Miami Heat

Miami Heat
Miami Heat (en castellano, Calor de Miami) es un equipo de baloncesto de la NBA con base en Miami, Florida. Los Heat juegan sus partidos como locales en el American Airlines Arena y forman parte de la División Sureste de la Conferencia Este de la NBA.

El equipo fue fundado en 1987 gracias a la expansión de la NBA en 1988 y en sus filas han jugado estrellas de la liga como Alonzo Mourning, Glen Rice, Tim Hardaway, Shaquille O'Neal y Dwyane Wade. Su mayor logro fue el título de campeón en la 2005-06, tras vencer a Dallas Mavericks por 4-2. Miami ha aparecido en playoffs en 12 de las 20 temporadas en que ha participado en la NBA. Además del anillo, los Heat cuentan con 7 títulos de división, logrados en las dos épocas más gloriosas de la franquicia, de 1997 a 2000, y de 2005 a 2007.

Historia
Nacimiento de la franquicia
Durante el boom que sacudió a la NBA en la década de 1980, la liga buscó expandir el número de equipos de 23 a 27, hasta el final de la década. Por entonces en el estado de Florida carecían de un equipo NBA, por lo que creció la posibilidad del nacimiento de una en Orlando, Tampa/San Petersburgo (Florida) conjuntamente, o Miami.

El Miami Sports and Exhibition Authority promocionó la candidatura de Miami por medio de un grupo liderado por el Hall of Famer Billy Cunningham y Lewis Schaffel, antiguo agente deportivo y amigo de toda la vida. El grupo fue respaldado económicamente por Carnival Cruise Lines, una empresa de cruceros fundada por Ted Arison, quien sería el propietario mayoritario, mientras que el manejo de las operaciones y el día a día en la franquicia correría a cargo de Cunningham y Schaffel, los accionistas minoritarios.

En abril de 1987, el comité de la expansión de equipos en la NBA respaldó a las ciudades de Charlotte y Minneapolis. Sin embargo, el comité se decantó finalmente por una de las franquicias de Florida, Miami o Orlando. Después de todo el proceso, la NBA decidió finalmente aumentar en 4 el número de equipos, con Charlotte Hornets y Miami Heat debutando en la temporada 1988-89 mientras que Minnesota Timberwolves y Orlando Magic lo harían un año después, en la temporada 1989-90.

1987-91: La etapa de Rothstein
Para su primera temporada en la liga, Miami se hizo con los servicios de Ronny Rothstein, quien fue durante mucho tiempo asistente de Chuck Daly en Detroit Pistons y considerado uno de los arquitectos de la defensa de aquellos Pistons. Fue un primer año difícil, ya que tuvieron que convivir con muchas derrotas a lo largo de la temporada y con un equipo joven. Entre los jugadores de la plantilla inaugural se encontraban Rony Seikaly y Kevin Edwards (seleccionados en primera ronda del draft de 1988 en el puesto 9 y 20, respectivamente), los debutantes Grant Long y Sylvester Gray y los veteranos Rory Sparrow, Jon Sundvold, Pat Cummings, y Billy Thompson.

El equipo comenzó la temporada perdiendo sus primeros 17 partidos, un récord de la NBA, para terminar la temporada con un balance de 15 victorias y 67 derrotas. El escolta novato Kevin Edwards, procedente de la Universidad de DePaul, fue el máximo anotador de la campaña inaugural con 13.8 puntos de media. El promedio de espectadores durante la primera temporada fue de 14.945 espectadores.

Miami comenzó su segunda temporada en la NBA seleccionando a Glen Rice, proveniente de la Universidad de Michigan en la primera ronda del Draft de 1989, aumentando así su poder anotador. En segunda ronda el elegido fue Sherman Douglas de la Universidad de Syracusa. El equipo se mudó de la División Central (Conferencia Oeste) a la División Atlántico (Conferencia Este), donde se mantuvieron 15 años. Sin embargo, Miami continuó su racha de malos resultados y ni tan siquiera fue capaz de ganar dos partidos consecutivos, finalizando la temporada con un récord de 18-64. Lo único bueno que dejó la temporada para Miami fue la actuación de sus jóvenes jugadores. Rony Seikaly irrumpió en su temporada sophomore en la temporada 1989-90 con 16.6 puntos y 10.4 rebotes que le valió para ser el Jugador Más Mejorado de la NBA, mientras que los rookies Sherman Douglas (14.3 puntos y 7.6 asistencias) y Glen Rice (13.6 puntos y 4.6 rebotes) dejaron buenas sensaciones.

En la temporada 1990-91, Miami mejoró sensiblemente el número de victorias con 24 por 58 derrotas.Eligieron a Willie Burton en la novena posición del draft de 1990 y a Dave Jamerson en la posición 15, pero no llegó a debutar ya que fue traspasado a Houston Rockets en una operación que trajó a Alec Kessler, elección número 12, a Miami. Ninguno de los dos encajó muy bien en la plantilla por varias razones. Burton porque era un alero y los Heat insistían en hacerlo jugar como escolta y Kessler debido a no estar físicamente preparado para ser jugador de la NBA. Mientras, Douglas, Rice y Seikaly seguían mejorando progresivamente manteniendo en Miami la esperanza de un futuro mejor.

