RÚCULA

(Eruca sativa Mill.)

Otros nombres comunes: Oruga, Rucola, Arugula, Rocketsalad, Roquette, Jaramao

La rúcula ha sido cultivada en el Mediterráneo como verdura desde la época romana; éstos la consideraban un afrodisiaco. Es esencialmente usada en ensaladas pero también puede usarse en preparación de pizzas, añadiéndola tras el horneado, en salsas para acompañar pescado, etc.. Es rica en vitamina C y hierro.

Cultivo de Rúcula

Época de siembra: Durante todo el año. Es bastante resistente al frío. Solo existen limitaciones en pleno verano pues tiene tendencia a florecer muy rápidamente cuando la temperatura y la insolación son elevadas. La floración se puede retrasar cubriéndola con media sombra.

temporada

Lugar de Plantación: A pleno sol, aunque también prospera en ubicaciones con parte del día a sol pleno. No tiene mayores exigencias de suelo, se adapta a todos y soporta los suelos alcalinos

Cultivo.

Siembra: De asiento en líneas distanciadas entre sí 40 cm. y 5 cm. entre plantas. También puede sembrarse al boleo en terraplenes o camas procurando que las semillas queden esparcidas convenientemente. Profundidad de siembra 0,5 a 1,0 cm.

Riego: Durante el crecimiento dar un riego normal, pero es conveniente regar abundantemente unos días antes de comenzar la cosecha y durante ella para que las hojas sean tiernas.

sol

Recolección: La cosecha es continua. Pueden cortarse las hojas externas dejando las centrales para cosecha posterior, pero cuando aumenta la temperatura cortar toda la planta antes que florezca. Las hojas de las plantas en floración cambian de sabor.