvero, Marzolini, Simeone, Rattin, Orlando, Ayres, Moraes, Menéndez, Rojas, González, Grillo.

FINAL

09/04/1965 – Partido de ida – Estadio Doble Visera
Independiente 1: Santoro, Acevedo, Ferreiro, Decaría, Navarro, Mura, Bernao, Guzmán, Savoy, Avallay, Suárez. DT: Manuel Giúdice.
Peñarol 0: Mazurkiewicz, Pérez, Varela, Forlán, Goncalves, Caetano, Ledesma, Rocha, Silva, Sacia, Joya.
Gol: Bernao (I).

12/04/1965 – Partido de vuelta – Estadio Centenario
Peñarol 3: Mazurkiewicz, Pérez, Varela, Forlán (Soria), Goncalves, Caetano, Ledesma, Rocha, Silva, Reznik, Joya.
Independiente 1: Santoro, Paflik, Navarro, Acevedo, Ferreiro, Guzmán, Mura, Bernao, Suárez (De la Mata h), Savoy, Avallay. DT: Manuel Giúdice.
Goles: Goncalves, Reznik, Rocha (P). De la Mata (I).

15/04/1965 – Tercer partido - Estadio Nacional de Santiago (Chile)
Independiente 4: Santoro, Acevedo, Ferreiro, Decaría, Navarro, Mura, Bernao, Guzmán, De la Mata h (Mori), Savoy, Avallay. DT: Manuel Giúdice.
Peñarol 1: Mazurkiewicz, Pérez, Varela, Forlán, Goncalves, Caetano, Ledesma, Rocha, Silva, Reznik (Sacia), Joya.
Goles: Bernao, Avallay, Mura, Pérez e/c (I), Joya (P).




rojo