Rothstein dimitió como entrenador terminada la temporada, pero volvería a Miami como asistente en la temporada 2004-05.

1991-95: La etapa de Loughery

El Miami Arena, primer pabellón de los Heat.Rothstein renunció antes del comienzo de la temporada 1991-92 y Miami contrató a Kevin Loughery, un entrenador con 29 años de experiencia como técnico y jugador de la NBA. En el Draft de 1991, el equipo seleccionó a Steve Smith de la Universidad del Estado de Michigan, en el puesto número 5. Con la ayuda del debutante Smith, Rony Seikaly y un más experimentado Glen Rice, los Heat finalizaron en cuartos de la División Atlántico con un récord de 38-44 y participó por primera vez en los playoffs. Fueron eliminados por el mejor equipo de ese año, Chicago Bulls. Smith formó parte del equipo de mejores novatos y Rice finalizó décimo en anotación en la NBA.

En la temporada 1992-93 se sumaron al equipo Harold Miner proveniente de la Universidad de California del Sur y el pivot John Salley, procedente de Detroit Pistons, a cambio de una futura elección en el draft. La incorporación de Salley fue acogida con optimismo debido al rol que éste había tenido en los dos campeonatos logrados con los Pistons, sin embargo rápidamente se notó que Salley era un jugador de calidad para un buen equipo, pero no para un equipo mediocre, como lo era por entonces Miami. Salley fue disminuyendo su tiempo de juego, hasta que finalmente fue contratado por Toronto Raptors en 1995. La temporada no empezó del todo bien, con Smith perdiéndose varios partidos a causa de una lesión en la rodilla y Burton fuera de las canchas casi todo el año por una lesión en la muñeca. Con el regreso de Smith, Miami logró una racha de victorias entre febrero y marzo, pero no fue suficiente para revertir el mal comienzo de 13-27. Finalizaron el año con un récord de 36-46 y no participaron en los playoffs.

Un equipo más saludable, el de la temporada 1993-94, logró por primera vez un récord positivo de 42-40 y retornó a los playoffs, donde se enfrentó a Atlanta Hawks. Atlanta se recuperó después de ir perdiendo la eliminatoria por 2-1 y terminó ganando al mejor de 5 partidos. Tras esa temporada Steve Smith fue seleccionado miembro del segundo Dream Team, el grupo de grandes estrellas de la NBA que compitieron en el Campeonato Mundial de 1994 en Toronto representando a Estados Unidos. El equipo también estaba formado por los futuros Heats Shaquille O'Neal, Alonzo Mourning, Dan Majerle y Tim Hardaway.

En 1994-95 el equipo renovó su plantilla, traspasando a Seikaly, Smith, y Grant Long; y contratando a Kevin Willis y Billy Owens. En ésta época se produjo también un gran cambio en la directiva de Miami. El 13 de febrero de 1995 los derechos como dueños de Billy Cunningham y Lew Schaffel fueron comprados por la familia Arison. Mickey Arison fue nombrado gerente general, siendo su primera medida echar al técnico Loughery y reemplazarlo por Alvin Gentry para tratar de remontar el récord de 17-29. Gentry logró una marca de 15-21 en los 36 partidos restantes de la temporada, para finalizar con un 32-50 en total, 10 victorias por debajo de la marca del año anterior.



Riley cambia el rumbo de Miami
La era de Alonzo Mourning

Desde 1994 a 1997, Miami Heat trató de conseguir planes para el cambio de ciudad por si en un futuro la ciudad de Miami se opusiera y no diera facilidades para ello. Las alternativas principales fueron Las Vegas, Nevada, Memphis, Tennessee (ahora hogar de Memphis Grizzlies), St. Louis y San Diego. Esta idea pronto caería en el olvido debido a la dinámica ganadora en que entraron los Heat, abriendo una nueva década para la esperanza.

Tras finalizar la temporada 1994-95, Miami contrató a Pat Riley como nuevo presidente y entrenador. El técnico que entrenó al Showtime de Los Angeles Lakers en la década de 1980 compaginó ambas labores y fue el ideólogo del cambio de cara que dieron los Heat tras su llegada. Su efecto no se hizo esperar, una noche antes de que diera comienzo la temporada 1995-96 consiguió a uno de los pivots más contrastados y también más jóvenes de la NBA, Alonzo Mourning, a cambio de Glen Rice y Matt Geiger, entre otros, a Charlotte Hornets.

De la mano de Mourning el equipo comenzó 11-3. En una sucesión de traspasos a mitad de temporada, Riley, en otra jugada maestra, se hizo con otra de las grandes estrellas de la liga, Tim Hardaway. Junto con Tim llegó Chris Gatling, mientras que Kevin Willis y Bimbo Coles se marcharon a Golden State Warriors. Por si fuera poco también se hizo con el joven Walt Williams, que venía de hacer 16.4 puntos, 4.5 rebotes y 4.1 asistencias la pasada temporada en Sacramento Kings. Miami finalizó la campaña con balance positivo, 42-40, que le valieron un sitio en los playoffs, donde esperaban los Bulls de Michael Jordan. Chicago, que venía de lograr el record de 72 victorias, venció por 3-0 pero en Miami volvieron a saborear las mieles de los playoffs.


