El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

"Seguiré jugando la Davis con el capitán que sea&quot

"Seguiré jugando la Davis con el capitán que sea&quot

El unquillense rompió el silencio tras la caída ante Francia, en la semifinal de la Copa, y terminó con la controversia con el capitán: "Tomó sus decisiones y está bien; es su función"; dijo que no tiene problemas con Tito Vázquez y no puso excusas para su derrota. Por Maximiliano Boso / LA NACION
David Nalbandian está tranquilo y relajado en Palermo, mientras espera la hora del vuelo que lo llevará de nuevo a Córdoba. Charla con el grabador encendido, pero mucho más cuando se apaga y el tema deja de ser el tenis.

Sin embargo, la semifinal de la Copa Davis todavía no terminó de borrarse. La caída por 5 a 0 ante Francia, dolorosa por el revés deportivo y las repercusiones fuera de la cancha, dejó algunas marcas que el tenista hoy intenta borrar.

La charla va por otro lado, pero en un club de tenis pasan cosas como el encuentro con uno de sus compañeros de equipo. Horacio Zeballos va a su encuentro con un abrazo: "¿Qué hacés, Rey?" Charlan algunos minutos, también con Alejandro Lombardo, el coach del zurdo.

Al rato aparece Tito Vázquez, el capitán. También conversan. Vázquez le pregunta cómo está, si descansó y cómo sigue su calendario. Nalbandian le cuenta que jugará en Estocolmo o en Viena, preferentemente en el primero, si le dan wild card , y luego en Basilea y el Masters 1000 de París. No es un encuentro diferente de otros que tuvieron lugar aquí o en otras partes del mundo. Los une una relación profesional.

-¿Por qué se perdió?

-Porque fuimos menos que ellos, en un buen sentido. Ellos fueron mejores todo el fin de semana y en todos los partidos. Cada uno dio lo mejor, pero nos encontramos con un rival fuerte y con jugadores en buenos momentos.

-¿Es más fuerte para vos perder en la Davis?

-Nunca me gusta perder; en ningún lado. Y perder en la Davis me duele más. Por los compañeros; por el país; porque hay presiones distintas. Y esta vez, porque era una semifinal, un encuentro decisivo. Pero a veces pasa.

-Se venía hablando de equipo. ¿Se rompió algo en Francia?

-No, no, para nada. Con los jugadores me llevo muy bien y con el cuerpo técnico, también. Me sorprendió el lío que se armó. Yo hice un comentario sobre lo que habíamos hablado antes de la serie, nada más. Nunca tuve la intención de generar nada.

-¿No te parece que el haber dicho que el capitán "no se animó a hacer los cambios" fue un poco fuerte?

-Lo dije recontratranquilo, sin intención de nada. Te repito: fue lo que hablamos antes de los partidos. Me preguntaron después si yo hubiera preferido jugar con Llodra y dije que sí. Eso se habló como parte de la estrategia. Después, el capitán tomó sus decisiones y está bien; es su función. También sigo pensando que a Monfils le tendría que haber ganado cualquier día. No hay excusas para la derrota del equipo ni la mía.

-Pero ¿está todo bien con Tito?

-Sí, todo bien.

-Seguramente seguirá como capitán. ¿Vos no tenés problemas?

-Los jugadores no tomamos ese tipo de decisiones; las toma la AAT. Con el cuerpo técnico está todo bien. Ya jugué con varios capitanes y voy a seguir jugando la Davis con este capitán o el que decidan.

-¿Sos difícil o tenés fama?

-De todo un poco. Fácil no es nadie en este ambiente. Es duro, individualista. A la hora de hacer un grupo, no estamos acostumbrados. Cuando tengo que representar al país, entrego todo y trato de transmitírselo a mis compañeros y al cuerpo técnico que esté, porque el objetivo es claro para todos, y lo que queremos es conseguir la Copa Davis.

-¿Puede que el mismo fuego que te lleva a ganar también te traicione a veces cuando perdés?

