Tutorial: Como arreglar un reproductor DVD

Si su Reproductor de DVD no funciona bueno aqui esta la solucion:

Tutorial: Como arreglar un reproductor DVD
Antes de comenzar a trabajar en un equipo de estas características, deberás estar seguro
de que el Reproductor de DVD está desconectado de la red de energía eléctrica. No
avances en el trabajo hasta estar seguro de ello; sólo conéctalo al momento de realizar
los ensayos de funcionamiento que aquí comentaremos, no antes.
También es de suma importancia que sepas que no debes dejar que el haz láser que
emite el sistema óptico alcance directamente tu vista. Puedes observar si el láser se
activa mirando desde los costados, pero nunca permitas que el haz impacte directamente
sobre alguno de tus ojos, ya que corres el riesgo de sufrir daños importantes e
irreversibles en la visión. Ten cuidado.

Hechas estas aclaraciones y luego de haberte agenciado de algunas herramientas
mínimas, como ser atornilladores y un multímetro, el paso lógico a seguir es destapar la
unidad y descubrir un mundo nuevo allí dentro. Tómate el tiempo necesario para mirar e
interpretar lo que estás viendo, entendiendo cuál es la fuente de alimentación, cuál es el
sistema de carga de los discos, dónde está la placa controladora de toda la unidad, y
todo lo que allí dentro encuentres.
A medida que comiences a ver y comprender su anatomía, razonando la función de las
partes que lo componen, puedes tratar de analizar y deducir la falla que posee el equipo.
No será lo mismo ver un display totalmente apagado a que éste nos indique la maléfica