Mourning acabó la temporada con dobles figuras, con promedios de 23.2 puntos y 10.4 rebotes. Hardaway, por su parte, firmó 17.2 puntos y 10 asistencias, formando junto a 'Zo' una de las mejores sociedades de la NBA.

En la siguiente temporada, la 1996-97, los Heat lograron el mejor récord de su historia con 61-21, que perdura hasta hoy. La franquicia lograba su primer título de División Atlántico y Riley, que se llevó el premio al Entrenador del Año de la NBA, seguía edificando un equipo ganador. Este año el fichaje estrella fue Jamal Mashburn, que cuajó dos primeras temporadas en la NBA a gran nivel en Dallas Mavericks, pero al que las lesiones lastraron un tanto en las 2 siguientes y a la postre en su carrera. Jamal llegó a cambio de Sasha Danilovic, Kurt Thomas y Martin Müürsepp. Además de Mashburn, se incorporó a jugadores que tuvieron un rol fundamental en el equipo como Dan Majerle, P.J. Brown, Voshon Lenard y Isaac Austin, que llegó procedente de Turquía (pese a que ya había disputado 3 temporadas en la NBA), donde firmó 22.3 puntos y 13.9 rebotes. Austin, con una aportación de 9.7 puntos y 5.8 rebotes fue elegido como el Jugador Más Mejorado de la NBA.

En playoffs, el equipo comenzó su andadura eliminando, no sin sufrimiento, a Orlando Magic, por 3-2. En semifinales de conferencia esperaban los Knicks, ex-equipo de Riley, a los que remontaron un 3-1 en contra para clasificarse por primera vez a unas Finales de Conferencia. En aquella serie, durante el 5º partido, P.J. Brown y Charlie Ward protagonizaron una pelea que dejó un saldo de cuatro jugadores expulsados. Brown fue el responsable de la trifulca al empujar al base Ward cuando intentaba penetrar a canasta.

Este incidente, en parte, propició la remontada de Miami ya que Patrick Ewing, Allan Houston, Larry Johnson, John Starks y Ward, o lo que es lo mismo, la columna vertebral de aquellos Knicks, fueron sancionados por estar involucrados en el incidente. Ewing, Houston y Ward se perdieron el sexto en Nueva York, mientras que Starks y Johnson se perdieron el séptimo en Miami. Por parte de Miami, P.J. Brown se perdió dos partidos. Los Bulls de Jordan, que vencieron por 4-1, fueron, nuevamente, su verdugo, esta vez en las Finales de Conferencia Este.

Miami celebró su décimo aniversario en la temporada 1997-98 logrando su 2º título de División Atlántico de manera consecutiva tras acabar con un record de 55-27. Sin embargo, cayeron en 1ª ronda frente a New York Knicks en lo que se estaba convirtiendo en toda una rivalidad dentro de la liga. Un año más, los incidentes salpicaron a esta eliminatoria. Esta vez fue Mourning quien se perdería el 5º partido después de que éste y el jugador de los Knicks Larry Johnson se enzarzaron en una violenta reyerta. Jeff Van Gundy, que sin éxito intentó acabar con la pelea, fue golpeado y Mourning lo arrastró por la pista. Este enfrentamiento marcó la rivalidad entre Knicks y Heat. Van Gundy sufrió golpes en su cabeza y necesitó puntosde sutura.

Pese a que la temporada 1998-99 estuvo marcada por el lockout, a Miami no pareció afectarle y se alzó con el primer puesto de la conferencia con un record de 33-17, por primera vez en su historia y por tercer año consecutivo, el título de división. Pero aquellos playoffs de 1999 estuvieron marcados por otra circunstancia histórica que protagonizaron los Heat, quienes cayeron ante el octavo mejor clasificado, New York Knicks. Por tercer año consecutivo, se volvían a ver las caras, con el mismo resultado de la pasada temporada, victoria para los Knicks por 3-2. New York, a la postre finalistas de la NBA, se llevó la serie después de un dramático quinto partido que dejó para la historia una canasta ganadora de Allan Houston para decidir la eliminatoria.

Ante la gran afluencia de público durante aquellos últimos años, el Miami Arena se quedó pequeño dando acogida en 1999 al que es su actual pabellón, el American Airlines Arena, con asientos para 20.500 aficionados. Ganaron 52 partidos, destacando en el equipo los ya habituales Mourning, Hardaway, Mashburn y P.J. Brown, pero por tercer año consecutivo volvieron a ser derrotados en semifinales de conferencia por New York Knicks que remontaron un 2-3 adverso para acabar ganando 4-3. En primera ronda, Miami pasó por encima de Detroit Pistons por 3-0.

