¿Se mira y no se toca?

La joya de Racing, Giovanni Moreno, ya se anotaría en la carpeta de futuras incorporaciones de algunos clubes europeos. Con solo ocho partidos oficiales en La Academia, el talentoso volante ya empieza a tener espías

Giovanni Moreno - ¿Se mira y no se toca?


Vale partir de un punto principal: Todos son rumores. Aunque de todas formas, sean verídicos o no, el talento de Giovanni Moreno justificaría la intención de querer contar con sus características en cualquier equipo. El colombiano, que arribó a Racing con el objetivo de dar un salto de categoría que lo deposite en las grandes ligas del viejo continente, parece haber captado la atención de dos clubes españoles a fuerza de lujos y buenos rendimientos.

El pasado sábado, las versiones que recorren diversos medios aseguran que en el estadio Monumental se encontraban emisarios del Sevilla y el Espanyol, quienes estarían observando exclusivamente a quien lucía la diez albiceleste en su espalda. La gran tarea de Giovanni habría colmado toda expectativa de los representantes españoles y así, su nombre se habría estampado firmemente en la lista de futuros refuerzos de cara a la próxima temporada.

Por lo pronto, el volante tiene vigente un contrato por cuatro años con Racing, quien posee el 37.5% de su pase y la totalidad de los derechos federativos. El porcentaje restante, le pertenece al grupo inversor que participó de la operación (37.5 %) y al ex club del colombiano, Atlético Nacional (25%).

De formalizarse una oferta, la misma sería denegada por los dirigentes de La Academia, aunque aún podría existir un conflicto de intereses si son adquiridos por el interesado los porcentajes que se adueñan tanto los empresarios que invirtieron como la institución de la cual proviene el jugador.

Abrir el paraguas prematuramente no sería un movimiento productivo por donde se lo mire, y por delante solo debe quedar la satisfacción de poder presenciar con la camiseta académica a un jugador diferente. Más allá de los diversos rumores, Racing tiene varios compromisos por delante, un objetivo internacional cercano y la necesidad de contar con Giovanni para su obtención. Que haya G10 para rato…

Por otra parte, continúan los diálogos para llegar a un acuerdo sobre el contrato de José Luís Fernández. El volante, exige un aumento de sueldo desde el inicio del campeonato, empujado por su representante Miguel Pires, motivo por el cual los dirigentes comenzaron a movilizarse para asegurar la continuidad de uno de los puntos más altos del equipo.


FUENTE:
http://racing.com.ar/noticias/nota-final/1458/%C2%BFSe-mira-y-no-se-toca?