En nuestro mundo a traves de los tiempos y mas para los que provenimos de la cualturas judeo cristianas tenemos ideas preconsevidas negativas hacerca de este de este maravillo animal. Las serpientes habitan casi todos los habitas, incluso saltan entre los arboles logrando la ilucion de volar.

Las serpientes venenosas en Colombia pertenecen a los géneros Bothrops, Crotalus, Lachesis, Micrurus y Pelamis; los accidentes por envenenamiento ofídico son causados principalmente por los géneros Bothrops (90%), Crotalus y Micrurus.
El género Bothrops (mapaná, cuatro narices, pudridora, pelo de gato, 24 etc.) se encuentra ampliamente distribuido en el país, es la más importante debido a su amplia distribución geográfica, productora de la mayor cantidad de veneno, se encuentra en bosques húmedos, en plantaciones de banano, caña, arroz y potreros. La especie Lachesis muta (verrugoso, rieca, etc.), se halla en bosques húmedos hasta los 800 m.s.n.m. La especie Crotalus durissus terrificus se distribuye en las regiones áridas y semiáridas de la Costa atlántica, Valle del Magdalena hasta el sur del Huila y los Llanos Orientales. Las diferentes especies del género Micrurus sp. se encuentran distribuidas en todo el país, mientras que la especie Pelamis platurus se encuentra en las costas del Pacífico.

CARACTERÍSTICAS ANATÓMICAS
Las serpientes venenosas en su mayoría tienen cabeza triangular excepto Lachesis muta y Crotalus durissus en las que tiende a ser ovoide, carecen de párpado y una escama cubre el ojo que cambia con la ecdisis, en cuanto al movimiento de los ojos la Bothrops puede hacer un discreto movimiento ocular anteroposterior. El campo visual les permite ver objetos o animales que se mueven pero no el detalle. El olfato está bien desarrollado, la lengua y el órgano de Jacobson son las estructuras que recogen y capturan las partículas olfatorias dispersas en la atmósfera; el órgano de Jacobson es una formación sacular, par, situado en laSus formas de cazar pasan desde la estrangulacion hasta la inyeccion del veneno bóveda palatina, tapizada por un epitelio sensorial y comunicado con la boca por medio de un conducto. Cuando
ambas ramas de la lengua penetran en dicha cavidad, ponen en contacto del epitelio las partículas químicas que estimulan las terminaciones del nervio encargado de transmitir dichos estímulos al cerebro, esto permite el reconocimiento de su presa, enemigos naturales y sexo contrario. Las serpientes se consideran sordas ya que de los huesecillos solo poseen la columella auris que se encarga de conducir las vibraciones al oído interno, por ello perciben las ondas vibratorias del piso, pero no las sonoras, excepto cuando tienen una frecuencia aproximada de 500 ciclos o menos. También poseen un órgano sensorial; la Fosa termorreceptora alojada en una cavidad situada entre el orificio nasal y el ojo, se encuentra exclusivamente en las serpientes venenosas de las subfamilia Crotalina, con un radio proximado de 14 pulgadas, este órgano capta las radiaciones infrarrojas del calor emitido por animales homeotermos, permite reconocer y localizar el sitio exacto donde se encuentra la víctima y posiblemente contribuye a regular la cantidad de veneno que debe inyectarle; además sirve como rasgo anatómico diferencial con respecto a serpientes inofensivas. El aparato venenoso es un mecanismo formado por la glándula venenosa, el colmillo inyector y los músculos que rodean la glándula y accionan todo el conjunto. La glándula venenosa es una glándula salivar modificada. Es de forma ovoide, se halla situada a ambos lados de la cabeza, desde la parte posterior del maxilar superior hasta la comisura labial, en Bothrops está glándula se adelgaza en su porción anterior para convertirse en conducto primario, después de un corto trayecto, este conducto sufre una dilatación y cambios en su estructura histológica que lo transforman en glándula accesoria; esta glándula es más pequeña que la glándula principal, se considera esfínter y reservorio que controla el flujo de veneno, produce ciertos principios tóxicos, diferentes tipos de mucopolisacáridos y diluyentes del veneno. Sigue luego un conducto que vierte el producto de secreción en el colmillo inyector, llamado conducto secundario. De acuerdo con la forma y movilidad del maxilar superior, la distribución de la dentadura y la presencia del aparato venenoso existen variaciones estructurales; las proteoglifas tienen un maxilar superior alargado y en su extremo anterior tienen un colmillo pequeño de 2 a 3 mm de longitud, curvo, dirigido hacia atrás, perforado interiormente y comunicado con la glándula productora de veneno; estas características permiten suponer que el veneno al ser inoculado queda superficialmente en los tejidos y que mediante una succión rápida podría removerse una cantidad apreciable de dicho veneno, a este grupo pertenecen las corales, serpientes marinas y cobras de Asia y África. Las solenoglifas presentan una disposición más dinámica; el maxilar superior es corto y voluminoso, se une un colmillo largo, perforado interiormente a manera de aguja hipodérmica, ligeramente curvo hacia atrás y comunicado con una glándula muy bien desarrollada, estos colmillos se mudan periódicamente y son reemplazados por los de reserva que van colocándose en su lugar cuando el colmillo funcional es eliminado, a veces es posible encontrar dos colmillos debido a que el nuevo se coloca antes de que el viejo haya sido eliminado. En víboras americanas como Bothrops atrox la longitud del colmillo puede alcanzar una longitud de 2 cms. Los reptiles tienen en general una relación metabólica baja y una superficie corporal relativamente grande en comparación con su volumen, características que le permiten absorber o perder calor en forma rápida, la preferencia de lugares secos y húmedos, la búsqueda de alimentos al atardecer o durante la noche, el aumento de las contracciones musculares por la disminución de la temperatura externa, o las cortas exposiciones a la luz directa del sol, contribuyen a mantener una temperatura interior mas o menos estable; la temperatura letal para la cascabel es de 42 °C, con un tiempo de supervivencia de 10 a 15 minutos, mientras que la temperatura baja tolerable parece estar alrededor de 8°C, y la emperatura óptima sería de 27 °C.