Durante el verano de 2000, los Heat tomaron la decisión de dar un cambio, necesitaban un cambio a tantos años quedándose a las puertas. Después de no poder fichar a Tracy McGrady, que se marchó a Orlando procedente de Toronto Raptors, Miami decidió traspasar a P.J. Brown y Jamal Mashburn, entre otros, a Charlotte Hornets a cambio de Eddie Jones, Anthony Mason y Ricky Davis. Además, Miami también se hizo con Brian Grant, que llegó tras un traspaso que involucró a Cleveland Cavaliers y a Portland Trail Blazers.

Grant se unía así a los Mourning, Hardaway, Majerle, Bowen y Carter. Miami fue considerada por la gran mayoría como la gran favorita en el Este hasta que Mourning anunció que sería baja para toda la temporada.

Alonzo había sido elegido para jugar en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 con la selección de Estados Unidos, consiguiendo la medalla de oro, pero a la vuelta le fue diagnosticada una grave afección renal, lo que hizo que se perdiera muchos partidos durante la temporada. La baja de Mourning permitió lucirse a Anthony Mason, que logró participar en el All-Star.

Los Heat de la temporada 2000-01 ofrecieron tres versiones un tanto distintas. Antes de la temporada, y de la lesión de Mourning, Miami era el equipo a batir en la Conferencia Este. Durante la temporada, los Heat volvieron a lograr una campaña con 50 victorias y además Mourning se incorporó otra vez al equipo para los últimos partidos de la fase regular. Después, los Heat fueron claramente barridos de los playoffs por los Hornets por un contundente 3-0.

Las dos siguientes temporadas fueron dos años para olvidar. Riley se perdió los playoffs por primera vez en su carrera como técnico y tres jugadores como Tim Hardaway, Bruce Bowen y Dan Majerle, que habían sido participes de los títulos de división, se marchaban del equipo.

En la 2001-02, Miami añadió a su plantilla jugadores veteranos como Rod Strickland, Chris Gatling, Jim Jackson, LaPhonso Ellis o Kendall Gill, además de los Mourning, Jones, Grant y Carter, cuya renovación por tres años despertó controversia en la afición. Al igual que con el traspaso del prometedor Ricky Davis a Cleveland Cavaliers en una operación a tres bandas que trajo a Gatling de vuelta a Miami. El equipo también firmó a dos jugadores que no habían sido drafteados como Malik Allen y Mike James, y a Vladimir Stepania para dar minutos de descanso a Mourning. El equipo acabó con un record de 36-46 y se quedó por primera vez en los últimos 7 años fuera de playoffs.

A diferencia del año anterior, Miami empezó a reconstruir en la temporada 2002-03. Miami eligió en el draft de 2002 a Caron Butler en el puesto número 10, y a Rasual Butler en 2ª ronda. Mourning se perdió toda la temporada y Eddie Jones 35 partidos por una lesión en el tobillo. Miami fichó a Travis Best para el puesto de base, pero la temporada, como se preveía, fue muy pobre, con tan sólo 25 victorias y 57 derrotas. La única nota positiva la puso Butler, que promedió 15.4 puntos y 5.1 rebotes logrando ganar cuatro premios de rookie del mes.


2003-04: La llegada de Wade
El verano de 2003 empezó con mucho movimiento, Pat Riley renunció al cargo de entrenador para dedicar más tiempo al cargo de presidente y promovió al asistente Stan Van Gundy al puesto de entrenador principal.

El contrato de Alonzo Mourning expiraba al próximo verano, dando a los Heat mayor margen para reconstruir. El 1 de julio de 2003, Miami daba por hecho que Anthony Carter iba a ejercer su opción de renovación a razón de 4.1 millones de dólares. Sin embargo, Billy Duffy, su agente, nunca informó de ello a la franquicia, por lo que Miami quedó libre de su salario. Además, LaPhonso Ellis, en un acto ejemplar, rescindió la clausula de su contrato que obligaba a los Heat a pagarle la próxima temporada.

Con este hueco salarial Miami fichó a Lamar Odom y al base T.J. Moncrieffe. Pero el gran refuerzo de la temporada iba a llegar desde el draft. Riley y los Heat eligieron a Dwyane Wade, en la quinta posición del draft de 2003, procedente de la Universidad de Marquette. Con la elección de Wade, Miami dejó a un lado su tentativa de fichar a Gilbert Arenas. Miami también se hizo con fichajes que resultaron muy positivos como Udonis Haslem y Rafer Alston. Odom revivió su carrera, promediando más de 17 puntos por partido, mientras que Wade inyectó savia nueva al grupo y rompió varios récords de novatos. Promedió 16.2 puntos, 4 rebotes y 4.5 asistencias.

Pese a que el equipo comenzó con un balance de 5-15 transcurridos los primeros 20 encuentros, supo reaccionar y acabar metiéndose en playoffs tras finalizar con un record de 42-40. Miami venía lanzado y superó en 1ª ronda a New Orleans por 4-3. En Semifinales cayeron contra Indiana Pacers, que llevaba el mejor record del Este, por 4-2. La combinación de jóvenes como Odom, Wade, Butler, Alston, Haslem, junto con veteranos como Eddie Jones o Grant, devolvieron la ilusión a unos Heat que se convirtieron en una de las sensaciones de la temporada.