A medida que comiences a ver y comprender su anatomía, razonando la función de las
partes que lo componen, puedes tratar de analizar y deducir la falla que posee el equipo.
No será lo mismo ver un display totalmente apagado a que éste nos indique la maléfica
frase “NO DISC” o “BAD DISC”, que tanta frustración provoca. Otro tipo de fallas
pueden provocar, por ejemplo, que el equipo reproduzca cierto tipo de discos y otros no,
o que las imágenes se vean a los saltos.
Es decir, hay infinitas cosas que se pueden presentar en esta clase de reproductores; aquí
no explicaremos cómo puedes volverte ingeniero de la mañana a la tarde pero, al menos,
queremos ayudarte a hacer el intento de que el equipo funcione. Veamos las fallas más
comunes que encontrarás:
El equipo está literalmente “muerto”
Arreglar
Revisa la toma a la red eléctrica. Debes estar seguro de que en el lugar donde hayas
conectado el equipo exista energía disponible. ¿Otro artefacto funciona en ese lugar?
Observa si el equipo posee llave mecánica de encendido en la parte posterior; verifica
que funcione y que no se trabe en su accionamiento. Muchas marcas incorporan allí el
interruptor principal de alimentación, junto a la entrada de tensión.
Ahora desconecta el equipo de la red y controla detenidamente el fusible. Por más que
se vea atravesado en su interior por un fino alambre de conexión, mídelo con el
multímetro.
¿Cómo se mide? Fácil: Coloca el multímetro en R X 1, si es de aguja, y comprueba que
al unir las puntas del instrumento la aguja deflexiona hasta el fondo de la escala. Si es
digital, tendrá en su selectora una posición de buzzer o zumbador. Igual que antes, une
las puntas de medición, y el instrumento dará señales del evento realizado. Al medir el
fusible, no será necesario quitarlo de su lugar; debes obtener exactamente lo mismo que
si unes las puntas del instrumento.
Si el instrumento no responde, hay que reponer el fusible por uno nuevo.
¡ATENCIÓN!
No envuelvas el fusible en papel metalizado, ni lo reemplaces por alambre grueso.
Si no puedes conseguir un fusible de iguales características, coloca allí el alambre de
cobre más fino que tengas o encuentres en el momento. Lo más parecido a un cabello.
Si hay otra falla lo que coloques allí se volverá a fundir, como el fusible original, de
modo que si cruzas un alambre grueso, puedes obtener una explosión poco agradable.
Se responsable ante esto. Un error aquí puede derivar en que acabes lastimado o
provoques un accidente severo en la instalación de energía de la vivienda.
Si el fusible está en buenas condiciones, continúa hasta el conector de múltiples cables,
que se encuentra habitualmente en el otro extremo de la placa, que es el encargado de
transportar la alimentación de energía a la controladora del sistema. Allí verás escritos
los valores de tensión que tiene cada cable a su salida. Encontrarás valores tales como 5
Volts, 12 Volts, -5 Volts y -12 Volts. Tal vez existan otras tensiones, que estarán
aclaradas en la serigrafía, como ser 3,3 Volts.
¿Cómo se mide? También fácil: La selectora del multímetro tendrá una posición que
indique DCV, que significará tensión de corriente directa o voltaje en corriente
continua. Con una escala de hasta 20 o 30 Volts será suficiente para la medición.
Si las tensiones previstas no están presentes a la salida de la fuente de alimentación,
debes desconectar el equipo de la red y buscar soldaduras en mal estado del lado
inferior del PCB (placa). Si las hubiese, las repondrás con un soldador tipo lápiz; el
equipo debiera comenzar a funcionar. Si esto no ocurre significa que algún componente
está fallando y provocando que el equipo no funcione.
Hasta aquí llegan los primeros auxilios que puedes darle al equipo cuando presenta este
tipo de falla. Si tienes mayores conocimientos de los componentes involucrados en la
fuente de alimentación, mide los diodos (del lado HOT y del lado COLD), y cambia el
IC Switching junto a los dispositivos de realimentación. Y al menos habrás intentado
una solución. Recuerda que esta guía es una ayuda, no un completo manual de
reparaciones de DVD.
El disco gira, pero el display muestra “NO DISC” o “BAD DISC”
Aquí los problemas se diversifican demasiado, es decir, pueden provenir desde
múltiples lugares, pero te ayudaremos a llevar un orden de comprobaciones sencillas
para llegar rápidamente al motivo de la falla. Primero tienes que conocer las partes que
componen el Pickup de un reproductor para comprender de qué hablamos en el artículo,
a medida que avancemos en la reparación.
Existen dos motores principales que se llaman Sled y Spindle. El motor Sled se encarga
de la traslación del sistema óptico, a través de todo el recorrido del radio del disco,
mientras que el motor Spindle es el encargado de hacer girar al disco a la velocidad
correcta de reproducción.
La información de la velocidad que debe desarrollar este motor viene grabada entre
todos los datos que trae el disco. Es decir, además de la imagen y el sonido, también se