OFIDIOTOXICOSIS
Los signos, síntomas y gravedad de un envenenamiento por mordedura de serpiente (ofidiotoxicosis) dependen de factores tanto de la víctima como de la serpiente; la víctima, la edad, sexo (en ratones son más susceptibles las hembras), tamaño, condición de salud previas, tejidos inyectados (tejido graso es menos absorbente), factores de la serpiente como número de colmillos introducidos, tamaño de los colmillos, los estados de los colmillos y glándulas venenosas, naturaleza y sitio de la mordedura, cantidad de veneno inoculado número de mordidas, edad (serpientes viejas podrían tener venenos más potentes), especie, tamaño y temperatura de la serpiente, mordedura accidental o previamente irritada, tipo de primeros auxilios recibidos, disponibilidad de atención Médico - hospitalaria calificada, duración en tiempo entre el accidente y la atención adecuada y factores ambientales como la temperatura ya que incrementando la temperatura podría decrecer la letalidad del veneno.

Familia Viperidae

Son todas venenosas, los rasgos anatómicos más importantes son cabeza bien delimitada del resto del cuerpo, generalmente de forma triangular y acorazonada, y lleva en la región dorsal varias hileras de escamas, el ojo es grande y la pupila elíptica y vertical, son solenoglifas, poseen el aparato venenoso mejor desarrollado y por lo tanto son las mayores productoras de veneno. Su cuerpo en la parte distal se adelgaza para dar lugar a la cola, que es de
escasa longitud con relación al cuerpo, es gruesa y termina en punta. Generalmente es de color café o carmelita, sobre la cual aparecen dibujos de color amarillo, café oscuro, o blanco,
entre otros. La subfamilia más importante es la Crotalinae, llamadas víboras de fosa pit viper, poseen en forma característica la fosa térmica. Comprende seis géneros, de los cuales son importantes para Colombia: Lachesis (verrugoso o bushmaster), Crotalus (cascabel) y Bothrops (mapaná).
Al género Lachesis pertenecen las serpientes venenosas más grandes de América, con una longitud habitual de dos metros y medio a cuatro en algunas ocasiones. Es de color rosado o marrón con manchas romboidales oscuras. Envenenamiento Lachésico: Signos locales como edema severo, fenómenos hemorrágicos de menor intensidad. Generales: similares al anterior con fenómenos hemolíticos y neurotóxicos. El principio activo del veneno son enzimas con actividad de proteasas, hidrolasas, peptidasas, kinogenasas, fosfolipasas y esterasas; su efecto es mionecrótico y coagulante y un débil efecto neurológico.
El género Crotalus con una longitud promedio de 120 cms. Es de color café pajizo, con manchas de color amarillo claro que forman dibujos en forma de rombos a lo largo del dorso del cuerpo y en la parte terminal de la cola hay un dispositivo formado por conos superficiales que emiten un ruido característico. Envenenamiento Crotálico: Locales: dolor local de poca intensidad, paresia local y regional. Generales: neurotoxicidad, alteraciones de la visión por oftalmoplegia, ptosis palpebral, fascies neurotóxica, dolor cervical posterior, dolores musculares generalizados, alteraciones del equilibrio. Por la actividad hemolítica: anemia severa, hemoglobinuria, y oliguria que lleva a insuficiencia renal aguda. Agitación, postración y coma. El principio activo es la crotoxina, proteína compuesta por varias subunidades con actividad neurotóxica y de fosfolípidos, además de enzimas, fibrinolisinas y proteasas, entre otras. Su acción es fundamentalmente neurotóxica y hemolítica produciendo parálisis respiratoria.
La especie Bothrops atrox es la más importante, debido a su abundancia tiene una longitud promedio de 150 cms, pudiendo llegar a 2 mts, es de color café variando la tonalidad de acuerdo a la región de donde provenga, con manchas en forma de triángulos divergentes hacia la región ventral. La cola es corta y la escama terminal es puntiaguda por lo que en algunas regiones se le llama Mapaná de uña. Envenenamiento Bothrópico: Locales: dolor inmediato muy severo y persistente; en el curso de pocas horas edema progresivo, equimosis, y hemorragias en el sitio de la mordedura. Generales: nauseas, vómito, diarrea, sudoración,
melena, epistaxis, gingivorragia, hemoptisis, hematuria; los síntomas se presentan antes de seis horas, la hematuria es más tardía, insuficiencia renal aguda en los primeros días y síndrome de desfibrinación. El principio tóxico son enzimas del tipo trombina proteasas, hidrolasas, esterasas, y proteínas con acción hemorrágica; tienen un efecto coagulante, hemorrágico y necrotizante.