La era de O'Neal & WadeDespués de la prometedora temporada 2003-04, Miami había vuelto a ser considerado un destino interesante para los jugadores. El 14 de julio de 2004 dieron el paso adelante definitivo con la adquisición del pivot más dominante de la liga, Shaquille O'Neal. En aquel traspaso con Los Angeles Lakers, Miami envió a California a Lamar Odom, Caron Butler y Brian Grant. Dwyane Wade y O'Neal se convirtieron en una de las sociedades más productivas de la NBA. Ambos superaron la veintena de puntos, especialmente destacable fue el crecimiento que dio Wade con 24.1 puntos, 5.2 rebotes y 6.8 asistencias. O'Neal, por su parte, firmó en su primera campaña en Miami 22.9 puntos y 10.4 rebotes. Lógicamente, los dos estuvieron presentes en el All-Star Game de la NBA 2005.

Aquella temporada también reunió a varios miembros conocidos en Miami. Ron Rothstein, el primer técnico en la historia de los Heat, se convirtió en entrenador asistente y tanto Steve Smith como Alonzo Mourning retornaron al equipo ya muy veteranos.

Miami logró su segundo mejor récord en la historia de la franquicia, 59-23. En los Playoffs ganaron 8 partidos seguidos en las 2 rondas iniciales derrotando por 4-0 a New Jersey y Washington respectivamente. En las Finales de la Conferencia Este se enfrentaron a los Detroit Pistons. Los equipos ganaron, cada uno, dos de los cuatro partidos disputados antes de que Miami lograra una fácil victoria en el quinto encuentro, dejando a los Pistons al borde de la eliminación, pero Miami perdió a Wade a causa de una distensión muscular. Sin Wade, los Heat fueron derrotados por 91-66 en el sexto partido. En el séptimo y decisivo en Miami, reapareció Wade forzando su estado físico, pero no fue suficiente para que Miami accediera a sus primeras Finales. Detroit venció 82-88 y volvía después de un largo periplo a las Finales de la NBA.

En pretemporada, los Heat cambiaron casi por completo la plantilla. En el que está considerado como el trade más grande en cuanto a jugadores de la NBA, con 5 equipos y 13 jugadores involucrados, los Heat consiguieron al antiguo All Star Antoine Walker, Jason Williams y James Posey, mientras que se desprendieron de Eddie Jones, Rasual Butler y Qyntel Woods. Miami también firmó al futuro Hall of Fame Gary Payton, de 37 años, al tirador Jason Kapono, y a Wayne Simien, elegido en el draft de 2005.

Damon Jones, que quedó como agente libre, optó por la mejor oferta que le hicieron los Cleveland Cavaliers. Algunos criticaron, a la hora de establecer favoritos, que Miami había conjuntado un buen equipo pero muy veterano (O'Neal, Mourning o Payton eran los ejemplos más evidentes), incluso con jugadores que ya poco tenían que ofrecer, caso de Walker o Williams.

Tras un comienzo de 11–10, con un O'Neal lesionado, Riley se convirtió nuevamente en el entrenador del equipo el 12 de diciembre de 2005, tras la renuncia de Van Gundy por asuntos personales. El equipo ganó los primeros tres partidos bajo la conducción de Riley, perdiendo el cuarto con los Cleveland Cavaliers. El mes de enero se saldó con 10 victorias y 5 derrotas, pero los Heat seguían siendo criticados por no poder vencer a los equipos más potentes de la liga. Habían caído dos veces ante San Antonio Spurs, vigentes campeones, y otras 2 ante Phoenix Suns, aparte de la humillante derrota que sufrieron a manos de Dallas Mavericks, por 36 puntos.

A pesar de las críticas, el equipo consiguió entrar en los playoffs, salir victorioso de todas las rondas y llegar a las Finales de la NBA por primera vez en su historia, dónde ganó 4-2 a los favoritos Dallas Mavericks. Dwyane Wade consiguió el MVP de las Finales.

En los meses de febrero y marzo lograron una racha de 15 victorias en 16 partidos que permitió resurgir al equipo, que terminó la temporada con un record de 52-30, el 2º mejor de la Conferencia Este, por debajo de las 64 victorias de los Pistons.


Playoffs de 2006
Miami llegaba con el 2º mejor record del Este, lo que les enfrentaba en 1ª ronda al 7º clasificado, Chicago Bulls. Miami empezó con el pie derecho venciendo los 2 primeros partidos de la serie, pero de vuelta a Chicago los Bulls empataron la serie 2-2, volviendo a despertar dudas en el entorno de Miami. Dudas que se disiparon en los dos encuentros siguientes con holgadas victorias de los hombres de Pat Riley, liquidando la serie con un definitivo 4-2. Udonis Haslem fue expulsado en el segundo cuatro del primer partido por lanzarle el protector bucal al árbitro Joe Crawford.

