Tomar conciencia : Los promedios River, Boca e Independiente

Los promedios acorralan a Independiente, River y Boca, tres equipos que adoptan diferentes posturas para enfrentar la realidad.

Durante años, la tabla de los promedios fue una materia que no los incomodó. Ellos, los únicos tres equipos que siempre participaron en Primera, proyectaban otras metas en el comienzo de cada temporada. Entonces, River, Boca e Independiente sólo aspiraban a dar la vuelta olímpica y clasificarse para jugar la Copa Libertadores; terminar debajo del sexto puesto era una floja campaña, era materia de análisis y de discusiones. Pero el fútbol argentino cambió, y quienes se regodean por no haber descendido ya no son los principales dueños de los festejos. Deben preocuparse porque aquellos obstáculos que parecían estar destinados para el resto no los afecte. Ahora, debido a las urgencias y a la mediocridad, lo que antes se presentaban como números decepcionantes se convirtieron en cifras respetables. Y si ser protagonistas siempre resultó una necesidad para bañarse de gloria, en la actualidad es el único camino para sortear las dificultades que impusieron las flacas cosechas de puntos de los últimos torneos.

El presente deja al descubierto que la tabla de los promedios acorrala a River e Independiente, aunque en lista de espera asoma Boca, que de no corregir el rumbo sufrirá en el futuro. Una particularidad, que no es menor, los diferencia. Después de esconder durante algún tiempo la problemática, en Núñez se sinceraron y reconocieron las dificultades. Se modificó el discurso y se adoptaron las medidas para salir del pozo, aunque afectaran el estilo de juego que los identificó históricamente. River asumió la realidad y se permite eufemismos sólo de puertas hacia afuera. Se acomodó a la verdad, y la campaña que exhibe el equipo desde el arribo de Jota Jota López ayudó a descomprimir la situación. "Sabemos que cuando no se puede ganar, tenemos que sumar. No tenemos otra alternativa. La idea es seguir mejorando y sumando para salir de la zona de la Promoción. Después de lo hecho en las primeras tres fechas se generó una ilusión, pero no podemos regalar nada", ensayó el Negro López, después del empate 0 a 0 con Argentinos. Detrás del discurso del entrenador se encolumna el plantel. Superar la campaña del Apertura pasado -terminó 4to, con 31 puntos- sería un importante paso para espantar los fantasmas.

Las realidades distintas de Independiente no tienen explicación. La obtención de la Copa Sudamericana y la participación en la Copa Libertadores no alcanzan para ocultar el declive en el ámbito local, donde el promedio se encendió como una preocupación a corto plazo. Para los Rojos, los éxitos suenan lejanos: acumula 13 partidos sin victorias -seis derrotas y siete empates-; el descenso es vertiginoso y el clima se enrarece. En Avellaneda no se ajustan a este presente complejo, disfrazan la actualidad. "Ganando se acomodan las cosas; hay que estar tranquilos y no dejarse llevar por la ansiedad de la gente", era el mensaje de Matías Defederico.

Independiente y River están amenazados ahora, aunque si la temporada terminara hoy tomarían oxígeno para lo que viene. La situación inversa se da con Boca, que sigue mirando hacia otro lado, como si los puntos le sobraran. Con los partidos de verano se desentendió de la advertencia de que en junio puede verse en el mismo espejo que se reflejan los Rojos y los millonarios. Las rutilantes contrataciones -Erviti, Rivero, Somoza- lo constituyeron en un candidato al título, aunque los resultados de los cuatro encuentros del Clausura y las diferentes posturas que se establecieron entre Román Riquelme y el DT Julio Falcioni, que acarreó consecuencias perturbadoras, se convirtieron en otra bomba de humo que impide ver con claridad el verdadero estado de la situación. Apenas Martín Palermo se animó a hacer un crudo análisis. "Desde 2008 se vive una caída en muchos sentidos; no todo pasa por lo futbolístico, por este camino vamos a terminar mal", decía.

Los números aprietan a los grandes. No existen recetas mágicas para escapar, por lo que abandonar la burbuja y enfrentar la realidad es la solución.

DIXIT

"En un año no me quiero ver reflejado en lo que está viviendo River; no hago hincapié solo en el presente, esto viene de antes y por eso se vive lo de ahora; las pequeñas cosas derrumban imperios nos dijo Borghi"

MARTIN PALERMO (11/11/2010)

"Por más que hubiéramos ganado no voy a cambiar el discurso de luchar hasta el último segundo. Estábamos por quedar solos en la punta, pero sin alejarnos todavía de la zona que nos preocupa"

MATIAS ALMEYDA

"Yo no les tengo miedo al descenso ni a la Promoción, yo les tengo miedo a otras cosas en la vida. Pero si no hacemos una buena cosecha de puntos, lo podemos sufrir más adelante"

Tomar conciencia : Los promedios River, Boca e Independiente
Martín Palermo, Matías Almeyda y Antonio Mohamed

http://www.canchallena.com/1355753-tomar-conciencia

Comentarios Destacados

@costimo +9
Vos sos de la B

8 comentarios - Tomar conciencia : Los promedios River, Boca e Independiente

@lucas24508 -6
no lei todo el post, quien carajo es dixit?
aparte rivear sube sube, independiente baja baja y boca tambien
@costimo +9
Vos sos de la B
@_mister_hyde +3
vamos river rosita ya te alcanzamos vas a sufrir mucho espero que tigre no se caiga asi sufre el rojo
@cartucho +2
lucas24508 dijo:no lei todo el post, quien carajo es dixit?
aparte rivear sube sube, independiente baja baja y boca tambien

Jaja no podes ser tan animal
@intoxicadozzz
unamigucho dijo:todo va a salir bien para nosotros, estamos lejos de huracan..

Huracan esta lejos pero,Olimpo gana varios partidos seguidos hay los quiero ver jaja
Los comentarios se encuentran cerrados