Familia Elapidae
Poseen los venenos más tóxicos de las serpientes terrestres, la subfamilia Elapinae representada por las corales venenosas pertenecientes al género Micrurus, se caracterizan por una longitud promedio de un metro, cuerpo uniformemente cilíndrico, cuello no bien delimitado, cola corta y gruesa, ojo pequeño, puntiforme y pupila vertical semielíptica. Tiene anillos completos de color negro, rojo y blanco (amarillo). Las serpientes del género Leptomicrurus son de color negro con manchas amarillas en el vientre. Envenenamiento Elapídico: Locales: dolor inmediato, no hay modificaciones locales, parestesia progresiva, usualmente hay un período asintomático de una a dos horas. Generales: nauseas, vómito, euforia, somnolencia, oftalmoplegia: ptosis palpebral, visión borrosa, sialorrea marcada, saliva espesa paresis de las extremidades, disnea, parálisis respiratoria, cuadriplegia, en casos graves convulsiones, parálisis de tipo bulbar y muerte. El principio tóxico contiene neurotoxinas de bajo peso molecular y en algunas especies fosfolipasa y fosfodiesterasa; su acción biológica es un bloqueo de la transmisión del impulso nervioso, produciendo parálisis respiratoria y en algunas especies actividad mionecrótica. La subfamilia Hydrophinae está compuesta por un grupo de serpientes de mar; Pelamis platurus, pueden alcanzar una longitud aproximada de 1.80 mts, la cola es aplanada en sentido vertical, se alimenta de peces, posee papilas sensoriales situadas en hileras a lo largo de los dientecillos mandibulares, maxilares y palatinos, que les permiten captar los estímulos químicos de las partículas dispersas en el agua, semejante a la función que desempeña el órgano de Jacobson en las serpientes terrestres. Envenenamiento: Contiene Neurotoxinas - pelaminotoxinas de bajo peso moleular que causan bloqueo en la transmisión del impulso nervioso, produciendo parálisis respiratoria

CARACTERÍSTICAS DE LOS VENENOS

Los venenos de las serpientes son una saliva especializada que varía su composición de acuerdo con la especie; están compuestos principalmente por proteínas tóxicas y no tóxicas, y algunas con actividad enzimática que constituyen entre el 90 al 95% del peso seco y en muy bajo porcentaje por compuestos no proteicos como carbohidratos, nucleótidos, lípidos, iones como Na, K, Zn, Ca, Mg, Co, detritus celulares y bacterias. Algunos de los componentes de los venenos son proteínas con propiedades tóxicas como las alfa neurotoxinas en serpientes de la familia Elapidae, que bloquean la transmisión neuromuscular a nivel postsináptico, impidiendo la unión de la acetilcolina y su receptor muscular, y parálisis del sistema nervioso periférico. Las beta neurotoxinas encontradas en serpientes de la familia Elapidae y Viperidae bloquean la transmisión del impulso nervioso a nivel presináptico y paralizan la víctima. Las cardiotoxinas bloquean la transmisión neuromuscular y la conducción axonal,despolarizan membranas, tienen acción anticolinesterasa, hemolítica, acción tisular local, acción citotóxica, contractura de músculo esquelético, contractura de músculo liso y arresto cardiaco. Las lesiones cardiacas fueron observadas en un paciente mordido por Vipera berus, especie semejante a los crotálidos en aspectos biológicos y componentes del veneno.
Proteínas con actividad enzimática, como la hialuronidasa y la fosfolipasa A2 comunes a la mayoría de los venenos o la acetilcolinesterasa y las fosfatasa ácida y alcalina encontradas en el veneno de los elápidos.La hialuronidasa hidroliza el gel del ácido hialurónico del espacio intersticial, permitiendo una penetración más fácil del veneno a los tejidos, la fosfolipasa A2 y la lecitinasa A o hemolisina son responsables de acciones hemolíticas,neurotóxicas y liberadoras de histamina y de sustancias de reacción lenta; la acción hemolítica puede ser por hidrólisis de los fosfolípidos de la membrana celular del eritrocito, mediante la transformación de la lecitina del plasma en lisolecitina o la transformación de cefalina en lisocefalina. También se encuentran sustancias que causan trastornos sanguíneos como trombocitopenia y/o hemorragia debido a principios activadores de plaquetas que incluyen proteínas, péptidos y glicoproteínas que inhiben o estimulan la acción plaquetaria.Los venenos coagulantes pueden actuar por activación del factor X, por conversión de protrombina en trombina o porconversión directa de fibrinógeno en fibrina.


link: http://www.youtube.com/watch?v=http://www.youtube.com/watch?v=c6XWrfvUUVM