En Semifinales de Conferencia se enfrentaron a New Jersey Nets. Miami perdió el primer partido en casa, pero a raíz de ahí, ganaron los 4 siguientes. Miami, por segunda vez en su historia, accedía a las Finales de Conferencia. En ellas esperaba el previsible rival, Detroit Pistons. Esta vez salieron triunfales los hombres de Riley, que vincieron por 4-2 en una serie más apacible que la del pasado año. Miami llegó a marchar 3-1 en la serie, Detroit acortó distancias en el 5º en The Palace of Auburn Hills (91–78), pero los Heat respondieron de nuevo en su cancha, venciendo en el 6º encuentro por 95–78.

Campeones de la NBA
Después de derrotar a Detroit Pistons, los Heat accedieron a su primera Final de la NBA contra Dallas Mavericks. Para Dallas también suponía su primera aparición en una final. Miami cayó derrotado en sus dos primeras visitas a Dallas, 90-80 y 99-85, respectivamente. En el 3º las cosas cambiaron tras la remontada que los Heat culminaron de 13 puntos en los últimos 6 minutos del último cuarto, cuando Dallas ya cantaba el 3-0. Liderados por Wade, que anotó 42 puntos y capturó 13 rebotes, y que se convirtió en el gran héroe que permitió a Miami Heat remontar y ganar 98-96.

Wade empató su mejor marca en puntos en la fase final y estableció una nueva en rebotes, además surgió con canastas decisivas en la reacción de los Heat, que a ocho minutos y medio del final perdían por doce puntos, 83-71. Éxito similar se vivió en el 4º partido, donde Dwyane Wade se olvidó de la lesión en la rodilla izquierda y volvió a exhibirse con 36 puntos en la victoria (98-74) que suponía el 2-2 en la final. Junto a Wade, O'Neal y Posey fueron los otros grandes protagonistas del triunfo con 17 puntos y 13 rebotes, y 15 puntos y 10 rebotes, respectivamente.
Mourning era otra de las claves del buen hacer de los Heat, el veterano pivot vivió una segunda juventud y daba minutos de descanso de calidad a O'Neal. En 13 minutos, aportó 4 puntos, 6 rebotes y 3 tapones. Este encuentro fue el partido número 100 en playoffs de su historia.

Por tercera vez consecutiva las actuaciones de Wade, que anotó 43 puntos, hicieron posible que Miami Heat superasen un marcador adverso para ganar en la prórroga por 101-100 a los Mavs en el 5º partido de la final. Wade, que estableció su mejor marca individual en la fase final, anotó los dos puntos de la victoria desde la línea de personal con 1,9 segundos para que concluyese la prórroga, que también forzó cuando logró el empate a 93-93 con 2,8 segundos para finalizar el tiempo reglamentario. En referencia a esos 2 tiros libres Wade declaró:

Cuando hice los dos tiros de personal estaba seguro que no iba a fallarlos porque la noche anterior había estado practicando con mi primo, que me molestaba para ver si fallaba como me hizo Jason Terry. Pero estaba convencido que no iba a fallar.

El único equipo que previamente había podido ganar 3 partidos consecutivos en casa en una Final fueron los Pistons en las Finales de 2004, desde que se instaurase el formato 2-3-2 en 1985. En el 6º encuentro, de vuelta a Dallas, Miami rubricó una gran final con el título de campeón de la NBA, por primera vez en su historia. Dwyane Wade con 36 puntos, incluidos cuatro en los últimos 26 segundos, 10 rebotes y 5 asistencias, encabezó por enésima vez en la temporada el ataque de Miami para vencer por 92-95 y alzarse con el el MVP de las Finales. Wade promedió en las Finales 34.7 puntos (con 47 % en tiros de campo) y 7.8 rebotes por partido.

Junto a Wade, Haslem (17 puntos y 10 rebotes), Walker (14-11), Mourning (que en 14 minutos, aportó 8 puntos, 6 rebotes y 5 tapones, el sustituto perfecto a los problemas de faltas de Shaq) y Posey (con un triple demoledor que le dio a los Heat una ventaja parcial de 81-87 decisiva) fueron las claves del triunfo. O'Neal, que ganó su cuarto título, no tuvo su mejor noche y se quedó en 9 puntos y 12 rebotes. Mourning, por su parte, veía alcanzado el sueño del anillo, tras tantos años en la franquicia.

2006-07: Un año de lesiones
Miami comenzó de manera desastrosa la temporada, cayendo ante Chicago Bulls por 42 puntos de diferencia, 66-108. La peor derrota como locales de toda su historia y, sin duda, la peor diferencia de un campeón en su primer encuentro. Shaquille O'Neal se lesionó al poco de comenzar la temporada por una lesión en la rodilla derecha, que le obligó a perderse 42 partidos. Walker y Payton ya tenían muy poco que ofrecer y su rendimiento disminuyó mucho, lo que motivó el crecimiento de algunos jugadores que antes no venían contando mucho como los jóvenes Jason Kapono y Dorell Wright.