codifica y graba la velocidad exacta a la que el disco debe rotar a cada instante. Los
problemas más evidentes que estos elementos pueden acarrear son sencillamente dos:
que alguno de los motores no funcione correctamente, o que el sistema óptico se
encuentre envejecido prematuramente. Existe una baja estadística de fallas por suciedad
en la lente del sistema óptico o por problemas de traslación del elemento mencionado
que se conoce también como trineo.
De cualquier manera, puedes limpiar la lente (si la ves sucia), con algodón suave y
limpio, supervisando la acción siempre con una lente de aumento (lupa) para controlar
que no esté rayada o marcada. La lente del sistema debe lucir un aspecto de limpieza
perfecta. No presiones demasiado con el algodón, ya que puedes deformar los soportes
de las bobinas de enfoque. Tampoco uses los hisopos que se utilizan para limpiar los
oídos de los bebés porque, aunque suene paradójico, son más ásperos que el algodón y
pueden rayar la lente, que es de material plástico.
No utilices nunca los discos que prometen limpieza al sistema óptico, ya que terminan
rayando la lente de manera alarmante.
El algodón que utilices debe estar seco. Los alcoholes o solventes destruyen la lente, por
lo que te recomendamos utilizar sólo líquidos limpiavidrios. Realiza esta limpieza en
caso de que la inspección visual hecha con lentes de aumento determine que hay
suciedad que no se quita con el algodón seco. No abuses de este método. Las lentes son
muy frágiles y los plásticos con los que se construyen son de baja calidad, por lo que
cualquier contacto o roce puede resultar abrasivo para ellos. Puedes mover
manualmente los engranajes de translación del sistema óptico, acoplados al motor Sled,
para controlar que no haya pequeños granos de arenilla o suciedad entre algunos de sus
dientes, que impidan un suave deslizamiento. Los insectos pequeños suelen verse
atrapados por la grasa del mecanismo y terminan incrustándose en los mencionados
lugares, provocando deficiencias en la traslación del sistema.
Por último, nos quedan los inconvenientes que pueda ocasionarnos el motor Spindle.
Recuerda lo que mencionamos anteriormente: la información que controla la velocidad
de rotación del disco en reproducción viene grabada junto a la música y al vídeo. Si el
sistema óptico no es capaz de leer dicha información, el motor Spindle nunca encontrará
la velocidad correcta de giro del disco.
El microprocesador realizará varios intentos de lectura hasta que, al no encontrar datos
útiles para su funcionamiento, interpretará que no hay disco y nos entregará la leyenda
“NO DISC”. Puedes aparecer también el mensaje “BAD DISC” cuando los datos sean
confusos. Debes prestar atención a este último comentario. “BAD DISC” significa una
esperanza de que la lente del sistema óptico esté sucia, que el disco que intentas
reproducir ya no funcione, o que el motor Spindle no se desempeñe correctamente.
Hasta aquí las situaciones analizadas se consideran sobre la base de que el disco gira a
una velocidad similar y aparente a la que despliega cualquier reproductor de CD de
audio convencional, durante un funcionamiento normal. Existe un alto porcentaje de
fallas del motor Spindle, en las que no logra alcanzar la velocidad que el sistema le
indica, concluyendo en una lectura errónea de datos.
Siempre es bueno y prudente medir la resistencia interna del motor Spindle la cual debe
estar comprendida entre 100 y 200 Ohms para que el funcionamiento sea correcto. La
imagen muestra la forma de realizar la prueba de dicho motor.
Puedes quitarlo o no del bastidor de soporte para efectuar el trabajo. Busca tu propia
comodidad para realizar la comprobación, tal como muestra la imagen. Debes tener
presente que debes hacer el control con un multímetro analógico.
Cuando el motor presente valores menores de resistencia interna, debes reemplazarlo
por uno nuevo de iguales características eléctricas y mecánicas. Sin embargo, existen
técnicas para “rejuvenecerlo” al menos unos días, hasta que puedas comprar uno nuevo.
La forma es lavándolo con alcohol isopropílico o, al menos, con alcohol común.
Cuando decimos que puedes lavarlo, significa la inmersión total en el alcohol por el
lapso de algunos minutos. Luego, sacarlo para que escurra por completo y aplicarle,
durante algunos segundos, 12 Volts en un sentido y en otro (invirtiendo la conexión)
para lograr un “ablande” del mismo. Puedes sacar los 12 Volts de la misma fuente del
reproductor, tomando las precauciones necesarias de no provocar un daño
cortocircuitando salidas. Con esta aplicación, los valores de resistencia interna del
motor suelen reestablecerse a valores más cercanos a los óptimos, permitiéndote utilizar
el reproductor un tiempo más. No dejes de cambiarlo a pesar de creer que lo has
recuperado. Puede volver a fallar en el momento menos deseado.
Un párrafo sobre el sistema óptico
Algo importante de mencionar es que toda unidad óptica posee dos diodos emisores