-Yo creo que las cosas se hacen bien o mal: desde los jugadores, nuestros cuerpos técnicos, los de la Davis y los dirigentes. Es muy difícil cuando algunos tiran para un lado y otros para el otro. Si no apuntamos todos para el mismo lado, es muy difícil. Tenemos que tratar de que no se nos abran los caminos. El tenis es individual y es difícil formar grupos, pero creo que con los chicos que están lo estamos logrando.

-¿Se viene otro gran final de temporada, de esos que solés tener?

-Ojalá.

-¿Lo pensás así?

-No; voy a tratar de hacer lo mejor posible para terminar lo mejor que se pueda. Tuve una gira muy larga en Estados Unidos y terminé muy cansado, no paré hasta la Davis. Tuve una primera parte muy irregular y de pronto esa gira. Lo bueno es que aguanté muy bien, sin lesiones graves, pero fue tan larga que terminé muy cansado y no me terminé de recuperar en estos diez días que estuve acá; por eso modifiqué el calendario. Yo quería terminar entre los 30 mejores para entrar en Australia como cabeza, y ya lo hice. No tengo una meta de ranking ahora.

-El no tener que defender puntos, ¿te da aire ahora y también para el año que viene?

-Sí, yo ahora tengo puntos en pocos torneos, porque casi todos son en la gira de Estados Unidos.

-¿Las temporadas 2011/12 van a ser a tope?

-Sí, es la idea; trabajo para eso. Esta gira nos hizo ver pros y contras de mi vuelta. El pro es que aguanté bien muchos partidos, pero la contra es que terminé muy cansado y me costó recuperarme. Por eso voy a tener que planificar bien el año que viene, con los entrenamientos, los descansos y la competencia. Debo tener cuidado de no tener una gira tan larga como nos pasó ahora. Eso me va a limitar en muchos torneos. Voy a tener que ser muy selectivo. Pero sí, creo que voy a tener nivel para estar arriba.

* Un objetivo de largo plazo: los juegos
Si se piensa que Nalbandian dijo que tiene para dos o tres años más en el máximo nivel, es lógico pensar que uno de sus objetivos serán los Juegos Olímpicos de 2012, en Wimbledon. "Puedo llegar bien, ¿eh? ¡Ja, ja! Hoy no lo veo como un objetivo porque está demasiado lejos, pero obviamente que es una competencia distinta y, llegado el momento, si estoy bien, seguramente será un objetivo", dijo.


EL REGRESO DEL POTRO
"Es normal que tenga cierta irregularidad"

Cuando la invitación es para hablar de Juan Martín del Potro, David Nalbandian saca a relucir con una sonrisa uno de sus gustos: "Ayer -por anteayer- no vi nada. Estuve ocupado con otras cositas". Esas cositas tienen que ver con su fanatismo por el grupo de rock Bon Jovi, al que fue a ver al estadio de River la noche del domingo invitado por el baterista de la banda, Tico Torres, con quien tuvo la posibilidad de cenar la noche anterior en la casa de un amigo en común. Los recitales del grupo -del que lo hizo fanático su hermano Darío- acompañan al unquillense durante los momentos de ocio de las giras.

Pero, volviendo a Del Potro, dijo que sí pudo verlo en Bangkok: "No jugó nada mal, sacó muy bien y jugó bien en general. Los errores son los normales por estar tanto tiempo fuera del circuito. En poco tiempo va a volver a jugar bien, no tengo dudas".

Nalbandian amplió con este concepto: "Es normal que tenga cierta irregularidad en estos momentos. Te pasa que perdés cuando estás sano con un tipo que está 100 o 150 del mundo, imaginate volviendo de una lesión, sin partidos. Es recontranormal".

http://www.canchallena.com/1311471-nalbandian-seguire-jugando-la-davis-con-el-capitan-que-sea

2 comentarios - "Seguiré jugando la Davis con el capitán que sea&quot

tuvieja91
grande david, no como del pony
troncudo13
un grande david, sin el ni figuramos
van puntos amigo
Capitan