La primera mitad de temporada fue desalentadora. Pat Riley dejó el cargo de entrenador para tomarse un tiempo de descanso, Riley aprovechó el descanso para someterse a una operación quirúrgica que le ayudó a superar las molestias que padecía en la rodilla y cadera derecha. Wade se lesionó de la muñeca, lo que le mantuvo fuera 31 partidos, mientras que James Posey y Antoine Walker fueron suspendidos tras no superar un examen médico cuyos niveles de grasa corporal sobrepasaban los parámetros del equipo. Así, Rothstein, técnico interino de Miami se puso a cargo del equipo y Eddie Jones fue fichado de nuevo después de salir de Memphis Grizzlies. O'Neal volvió a las canchas en enero, y Riley regresó en la segunda mitad de la temporada.
Cuando parecía que peor no podían ir las cosas en Miami, el 21 de febrero en un encuentro frente a Houston Rockets, a Wade se le dislocó el hombro izquierdo. En vez de recurrir a la operación, Wade optó por la rehabilitación con la esperanza de volver para los playoffs. La recuperación del jugador fue exitosa y Wade regresó al equipo el 9 de abril de 2007 frente a Charlotte Bobcats. Pero a la estrella de los Heat se le notaba falto de forma, como él mismo reconoció. Después de la lesión de Wade, muchos predijeron, incluso, que los Heat se iban a quedar fuera de playoffs. Predicciones que rápidamente fueron desechadas después de que los Heat lograran una racha de 9 triunfos consecutivos en la primera quincena de marzo de 2007, y una racha de 14 triunfos consecutivos en casa.

Shaquille O'Neal fue la razón principal del resurgimiento de los Heat, ya qye había recuperado su mejor baloncesto de la temporada y se estaba convirtiendo en la amenaza ofensiva que necesitaban los Heat para volver a ser determinantes. Poco después de la vuelta de Wade, el abuelo de O'Neal falleció, perdiéndose este dos partidos. Además, Haslem y Payton sufrieron sendas lesiones, que en el caso del base le prohibieron estar en playoffs. Pese a estar sin Wade el equipo firmó un 16-7 en ausencia del escolta que le valió para asegurar el séptimo título de división. El balance final fue de 44-38, y en playoffs tocaba enfrentarse, con la ventaja de campo a favor, a Chicago Bulls.
Sin embargo, de nada sirvió esa hipotética ventaja de campor ya que los Bulls arrollaron a Miami por un contundente 4-0. Miami se convirtió en el primer equipo desde 1957 que defendiendo el título caía en la primera ronda sin ganar ni un partido. St. Louis, por aquel entonces, barrió por 3-0 a Minneapolis. Y Chicago también se convirtió en el primero en eliminar a los campeones defensores en la primera ronda de la fase final desde que en el 2000 lo hicieron los Suns con los Spurs. Irónicamente, el entrenador que dirigió a los Suns fue el mismo que ocupaba el banquillo de los Bulls, Scott Skiles. Esta derrota también supuso la primera derrota por 4-0 sufrida por Miami.

2007-08: Shaq dice adiós
Tras la decepcionante temporada 2006-07, Miami, en vez de reconstruir, comenzó con intenciones de volver a la élite. En el draft de 2007 eligieron a Jason Smith en el puesto número 20 para traspasarlo después por el número 21, Daequan Cook. En 2ª ronda también traspasaron su elección, el bosnio Stanko Barac, a Indiana Pacers por una futura 2ª ronda. Miami perdió a Jason Kapono y a James Posey, que marcharon a Toronto Raptors y Boston Celtics, respectivamente. Miami necesitaba un base con urgencia y consiguió a Smush Parker, que no mejoraba mucho lo que había, y al veterano escolta Penny Hardaway, que volvía a encontrarse con Shaq después de su exitosa etapa en Orlando. Sin embargo, Hardaway, ya muy veterano, fue cortado en diciembre. Miami también consiguió traer de vuelta a Ricky Davis, en un trade en el que consiguió también a Mark Blount y envió a Minnesota Timberwolves a Antoine Walker, Wayne Simien, Michael Doleac y una 1ª ronda condicionada. Ricky llegó para ser la 3ª opción en ataque tras Dwyane Wade y Shaquille O'Neal, pero las circunstancias que le depararon a los Heat fueron bien distintas.

El 19 de diciembre de 2007 durante el primer cuarto del encuentro frente a Atlanta Hawks, Mourning se desgarró el tendón de la rodilla derecha y, pese a la insistencia de los médicos, no dejó que lo retiraran en camilla, llegando a comentar que esa no era la manera en que imaginaba salir de una cancha por última vez en su carrera. No obstante, el jugador inició un proceso de recuperación durante 2008, con la intención de seguir jugando otra temporada más si el cuerpo se lo permite y desquitarse del varapalo sufrido en la temporada de su despedida.

El 5 de febrero de 2008, ESPN publicó que Miami estaba interesado en traspasar a Shaquille O'Neal, contrario a la opinión de Pat Riley un mes antes declarando que los Heat no tenían intención de traspasar al 13 veces all-star. Un día después, sin embargo, Miami traspasó a O'Neal a Phoenix Suns por Shawn Marion y Marcus Banks, poniendo fin a la etapa Wade & Shaq.

El 19 de marzo de 2008, Miami fue ridiculizado por Toronto Raptors al caer 96-54, en lo que es la tercera peor derrota de la historia de la NBA durante la época del reloj de posesión. A este nefasto record le siguió el de menos canastas anotadas con 17 en un encuentro disputado ante Boston Celtics el 30 de marzo.