independientes entre sí. Un láser para discos de audio, y otro para discos DVD. El
fotodetector utilizado, que es el encargado de recibir el retorno de la información
grabada en la superficie del disco, es común a ambos emisores. Cuando se inserta un
disco en el equipo, la bandeja de carga se ocupa de posicionarlo sobre el plato del motor
Spindle, dando paso a la siguiente secuencia de lectura:
El microprocesador enciende el láser para discos DVD, y mueve la lente tratando de
enfocar sobre el disco, mientras da un impulso de arranque al motor Spindle. De esta
forma, se intenta que se produzcan en simultáneo la lectura inicial de datos legibles, a la
vez que el disco comienza a adquirir velocidad. Si los datos no son útiles, cambiará al
láser de discos de audio (luz casi no visible) y hará el intento de interpretar datos, ya con
el disco lanzado en velocidad. En la mayoría de los equipos, esta tentativa de lectura se
realiza dos veces. Algunas marcas lo hacen sólo una vez. Miren con atención el video;
la secuencia es rápida pero muy ilustrativa.
link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=50AiQG-GKao
Si no logra en absoluto ninguna lectura, el ciclo de intentos e intercambio de encendido
de los diodos emisores se interrumpe rápidamente, e indica “NO DISC”.
Si esto sucede al introducir un disco, no tenemos otra alternativa que tapar todo y
abandonar cualquier intento de reparación. El sistema óptico no funciona y debemos
llevar nuestro equipo al servicio técnico, o bien reemplazar la unidad óptica nosotros
mismos.
Cuando los detectores alcanzan a leer al menos un poco de información procuran hacer
varios ciclos de lectura, alternando los lásers hasta unas 4 o 5 veces, antes de colocar en
el display la leyenda fatídica. Puede suceder que nuestro reproductor lea un tipo de
discos y otros no, debido a que son dos lásers independientes los utilizados en un
sistema óptico. Por ejemplo, puede resultar que los discos DVD sean reconocidos y
reproducidos sin inconvenientes, mientras que los discos de Audio no sean siquiera
detectados. Aquí la salida es la misma que en el párrafo anterior: reemplazar la unidad
óptica.
Una esperanza de solucionar este defecto nosotros mismos es comprar en la tienda de
repuestos una cinta flex, de conductores múltiples, igual a la que une el sistema óptico
con la placa controladora. Habitualmente se deforman y rompen internamente con el
uso intensivo, y, si esto ocurre, puede suceder que algún láser no encienda o que el
sistema óptico no pueda enviar la información recuperada hacia la controladora para su
utilización. Ten presente que la posición en la que se encuentra no es antojadiza, sino
que el fabricante la instala de manera que no se rompa tan fácilmente con el movimiento
continuo. Cuando vayas a reponerla, colócala de la misma forma en que se encontraba.
Tocando los ajustes del sistema óptico
El título es muy claro. Sin instrumental adecuado y sin que tengas un criterio preciso de
cuál control variar y porqué hacerlo (o si no sabes en qué sentido girar un ajuste),
estarás haciendo lo expresado en el título: tocar y ver qué sucede.
No podríamos decir “calibrando”. Debemos ser honestos con nosotros mismos. Sólo
estaremos “tocando”. Los controles que posee un sistema óptico están allí para regular
la corriente que atraviesa cada diodo láser. No existe un estándar que especifique a qué
LED corresponde el de la derecha o el de la izquierda, el de arriba o el de abajo. La
mayoría de los fabricantes los colocan de acuerdo a su conveniencia constructiva o de
diseño.
Cada uno está ajustado de fábrica para que circule una corriente específica por el LED
láser que le corresponda, que es la que el diseñador y el laboratorio de ajustes del
fabricante creen que es la más apropiada para ese dispositivo.
Dicho de otra forma, es el valor el que garantiza un funcionamiento dentro de los
márgenes operativos del dispositivo.
A pesar de ser considerada una fuente de luz “fría”, un LED se deteriora con el tiempo
debido a que un porcentaje de la energía eléctrica que absorbe no es devuelta al exterior
en energía lumínica, sino en calor. La transferencia de un tipo de energía a la otra no es
perfecta. No posee una eficiencia del 100%, motivo por el cual el calor mencionado
degrada el dispositivo. Hay sistemas que se deterioran en un tiempo pre-estimado por el
diseñador, pero otros lo hacen muy precozmente.
El deterioro del LED puede compensarse con un re – ajuste pero esto sería
contraproducente para el sistema. Al irradiar mayor energía lumínica, por lógica,
irradiará más calor y, por decantación, estaremos sencillamente acelerando su muerte
total. Es probable que por un día, y tal vez algunos días más, puedas seguir utilizando el
reproductor, pero no te entusiasmes demasiado. Cuando los controles se cambian de
posición, el sistema óptico pasa a tener los días (a veces las horas) contados.
La “puertita” se cierra sola antes que puedas colocar el disco
Por desconocer los términos técnicos correctos, la gente llama “puertita” a la Bandeja de
Carga del disco (término técnico que no está obligada a conocer).
Aquí las fallas que puedes encontrar son muy pocas y, a su vez, fáciles de solucionar.
La correa impulsora suele impregnarse de la grasa ambiente, y suele comenzar a patinar,
perdiendo adherencia a la polea y volante donde está ubicada, y provocando aperturas o
cierres incompletos del sistema de carga.
Llave límite de carga
Quitarla y lavarla con agua caliente y detergente, procurando no estirarla ni deformarla
a la fuerza, suele remediar el inconveniente. No olvides de limpiar con alcohol la polea
y el volante donde va ubicada, ya que allí también habrá material aceitoso y con grasa.
La peor complicación que puedas encontrar es que se halle tan estirada que ya no logre
traccionar correctamente. En ese caso no tendrás otra opción que sustituirla.
Otra complicación sería un incorrecto accionamiento de la llave límite de carrera del
sistema de carga. Del lado inferior del conjunto mecánico encontrarás la llave que
gobierna el movimiento de la bandeja en su entrada y salida. Además de sus correctas
soldaduras, debes comprobar su accionamiento. Al estar la bandeja totalmente fuera, la
llave se encuentra en un extremo del recorrido. En una posición intermedia (entrando o
saliendo el disco) estará al medio y sin acción mecánica, mientras que al ingresar
totalmente la bandeja, la llave pasará a ocupar el lugar opuesto hasta la totalidad de su
recorrido.
Jugando con el Mando a Distancia
A menudo, mientras estás con el mando a distancia en tus manos y haces el intento de
disminuir el volumen o detener la reproducción, es probable que llegues a tocar teclas
que no son precisamente las que tu mente intentaba hacer que oprimas. Los resultados
pueden ser muy variados y hasta que logras encontrar el modo de restaurar la situación,
si es que lo encuentras, ya es hora de ir a dormir.
Los “accidentes” más comunes suelen ser:
La imagen se puso en blanco y negro, y comenzaron a aparecer rayas que pasan
velozmente por la pantalla.
Todos los mandos a distancia de los DVD Players traen una tecla que posee la
inscripción N/P, la que alterna la norma de TV de PAL a NTSC y en virtud que estos
sistemas son incompatibles entre sí, se provoca la mencionada falla. Puede presentarse
sin el salto de rayas, pero seguramente nos quedará la imagen con ausencia de color (en
blanco y negro).
La imagen desapareció misteriosamente. El audio es normal o también ha desaparecido.
El display del equipo muestra que el disco se está reproduciendo con normalidad.
La salida de VIDEO, ubicada en el panel posterior, es conectada por la mayoría de los
usuarios en la ficha RCA de color Amarillo. También se encuentran al lado de ésta,
otras de color Rojo, Azul y Verde llamadas Componentes de Video.
Quita la que está en el conector Amarillo, y prueba en alguna de las otras, hasta ver que
algo de imagen (seguramente distorsionada) aparezca en pantalla.
Algunos equipos poseen muy cerca de la tecla PLAY una que suele decir VIDEO,
V-MODE, o simplemente MODE. Comienza a pulsarla observando las indicaciones que
muestra la imagen, (en lo poco que se alcance a ver de ella).
Si nos envía la leyenda Tecla Inválida o Invalid Key, pulsa STOP, detén la
reproducción del disco e intenta nuevamente. La leyenda pasará por varios textos hasta
que en uno de ellos dirá: S-VIDEO. Allí te detendrás volviendo a colocar en su lugar el
cable Amarillo del vídeo, y observarás que la imagen habrá vuelto al TV en forma
correcta. Una vez solucionado el inconveniente, haz la prueba de pulsarla reiteradas
veces (ya que has descubierto esta tecla), hasta que vuelva a aparecer la imagen. Es
decir, provoca tú mismo la falla de manera intencional, y pulsa hasta restaurar
nuevamente el sistema, con el fin de aprender cuál es la utilidad de dicha tecla. El
cambio de un modo de video a otro puede no ser instantáneo y puede llevar un par de
segundos. Deberás esperar ese tiempo entre pulsaciones de la tecla.
¡El sonido se escucha sólo por dos parlantes y yo tengo seis en total!
La mayoría de las personas, al comprar un sistema 5.1ch, desea llegar a su hogar,
conectar todas las bocinas o parlantes, y escuchar su música favorita por todos los
altavoces. Menuda decepción se llevan al notar que escuchan por apenas dos: los
frontales. Sin prisa, pero sin pausa, quitan el disco y colocan un DVD con el último film
que bajaron de la Web, sorprendiéndose de que también sólo se escucha por los dos
parlantes frontales.
Antes de llamar a la tienda para expresar sus quejas, comienzan a leer el manual de
instrucciones (algo que debieron hacer al principio) para controlar todas las conexiones.
La familia completa, luego de discutir acerca de los orígenes y destinos del cableado,
llama a la tienda reclamando que lo que les vendieron no funciona.
La historia que leíste ocurre en el 80% de los casos.