Los Heat acabaron la temporada con el peor record en la NBA, 15-67, igualando su peor balance en la historia que firmaron en su primer año en la liga. Wade volvió a perderse 31 partidos y no arriesgo para estar a punto en la temporada 2008-09, mientras que Haslem se perdió 33 y Williams 16. Miami acabó la temporada con un equipo atípico, donde cobraron mayor protagonismo jugadores jóvenes como Chris Quinn, Daequan Cook, Earl Barron, Kasib Powell o Blake Ahearn. Acabaron la temporada venciendo a Atlanta Hawks 113-99, permitiendo igualar el peor registro de victorias en una temporada en la historia de Miami.

A pesar de las dos temporadas que les han relegado de la élite, Miami intentan retomar el rumbo que les llevó a ser campeones en 2006. Con el traspaso de O'Neal liberaron carga salarial y la llegada de Marion ofrece una alternativa de nivel a la idea de recontruir en torno a Wade rodeándole de buenos jugadores. Wade declaró que su intención es continuar en la franquicia y ser parte del proceso de reconstrucción que están empleando desde los despachos de Miami Heat. Otra de las claves del futuro de la franquicia estará en Michael Beasley, elegido en 2ª posición del draft de 2008, procedente de la Universidad de Kansas State.

2010-actualidad: "Los SuperFriends"
Miami Heat entró en la Agencia Libre de la NBA en 2010 con cerca de 45 millones dólares en el espacio del tope salarial, con la posibilidad de volver a firmar al agente libre Dwyane Wade, y añadir dos de los mejores jugadores de la NBA, LeBron James y Chris Bosh. De acuerdo con Stephen Smith Fox Sports Radio A., los Heat fueron "altamente probable" para firmar a los tres después de haber cumplido todos los de todo el Draft de la NBA. Los New Jersey Nets, New York Knicks, Los Ángeles Clippers, Chicago Bulls, Cleveland Cavaliers, Dallas Mavericks y los Miami Heat estaban en negociaciones para firmar LeBron James. El 7 de julio de 2010, Dwyane Wade y Chris Bosh llegaron a un acuerdo con Miami Heat. Luego, el 08 de julio 2010, LeBron James ha mantenido un especial de una hora para anunciar su decisión a través de ESPN que se comprometan a jugar con los Heat. Más tarde esa noche, el Heat anunció el comercio de Michael Beasley a los Minnesota Timberwolves por un par de selecciones segunda ronda y dinero.

El 8 de julio de 2010, se hizo oficial que las superestrellas de la NBA y ganadores de la medalla de oro olímpica de Beijing LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh se unirían a Miami. El Heat terminó ofertas de firma y el comercio, el envío de un total de cuatro futura primera ronda y dos selecciones de segunda ronda a los Cavaliers y los Raptors de Bosh y James (ambos de 6 años y la firma de los contratos de 110,1 millones dólares). Dwyane Wade volvió a firmar con los Heat de 107,59 millones dólares por seis años. Las tres estrellas tienen cláusulas de rescisión anticipada de sus contratos, lo que les permite convertirse en agentes libres de nuevo en el verano de 2014. El último año en las tres ofertas, de 2015-16, es una opción del jugador. Los tres hicieron su debut en el 2010 el Calor del Verano Fiesta de Bienvenida en el American Airlines Arena el 9 de julio, donde se introdujeron como Los Tres Reyes Magos por calor narrador jugada por jugada y el evento co-presentador Eric Reid.

Al tomar menos de los salarios máximos, Wade, James y Bosh abrió la puerta para Miami Heat a continuar con sus makeover lista con la renuncia de [Udonis Haslem]] y firma del alero veterano y compañero de equipo de Haslem en la Universidad de Florida, Mike Miller por doble 5 ofertas años con un valor combinado de $ 45 millones. Con el fin de llenar los vacíos en la delantera y el centro, el Heat firmado ex compañero de James en Cleveland, Zydrunas Ilgauskas a un acuerdo de dos años para los veteranos mínimo 2,8 millones de dólares, renunciando Joel Anthony, y la firma de ala-pívot Juwan Howard. En el departamento de guardia, el Heat de Miami renunció Carlos Arroyo y firmaron al ex jugador de Heat Eddie House a un contrato de dos años para el mínimo de veterano de $ 2,8 millones. El novato Dexter Pittman, junto con la Liga de Verano NBA destacan Patrick Beverley y Kenny Hasbrouck, también ha firmado los contratos.

Bueno eso es todo ise mucho trabajo plis punteen.

Miami Heat

NBA

pelota

6 comentarios - Miami Heat

@Enriqbun
ahi esta +10 miami campeones
@agusalonsoo
+10 por que amo el basketball pero soy incha de los celtics, y ahora incho por los Mavericks o Bulls jaja pero el trio de Wade James y Bosh es muy beno! hoy no pude ver los ultimos 3 minutos del partido
@Mauri-Rap
+1 Por ser de MIAMI! Pero elabora mejor tus posts.
@BrancoGon
ponele alguna imagen o algo o te lo van a borrar....

Buen post