Los puntos a tener en claro son:

1. El audio de los CD de música viene grabado en dos canales. Derecho e Izquierdo, FR
y FL. No pretendas que salga por todos los altavoces. Sólo saldrá por los dos frontales,
salvo en casos excepcionales de grabaciones experimentales. También en algunos Home
Cinema se escuchan sonidos por el altavoz central y el subwoffer. Este fenómeno no
ocurre porque el CD trae dichos canales de audio grabados, sino por un artilugio
electrónico del sistema acústico.
2. Al conectar el equipo reproductor, y antes de colocar un disco, debes ingresar al
SETUP, a través del mando a distancia, y luego seleccionar la función AUDIO. Allí
encontrarán las diferentes opciones que el fabricante ha programado en el equipo:
MONO, STEREO y 5.1ch, que será el modo que elijas para poder escuchar por todos
los parlantes y con todos los efectos sonoros, aquellas películas que estén grabadas con
estas características.
3. Finalmente, al ingresar el disco, todos los productos originales (no siempre las
copias) y de buena calidad ofrecen un menú que, nos brinda entre varias opciones (por
ejemplo el lenguaje de los subtítulos), la posibilidad de audición por el sistema 5.1ch.
Selecciónalo.
Con esos tres sencillos pasos descubrirás que la familia de la historia inicial pecó de
apresurada y sucumbió ante el desconocimiento del tema.
El video es normal, pero el audio sale lento; las voces son todas graves.
Dentro del mismo SETUP que mencionamos anteriormente encontrarás un ajuste que,
lamentablemente, los fabricantes no han llamado todos de la misma forma.
Se encuentra en la solapa de AUDIO, y es un ajuste que se ha corrido accidentalmente.
No es más que eso. No es una falla, ni rotura; es un ajuste que tú mismo puedes
encontrar y ajustar. No es un ajuste tipo ON/OFF; es un control deslizante que debes
colocar en cero. Hacia un lado, el sonido sufrirá un efecto y, hacia el otro, obtendrás el
resultado opuesto.

Fuente:http://www.neoteo.com/el-reproductor-de-dvd-no-funciona-15199.neo

--------FIN------

Comenten y punuten

2 comentarios - Tutorial: Como arreglar un reproductor DVD

pablo_3085
te felicito muy completo el post
Haginiano
Bien completo el tutorial... se agredece